Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Armenia



noviembre de 2004

Bandera de Armenia

 

 

RESEÑA

Nombre oficial
República de Armenia


Geografía

Superficie: 29.800 km2 (11.500 mi2); ligeramente mayor que el estado de Maryland.
Ciudades: Capital: Ereván.
Relieve: Meseta alta montañosa, pocas tierras forestales.
Clima: Serrano continental, caliente en verano y frío en invierno.


Población
Nacionalidad: Gentilicio y adjetivo: armenio.
Habitantes (estimación oficial): 3.213.011 de jure ( 3.002.594 de facto). Estas cifras representan los resultados finales del censo de octubre de 2001, según lo anunciado en enero de 2003.
Grupos étnicos: Armenios, 98%; yezidi, 1,2%; rusos, griegos y otros, 0,8%.
Religión: Iglesia apostólica armenia (nominalmente más del 90% de los afiliados).
Lenguas: Armenio (96%), ruso y otras.
Educación: Alfabetizados: 99%.
Salud: Tasa de mortalidad infantil: 20 por 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida: 66,6 años.
Población activa (1,24 millones; 10,5% desempleados): Industria y construcción, 24,5%; agricultura y silvicultura, 24,6%; comercio, 17,3%; educación, 13,4%; y otros, 22,2%.


Gobierno

Tipo: República.
Constitución: Aprobada por referéndum en 1995.
Independencia: 1918 (Primera República Armenia); 1991 (de la Unión Soviética).
Poderes: Ejecutivo: Presidente (Jefe de Estado) con amplios poderes en relación con los demás, Primer Ministro (Jefe del Gabinete) y Consejo de Ministros (Gabinete). Legislativo: Asamblea Nacional unicameral (Parlamento). Judicial: Tribunal Constitucional.
Circunscripciones administrativas: 10 marzes (provincias), además de la ciudad de Ereván, que tiene el rango de provincia.
Partidos políticos representados en la Asamblea Nacional: Partido Republicano de Armenia, Federación Revolucionaria Armenia (FRA) Dashnaktsutyun, País de Leyes (Orinats Yerkir), Partido Popular de Armenia, Partido Acuerdo Nacional, Partido de la República y Partido Laboral Unido. Otros partidos de importancia: Unión Democrática Nacional, Unión de Derechos Constitucionales, Partido Social Demócrata Hnchakian, Movimiento Nacional Armenio, Partido Democrático Liberal Ramkavar, Unión para la Autodeterminación, Partido Comunista y Partido Cristiano Demócrata. Hay además otros 36 partidos inscritos, de los cuales muchos son activos solamente durante las campañas políticas nacionales.
Sufragio: Universal a los 18 años de edad.


Economía (2003)
Producto interno bruto (PIB): US$ 2.800 millones.
Tasa de crecimiento del PIB: 13,9%.
PIB por habitante: US$880.
Inflación: 8,6%.
Recursos naturales: Cobre, cinc, oro y plomo, energía hidroeléctrica y pequeñas reservas de gas y petróleo.
Agricultura: Productos: frutas y verduras, vinos, productos lácteos y algún ganado.
Industria: Tipos: productos químicos, productos electrónicos, maquinaria, alimentos elaborados, caucho sintético y textiles.
Comercio: Exportaciones: US$678,1 millones (FOB., 81,3% fuera de la Comunidad de Estados Independientes, antes U.R.S.S.): diamantes, chatarra, maquinaria y equipo, coñac y mineral de cobre. Países de destino de las exportaciones: Bélgica, 18,3%; Israel, 21%; Rusia, 13,9%; los Estados Unidos, 8,3%; e Irán, 3,3%. Importaciones: US$1.269 millones (FOB, 73,6% desde países fuera de la Comunidad de Estados Independientes): gas natural, petróleo, productos de tabaco, productos alimentarios y diamantes. Países de procedencia de las importaciones: Rusia, 16,4%; Bélgica, 10,2%; Israel, 9,7%; Irán, 5,3%; y los Estados Unidos, 8,0%.


POBLACIÓN Y HECHOS HISTÓRICOS SOBRESALIENTES
Los grupos étnicos en Armenia incluyen armenios (95%), kurdos, rusos, griegos y otros. Más del 90% de la población está nominalmente afiliado a la Iglesia Armenia Apostólica. Las lenguas son el armenio (96%), el ruso y otras.


Armenia surgió inicialmente en la historia alrededor de 800 a.C. como parte del Reino de Urartu o Van, que floreció en el Cáucaso y en Asia Menor oriental hasta 600 a.C. Después de la destrucción del imperio seleúcido, se fundó en 190 a.C. el primer estado armenio. Armenia, en su apogeo, desde 95 hasta 65 a.C., extendió su dominio sobre todo el Cáucaso y sobre lo que es hoy Turquía Oriental, Siria y Líbano. Durante algún tiempo, Armenia fue el estado más poderoso en el oriente romano. Pasó a formar parte del Imperio Romano en 64 a.C. y adoptó una orientación política, filosófica y religiosa occidental.


En 301 d.C. Armenia fue la primera nación en adoptar el cristianismo como religión del Estado y estableció una Iglesia que existe todavía independientemente de las Iglesias católica romana y ortodoxa oriental. Durante su posterior eclipse político, Armenia dependió de la Iglesia para conservar y proteger su identidad particular. Desde aproximadamente 1100 hasta 1350, el centro del nacionalismo armenio se trasladó hacia el sur, al florecer en el sureste de Asia Menor el reino armenio de Cilicia, que mantenía vínculos estrechos con los estados de los Cruzados europeos, hasta que fuera conquistado por los estados musulmanes.


Entre los siglos IV y XIX, Armenia fue conquistada y dominada por los persas, los bizantinos, los árabes, los mongoles y los turcos, entre otros. Durante un breve período, desde 1918 hasta 1920, fue una república independiente. A fines de la década de 1920, después de que fuera invadida por el Ejército Rojo, los comunistas asumieron el poder y, en 1922, Armenia pasó a formar parte de la República Socialista Soviética Transcaucásica. En 1936, se convirtió en la República Armenia de la Unión Soviética. Armenia declaró su independencia de la Unión Soviética el 21 de septiembre de 1991.


GOBIERNO Y SITUACIÓN POLÍTICA

Los armenios votaron en forma abrumadora en favor de la independencia en un referéndum sostenido en septiembre de 1991, seguido en octubre de 1991 por una elección presidencial que dio el 83% de los votos a Levon Ter-Petrossian. Éste fue elegido Jefe de Gobierno en 1990, cuando el Movimiento Nacional Armenio derrotó al Partido Comunista. Ter-Petrossian fue reelegido en 1996. Después de las manifestaciones públicas en contra de las políticas de Ter-Petrossian sobre Nagorno-Karabaj, el Presidente renunció en enero de 1998 y fue reemplazado por el Primer Ministro Robert Kocharian, quien fue elegido Presidente en marzo de 1998. Luego del asesinato del Primer Ministro Vazgen Sargsian, junto con el Presidente del Parlamento Karen Demirchian y otros seis funcionarios, perpetrado el 27 de octubre de 1999 en el Parlamento, hubo un período de inestabilidad política en que una oposición encabezada por elementos del anterior gobierno del Movimiento Nacional Armenio intentó sin éxito obligar a que Kocharian renunciara. Kocharian logró capear el malestar y fue reelegido en marzo de 2003 en una elección discutida que la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y el Gobierno de los Estados Unidos consideraron insatisfactoria conforme a las normas internacionales.


Como resultado de las elecciones parlamentarias de mayo de 2003, 95 de los 131 escaños de la Asamblea Nacional—de los que 75 son elegidos sobre una base proporcional y 56 sobre una base mayoritaria por distrito—fueron a partidos o diputados generalmente en pro del gobierno. Esta imprecisa coalición gobernante consistió en diputados de los Partidos Republicano, Orinats Yerkir y el ARF Dashnaksutyun, además de varios diputados no afiliados que votaron con el bloque del gobierno. Estos tres partidos formaron también el gabinete de la coalición. El Presidente de la Asamblea Nacional, Arthur Baghdassaryan, es también Presidente del Partido Orinats Yerkir. Los partidos de la oposición ganaron 26 escaños en la elección de 2003. Existen tensiones filosóficas dentro de la oposición pero estos partidos tienden a votar juntos sobre temas legislativos de importancia clave. La oposición incluye el Bloque de Justicia (organizado por Stepan Demirchian, Presidente del Partido Popular de Armenia) y, su rival, el Partido del Acuerdo Nacional (dirigido por Artashes Geghamian).

El objetivo declarado del Gobierno de Armenia es crear una democracia parlamentaria al estilo occidental como la base de su forma de gobierno. Sin embargo, los observadores internacionales han cuestionado la inherente imparcialidad de las elecciones parlamentarias y presidenciales y de los referendos constitucionales durante cada una de las elecciones nacionales anteriores (1995, 1999 y 2003), y mencionaron deficiencias de votación, falta de cooperación de parte de la comisión electoral, mantenimiento deficiente de las listas electorales y acceso inadecuado a los lugares de votación. La nueva Constitución de 1995 expandió mucho los poderes del ejecutivo y le otorga una influencia mucho mayor sobre los funcionarios judiciales y municipales.

El historial de derechos humanos del Gobierno continuó siendo pobre en 2003; si bien se registraron mejoras en algunos campos, sigue habiendo problemas graves. Según los observadores internacionales, las elecciones presidenciales y parlamentarias realizadas durante el año estuvieron muy por debajo de las normas internacionales, debido a que hubo graves irregularidades y se detuvo entre las dos rondas de las elecciones presidenciales a algunos partidarios de la oposición según las disposiciones del código administrativo de la era soviética. Hubo personas que antes de ser enjuiciadas recibieron golpes de las fuerzas de seguridad. La impunidad siguió siendo un problema. Hubo informes sobre arrestos y detenciones arbitrarias. Las detenciones prolongadas antes del juicio continuaron siendo un problema. Se impusieron algunas limitaciones a la libertad de prensa, debidas en parte a la autocensura y a la denegación de dos permisos de teledifusión. Se impusieron algunos límites al derecho de reunión y a las libertades sindicales. En febrero y marzo de 2003, las autoridades denegaron el permiso a varias concentraciones de la oposición y detuvieron luego a unas 200 personas por participar en manifestaciones no autorizadas. La ley impone algunas restricciones a la libertad de culto. La violencia social contra la mujer fue un problema, al igual que la trata de mujeres y niños, y el Gobierno adoptó algunas medidas para abordarlo.

Altos cargos públicos
Presidente: Robert Kocharian
Primer Ministro: Andranik Margaryan
Ministro de Relaciones Exteriores: Vartan Oskanian
Ministro de Defensa: Serge Sargsian
Embajador en los Estados Unidos: Arman Kirakossian
Embajador ante las Naciones Unidas: Armen Martirossian

La Embajada de Armenia Embassy en los Estados Unidos está situada en 2225 R Street, NW, Washington, DC, 20008. Teléfono: 202-319-1976 ó 202-319-2983; fax: 202-319-2984.

ECONOMÍA
Armenia ocupa el segundo lugar entre los países más densamente poblados de las antiguas repúblicas soviéticas. Es un país sin litoral situado entre el Mar Negro y el Mar Caspio, que limita con Georgia y Azerbaiyán en el norte y el este y con Irán y Turquía en el sur y el oeste. Antes de su independencia, la economía de Armenia estaba basada sobre todo en la industria—productos químicos y electrónicos, maquinaria, alimentos elaborados, caucho sintético y textiles—y dependía grandemente de recursos externos. Antes de la desintegración de la Unión Soviética en 1991, la agricultura representaba solamente el 20% del producto material neto y había un 10% de desempleo. Las minas armenias producen cobre, cinc, oro y plomo. La energía, en su mayor parte, se produce con combustible importado de Rusia, incluso gas y combustible nuclear (para su única planta de energía nuclear); la principal fuente interna de energía es hidroeléctrica. Las pequeñas reservas de carbón, gas y petróleo no se han explotado todavía.

Igual que en los otros Nuevos Estados Independientes de la antigua Unión Soviética, la economía de Armenia sufre del legado de una economía de planificación centralizada y de la desintegración de las antiguas formas de comercio soviéticas. La inversión soviética en la industria armenia y el sostén de la misma han desaparecido casi por completo, por lo que son pocas las empresas mayores que todavía están en condiciones de funcionar. Asimismo, todavía se sienten los efectos del terremoto de 1988, en el que murieron más de 25.000 personas y otras 500.000 perdieron su vivienda. El conflicto con Azerbaiyán sobre Nagorno-Karabaj no se ha resuelto, si bien se ha mantenido el cese de fuego desde 1994. El cierre consiguiente de las fronteras con Azerbaiyán y Turquía ha devastado la economía debido a que Armenia depende del exterior para sus suministros de energía y la mayoría de la materia prima. Las rutas terrestres a través de Azerbaiyán y Turquía están cerradas; las rutas a través de Georgia e Irán son inadecuadas o poco fiables. En el período 1992-1993, el PIB se redujo en cerca de un 60% de su nivel de 1989. La moneda nacional, el dram, sufrió de hiperinflación durante los años siguientes a su introducción en 1993.

Sin embargo, el Gobierno de Armenia, ayudado por el cese de fuego en Nagorno-Karabaj, en efecto desde 1994, ha podido llevar a cabo reformas económicas de gran alcance, que han resultado ventajosas al producir una drástica reducción de la inflación y un crecimiento uniforme. Desde 1995 Armenia viene registrando un sólido crecimiento económico, al aprovechar la recuperación comenzada en el año anterior y al haberse mantenido la inflación a un nivel insignificante durante los años pasados. Sectores nuevos, como la elaboración de piedras preciosas y la fabricación de joyas, la tecnología informática y de las comunicaciones, y hasta el turismo, están empezando a complementar los sectores más tradicionales de la economía, como la agricultura.

Este progreso económico continuo ha hecho que Armenia obtuviera un apoyo creciente de las instituciones internacionales. El Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), así como otras instituciones financieras internacionales (IFI) y países extranjeros, le otorgan donaciones y préstamos considerables. El total de los préstamos otorgados a Armenia desde 1993 excede de US$1.100 millones. Estos préstamos tienen por fin reducir el déficit presupuestario, estabilizar la moneda local y desarrollar la empresa privada y los sectores de energía, agricultura, elaboración de alimentos, transporte, salud y educación; se ha iniciado el trabajo de rehabilitación en la zona afectada por el terremoto.

La continuación del progreso dependerá de la habilidad del Gobierno de fortalecer su gestión macroeconómica, que comprende el aumento de la recaudación tributaria, la mejora del clima para la inversión y la adopción medidas contra la corrupción. En junio de 1994 se promulgó una ley liberal sobre inversión extranjera y en 1997 se adoptó una ley de privatización, así como un programa de privatización de bienes del Estado. El Gobierno se unió el 5 de febrero de 2003 a la Organización Mundial del Comercio.

Cuestiones relacionadas con el medio ambiente
Armenia está tratando de resolver sus problemas ambientales. Ha establecido un Ministerio de Protección de la Naturaleza e iniciado un sistema de pagos por contaminación con el que se cobra un impuesto a las emisiones en el aire y el agua y sobre la eliminación de los desechos sólidos, ingresos que se utilizan para financiar las actividades de protección ambiental. Armenia está interesada en cooperar en las cuestiones ambientales con otros miembros de la Comunidad de Estados Independientes (CEI, grupo de 12 repúblicas que anteriormente integraban la Unión Soviética) y con los miembros de la comunidad internacional. El Gobierno de Armenia se propone cerrar la planta armenia de energía nuclear tan pronto pueda encontrar otras fuentes de energía.

ASUNTOS MILITARES Y DE DEFENSA
Armenia estableció un Ministerio de Defensa en 1992. Guardias fronterizos supeditados al Servicio de Seguridad Nacional patrullan las fronteras de Armenia con Georgia y Azerbaiyán y guardias fronterizos rusos continúan vigilando sus fronteras con Irán y Turquía.

El Parlamento armenio ratificó el Tratado sobre Fuerzas Armadas Convencionales en Europa en julio de 1992. El mismo impone límites a ciertas categorías de equipo bélico, como tanques, artillería y vehículos blindados, aviones y helicópteros de combate, y se encarga de la destrucción de los armamentos que excedan de esos límites. Los funcionarios armenios han expresado en forma constante su determinación de cumplir con sus disposiciones. Armenia ha suministrado información sobre los armamentos según lo requiere dicho Tratado. Hay indicaciones de que Armenia ha hecho lo posible por establecer mecanismos para asegurar el cumplimiento de sus obligaciones en materia de control de las armas. Armenia no es un exportador importante de armas convencionales, pero ha suministrado apoyo sustancial, incluso materiales, a los separatistas en Nagorno-Karabaj.

En marzo de 1993, Armenia firmó la Convención Multilateral sobre la Prohibición de las Armas Químicas, que exige una eventual eliminación de las mismas. Armenia entró a formar parte del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares, como estado no nuclear, en julio de 1993. Los Estados Unidos y otros gobiernos occidentales han discutido las actividades necesarias para establecer con Armenia sistemas efectivos de control de las exportaciones nucleares.

RELACIONES EXTERIORES
Armenia es miembro de las Naciones Unidas, el Consejo de Europa, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la Comunidad de Estados Independientes, la Asociación para la Paz de la OTAN, el Consejo de la Asociación Euroatlántica, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento y la Organización Mundial del Comercio.

Nagorno-Karabaj
En 1988, el territorio de Nagorno-Karabaj, enclave de etnicidad predominantemente armenia dentro de Azerbaiyán, votó a favor de separarse y unirse a Armenia. Con el tiempo, esto ocasionó un conflicto armado en gran escala. El apoyo armenio a los separatistas llevó a que Azerbaiyán impusiera un embargo económico, que tuvo un efecto desfavorable en el comercio exterior de Armenia e hizo más costosa la importación de alimentos y combustible, tres cuartas partes de los cuales pasaban por Azerbaiyán bajo el dominio soviético.

Las conversaciones de paz sostenidas a principios de 1993 fueron interrumpidas por la toma del distrito azerbaiyano de Kelbajar por fuerzas armenias en Nagorno-Karabaj y por la evacuación forzosa de miles de personas de origen étnico azerí. En protesta, Turquía respondió con su propio embargo contra Armenia. En 1994 se declaró un cese de fuego entre las fuerzas azeríes y armenias de Nagorno-Karabaj, que ambos lados han mantenido desde entonces, a pesar de algunos tiroteos ocasionales a lo largo de la línea de contacto entre ellos. Todos los gobiernos armenios han resistido hasta ahora las presiones internas para reconocer la independencia autoproclamada de la "República Nagorno-Karabaj", anunciando al mismo tiempo que no aceptarían ningún acuerdo de paz que devolviera el enclave al dominio azerbaiyano. Unos 750.000 azeríes que huyeron durante las ofensivas karabajis viven todavía como personas internamente desplazadas en Azerbaiyán, mientras que unas 400.000 personas de origen étnico armenio, que huyeron de Azerbaiyán desde 1988 continúan como refugiados, si bien después de 1998 unas 35.000 personas han aceptado la ciudadanía armenia.

Desde 1992, bajo los auspicios del Grupo Minsk de la OSCE, se vienen sosteniendo negociaciones para resolver pacíficamente el conflicto. Los Estados Unidos, Francia y Rusia comparten la presidencia del Grupo Minsk en la actualidad. Las conversaciones se concentran en la situación de Nagorno-Karabaj, el retorno de los refugiados, el levantamiento de los bloqueos, el retiro de los territorios ocupados y la situación del corredor de Lachin, que conecta a Nagorno-Karabaj con Armenia.

Según la Oficina de Geografía de Armenia, los armenios karabajíes, respaldados por la República de Armenia, controlan ahora un 11% de Azerbaiyán y han rehusado abandonar los territorios ocupados hasta tanto se llegue a un acuerdo sobre la situación de Nagorno-Karabaj. Armenia y Azerbaiyán continúan observando el cese del fuego que ha estado en efecto desde mayo de 1994, y hacia fines de 1995 las dos partes aceptaron que representantes de la OSCE estacionados en Tbilisi, Georgia, vigilen el cese del fuego y faciliten el proceso de paz.

RELACIONES ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y ARMENIA
La disolución de la Unión Soviética en 1991 puso fin a la Guerra Fría y creó la oportunidad para establecer relaciones bilaterales con los Nuevos Estados Independientes (NEI), al iniciar ellos su transformación política y económica. Los Estados Unidos reconocieron la independencia de Armenia el 25 de diciembre de 1991, y en febrero de 1992 abrieron una Embajada en Ereván.

Los Estados Unidos hicieron un esfuerzo concertado para ayudar a Armenia y a otros Nuevos Estados Independientes durante su difícil transición del totalitarismo a la democracia y a los mercados abiertos. La piedra fundamental de esta asociación continuada ha sido la Ley de Libertad Rusa y de Apoyo a las Nacientes Democracias y Mercados Abiertos Eurasiáticos (FREEDOM), promulgada en octubre de 1992. Conforme a este y otros programas, los Estados Unidos proporcionaron hasta la fecha cerca de US$1.500 millones en ayuda humanitaria y técnica para Armenia. Los programas de asistencia de los Estados Unidos se describen en detalle en el sitio web de la Embajada de los Estados Unidos en Ereván: www.usa.am/assistance/ .

Los Estados Unidos desempeñaron también una función importante en el Grupo Minsk, creado en 1992 por la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa—ahora la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE)—con el fin de alentar a una resolución pacífica y negociada del conflicto sobre la región de Nagorno-Karabaj. Ese conflicto ha costado miles de vidas, creado cerca de un millón de refugiados y personas desplazadas y causado dificultades económicas para Armenia.

Relaciones económicas entre los Estados Unidos y Armenia
En 1992 Armenia firmó tres acuerdos con los Estados Unidos que afectan al comercio entre ambos países. Los acuerdos fueron ratificados por el Parlamento armenio en septiembre de 1995 y entraron en vigor a principios de 1996. Incluyen un Acuerdo sobre Relaciones Comerciales, un Acuerdo sobre Incentivos para la Inversión y un Tratado sobre el Estímulo y Protección Recíprocos de la Inversión (conocido generalmente como Tratado Bilateral de Inversiones). Armenia no tiene con los Estados Unidos un tratado bilateral sobre imposición tributaria. La Ley sobre Inversión Extranjera de 1994 rige todas las inversiones directas en Armenia, incluso las de los Estados Unidos.

En la actualidad, 70 firmas estadounidenses realizan negocios en Armenia, entre ellas compañías multinacionales como Procter & Gamble, M&M-Mars, Xerox, Dell e IBM. Entre los recientes proyectos importantes de inversión estadounidense figuran el Hotel Armenia; el Hotel Ani Plaza; Tufenkian Holdings (producción de alfombras y muebles, hoteles y construcción); varias subsidiarias de firmas estadounidenses dedicadas a la tecnología informática, entre ellas Viasphere Technopark, un incubador de esa clase de tecnología; una planta embotelladora de Cola-Cola de propiedad griega; exploración petrolera por la American-Armenian Exploration Company; instalaciones para la producción de joyas y textiles; una planta grande de minería y elaboración de perlita; y una planta Jermuk Mother, que produce una de las marcas populares de agua mineral en Armenia.

Apoyo estadounidense para la creación de una economía de mercado
Los Estados Unidos continúan trabajando con instituciones financieras internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, para ayudar a Armenia en su transición hacia una economía de libre mercado. Armenia ha iniciado un ambicioso programa de reforma, que ha permitido una transición gradual desde la ayuda humanitaria hacia una asistencia más orientada hacia el desarrollo. Los programas de asistencia económica de los Estados Unidos, administrados sobre todo por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), tienen tres objetivos: ayudar a crear un marco jurídico, reglamentario y político para la competencia y el crecimiento económico en los sectores de energía, agricultura, vivienda y otros; fomentar la reforma fiscal; y desarrollar un sector financiero privado competitivo y eficiente. Otras instituciones, entre ellas los Departamentos de Estado, Agricultura, Hacienda, Defensa y Comercio y el Cuerpo de Paz, patrocinan varios proyectos de asistencia. El Grupo Especial EE.UU.-Armenia, establecido en 2000, es una comisión bilateral que se reúne cada seis meses para examinar el progreso y los objetivos de la asistencia estadounidense a Armenia.

Algunos programas específicos de la USAID se concentran en desarrollar el sector privado y en crear empresas pequeñas y medianas, incluso programas de microcrédito; la reforma del sector energético, concentrada en la gestión eficiente de los recursos físicos de Armenia; programas de democracia y buen gobierno, incluso la promoción de una sociedad civil activa y bien informada; la reforma del sector social, incluso la administración de los beneficios para las poblaciones vulnerables y la capacitación profesional enfocada; la reforma del sector de la salud, incluso el mejoramiento de la gestión y la prestación de servicios de atención primaria con acento en la medicina preventiva; y asistencia a las zonas de actividad sísmica, que provee vivienda y reactivación económica para las víctimas del terremoto de 1988. Con arreglo a este programa, más de 4.000 familias que perdieron sus hogares han participado en un programa de certificados de vivienda que les permite obtener vivienda permanente y adecuada.

El Proyecto de Asistencia al Mercadeo (MAP) del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos provee servicios de asesoramiento y apoyo a agricultores privados en todas las provincias armenias, facilita la formación de asociaciones agrícolas y las iniciativas de mercadeo, ofrece microcrédito a productores agrícolas y ha creado las bases de varias asociaciones de la industria agropecuaria. El Programa de Becas Cochran del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) provee capacitación a productores agropecuarios armenios. El USDA y la USAID iniciaron además gestiones para reactivar la producción y exportación de verduras, frutas y otros productos agrícolas armenios.

Asistencia humanitaria estadounidense
En el curso de la década pasada los Estados Unidos aportaron más de US$1.400 millones en ayuda para Armenia, la suma por habitante más alta registrada en los Nuevos Estados Independientes. En un principio, la ayuda humanitaria representó más del 85% de este total, lo que reflejó los efectos económicos causados por el cierre de las fronteras con Turquía y Azerbaiyán debido al conflicto en Nagorno-Karabaj, la destrucción en el norte de Armenia por causa del devastador terremoto de 1988 y la paralización casi completa de la mayoría de las fábricas del país.

Al mejorar las condiciones en Armenia, con la estabilización de la economía y el aumento en la producción de energía—incluso la reapertura de la planta de energía nuclear de Armenia en Metsamor—los programas de asistencia estadounidense han pasado de los objetivos humanitarios a los objetivos de desarrollo a plazo más largo.

Apoyo de los Estados Unidos para la democracia
Se han ofrecido programas de asistencia técnica y capacitación en materia de administración municipal, relaciones intergubernamentales, asuntos públicos, política exterior, capacitación diplomática, estado de derecho y redacción de una constitución. Algunos programas específicos se concentran en fomentar elecciones que cumplan con las normas internacionales, fortalecer los partidos políticos y promover el establecimiento de un sistema judicial y de medios de información independientes. Esto incluye la financiación de programas de sostenimiento de organizaciones de la sociedad civil, el fortalecimiento de la capacidad de las organizaciones no gubernamentales (ONG) locales, el desarrollo profesional de la Asamblea Nacional y el arte de gobernar en el plano local y comunitario.

Los programas de intercambio estudiantil del Departamento de Estado y de la USAID desempeñan un papel importante en el sostenimiento de las reformas democráticas y de libre mercado. Se ha provisto también asistencia para traducir y publicar información impresa. Los programas de intercambio en los Estados Unidos para abogados, jueces, miembros de partidos políticos, comerciantes, funcionarios públicos, activistas de ONG, periodistas y otras figuras públicas de Armenia se concentran en una variedad de temas, entre ellos el sistema judicial y político, la privatización, los sectores empresariales específicos, los medios noticiosos y la sociedad civil de los Estados Unidos. El Departamento de Estado ha financiado un proyecto que provee la conexión a Internet de las escuelas de varios niveles en todo el país; estos centros ofrecen oportunidades tanto educativas como de desarrollo comunitario.

La USAID ha financiado grupos internacionales y nacionales para observar las elecciones nacionales. También ha financiado programas de educación de votantes y de fortalecimiento de la participación de una variedad de organizaciones cívicas en el proceso democrático.

[Véase también la hoja informativa sobre la asistencia estadounidense a Armenia en el ejercicio fiscal de 2004.]

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador: John Marshall Evans
Jefe Adjunto de Misión: Anthony Godfrey
Jefe de Asuntos Políticos y Económicos: Cynthia Doell
Coordinador Adjunto: Aaron Sherinian
Consejero de Asuntos Económicos: Traver Gudie
Consejera de Asuntos Consulares: Mary Stickles
Consejero de Asuntos Administrativos: Larry Richter
Consejero de Asuntos de Seguridad Regional: Justin Otto
Director del Proyecto de Asistencia al Mercadeo del USDA: Jeffrey Engels
Director de la USAID: Robin Phillips
Consejero de Asuntos Públicos: Kim Hargan

La Embajada de los Estados Unidos U.S. Embassy en Ereván está situada en 18 Marshal Bagramyan. Teléfono: 3741-54-3900 ó 3741-52-4661; fax: 3741-52-0800.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia