Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Andorra



noviembre de 2004

Bandera de Andorra

RESEÑA

Nombre oficial
Principado de Andorra

Geografía
Superficie: 468 km2 (180 mi2 ); aproximadamente la mitad de la superficie de la ciudad de Nueva York.
Ciudades: Capital: Andorra la Vella.
Relieve: Montañoso.
Clima: Templado, frío y seco.

Población
Nacionalidad: Gentilicio y adjetivo: Andorrano.
Habitantes: 71.700 (diciembre de 2003).
Tasa de crecimiento anual: 0,7%.
Grupos étnicos: Catalanes, españoles, franceses y portugueses.
Religión: Católica romana.
Lenguas: Catalán (oficial), español y francés.
Educación: Años obligatorios: hasta los 16 años. Asistencia: 100%. Alfabetizados: 100%.
Salud: Tasa de mortalidad infantil: 3 por 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida: 76 años para los hombres y 81 años para las mujeres.

Gobierno
Tipo: Democracia parlamentaria con dos copríncipes como Jefes de Estado.
Constitución: Ratificada en marzo de 1993.
Independencia: 1278.
Poderes: Jefes de Estado: Dos copríncipes (el Presidente de Francia y el Obispo de la Seo de Urgel en España). Ejecutivo: Jefe de Gobierno (Cap de Govern) y nueve ministros. Legislativo: Parlamento (fundado en 1419) compuesto por 28 miembros. Judicial: Los casos civiles son vistos en primera instancia por cuatro jueces (batlles) y en apelación por el Tribunal de Apelaciones formado por un juez. El organismo más alto es el Consejo Superior de Justicia, de cinco miembros. Los casos penales son vistos por el Tribunal de Cortes en Andorra la Vella.
Circunscripciones administrativas: Siete parroquias, a saber, Andorra la Vella, Canillo, Encamp, La Massana, Ordino, Sant Julia de Lòria y Escaldes componen los distritos representados en el Consejo General.
Partidos/grupos políticos: Partido Liberal Andorrano (PLA), Partido Centro Democrático Andorrano (PCDA, antiguo Partido Demócrata, PD) y Partido Social Demócrata (PS).
Sufragio: Universal a los 18 años de edad.

Economía
Producto interno bruto (PIB): US$2.300 millones (2002).
Recursos naturales: Energía hidroeléctrica, agua mineral, madera, mineral de hierro y plomo.
Agricultura: Productos: tabaco y ovinocultura.
Industria: Tipos: turismo (principal renglón de la economía), productos tabacaleros y muebles.
Comercio: Las actividades principales son el comercio y la banca; no se dispone de cifras oficiales. Exención de derechos de aduana.
Moneda oficial: Euro.

POBLACIÓN
Los andorranos viven en los siete valles que forman los distritos políticos de Andorra y representan una minoría en su propio país; residentes españoles, franceses y portugueses componen el 65,2% de la población.
La lengua nacional es el catalán, lengua romance relacionada con los grupos provenzales. También se habla francés y español.
La ley de educación exige la asistencia escolar de los niños hasta los 16 años. Un sistema de escuelas públicas francesas, españolas y andorranas provee educación hasta el nivel secundario. Las autoridades andorranas construyen y mantienen las escuelas, pero los maestros son pagados sobre todo por Francia o España. Cerca del 50% de los niños andorranos asiste a escuelas primarias francesas y el resto, a escuelas españolas o andorranas. Las escuelas andorranas siguen el programa escolar español, y el sistema educativo español reconoce sus diplomas. En julio de 1997 se estableció la Universidad de Andorra. El número de estudiantes hace que sea imposible para la Universidad de Andorra establecer un programa académico completo, y la universidad actúa sobre todo como centro de estudios virtuales, conectado a universidades españolas y francesas. Las dos únicas escuelas de posgrado en Andorra son la Facultad de Enfermería y la Facultad de Informática.

HISTORIA
Andorra es el último sobreviviente independiente de varios estados creados por Carlomagno con carácter de territorios de amortiguación para detener la marcha de los moros musulmanes hacia la Francia cristiana. Cuenta la leyenda que Carlomagno otorgó a los habitantes andorranos un fuero a cambio de que lucharan contra los moros. En el siglo IX, el nieto de Carlomagno, Carlos el Calvo, fue nombrado Conde de Urgel y Señor de Andorra. Un descendiente del conde concedió más tarde las tierras a la diócesis de Urgel, encabezada por el Obispo de la Seo de Urgel.

En el siglo XI, temiendo una acción militar por parte de los señoríos vecinos, el Obispo se acogió a la protección del señor de Caboet, un noble español. Más tarde, el Conde de Foix, un noble francés, se convirtió por matrimonio en heredero del señor de Caboet, lo que suscitó una disputa sobre Andorra entre el Conde y el Obispo.

En 1278, se resolvió el conflicto con la firma de una sentencia arbitral llamada pareaje (pariatge), que dispuso que la soberanía de Andorra fuese compartida entre el Conde de Foix y el Obispo de la Seo de Urgel, de España. El sistema de pareajes, una institución feudal que reconocía el principio de la igualdad de derechos compartida por dos soberanos, otorgó al pequeño estado su territorio y forma política.

Con el transcurso de los años, el título se traspasó entre los dominios francés y español hasta que, durante el reinado de Enrique IV de Francia en 1607, un edicto estableció que el Jefe de Estado francés y el Obispo de la Seo de Urgel fuesen copríncipes de Andorra.

Debido a su relativo aislamiento, Andorra ha existido al margen de la corriente principal de la historia europea, con pocos vínculos con otros países, excepto Francia y España. Sin embargo, en época reciente, su floreciente industria turística y los adelantos en el transporte y las comunicaciones han sacado al país de su aislamiento.

GOBIERNO
Hasta hace poco, el sistema político de Andorra no tuvo una división definida entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. En 1993 Andorra ratificó y aprobó una Constitución. La misma establece a Andorra como democracia parlamentaria soberana que tiene como Jefes de Estado a dos copríncipes.

El impulso fundamental de su transformación política fue una recomendación hecha por el Consejo de Europa, en 1990, en el sentido de que Andorra, para lograr su plena integración a la Unión Europea (UE), debía adoptar una Constitución moderna que garantizara los derechos de sus residentes y trabajadores. En 1990 se formó una comisión tripartita—compuesta por representantes de los copríncipes, el Consejo General y el Consejo Ejecutivo—y en abril de 1991 se finalizó el proyecto de Constitución.

Conforme a la Constitución de 1993, los copríncipes continúan siendo Jefes de Estado, pero el poder ejecutivo radica en el Jefe de Gobierno. Los dos copríncipes tienen poderes limitados por partes iguales, que no incluyen el derecho al veto en los actos del gobierno. Son representados en Andorra por un delegado. Como copríncipes de Andorra, el Presidente de Francia y el Obispo de la Seo de Urgel tienen autoridad suprema en la aprobación de todos los tratados internacionales con Francia y con España, así como en todos los relacionados con la seguridad interna, la defensa, el territorio andorrano, la representación diplomática y la cooperación en asuntos judiciales y penales. Si bien hay quienes consideran la institución de los copríncipes como un anacronismo, la mayoría la percibe como un vínculo con las tradiciones andorranas y una forma de equilibrar el poder de los dos vecinos de Andorra, que son mucho más extensos que esta última.

El principal organismo legislativo de Andorra es el Consejo General (Parlamento), que consta de 28 miembros. El síndico (presidente), el subsíndico y los miembros del Consejo se eligen en elecciones generales realizadas cada cuatro años. El Consejo se reúne durante todo el año en ciertas fechas fijadas por tradición o según sea necesario. Las elecciones generales más recientes tuvieron lugar en marzo de 2001. Las próximas elecciones se realizarán en abril o mayo de 2005.

El Consejo General, para poder reunirse, debe tener la presencia de por lo menos un representante de cada parroquia. Históricamente, cada una de las siete parroquias ha estado representada por cuatro diputados. Este sistema ha permitido que la parroquia más pequeña, que solo tenía 562 votantes, tuviera el mismo número de representantes que la parroquia más grande, que tenía 4.014 votantes. Para corregir este desequilibrio, la nueva Constitución contiene una disposición en virtud de la cual se modificaron la estructura y el sistema de elección de los miembros del Consejo. Conforme al nuevo sistema, la mitad de los representantes se elige por el sistema tradicional y la otra mitad, por medio de listas nacionales.

El Consejo General elige un síndico y un subsíndico para poner en práctica sus decisiones. Ellos ejercen sus funciones por períodos de cuatro años y pueden ser redesignados una vez. Reciben un sueldo anual. Los síndicos no tienen prácticamente ningún poder discrecional y todas las decisiones políticas deben ser aprobadas por el Consejo en pleno. Cada cuatro años, después de las elecciones generales, el Consejo General elige al Jefe de Gobierno que, a su vez, escoge a los demás miembros del Consejo Ejecutivo. El Consejo actual tiene nueve ministros.

El sistema judicial es independiente. Los tribunales aplican el derecho consuetudinario de Andorra, suplementado por la ley romana y el derecho consuetudinario catalán. Los casos civiles son vistos por el tribunal de primera instancia, formado por un grupo de cuatro jueces (batlles) , dos escogidos por cada copríncipe. Las apelaciones son vistas por el Tribunal de Apelaciones. El organismo de mayor jerarquía es el Consejo Superior de Justicia, de cinco miembros.

Andorra carece de fuerzas de defensa y tiene solo una pequeña fuerza policial interna. Todo hombre sano que posea un arma de fuego debe prestar servicio, sin remuneración alguna, en el pequeño ejército, cuya distinción radica en dar trato de oficiales a todos sus integrantes. El ejército no ha estado en combate por más de 700 años, y su principal responsabilidad es presentar la bandera andorrana en ceremonias oficiales.

SITUACIÓN POLÍTICA
Andorra tuvo elecciones en marzo de 2001 en las que reeligió al Jefe de Gobierno Marc Forné para ocupar el poder. La aclaración de las ideologías políticas entre las principales agrupaciones políticas fue una prueba clara de que la democracia está bien establecida en el principado. Surgieron de la elección tres partidos importantes con principios políticos claros: el Partido Liberal Andorrano (PLA) de Forné de tendencia conservadora, gobernante en la actualidad, el Partido Demócrata (PD) cuyo nombre se cambió recientemente por el de Partido Centrista Democrático Andorrano (PCDA), y el Partido Social Demócrata (PS), de orientación más a la izquierda del centro. El PLA es una reorganización de la Unión Liberal, y los otros dos surgieron de los restos de formaciones políticas ahora inactivas pero que una vez tuvieron representación parlamentaria. Desde que se ratificó la Constitución en 1993 se han formado tres coaliciones de gobierno. El gobierno actual dirigido por Marc Forné obtuvo una mayoría absoluta con 15 escaños; el PD obtuvo 5 escaños y el PS 6. Forné prestó juramento como Cap de Govern, o Jefe de Gobierno, el 12 de abril de 2001.

El Gobierno continúa abordando muchas reformas esperadas por mucho tiempo: la creación de una infraestructura que incluya un aeropuerto y un sistema de transporte en metro aéreo, la expansión de la asistencia social, la conservación del medio ambiente y adelantos en tecnología. La reforma del sistema tributario es tal vez el tema más urgente que deberá abordar el Gobierno.

Ha habido una redefinición de las calificaciones para la ciudadanía andorrana, tema de gran importancia en un país en que solo 23.000 de los 71.700 habitantes son ciudadanos legales. En 1995 se aprobó una ley para ampliar la ciudadanía pero ésta sigue siendo difícil de adquirir, y solo los ciudadanos andorranos pueden transmitir automáticamente la ciudadanía a sus hijos. Las personas que residen legalmente en Andorra pueden obtener la ciudadanía después de 25 años de residencia. Los hijos de los residentes pueden optar por la ciudadanía andorrana después de los 18 años si han residido prácticamente durante toda su vida en Andorra. El solo hecho de haber nacido en tierra andorrana no confiere la ciudadanía a una persona. No se permite tener doble ciudadanía. A quienes no son ciudadanos se les permite poseer únicamente el 33% de una compañía. Únicamente después de haber residido en el país durante 20 años, tienen derecho a poseer el 100%. Hay un proyecto de ley que reduciría de 20 a 10 el número de años necesarios para adquirir la ciudadanía, pero su aprobación está pendiente en el Parlamento.

La Constitución de 1993, al crear un marco jurídico moderno para el país, ha permitido a Andorra iniciar su transformación de una economía sobre todo basada en las compras exentas del pago de impuestos a una economía basada en el turismo, la banca y las finanzas internacionales. A pesar de los nuevos y prometedores cambios, es probable que Andorra, por lo menos en el futuro cercano, siga confrontando varias dificultades por causa de la gran afluencia de residentes extranjeros y la necesidad de crear instituciones sociales y políticas modernas. Además de las cuestiones referentes a la nacionalidad y la política de inmigración andorranas, otros temas prioritarios incluirán abordar el problema de la escasez de vivienda y de la especulación en bienes raíces, desarrollar la industria del turismo, y definir sus relaciones con la Unión Europea.

Altos cargos públicos
Copríncipe: Jacques Chirac, Presidente de Francia
Copríncipe: Juan Marti Alanis, Obispo de la Seo de Urgel, España
Jefe de Gobierno: Marc Forné
Síndico General: Francesc Areny
Encargada de Negocios ante las Naciones Unidas: Jelena Pia-Comella (acreditada también como representante ante el Gobierno de los Estados Unidos).

ECONOMÍA
El ingreso nacional de Andorra en 2002 fue de unos US$2.300 millones y el turismo fue su elemento principal. Además de ser atractivo para los compradores de Francia y de España debido a sus reducidos impuestos, el país ofrece también lugares turísticos para el verano y el invierno. La industria del turismo, con cerca de 270 hoteles y 400 restaurantes, así como numerosas tiendas, emplea a una gran parte de la población activa del país.

Existe un comercio bastante activo de bienes de consumo, incluso de manufacturas importadas que, por el hecho de gravarse con un impuesto más bajo, cuestan menos en Andorra que en los países vecinos. El régimen de exención tributaria en Andorra ha tenido también un efecto importante en su relación con la Unión Europea. Andorra inició negociaciones con la Unión en 1987. Un acuerdo que entró en vigor en julio de 1991 establece cuotas para la exención tributaria e impone límites a ciertos artículos, sobre todo a los productos lácteos, al tabaco y a las bebidas alcohólicas. Se le permite a Andorra mantener precios diferentes de los de otros países de la UE, y los visitantes disfrutan de una limitada desgravación fiscal.

Los resultados de las elecciones de Andorra indican hasta el momento que muchos apoyan las iniciativas gubernamentales sobre reformas y creen que Andorra debe integrarse, hasta cierto punto, a la Unión Europea para continuar disfrutando de su prosperidad. Aunque menos de un 2% de su tierra es arable, la agricultura fue el principal renglón de la economía andorrana hasta que surgió el turismo. La ovinocultura ha sido la principal actividad agropecuaria. El cultivo de tabaco también es lucrativo. Andorra importa la mayoría de los alimentos.

Además de las artesanías, la manufactura incluye cigarros, cigarrillos y muebles para el mercado interno y para la exportación. Una central hidroeléctrica en Les Escaldes, con capacidad de 26,5 megavatios, suministra el 40% de la electricidad en Andorra y el resto es suministrado por España.

RELACIONES EXTERIORES
A partir del establecimiento de su soberanía con la ratificación de la Constitución en 1993, Andorra se ha convertido en miembro activo de la comunidad internacional. En julio de 1993, estableció su primera misión diplomática en el mundo ante las Naciones Unidas. A principios de 1995, los Estados Unidos y Andorra establecieron relaciones diplomáticas oficiales. Andorra ha ampliado también sus relaciones con otros países.

Andorra es miembro de pleno derecho de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales (ICCROM), la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la Cruz Roja Internacional, la Convención Universal sobre Derechos de Autor, el Consejo de Europa, EUTELSAT, la Organización Mundial del Turismo, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el Consejo de Cooperación Aduanera (CCA), Interpol y el Fondo Monetario Internacional, entre otras. Andorra ha tenido un acuerdo especial con la Unión Europea desde 1991.

RELACIONES ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y ANDORRA
Tal como se ha indicado, los Estados Unidos establecieron relaciones diplomáticas con Andorra el 21 de febrero de 1995, que hasta hoy han sido excelentes. El Embajador de los Estados Unidos en España U.S.Embassy está acreditado también como Embajador en Andorra. Los funcionarios del Consulado General de los Estados Unidos en Barcelona se encargan de atender las relaciones diarias con Andorra.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia