Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Somalia



noviembre de 2004

  Bandera de Somalia

 

 

RESEÑA

Nombre oficial
Somalia

NOTA: Somalia no ha tenido un gobierno central desde 1991 y gran parte del territorio ha estado sumido en graves conflictos civiles. Allá no hay ninguna representación oficial de los Estados Unidos. Los datos estadísticos sobre Somalia empleados en el presente informe son de 2002 y podrían ser discutibles e incorrectos.

Geografía
Superficie: 637.657 km
2, un poco más pequeña que el estado de Texas.
Ciudades: Capital: Mogadiscio. Otras ciudades principales: Hargeisa, Berbera, Merca, Kismayo, Bosaso y Baidoa.
Relieve: En su mayor parte es llano con una meseta ondulada que se eleva al norte con una cadena de montañas.

Clima: Sobre todo desértico. De diciembre a febrero, vientos monzones del nordeste, temperaturas moderadas en el norte y muy cálidas en el sur; de mayo a octubre, vientos monzones del suroeste, tórrido en el norte y cálido en el sur; precipitación pluvial irregular; períodos cálidos y húmedos (tangambili) entre las temporadas de vientos monzones.

Población
Nacionalidad: Gentilicio y adjetivo: somalí.
Habitantes (estimación para julio de 2001; no se ha realizado ningún censo): 7.488.773 (se estima que de 2 a 3 millones de ellos viven en Somalilandia).
Tasa de crecimiento anual (estimación para 2001): 3,48%.
Grupos étnicos: Somalíes, 85%; otros (bantúes y árabes), 15%.
Religión: Musulmanes, 99,9%.

Lenguas: Somalí (oficial), árabe, italiano e inglés.
Educación: Alfabetizados: población total que puede leer y escribir, 24%; hombres, 36%, y mujeres, 14%.
Salud: Tasa de mortalidad infantil: 123,97 por 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida al nacer: 46,6 años para toda la población.
Población activa (3,7 millones de habitantes; muy pocos son trabajadores especializados): Pastores nómadas, 60%. Agricultura, administración pública, comercio, pesca, industria, artesanía y otros sectores, 40%.

Gobierno
Tipo: Ninguno.
Independencia: 1º de julio de 1960 (de una fusión del antiguo Protectorado de Somalilandia bajo el dominio británico, que se independizó del Reino Unido el 26 de junio de 1960, con la Somalia Italiana, que se independizó del régimen de Administración Fiduciaria de las Naciones Unidas a cargo de Italia el 1º de julio de 1960 para formar la República Somalí).
Constitución: Ninguna vigente. Nota: El Gobierno Nacional de Transición (GNT), creado en agosto de 2000, se formó para redactar una nueva Constitución y celebrar elecciones en un plazo de 3 años, pero no llegó a establecer un gobierno efectivo en Somalia y su mandato caducó en agosto de 2003. En agosto de 2004, se estableció la Asamblea Federal de Transición (AFT) de Somalia como parte de la Conferencia para la Reconciliación Nacional en Somalia dirigida por la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD). El proceso de paz ha producido un nuevo proyecto de Constitución y, según se prevé, tendrá como resultado la formación del Gobierno Federal de Transición de Somalia en los meses siguientes.
Poderes: Ejecutivo: Somalia no ha tenido un gobierno nacional en funcionamiento desde que el Congreso de la Unidad Somalí (CUS) derribó el régimen del General de División Mohamed Siad "Barre" en enero de 1991. La situación política actual en una gran parte del territorio de Somalia se caracteriza por las luchas intestinas entre los clanes y el bandolerismo esporádico, con ciertas zonas de paz y estabilidad. El 10 de octubre de 2004, Abdullahi Yusuf Ahmed fue elegido Presidente del Gobierno Federal de Transición de Somalia por un mandato de cinco años. Legislativo-parlamentario: La Asamblea Federal de Transición se estableció en agosto de 2004. (El 3 de noviembre de 2004, Ali Mohamed Gedi fue nombrado Primer Ministro de Somalia.) Judicial: Tribunal Supremo, que no está en funcionamiento; no hay ningún sistema nacional; existen tribunales islámicos (sharia) y seculares en algunas localidades.
Partido político: Ninguno en funcionamiento.
Sistema jurídico: Ninguno en funcionamiento.
Nota: En 1991 un congreso seleccionado por los habitantes del antiguo Protectorado de Somalilandia declaró el abandono de la unión de 1960 con Somalia para formar la autoproclamada República de Somalilandia. Somalilandia no ha recibido reconocimiento internacional, pero ha mantenido una situación separada de hecho desde entonces. Su forma de gobierno es republicana, con una legislatura bicameral que incluye una cámara de ancianos y una cámara de diputados cuyos miembros son elegidos. El poder judicial es independiente y existen varios partidos políticos. De conformidad con la Constitución de Somalilandia, el Vicepresidente Dahir Riyale Kahin asumió la Presidencia después del fallecimiento del Presidente anterior, Mohamed Ibrahim Egal, en 2002. El Presidente Kahin fue elegido Presidente de Somalilandia en las elecciones de mayo de 2003, consideradas libres y justas por observadores internacionales. La celebración de elecciones parlamentarias está prevista para abril de 2005.
Sufragio: Universal a los 18 años de edad (no se ha celebrado ninguna elección nacional).
Circunscripciones administrativas: 18 regiones (gobol), a saber, Awdal, Bakool, Banaadir, Bari, Bay, Galguduud, Gedo, Hiraan, Jubbada Dhexe, Jubbada Hoose, Mudug, Nugaal, Sanaag, Shabeellaha Dhexe, Shabeellah Hoose, Sool, Togdheer y Woqooyi Galbeed.
Presupuesto del Gobierno central: No se dispone de datos.
Defensa: No se dispone de datos.
Día de fiesta nacional: 1º de julio (26 de junio en Somalilandia).

Economía
Producto interno bruto (PIB): No se dispone de datos.
Tasa de crecimiento anual: No se dispone de datos.
Ingreso por habitante: No se dispone de datos.
Tasa de inflación media: No se dispone de datos.
Recursos naturales: Reservas de mineral de hierro, estaño, yeso, bauxita, uranio, cobre y sal, en gran parte inexplotadas; reservas potenciales de petróleo y gas natural.
Agricultura: Productos: ganado, banano, maíz, sorgo y azúcar. Tierras cultivables: 13%, de las cuales se cultiva 2% en la actualidad.

Industria: Tipos: azúcar, textiles, envasado y refinamiento de petróleo. A partir de 1991, la mayoría de las industrias ha desaparecido.
Comercio (1999): Exportaciones: US$110 millones (FOB, estimación para 1999): ganado, banano, cueros y pieles, azúcar, sorgo y maíz. Mercados principales: Arabia Saudita, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Italia y Pakistán. Importaciones: US$314 millones (FOB, estimación para 1999): cereales, aceites de origen animal y vegetal, productos derivados del petróleo y materiales de construcción. Proveedores principales: Djibouti, Kenya, Brasil, Arabia Saudita e India.
Ayuda desembolsada (2000): US$115 millones. Donantes principales: la Unión Europea y los Estados Unidos.
Ayuda estadounidense: US$29,6 millones.

GEOGRAFÍA
Somalia está situada en la costa oriental de África en el Ecuador y al norte de éste y, junto con Etiopía, Eritrea y Djibouti, a menudo es conocida como el Cuerno de África. Comprende el antiguo Territorio en Fideicomiso de Somalia bajo la administración de Italia y el antiguo Protectorado Británico de Somalilandia (que en la actualidad trata de lograr reconocimiento como estado independiente). Posee un litoral de 2.720 km (1.700 millas) de extensión.

La parte norte del país es montañosa y en muchos lugares se alcanzan alturas de 900 a 2.100 metros (de 3.000 a 7.000 pies) sobre el nivel del mar. Las zonas centrales y meridionales son llanas, con una altura media inferior a 180 metros (590 pies). Los ríos Juba y Shabelle nacen en Etiopía y atraviesan el país en dirección sur hacia el Océano Índico. Sin embargo, el Shabelle no desemboca en el mar.

Los principales factores meteorológicos son un clima cálido todo el año, vientos monzónicos estacionales y precipitación pluvial irregular con sequías periódicas. Las temperaturas máximas diarias medias oscilan entre 30oC y 40oC (85o F-105oF), salvo en las principales elevaciones y a lo largo de la costa oriental. Las temperaturas mínimas diarias medias varían entre 15oC y 30oC (60oF-85oF). El monzón del suroeste, una brisa del mar, hace del período de mayo a octubre, en términos aproximados, la estación más templada en Mogadiscio. El período de diciembre a febrero del monzón del nordeste es también relativamente templado, aunque las condiciones climáticas predominantes en Mogadiscio son raras veces agradables. Los períodos de tangambili que separan las dos temporadas de vientos monzones (octubre-noviembre y marzo-mayo) son cálidos y húmedos.

POBLACIÓN
Las poblaciones cusíticas de la costa somalí en el Cuerno de África tienen una historia antigua. Se ha demostrado la presencia de estos pueblos, conocidos por los antiguos árabes como bereberes, en el Cuerno de África en el año 100 d. C. y tal vez antes de esa fecha. Ya en el siglo VII d.C., los pueblos cusíticos indígenas habían empezado a mezclarse con los comerciantes árabes y persas asentados a lo largo de la costa. La interrelación a lo largo de los siglos ha producido una cultura somalí vinculada por tradiciones comunes, una misma lengua y la fe islámica.

Hoy en día alrededor del 60% de la población somalí está formada por pastores nómadas o seminómadas dedicados a la cría de camellos y ganado vacuno, ovino y caprino. Alrededor de 25% de la población está constituida por agricultores sedentarios que viven sobre todo en la zona de tierras agrícolas fértiles situada entre los ríos Juba y Shabelle en el sur de Somalia. El resto de la población (15-20%) es urbana.

Entre los grupos étnicos importantes del país figuran los trabajadores agrícolas bantúes, varios miles de árabes y algunos centenares de indios y paquistaníes. Casi todos los habitantes hablan el somalí, que fue una lengua sin escritura hasta octubre de 1973, fecha en que el Consejo Revolucionario Supremo (CRS) la proclamó lengua oficial de la nación y decretó una ortografía basada en el alfabeto latino. En la actualidad, el somalí es la lengua utilizada para la enseñanza en las escuelas, en la medida en que existan. El uso del árabe, el inglés y el italiano también está muy generalizado.

HISTORIA
La historia antigua relaciona la creación del Estado somalí con un sultanato árabe, fundado en el siglo VII d. C. por inmigrantes coreichitas procedentes del Yemen. En los siglos XV y XVI, comerciantes portugueses desembarcaron en el actual territorio somalí y dominaron varios pueblos costeros. El sultán de Omán y Zanzíbar se apoderó luego de esos pueblos y de su territorio circundante.

La historia moderna de Somalia comenzó a finales del siglo XIX, cuando las potencias europeas empezaron a comerciar y a establecerse en la zona. El deseo de la Compañía Británica de las Indias Orientales de tener instalaciones portuarias sin restricciones de acceso dio lugar a la celebración de tratados con el Sultán de Tajura ya en 1840. Sin embargo, solo hasta 1886 consiguieron los británicos controlar el norte de Somalia mediante tratados con varios jefes que recibieron la garantía de la protección británica. Los objetivos británicos se concentraron en la protección de los enlaces comerciales con el Oriente y en asegurar las fuentes locales de alimentos y provisiones para su puerto de aprovisionamiento de carbón en Adén. Los límites fronterizos entre Etiopía y la Somalia Británica se establecieron en 1897 mediante la gestión de un tratado entre los negociadores británicos y el Rey Menelik.

En los dos primeros decenios del pasado siglo, el dominio británico fue desafiado mediante ataques constantes realizados por una rebelión de derviches dirigida por Mohamed Abdullah, conocido como el "Ulema Loco" por los británicos. En 1920 terminó una larga serie de enfrentamientos y treguas cuando los aviones de guerra británicos bombardearon la plaza fuerte de Abdullah en Taleex. Abdullah, a pesar de su derrota tanto por las facciones somalíes rivales como por las fuerzas británicas, fue aclamado como héroe popular y hoy en día figura como un personaje importante de identidad nacional para muchos somalíes.

En 1885 Italia obtuvo del Sultán de Zanzíbar ventajas comerciales en la zona y en 1889 celebró acuerdos con los sultanes de Obbia y Aluula, que pusieron sus territorios bajo la protección de Italia. Entre 1897 y 1908, Italia celebró acuerdos con los etíopes y los británicos que establecieron los límites de la Somalia Italiana. El Gobierno de Italia asumió la administración directa de ese territorio y le impuso un régimen colonial.

La ocupación italiana se fue extendiendo gradualmente hacia el interior. En 1924 el Reino Unido cedió a Italia la provincia de Jubaland de Kenya, incluidos la ciudad y el puerto de Kismayo. La subyugación y ocupación de los sultanatos independientes de Obbia y Mijertein, iniciadas en 1925, terminaron en 1927. A finales de la década de 1920, la influencia italiana y somalí se extendió por la región de Ogadén de Etiopía oriental. Las continuas incursiones culminaron en 1935, cuando las fuerzas italianas lanzaron una ofensiva que terminó en la toma de Addis Abeba y la anexión de Etiopía en 1936.

Tras la declaración de guerra por Italia contra el Reino Unido en junio de 1940, las tropas italianas invadieron la Somalia Británica y expulsaron la guarnición británica. En 1941 las fuerzas británicas iniciaron operaciones contra el Imperio Italiano de África Oriental y rápidamente pusieron la mayor parte de la Somalia Italiana bajo el control británico. De 1941 a 1950, cuando Somalia estaba bajo la administración militar británica, se inició la transición a un autogobierno mediante el establecimiento de tribunales locales, comités de planificación y el Consejo Asesor del Protectorado. En 1948 Gran Bretaña entregó Ogadén y los territorios somalíes vecinos a Etiopía.

En el Artículo 23 del tratado de paz de 1947, Italia renunció a todos los derechos y títulos de propiedad sobre la Somalia Italiana. De acuerdo con las estipulaciones del tratado, el 15 de septiembre de 1948, las Cuatro Potencias remitieron la cuestión de la resolución de las antiguas colonias italianas a la Asamblea General de las Naciones Unidas. El 21 de noviembre de 1949, la Asamblea General aprobó una resolución en la que recomendaba el establecimiento de un régimen internacional de administración fiduciaria para la Somalia Italiana, con designación de Italia como autoridad administradora, por un período de 10 años, después del cual la Somalia Italiana sería independiente. En 1959, a instancia del Gobierno de Somalia, la Asamblea General de las Naciones Unidas adelantó la fecha de declaración de la independencia del 2 de diciembre al 1º de julio de 1960.

Mientras tanto, se hacía un rápido progreso hacia la autonomía en la Somalia Británica. En febrero de 1960 se celebraron elecciones para la Asamblea Legislativa y uno de los primeros actos de la nueva legislatura fue solicitar que el Reino Unido otorgara la independencia del territorio, con el fin de que pudiera unirse a la Somalia Italiana cuando ésta se independizara más tarde. El Protectorado logró su independencia el 26 de junio de 1960, y cinco días más tarde se unió a la Somalia Italiana para formar la República Somalí.

En junio de 1961, Somalia adoptó su primera Constitución nacional en un referéndum nacional, que establecía un estado democrático con una forma parlamentaria de gobierno basada en modelos europeos. En el período inicial después de la independencia, los partidos políticos fueron un concepto variable, con formación de partidos políticos unipersonales antes de una elección, simplemente para desertar al partido ganador después de las elecciones. Una conferencia constitucional, celebrada en Mogadiscio en abril de 1960, que estableció el sistema de gobierno existente en el territorio en fideicomiso del sur de Somalia como la base para la futura estructura de gobierno de la República Somalí, tuvo como resultado la concentración del poder político en Mogadiscio, la antigua capital de la Somalia Italiana, y un gobierno central dominado por el sur, con la mayoría de los cargos públicos principales ocupados por somalíes del sur, lo que produjo una desilusión cada vez mayor con respecto a la unión en el norte, antiguamente bajo control británico. El nacionalismo pansomalí, que tenía como objetivo unificar las regiones de población somalí de la Somalia Francesa (Djibouti), Kenya y Etiopía en la Gran Somalia, fue la ideología política impulsora en el período inmediatamente posterior a la independencia. Bajo la dirección de Mohamed Ibrahim Egal, Primer Ministro desde 1967 hasta 1969, Somalia renunció a sus reivindicaciones de las regiones pobladas por somalíes de Etiopía y Kenya, y mejoró mucho sus relaciones con ambos países. Egal trató de seguir un procedimiento similar con respecto a Etiopía, pero el paso hacia la reconciliación con Etiopía, que había sido un enemigo tradicional de Somalia desde el siglo XVI, enfureció a numerosos somalíes, incluido el ejército. El intento de reconciliación con Etiopía hecho por Egal, según se alega, fue uno de los factores principales que llevaron a los oficiales militares, al mando del General de División Mohamed Siad Barre, a dar un golpe incruento el 21 de octubre de 1969, con lo que terminó abruptamente el proceso de establecimiento de la democracia constitucional multipartidista en Somalia.

A raíz del golpe, el poder ejecutivo y legislativo fue investido en el Consejo Revolucionario Supremo (CRS) de 20 miembros, bajo la dirección del General de División Siad Barre en calidad de presidente. Dicho Consejo adoptó un "socialismo científico" que reflejó la dependencia tanto ideológica como económica de la Unión Soviética. El Gobierno instituyó un servicio de seguridad nacional y un control centralizado de la información y emprendió una serie de proyectos de desarrollo populares. Barre restringió las libertades políticas y empleó la fuerza militar para confiscar y redistribuir tierras fértiles de cultivo de las zonas entre las riberas fluviales del sur de Somalia, valiéndose del empleo de la fuerza y del terror contra la población somalí para consolidar su base de poder político.

El CRS se hizo cada vez más radical en asuntos exteriores y, en 1974, Somalia y la Unión Soviética firmaron un tratado de amistad y cooperación. Ya en 1972, las tensiones empezaron a aumentar a lo largo de la frontera de Somalia con Etiopía; estas tensiones se agravaron después del ascenso al poder en Etiopía en 1973 del régimen de Mengistu Haile Mariam, que se puso cada vez más del lado soviético. A mediados de la década de 1970, el Frente de Liberación de Somalia Occidental (FLSO) inició operaciones guerrilleras en la región de Ogadén de Etiopía. Tras el derrocamiento del Emperador de Etiopía en 1975, Somalia invadió Etiopía en 1977 en un segundo intento por recuperar el Ogadén y, en un principio, este segundo intento pareció favorecer a Somalia. La Alianza Nacional Somalí (ANS) procedió rápidamente hacia Harer, Jijiga y Dire Dawa, las principales ciudades de la región. Sin embargo, tras la revolución etíope, el nuevo Gobierno de Etiopía cambió su alianza del Occidente a la Unión Soviética, y ésta proporcionó a Etiopía de 10.000 a 15.000 soldados cubanos y asesores militares soviéticos durante la guerra de Ogadén de 1977-1978, inclinando la balanza en favor de Etiopía con la consiguiente derrota de Somalia. En noviembre de 1977, Barre expulsó a todos los asesores soviéticos y revocó el tratado de amistad con la U.R.S.S. En marzo de 1978, las fuerzas somalíes se retiraron a Somalia; con todo, el FLSO continúa realizando actividades guerrilleras esporádicas pero bastante reducidas en Ogadén. Dichas actividades fueron emprendidas posteriormente por otro grupo disidente, el Frente de Liberación Nacional de Ogadén (FLNO).

Después de la guerra de Ogadén de 1977-1978, Somalia, desperada por encontrar una sólida alianza externa para reemplazar a la Unión Soviética, abandonó su ideología socialista y recurrió al Occidente en busca de apoyo internacional, equipo militar y ayuda económica. En 1978 los Estados Unidos volvieron a abrir la misión de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional en Somalia. Dos años más tarde, se celebró un acuerdo que otorgó a las fuerzas estadounidenses acceso a instalaciones militares en Somalia. En el verano de 1982, fuerzas etíopes invadieron Somalia a lo largo de la frontera central y los Estados Unidos proporcionaron dos puentes aéreos de emergencia para ayudar a defender su integridad territorial.

De 1982 a 1988, los Estados Unidos consideraron a Somalia como aliado en la defensa dentro del marco de la Guerra Fría. Oficiales somalíes de las Fuerzas Armadas Nacionales recibieron capacitación en escuelas militares estadounidenses en materias tanto civiles como militares. El régimen de Barre, obsesionado y debilitado tras la guerra de Ogadén, suprimió violentamente los movimientos de oposición y los grupos étnicos, sobre todo el clan de Issaq en la región norte, utilizando al ejército y a las fuerzas de seguridad especiales para aplastar cualquier indicio de rebelión. Para la década de 1980 se produjo una guerra civil general en Somalia. Los grupos de la oposición comenzaron a formarse después de la terminación de la guerra de Ogadén, comenzando en 1979 con un grupo de oficiales del ejército descontentos, conocidos como el Frente Democrático de Salvación Somalí (FDSS). En 1981, como resultado de un aumento del descontento en el norte con el régimen de Barre, se creó en Hargeisa el Movimiento Nacional Somalí (MNS), integrado sobre todo por miembros del clan de Isaaq, con el objetivo declarado de derrocar el régimen de Barre. En 1988, por orden del Presidente, aviones de la Fuerza Aérea Nacional Somalí bombardearon la ciudad de Hargeisa en el noroeste de Somalia, la antigua capital de la Somalia Británica, causando la muerte de 100.000 personas civiles e insurgentes. La guerra en el noroeste aceleró la decadencia ya ostensible por todas partes en la República. La crisis económica, provocada por el costo de las actividades de la lucha contra la insurrección, agravó aún más la situación debido a que Siad Barre y sus cómplices saquearon el tesoro público nacional.

Para finales de la década de 1980, la oposición armada al Gobierno de Barre, en plena operación en las regiones del norte, se había extendido a las regiones del centro y del sur. Cientos de miles de somalíes abandonaron sus hogares y solicitaron entrada como refugiados en los países vecinos de Etiopía, Djibouti y Kenya. El ejército somalí se desintegró y sus miembros volvieron a incorporarse a sus respectivas milicias de los clanes. El control territorial efectivo de Barre se vio reducido a las zonas de los alrededores de Mogadiscio conocidas como el Benadir, por lo que Barre se ganó el título de " Alcalde de Mogadiscio", a raíz de lo cual se le retiró la asistencia y el apoyo externos, incluso de los Estados Unidos. Para final de la década de 1990, el Estado somalí se encontraba en las fases finales de su completo derrumbamiento. En la primera semana del mes de diciembre de 1990, Barre declaró el estado de emergencia cuando las fuerzas del Congreso de la Unidad Somalí (CUS) y del Movimiento Nacional Somalí (MNS) avanzaban hacia Mogadiscio. Barre comenzó a perder el control de sus propios grupos de milicia y se vio cada vez más aislado. En enero de 1991, facciones armadas de la oposición expulsaron a Barre del poder, lo que ocasionó el completo derrumbamiento del Gobierno central. Barre falleció posteriormente en el exilio en Nigeria. En 1992, en respuesta al caos político y al gran número de muertes causados por la guerra civil y el hambre en Somalia, los Estados Unidos y otros países lanzaron la Operación "Devolver la Esperanza". Bajo la dirección de la Fuerza de Tareas Unificada (UNITAF), la finalidad de la operación era crear un ambiente que permitiera prestar asistencia humanitaria a los somalíes que sufrían los efectos de una doble catástrofe, una artificial y otra natural. La UNITAF fue seguida por la Operación de las Naciones Unidas en Somalia (UNOSOM). Los Estados Unidos desempeñaron un importante papel en ambas operaciones hasta 1994, cuando se retiraron las fuerzas estadounidenses.

El caos existente en gran parte de Somalia después de 1991 contribuyó al aumento de la influencia de varios grupos islámicos radicales, incluidos los de al-Tabliq y Al-Ittihad Al-Islami (Unidad Islámica). Estos grupos, que figuran entre las principales fuerzas no basadas en los clanes que existen en Somalia, comparten el objetivo de establecer un estado islámico fundamentalista. Si bien cada grupo difiere en sus métodos, Al-Ittihad apoya el empleo de la violencia para lograr ese objetivo y se ha responsabilizado de actos terroristas cometidos en la región. A mediados de la década de 1990, Al-Ittihad llegó a dominar el territorio en Puntlandia, así como la región central de Somalia cerca de Gedo. Fue expulsado a la fuerza de esas localidades por las fuerzas de Puntlandia y también por los ataques etíopes en la región de Gedo. Desde entonces, Al-Ittihad ha adoptado una estrategia a largo plazo basada en la integración en las comunidades locales y el establecimiento de escuelas islámicas, tribunales y centros de operaciones de socorro.

Después del atentado contra los Estados Unidos del 11 de septiembre de 2001, Somalia ha recibido mayor atención internacional como posible base de terrorismo, preocupación que fue el principal asunto considerado en la política estadounidense hacia Somalia. Los Estados Unidos y otros miembros de la coalición contra el terrorismo examinaron una serie de medidas a largo plazo encaminadas a hacer frente a la amenaza del terrorismo dentro de Somalia y procedente de ésta. Las Naciones Unidas han mostrado también un mayor interés en Somalia, incluyendo propuestas para una mayor presencia de esa Organización y el fortalecimiento del embargo de armas de 1992.

GOBIERNO
Somalia no tiene actualmente ningún gobierno nacional; sin embargo, un proceso de reconciliación de dos años dirigido por la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) tuvo como resultado la creación de un parlamento de transición, conocido como Asamblea Federal de Transición, en agosto de 2004 y el establecimiento de instituciones públicas de transición, conocidas como Gobierno Federal de Transición que, según lo previsto, se hará en las próximas semanas. Para fines administrativos, Somalia está dividida en 18 regiones; el carácter, la autoridad y la organización de los gobiernos regionales varían en los lugares donde existen.

Altos cargos públicos
Somalia no tiene actualmente ningún gobierno nacional; sin embargo, Abdullahi Yusuf Ahmed fue elegido Presidente del Gobierno Federal de Transición de Somalia en octubre de 2004 y Ali Mohamed Gedi fue nombrado Primer Ministro el 3 de noviembre. Si bien está prevista la formación de un gabinete ministerial en las próximas semanas, en la actualidad todos los altos funcionarios somalíes residen en Nairobi y no han establecido instituciones gobernantes dentro de Somalia.

La República de Somalilandia, autoproclamada y sin reconocimiento internacional, consiste en una autoridad regional con sede en la ciudad de Hargeisa situada al norte, que incluye un Presidente, un Vicepresidente, un Parlamento y los altos funcionarios del Gabinete.

Otros ministros: No se dispone de datos
Embajador ante los Estados Unidos: cargo vacante
Embajador ante las Naciones Unidas: Ahmed Abdi Hashi, que representa al actualmente caducado Gobierno Nacional de Transición y ocupa el asiento de Somalia en las Naciones Unidas.

SITUACIÓN POLÍTICA
Tras el derrumbamiento del Gobierno de Somalia, facciones organizadas bajo el mando de líderes militares asumieron el control del país. El caos y la pérdida de vidas resultantes provocaron la intervención internacional dirigida por los Estados Unidos, conocida como UNITAF. A esta operación siguió la Operación de las Naciones Unidas en Somalia (UNOSOM), que terminó en 1994. Desde 1991 ha habido 14 intentos de reconciliación nacional; hasta la fecha, ninguno de ellos ha tenido éxito. Varias agrupaciones de facciones somalíes han tratado de controlar el territorio nacional (o partes del mismo) y han luchado pequeñas guerras entre sí. Dahir Riyale Kahin fue elegido Presidente de la autoproclamada "República de Somalilandia," constituida por antiguas provincias del noroeste de la República Somalí, en elecciones presidenciales celebradas en mayo de 2003, que fueron consideradas libres y justas por observadores internacionales. En 1998 la zona de Puntlandia al nordeste proclamó su autonomía (aunque no su independencia) como "Estado de Puntlandia" con su capital en Garowe. Puntlandia declaró que permanecería autónoma hasta que se creara un estado somalí federado.

Muchos estados regionales han emprendido iniciativas de mediación del conflicto interno somalí. A mediados de la década de 1990, Etiopía patrocinó varias conferencias de paz en Somalia e inició conversaciones en la ciudad etíope de Sodere, que produjo un cierto acuerdo entre las facciones rivales. Los Gobiernos de Egipto, el Yemen, Kenya e Italia han tratado también de unir las facciones somalíes. En 1997 la Organización de la Unidad Africana (OUA) y la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD) otorgaron a Etiopía el mandato para perseguir la reconciliación somalí. En el año 2000, Djibouti patrocinó una importante conferencia de reconciliación (la 13ª iniciativa de esta clase) que, en agosto, tuvo como resultado la creación del Gobierno Nacional de Transición (GNT), cuyo mandato de 3 años caducó en agosto de 2003. A principios de 2002, Kenya organizó otra iniciativa bajo los auspicios de la IGAD conocida como la Conferencia para la Reconciliación Nacional en Somalia. En agosto de 2004, se creó la Asamblea Federal de Transición (AFT) de Somalia como parte del proceso dirigido por la IGAD. Abdullahi Yusuf Ahmed fue elegido Presidente del Gobierno Federal de Transición de Somalia el 10 de octubre de 2004 y Ali Mohamed Gedi fue nombrado Primer Ministro el 3 de noviembre como parte de la continua formación de un Gobierno Federal de Transición (GFT). Si bien está prevista la formación de un gabinete ministerial en las próximas semanas, en la actualidad todos los altos funcionarios somalíes residen en Nairobi y no han establecido instituciones gobernantes dentro de Somalia.

La falta de un gobierno central en Somalia desde 1991 ha permitido una mayor influencia de fuerzas externas al apoyar a varios grupos y personas en Somalia. Djibouti, Eritrea y algunos estados árabes apoyaron al actualmente caducado GNT, que se convirtió en una facción entre muchas otras de Somalia. Etiopía ha proporcionado apoyo político a Somalilandia y prestado asistencia a un grupo de líderes militares del sur organizados como el Consejo de Reconciliación y Restauración de Somalia (CRRS), que se opuso al GNT.

ECONOMÍA
Somalia carece de recursos naturales y afronta grandes retos para su desarrollo y los infortunios económicos recientes han dejado a su población cada vez más dependiente de las remesas de fondos del extranjero. Su economía es pastoral y agrícola, con una ganadería—camellos y ganado vacuno, ovino y caprino—que representa la principal fuente de riqueza. Las exportaciones ganaderas en estos últimos años se han reducido mucho por causa de las prohibiciones periódicas impuestas por los estados de la Península Arábiga, que obviamente son producto de las preocupaciones por la salud animal. La sequía ha impedido también la producción agrícola y ganadera. Debido a que la precipitación pluvial es escasa e irregular, por lo general, la agricultura se limita a ciertos distritos costeros, a las zonas próximas a Hargeisa y a los valles de los ríos Juba y Shabelle. El sector agrícola de la economía consiste sobre todo en plantaciones de banano ubicadas en el sur, que han utilizado sistemas modernos de riego y maquinaria agrícola actualizada.

Una pequeña industria pesquera ha comenzado en el norte, en donde se capturan atún, tiburón y otros peces de agua caliente, aunque la producción pesquera se ha visto muy afectada por la pesca furtiva y la imposibilidad de otorgar concesiones debido a la falta de un gobierno generalmente reconocido. Varias maderas aromáticas, por ejemplo, las que son fuente de extracción de incienso y mirra, procedentes de una pequeña zona forestal cada vez más reducida, forman también parte de las exportaciones del país. Ciertos minerales, entre otros, el uranio y los depósitos potenciales de petróleo y gas natural, se encuentran por todo el país, pero no constituyen renglones de explotación comercial. Los esfuerzos de exploración de petróleo, alguna vez en marcha, han cesado debido a la falta de seguridad y a la inestabilidad. La producción ilegal de carbón en el sur para exportación ha causado una deforestación general. Con asistencia exterior, se ha logrado establecer pequeñas industrias textiles, artesanales, impresoras, de elaboración de carne, etc.

La falta de una autoridad gubernamental central y la especulación con la falsificación de monedas han ocasionado una rápida desvalorización de la moneda de Somalia. Para la primavera de 2002, el valor del chelín somalí emitido por el Gobierno Nacional de Transición había bajado a más de 30.000 chelines frente al dólar de los Estados Unidos. La autoproclamada República de Somalilandia emite su propia moneda, el chelín de Somalilandia, que no es aceptada fuera de esa República.

Somalia no tiene un sistema de transporte ferroviario; el transporte interno se realiza en camión y autobús. La red vial nacional comprende nominalmente 22.100 km (13.702 millas) de caminos, que incluyen unos 2.600 km (1.612 millas) de caminos transitables en todas las condiciones climáticas, aunque desde hace años la mayoría de los pertenecientes a la red ha recibido poco mantenimiento y se encuentra en un grave estado de deterioro.

El transporte aéreo es proporcionado por pequeñas compañías de vuelos fletados y aviones utilizados por los contrabandistas de drogas. Varias compañías aéreas operan desde Hargeisa. Algunas compañías aéreas privadas, incluidas Air Somalia y Daallo Airlines, prestan servicios de transporte aéreo a varias localidades nacionales, así como a Djibouti y los Emiratos Árabes Unidos. Las Naciones Unidas y otras organizaciones no gubernamentales tienen sus propios servicios de transporte aéreo para sus misiones.

La Comunidad Europea y el Banco Mundial financiaron conjuntamente la construcción de un puerto de gran calado en Mogadiscio (cerrado en la actualidad). La Unión Soviética mejoró el puerto somalí de gran calado de Berbera en 1969. En los años siguientes, las instalaciones de Berbera mejoraron con la ayuda de un programa de construcción militar estadounidense que terminó en 1985 pero, desde entonces, se han deteriorado. En la década de 1990, los Estados Unidos renovaron un puerto de gran calado en Kismayo, que presta servicios a la fértil cuenca del río Juba y reviste vital importancia para la industria de exportación bananera de Somalia. Otros puertos más pequeños están localizados en Merca, Brava y Bosaso. La falta de seguridad y mantenimiento representa graves problemas en la mayoría de los puertos somalíes.

Hay servicios radiotelefónicos en localidades regionales e internacionales. El sistema público de telecomunicaciones ha sido destruido o desmantelado, pero es posible obtener con facilidad el servicio de teléfonos celulares en todo el país. Somalia está conectada con el mundo exterior por comunicaciones de barco a tierra (INMARSAT), así como por conexiones con operadores de satélites extranjeros a través de operadores de comunicaciones privados (incluidos los sistemas de teléfonos celulares) en las principales ciudades. Hay estaciones de radio en Mogadiscio, Hargeisa y Galkayo, que transmiten programas en somalí y otras lenguas, así como dos estaciones de televisión en Mogadiscio y una en Hargeisa.

DEFENSA
No existen fuerzas armadas somalíes. Antes del derrocamiento del régimen de Siad Barre y de la disolución de las fuerzas armadas nacionales en 1991, el Ejército Nacional Somalí estaba constituido por el ejército de tierra, la marina y la aviación y el mando de defensa aérea. Hoy en día, varios grupos y facciones por toda Somalia controlan las milicias constituidas por un número de miembros que oscila entre centenares y miles de efectivos militares. Por lo general, esas milicias están mal entrenadas y tienen armamento ligero, aunque algunos grupos poseen inventarios limitados de vehículos blindados antiguos y otros armamentos pesados, y las armas de pequeño calibre son muy corrientes en toda Somalia.

RELACIONES EXTERIORES
Somalia siguió una política exterior de no alineación durante un breve período después de la independencia. En 1970 el régimen de Siad Barre declaró la adopción de una ideología nacional basada en el socialismo científico y alineó su política exterior con la Unión Soviética y China. En la década de 1980, Somalia cambió esa alineación a favor del Occidente tras un conflicto territorial con Etiopía sobre la región en litigio de Ogadén poblada por somalíes en 1977-1978, que fue apoyada por la Unión Soviética. El gobierno central trató también de establecer relaciones con muchos países árabes y continuó recibiendo apoyo financiero y militar de varios de ellos antes de derrumbarse en 1991. Cinco países, entre ellos, Arabia Saudita, Libia y Egipto, manifestaron su reconocimiento del actualmente caducado Gobierno Nacional de Transición y continuaron prestando asistencia a Somalia.

La condición de los expatriados somalíes ha sido una importante cuestión de interés nacional e internacional. La región del Cuerno de África poblada por somalíes se extiende desde el Golfo de Tadjoura situado en el actual Djibouti a través de Dire Dawa, Etiopía, hasta las regiones del sur de Kenya. A diferencia de muchos otros países africanos, la nación somalí trasciende sus fronteras nacionales. Desde que logró su independencia en 1960, el objetivo del nacionalismo somalí, conocido también como Pansomalismo, ha sido la unificación de todas las poblaciones somalíes para formar la Gran Somalia. Esta cuestión ha sido una causa importante de las crisis anteriores de Somalia con Etiopía, Kenya y Djibouti, sus vecinos.

En 1963 Somalia rompió relaciones diplomáticas con el Reino Unido por un tiempo a raíz de un conflicto sobre la región nordeste de Kenya (el Distrito Fronterizo del Norte), una zona habitada sobre todo por somalíes. Han surgido otros problemas conexos sobre los límites fronterizos con Etiopía y las migraciones en gran escala de nómadas somalíes entre Etiopía y Somalia.

Tras la guerra somalí-etíope de 1977-1978, el Gobierno de Somalia continuó exigiendo la autodeterminación de los grupos étnicos somalíes que vivían en la región de Ogadén de la Etiopía oriental. En la cumbre del Movimiento de Países no Alineados de marzo de 1983 en Nueva Delhi, el Presidente Siad Barre declaró que Somalia no tenía pretensiones expansionistas y que estaba dispuesta a negociar con Etiopía la cuestión de la región de Ogadén en litigio.

Desde la caída del régimen de Barre, la política exterior de las diversas entidades de Somalia se ha concentrado en el logro de reconocimiento internacional, de apoyo internacional para la reconciliación nacional y de asistencia económica exterior.

RELACIONES ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y SOMALIA
Si bien los Estados Unidos no llegaron nunca a romper oficialmente sus relaciones diplomáticas con Somalia, las relaciones oficiales se interrumpieron a raíz de la caída del Gobierno y no se han reestablecido del todo ante la continua ausencia de un gobierno nacional. Los Estados Unidos mantienen contactos extraoficiales con diversas entidades somalíes.

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador: cargo vacante

La Embajada de los Estados Unidos ha estado cerrada desde 1991. La Embajada de los Estados Unidos U.S.Embassy en Nairobi, Kenya, mantiene los contactos estadounidenses con Somalia, incluida la cobertura consular.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia