Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Los Representantes Permanentes ante la Organización de los Estados Americanos expresan su simpatía y solidaridad con el Gobierno y el pueblo de los Estados Unidos de América



Reunión del Consejo Permanente de la OEA

1 de septiembre de 2005

Belice: Me uno con mi expresión de simpatía y condolencias a los Estados Unidos por el huracán Katrina. Quienes vivimos en la zona de los huracanes sabemos lo que significa sufrir el tipo de devastación que ha causado Katrina; conocemos muy bien el tipo de buena voluntad y simpatía que se tiene que sentir por el pueblo de los estados de Luisiana y Mississippi. Belice, como otros muchos países representados en torno a esta mesa, tienen ciudadanos que viven en esas zonas y estamos naturalmente muy preocupados y estamos trabajando con los Estados Unidos para tratar de ver lo que podemos hacer por la población de estas zonas devastadas.

Antigua y Barbuda: Deseo decir en nombre de nuestra delegación que nuestras plegarias y nuestros pensamientos están con el pueblo de los Estados Unidos. Sr. Presidente, necesitamos ocuparnos del cambio climático y el calentamiento mundial. En la última Asamblea General hablamos de los efectos ambientales del cambio climático en las economías de América Latina y el Caribe. La verdad es que el calentamiento mundial no causa más huracanes. Pero hacen que éstos sean más intensos y más temibles. Estos huracanes, al pasar sobre aguas de superficie, hacen aumentar la temperatura del Océano Atlántico y el Golfo de México. El cambio climático es un tema que debemos mantener entre los puntos de discusión. Antigua y Barbuda seguirán en la vanguardia de los que abogan por que así lo hagamos.

México, Embajador Chen:Muchas gracias Presidente. En primer lugar, mi delegación quiere expresar en este foro sus condolencias a los EE.UU. de Norteamérica y a los familiares de todas las victimas por las terribles consecuencias del huracán que acaba de azotar la costa del sur en el Golfo de México.

Pero además de dar las condolencias, el Gobierno de México desea expresar la solidaridad con el pueblo y el gobierno de este país y, en especial, al de los estados afectados, y hacer un ofrecimiento amplio de apoyo en aquellos puntos donde ellos lo puedan requerir y solicitar. Sabemos que hay países con una gran capacidad económica y técnica en esta organización. Sin embargo, creemos que no hay ningún país que tenga preparados los recursos para enfrentar emergencias del tamaño y los retos que se presentan actualmente.

Creo que esta organización podría, en alguna medida, ofrecer, dentro de la capacidad de juntar esfuerzos, y de las necesidades que pudieran surgir o que estén surgiendo, ofrecer un apoyo a uno de los países miembros que tienen ahorita un gran reto por enfrentar.

Mi gobierno a diferentes niveles, desde el Presidente de la Republica, los secretarios – el Secretario de Relaciones Exteriores, el vocero de la presidencia, y otros niveles, han ofrecido este apoyo a nivel unilateral pero quizás fuera importante que nuestra organización lo hiciera a nivel del hemisferio.

Costa Rica:También Costa Rica, como lo han hecho otras delegaciones, desea unirse a los sentimientos de dolor que embargan los ciudadanos de los EE.UU., en especial aquellos de Luisiana y Mississippi que han sido fuertemente afectados. Estamos seguros que Costa Rica, dentro de sus limitaciones, hará lo posible por brindar algún tipo de ayuda o de alguna naturaleza a los EE.UU. en esta tragedia. También quisiéramos, Señor Presidente, compartir las palabras pronunciadas por el distinguido Embajador de México en el sentido de que la OEA ofrezca algún tipo de ayuda dentro de sus posibilidades y limitaciones para el gobierno de los EE.UU.

Chile, Embajador Tomic: [La Carta Social] coincide con la tragedia vivida por los EE.UU. en los estados del sur. Yo, en esta ocasión, me voy a referir al segundo tema presidente. En mi condición de presidente del Comité de Seguridad Hemisférica, me toca co-presidir con el embajador de Jamaica el Órgano Consultivo Conjunto Sobre Desastres Naturales y Manejos de Riesgo que se creó en la organización, cuya primera reunión se va efectuar el día 12 de septiembre próximo. Quiero informarles que el día de ayer, hemos tomado algunas iniciativas en consulta con el Secretario General, con el Presidente de Consejo, y con el Embajador de Jamaica sobre las cuales, por desgracia, no puedo informarles por completo porque estamos en proceso de reflexión, pero si quiero decirles que nos parece recogiendo lo que señalaba el Embajador de México, que la organización debe reaccionar frente este desastre de gigantesca proporciones de manera visible, de manera concreta.

A pesar de que individualmente considerados somos países pequeños y débiles en relación con los EE.UU., todos nosotros juntos estamos en condiciones muy probablemente, de ofrecerles a los EE.UU. un apoyo que puede resultarles de gran importancia para la gente que han quedado sin techo, sin casa, y como hemos oído en los reportajes de hoy, probablemente por muchos meses.

Estamos reflexionando acerca de ofrecerle a la población y al gobierno de los EE.UU. que la OEA y sus países miembros puedan ofrecerles a la OEA una ayuda que pueda serles eficaz, y como decía el embajador de México, evidentemente corresponde a los EE.UU. señalar que tipo de ayuda es el que necesitan. Pero esto coincide – va hablar el Embajador de Jamaica después de mí – pero quiero señalar que nosotros hemos visto nuestra función como co-presidente de esta unidad, en términos extremadamente concretos.

Estamos conscientes de que vamos a presidir esta unidad por pocos meses, ni siquiera un año. Y lo habíamos propuesto antes de que hubiera ocurrido el desastre en los EE.UU. a fin de que nuestro pedido pudiera señalar algunos avances concretos en relación con los desastres naturales.

Se nos ha presentado este primer gigantesco desafío, creemos que no podemos no estar a la altura de las circunstancias. Así que yo quiero señalar y recoger las palabras del Embajador de México porque francamente creo que es exactamente en ese espíritu en el que vamos actuar y mantener informados al conjunto de Consejo Permanente.

Muchas Gracias.

Granada, Embajador Antoine: Deseo unir la voz de mi delegación a la expresión de condolencia y solidaridad con el Gobierno de los Estados Unidos y el pueblo de los estados afectados. Granada comprende, porque acabamos de atravesar y nos estamos recuperando de una gravísima catástrofe de esa índole. Yo creo, Sr. Presidente, que el distinguido Embajador de México nos ha indicado la dirección que debemos seguir y me ha complacido mucho oír la intervención del Embajador de Chile y, por tanto mi intervención esperará su respuesta o la información adicional que saldría de este grupo de trabajo. Creo, Sr. Presidente, que debemos también hacer indagaciones con los Estados Unidos sobre sus necesidades y supongo que debemos expresar nuestra presteza.

Haití, Embajador Brutus: Expresó sus condolencias al Gobierno de los Estados Unidos y al pueblo de las zonas afectadas en francés.

Venezuela, Embajador Pineda: Nada es más caro para los pueblos que la pérdida de vidas humanas. No hay ninguna riqueza con la que pueda restituirse, recompensarse la pérdida de nuestros compatriotas. Tantos de nuestros con nacionales, como los hijos de los distintos pueblos de hemisferio y del universo.

La desgracia que hoy viven los pueblos del delta de Mississippi, de Alabama y Luisiana, constituye para el hemisferio, y no sólo para los EE.UU., pérdidas irreparables que deben ser lamentadas por todos quienes tenemos inspiración y sentimientos inspirados en la solidaridad humana. Porque, hacemos nuestra máxima de que ante la tragedia humana, la solidaridad constituye el eje fundamental a través del cual se demuestra la amistad. Y en ese sentido, mi gobierno y el pueblo venezolano ha manifestado y expresa en este organismo la solidaridad con el pueblo y el Gobierno de los EE.UU. en este momento por el que atraviesa.

Venezuela podría decirse que en ese sentido en frente de las catástrofes naturales es un pueblo privilegiado porque a lo largo de su historia son pocas las desgracias naturales que hemos vivido. Sin embargo, recordamos dos de ellas en nuestro largo proceso histórico que hirieron muy profundamente el desarrollo de nuestro país y la conformación de nuestro pueblo y nuestra patria. Recuerdo en este momento, el terremoto que vivió mi patria naciendo el 12 de marzo de 1812 cuando recién nacía la república de Venezuela que luego dio lugar a que se derrumbara ese primer intento de gobierno republicano y que inspiró aquellas palabras proféticas del Libertador Simón Bolívar cuando dijo, "si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca." La segunda desgracia que ha vivido mi país de esa naturaleza, fue precisamente el que ocurrió en el mes de diciembre de 1999 en que afectó profundamente el litoral central de mi país. En ambas oportunidades, Venezuela recibió la solidaridad universal. Eso es, para Venezuela, un recuerdo infausto en cuanto a desgracia, pero también un recuerdo grato de haber colaborado la solidaridad plena de nuestros amigos y hermanos del hemisferio y del mundo.

Quiero entonces en ese sentido ratificar que para Venezuela este dolor que atraviesa el pueblo de los EE.UU. es un dolor el cual compartimos y del cual nos hacemos solidarios.

Brasil: Expresó sus condolencias en portugués.

Jamaica, Embajador Shirley: Tomo la palabra para expresar las más sinceras condolencias al pueblo de los Estados Unidos y a las familias que han perdido a seres queridos y que se han visto desplazadas por esta terrible tragedia que ha devastado la costa sur de los Estados Unidos. El Gobierno de Jamaica ya ha expresado, y yo deseo repetirlo, que todos los jamaiquinos se sienten solidarios con nuestros amigos, el gran pueblo de los Estados Unidos de América.

Hace un año discutimos el paso de los huracanes por la región y señalamos una serie de puntos: 1) nunca habíamos visto un país cuya economía fuera destruida en un día, una economía viable. Esto es lo que le sucedió en Granada y lamentamos la situación. Lamentamos que vivieran seres humanos en zonas propensas a las inundaciones y la ingente pérdida de vidas que sufrió Haití cuando el río se desbordó y causó inundaciones de una magnitud sin precedentes. 2) Nos referimos a la necesidad de revisar los códigos de edificación de la región, que era evidente después de la destrucción que tuvo lugar en Bahamas, Jamaica, las Islas Caimán y otros lugares.

Nos comprometimos a tratar de dar marcha atrás a la norma de fallos en general. Este año, Sr. Presidente, contemplamos la crisis de Nueva Orleans y vemos una ciudad – esta es la primera vez, que yo sepa, que vamos a abandonar una ciudad en la región, al menos por algún tiempo. Es semejante a lo que sucedió en Granada. En esta ocasión podemos evacuar a todas estas personas, pero es un acontecimiento significativo. Vemos una región en la que ha habido un grado bastante alto de desarrollo en las zonas propensas a las inundaciones, y los diques y canales y todas las bombas no han sido capaces de impedir que Nueva Orleans quedara destruida como ha quedado.

Vemos todos estos códigos de edificación: casinos damnificados, hogares damnificados y una gran necesidad de diseñar nuevos códigos de edificación. Es obvio que nuestra tecnología tiene que evolucionar.

Lo que se desprende claramente de todo esto, Sr. Presidente, es lo siguiente: uno, no hay ningún género de dudas acerca de la destrucción que va a ocurrir en nuestra región, con carácter anual, a causa del paso de los huracanes. Sucedió el año pasado y ha sucedido este año ¿cómo podemos dudar que ocurra otra vez el año que viene?

La cuestión, por tanto, Sr. Presidente, y deseo señalar que la destrucción que ha tenido lugar en los Estados Unidos ya ha empezado a afectar a otras varias economías de la región. Los precios del petróleo han alcanzado hasta $70. La inflación está aumentando en la región. Lo que significa que muchos pobres van a verse afectados por esto. Es muy obvio, Sr. Presidente, que, a menos que resolvamos la gestión de catástrofes en la región no tendremos la estabilidad política, económica y social que deseamos. Es una cuestión esencial para todos nosotros, ricos y pobres, que estamos en esta sala, y es importante que nos ocupemos de ella con seriedad.

Ecuador, Embajador Alemán:En nombre del gobierno y pueblo ecuatoriano, quisiera hacer llegar nuestro mensaje de sentimiento y conmovida solidaridad al gobierno y pueblo de los EE.UU. y su misión permanente aquí en la OEA por las dimensiones de la tragedia que están sufriendo los estados del sur de este hermano país. Dentro de mi extensa carrera diplomática tuve la suerte de desempeñar el cargo de cónsul general en Nueva Orleans y ese paso mío por un centro en el que confluye las civilizaciones de varios países – la francesa, la española, y la propia inglesa – me dio la oportunidad de apreciar y vivir de cerca la ciudad. Estoy dolorido por todo lo que las imágenes de la televisión hacen llegar a nosotros.

El Señor Embajador de México ha hecho muy bien en pedir que nuestra organización de alguna manera se haga presente en esta tragedia tomando en cuenta los pedidos que pueda recibir del gobierno de los EE.UU.

Santa Lucía, Embajador Johnny: Permítanme añadir mi voz y expresar mis sinceras condolencias al pueblo de los Estados Unidos por la pérdida de vidas y bienes que ha sufrido durante el paso del huracán Katrina. Santa Lucía y el resto del Caribe están profundamente conmovidos por estos acontecimientos y, por supuesto, tenemos presente en nuestras plegarias al pueblo de los estados del sur, mientras trata de recuperarse del trágico acontecimiento.

Santa Lucía también se siente muy complacida al oír que esta organización prestará asistencia a los Estados Unidos a través de la seguridad hemisférica. Esperamos con interés las propuestas que nos presentarán los dirigentes de ese comité y prometemos dar nuestro apoyo de cualquier manera que nos sea posible.

República Dominicana, Embajador Álvarez: En el marco de ayer de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Políticos, aproveché la oportunidad para expresar como presidente de Consejo, a los representantes de los EE.UU. ahí presente, las condolencias y la solidaridad a nombre del Consejo Permanente por las muertes, la destrucción, la devastación causada por el huracán Katrina, y le pedí que fuera transmitida a las autoridades y al pueblo norteamericano.

Además, en el día de ayer le envié una carta al Sr. Embajador Maisto a nombre del Consejo Permanente, carta que está siendo distribuida a todos los embajadores permanentes el día de hoy y que me permito leer:(da lectura a la carta).


Dado a conocer el 26 de septiembre de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia