Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Lituania



julio de 2004

Lithuania flag is three equal horizontal bands of yellow (top), green, and red.

RESEÑA

NOMBRE OFICIAL:
República de Lituania

Geografía
Superficie: 65.200 km2 (26.080 mi2); aproximadamente el tamaño del estado de Virginia occidental.
Ciudades: Capital: Vilna (553.373 habitantes). Otras ciudades principales: Kaunas (376.575), Klaipeda (192.498), Siauliai (133.528) y Panevezys (119.417).
Relieve: Las fértiles llanuras centrales de Lituania están separadas por tierras altas montañosas creadas por derrubio glaciar. Cubren el paisaje 758 ríos, navegables en su mayoría, y 2.833 lagos. El litoral tiene 90 km de largo. Utilización de la tierra: tierra cultivable, 53%; bosques, 30%; agua, 4%; otra, 13%.
Clima: Con cuatro estaciones diferentes, el clima es continental húmedo, moderado por la influencia del mar Báltico. Las temperaturas medias son de -5oC en enero y de 17oC en julio. La precipitación media anual es de 620 mm.

Población
Nacionalidad: Gentilicio: Lituano.
Habitantes: 3.476 millones.
Tasa neta de crecimiento anual: -2,5%. Tasa de natalidad: 9,1 por 1.000. Tasa de mortalidad: 11,6 por 1.000.
Grupos étnicos: Lituanos, 83,5%; polacos, 6,7%; rusos, 6,3%; bielorrusos 1,2%; ucranianos, 0,7%; judíos, 0,1%; y otros, 1,5%.
Religiones: Católica (70%), ortodoxa (3%), protestante (1%), religión antigua (0,8%) y judía (0,1%).
Lengua: Lituano. Una minoría habla ruso y polaco.
Educación: Años obligatorios: 9. Alfabetizados: 99%.
Salud: Mortalidad infantil: 7,8 por 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida: 66 años para los hombres y 77 años para las mujeres.
Población activa: (segundo trimestre de 2002): 1,73 millones de habitantes. Industria manufacturera, 18,3%; agricultura, 17,1%; comercio al por mayor y al detal, 15,5%; construcción, 6,3%; transporte, 6,3%; administración pública y defensa, 5,1%.

Gobierno
Tipo: Democracia parlamentaria.
Constitución: El 25 de octubre de 1992 los lituanos ratificaron una nueva Constitución, firmada oficialmente el 6 de noviembre de ese año.
Poderes: Ejecutivo: Presidente (jefe de Estado), elegido por voto popular, y Primer Ministro (jefe de Gobierno). Legislativo: Seimas (Parlamento: 141 miembros nombrados por un período de cuatro años). Judicial: Tribunal Constitucional, Corte Suprema de Justicia y Corte Suprema Administrativa.
Circunscripciones administrativas: 10 condados y 60 municipios.
Partidos y coaliciones políticas principales: Partido Social Demócrata, 47 escaños en el Parlamento; Nueva Unión, 26; Unión Liberal, 23; Partido Liberal Democrático, 9; Partido Conservador, 9; Partido Campesino y Nueva Democracia, 7.
Sufragio: Universal a los 18 años de edad.
Presupuesto público general (2002): $4.800 millones (tasa de cambio a finales de 2002: 3,40 litai = $1.00).

Economía
Producto interno bruto (PIB) (2002): $14.900 millones.
Tasa de crecimiento anual del PIB (2002): 6,7%.
PIB por habitante: $ 4.296.
Deflación (2002): 1%.
Desempleo (2002): 10,9%.
Sectores principales de la economía: industria manufacturera, 19,4%; comercio al por mayor y al detal, 18%, transporte y almacenamiento, 9,2%.
Comercio: Exportaciones: $5.900 millones; productos minerales, 19,0%; textiles y artículos textiles, 15,0%; productos agrícolas y alimentarios, 10,8%; equipo de transporte, 15,9%; maquinaria y artefactos mecánicos; 9,9%; y productos de madera y papel, 6,7%. Mercados principales: Gran Bretaña, 13,5%, Rusia, 12,1%; Alemania, 12,1%; Letonia, 9,6%; y Polonia, 3,6%. Importaciones: $8.300 millones; bienes intermedios, 55,9%, productos de inversión, 18,6%; bienes de consumo, 17,5%; y automóviles de pasajeros, 7,2%. Mercados principales: Rusia, 20,2%; Alemania, 19%; Polonia, 6,4%; y Dinamarca, 4%.

GEOGRAFÍA
Lituania, el más extenso y poblado de los estados bálticos, es sobre todo un país marítimo, con 96 km de costa arenosa, de la que solamente 38 km lindan con el mar Báltico. Klaipeda, el principal puerto de aguas cálidas de Lituania, está situado en la estrecha entrada al golfo de Kursiu, una laguna poco profunda que se extiende hacia el sur hasta Kaliningrado. El río Nemunas y algunos de sus tributarios se utilizan para el transporte interno (en 2000, 89 embarcaciones fluviales transportaron 900.000 toneladas de carga, menos de un 1% del tráfico total de bienes). Lituania, situada entre 56,27 y 53,53 grados de latitud y 20,56 y 26,50 grados de longitud, es de superficie llana glacial, con excepción de las colinas morrénicas en las tierras altas occidentales y orientales que no exceden de 300 metros de altura. El terreno se distingue por numerosos lagos y pantanos pequeños, y una zona de bosques mixtos cubre el 30% del país.

La temporada de cultivo es de 169 días en la región oriental y 202 días en la occidental, y las tierras cultivables, en su mayor parte, son de suelo arenoso o arcilloso. Los principales recursos naturales de Lituania son piedra caliza, arcilla, arena y grava, pero la plataforma costera ofrece tal vez 10 millones de barriles de yacimientos petroleros, y el sudeste podría producir mineral de hierro y granito en grandes cantidades. Según algunos geógrafos, Vilna, la capital de Lituania, está situada en el centro geográfico de Europa.

POBLACIÓN
Las primeras señales de habitación humana en el actual territorio de Lituania datan de 10.000 años a.C. Entre 3.000 y 2.000 a.C. los pueblos neolíticos fabricantes de cerámica cordada se dispersaron sobre una vasta región de Europa oriental, entre el mar Báltico y el río Vistula en el Oeste y la línea Moscú-Kursk en el Este. Al mezclarse con la población indígena, se formó el pueblo báltico, grupo étnico indoeuropeo definido cuyos descendientes son las naciones lituanas y letonas de la actualidad y los prusianos ahora extintos. El nombre Lietuva, o Lituania, puede derivarse de la palabra lietava, que significa río pequeño, o lietus, que significa lluvia (o país de lluvia).

Los lituanos no son eslavos ni germánicos, si bien la unión con Polonia y la colonización germánica y rusa ejercieron influencias culturales y religiosas. Esta sociedad de un alto grado de cultura atribuye gran importancia a la educación, que es gratuita y obligatoria hasta los 16 años. Los lituanos y los habitantes de origen polaco pertenecen, en su mayoría, a la Iglesia católica; la ortodoxa es la principal denominación no católica.

Lituania, a pesar de los varios cambios de fronteras, las deportaciones soviéticas, la masacre de su población judía y las repatriaciones alemanas y polacas durante la Segunda Guerra Mundial y después, ha mantenido un porcentaje bastante estable de lituanos étnicos (con una variación de 79,3% en 1959 a 83,5% en 2002). Las leyes de ciudadanía y la Constitución de Lituania satisfacen las normas internacionales y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), al garantizar los derechos humanos y civiles universales.

El idioma lituano conserva todavía su sistema original de sonidos y las particularidades morfológicas de la lengua indoeuropea prototípica y, por lo tanto, es sumamente interesante para el estudio lingüístico. Entre 400 y 600 d.C., los idiomas lituano y letón se separaron del grupo de lenguas bálticas orientales (prusianas), que luego quedaron extintas. El primer texto lituano escrito que se conoce es una traducción de himnos que data de 1545. A partir de 1989, el lituano, escrito en alfabeto latino, ha vuelto a ser la lengua oficial de Lituania. La era soviética había impuesto el uso oficial del ruso, por lo que los lituanos, en su mayoría, hablan ruso como segundo idioma, mientras que la población eslava residente suele hablar ruso o polaco como primer idioma.

HISTORIA
La primera mención escrita de Lituania ocurre en 1009 d.C., aunque el historiador romano Tácito se refirió a los lituanos muchos siglos antes como excelentes agricultores. Estimulado por la expansión hacia las tierras bálticas de las órdenes militares monásticas germanas (la Orden de los Caballeros de la Espada y la Orden Teutónica), el Duque Mindaugas unió en las décadas de 1230 y 1240 las tierras habitadas por los lituanos, los samogitianos, los jatvingianos y los curonios para formar el Gran Ducado de Lituania (GDL). En 1251 Mindaugas adoptó el catolicismo y el 6 de julio de 1253 fue coronado Rey de Lituania; una década más tarde, a causa de su asesinato, estalló una guerra civil que duró hasta que un soberano llamado Vitenis derrotó a los Caballeros Teutónicos y restauró el orden.

Desde 1316 hasta 1341 el hermano y sucesor de Vitenis, el Gran Duque Gediminas, expandió el imperio hasta Kiev luchando contra los tártaros y los rusos. Intentó dos veces adoptar la religión cristiana con el propósito de poner fin al aislamiento político y cultural del GDL frente a Europa occidental. Para ese fin invitó a caballeros, mercaderes y artesanos a asentarse en Lituania y escribió cartas al Papa Juan XXII y a las ciudades europeas en las que insistió en que el propósito de la Orden Teutónica era conquistar tierras en lugar de propagar el cristianismo. La dinastía de Gediminas gobernó al GDL hasta 1572. Desde 1300 hasta principios de 1400, el Estado lituano se extendió hacia el Este. Durante el reinado del Gran Duque Algirdas (1345-1377), la superficie de Lituania llegó casi a duplicarse. La Unión de Kreva de 1385, firmada por el Gran Duque Jogaila de Lituania (que gobernó durante los períodos 1377-1381 y 1382-1392) y la Reina Jadwiga de Polonia, intensificó el desarrollo económico y cultural de Lituania y lo orientó hacia el Occidente.

El Gran Duque Vitautas restauró la independencia de Lituania en unión con Polonia. Durante su gobierno (1392-1430), el GDL se convirtió en uno de los Estados más grandes de Europa y llegó a abarcar el actual territorio de Belarús, la mayor parte de Ucrania y la región de Smolensk de Rusia occidental. Bajo el mando de Jogaila y Vitautas, el ejército polaco y lituano unido derrotó a la Orden Teutónica en la batalla de Tannenberg (Grunewald o Zalgiris) en 1410, con lo que terminó la expansión germánica medieval hacia el Este.

El siglo XVI vio varias guerras contra el creciente Estado ruso libradas en tierras eslavas gobernadas por el GDL. Junto con la necesidad de tener un aliado en esas guerras, el deseo de la pequeña aristocracia y la burguesía media de obtener mayores derechos de los ya otorgados a la nobleza feudal polaca llevó a Lituania a unirse más a Polonia. Como resultado de la Unión de Lublín, en 1569, Polonia y Lituania pasaron a formar una comunidad de naciones donde el mayor poder estaba en manos de la cámara de representantes (Sejm) de la nobleza y de su rey elegido, quien también era Gran Duque de Lituania. La reforma agraria de mediados del siglo XVI fortaleció a la servidumbre y promovió el desarrollo de la agricultura gracias a la introducción de un sistema regular de triple rotación de terrenos.

El siglo XVI trajo un desarrollo más rápido de la agricultura, el crecimiento de las ciudades, la propagación de ideas acerca del humanismo y la Reforma y la impresión de libros. El establecimiento de la Universidad de Vilna en 1579 y los códigos jurídicos lituanos (Estatutos de Lituania) estimularon el desarrollo de la cultura en Lituania y en los países vecinos.

La República polaco-lituana quedó debilitada por la creciente dominación de los grandes magnates y por las guerras libradas entre los siglos XVI y XVIII contra Rusia y Suecia por Livonia, Ucrania y Bielorrusia. A finales del siglo XVIII hubo tres divisiones de la comunidad de naciones causadas por Rusia, Prusia y Austria; en 1795 la mayor parte de Lituania pasó a formar parte del imperio ruso. Los intentos hechos por restaurar la independencia durante los levantamientos de 1794, 1830-1831 y 1863 fueron aplastados y seguidos por un régimen policial más estricto, una mayor rusificación, el cierre de la Universidad de Vilna en 1832, y la prohibición de imprimir libros lituanos en letras latinas tradicionales en 1864.

Por causa de su proclamación de liberación y autonomía, muchos lituanos agradecidos se ofrecieron voluntariamente para servir en el ejército francés cuando Napoleón ocupó Kaunas en 1812 durante la fatídica invasión de Rusia. Después de la guerra, Rusia gravó con más impuestos a los terratenientes católicos y sometió a servidumbre a un creciente número de campesinos. Con la abolición de la servidumbre en 1861 se creó poco a poco una economía de mercado. Los agricultores lituanos ganaron fuerza, y el aumento del número de intelectuales de origen campesino condujo al crecimiento de un movimiento nacional lituano. En Prusia oriental regida por los alemanes, llamada también Lituania Menor, Königsberg o Kaliningrado, se imprimió una gran cantidad publicaciones lituanas, que luego entraron de contrabando a Lituania, en ese entonces regida por los rusos. Los dirigentes más destacados del movimiento de liberación nacional fueron J. Basanavicius y V. Kudirka. La prohibición impuesta a la prensa lituana se levantó finalmente en 1904.

Durante la Primera Guerra Mundial, el ejército alemán ocupó Lituania en 1915, y la administración de la ocupación permitió convocar una conferencia lituana en Vilna, en septiembre de 1917. La conferencia aprobó una resolución que exigía la restauración de un Estado lituano independiente y eligió el Consejo Lituano, organismo permanente presidido por Antanas Smetona. El 16 de febrero de 1918, el Consejo declaró la independencia de Lituania. Los años 1919 y 1920 vieron la Guerra de la Independencia lituana contra tres facciones: el Ejército Rojo, que en 1919 controlaba el territorio regido por un gobierno bolchevique encabezado por V. Kapsukas, el Ejército Polaco y el Ejército de Bermondt, compuesto de tropas rusas y alemanas bajo el mando de los alemanes. Lituania no logró recuperar la región de Vilna ocupada por Polonia.

El 12 de julio de 1920 Rusia reconoció la independencia de Lituania en el Tratado de Moscú y renunció a todos los derechos anteriormente reclamados. El 1º de agosto de 1992, el Seimas (Parlamento) de Lituania adoptó una Constitución, en virtud de la cual declaró a Lituania república parlamentaria y, en 1923, Lituania anexó la región de Klaipeda, la región septentrional de Lituania Menor. Para ese entonces, la mayoría de los países había reconocido la independencia lituana. Después de un golpe militar, el 17 de diciembre de 1926, el líder del Partido Nacionalista Antanas Smetona asumió la presidencia e introdujo gradualmente un régimen autoritario.

Las fronteras fueron el mayor problema de la política exterior de Lituania. La ocupación (1920) y la anexión de la región de Vilna (1922) por Polonia crearon tensiones en las relaciones bilaterales y, en marzo de 1939, Alemania obligó a Lituania a ceder la región de Klaipeda. La radical reforma agraria de 1922 redujo mucho el número de terratenientes, promovió la creación de fincas pequeñas y medianas y aumentó la producción y exportación agropecuarias, sobre todo de ganado. La industria ligera y la agricultura, en particular, se ajustaron con éxito a la nueva situación de los mercados y crearon nuevas estructuras.

El período entre las guerras produjo un sistema completo de educación, que determinó que el lituano sería el idioma utilizado para la enseñanza y el desarrollo de la prensa, la literatura, la música, las artes y el teatro. El 23 de agosto de 1939, el Pacto Molotov-Ribbentrop colocó a Lituania en la esfera de influencia alemana y después la sometió a la dominación soviética como consecuencia del acuerdo germano-soviético del 28 de septiembre de 1939. La presión soviética y una complicada situación internacional forzaron a Lituania a firmar el 10 de octubre de 1939 un acuerdo con la URSS, según el cual se le devolvía a Lituania la ciudad de Vilna y la parte de la región de Vilna capturada por el Ejército Rojo durante la guerra polaco-soviética. A cambio de esto, Lituania tuvo que aceptar la presencia de unos 20.000 soldados soviéticos.

El 14 de junio de 1940, el gobierno soviético presentó a Lituania un ultimátum, que exigía la formación de un nuevo gobierno lituano y permiso para emplazar más tropas del Ejército Rojo. Lituania sucumbió a la demanda soviética y al día siguiente entraron al país 100.000 efectivos soviéticos. El enviado especial del gobierno soviético, a su llegada a Kaunas, empezó a poner en práctica el plan para incorporar a Lituania a la URSS. El 17 de junio se formó el supuesto gobierno popular, encabezado por J. Paleckis. Un mes más tarde se sostuvieron elecciones parlamentarias en las que votó solamente una minoría de los miembros y el 3 de agosto se proclamó a Lituania república socialista soviética. Se estableció el régimen totalitario, se inició la sovietización de la economía y la cultura y se arrestó a varias personalidades y funcionarios públicos, que fueron exiliados a Rusia. Durante la campaña de deportación en masa, del 14 al 18 de junio de 1941, unas 7.439 familias (12.600 personas) fueron deportadas a Siberia sin previa investigación ni juicio, 3.600 personas, encarceladas, y más de 1.000, masacradas.

Poco tiempo después de estallar la guerra contra Alemania en 1941 se produjo una revuelta lituana contra la URSS. Los rebeldes declararon la restauración de la independencia de Lituania y desde el 24 de junio hasta el 5 de agosto pusieron en efecto un gobierno provisional, sin el reconocimiento alemán. Lituania pasó a formar parte de la unidad administrativa de Ostland de la ocupación alemana. La población fue sometida a represión y llevada a campos de trabajo forzado en Alemania. Los nazis y los colaboradores locales privaron a los judíos lituanos de sus derechos civiles y masacraron unos 200.000 de ellos. Los partidarios de la independencia, junto con partidarios soviéticos, crearon un movimiento de resistencia para impedir que los nazis reclutaran lituanos para el ejército alemán.

El Ejército Rojo expulsó a los alemanes de Lituania en 1944 y restableció su control. La sovietización prosiguió con la llegada de dirigentes del partido comunista con el fin de establecer una administración local. Las campañas de deportación en masa de 1941-1952 dieron como resultado el exilio de 29.923 familias a Siberia y a otras regiones distantes de la Unión Soviética. Las estadísticas oficiales indican que más de 120.000 personas fueron deportadas desde Lituania en ese período, y algunas fuentes estiman en 300.000 el número de presos políticos y personas deportadas. Se estima que en respuesta a estos acontecimientos, decenas de miles de combatientes de la resistencia participaron desde 1944 hasta 1953 en una guerra de guerrillas sin éxito contra el régimen soviético. Las autoridades soviéticas alentaron la inmigración de otros trabajadores soviéticos, en particular rusos, como una manera de integrar a Lituania a la Unión Soviética y de fomentar el desarrollo industrial.

Hasta mediados de 1988, la vida política, económica y cultural de Lituania estuvo controlada por el Partido Comunista Lituano (PCL). La crisis política y económica que comenzó en la URSS a mediados de la década de 1980 afectó también a Lituania, y los lituanos y otros pueblos bálticos ofrecieron su apoyo activo al programa de reformas sociales y políticas de Gorbachev. Bajo el liderazgo de los intelectuales, a mediados de 1988 se formó el movimiento de reforma lituana Sajudis, que declaró su intención de seguir un programa de derechos democráticos y nacionales, por lo que ganó popularidad en todo el país. Inspirado por el movimiento Sajudis, el Soviet Supremo Lituano aprobó enmiendas constitucionales acerca de la supremacía de las leyes lituanas sobre la legislación soviética, anuló las decisiones de 1940 de proclamar a Lituania parte de la URSS, legalizó un sistema multipartidista y adoptó otras decisiones importantes. Muchos miembros del PCL apoyaron también las ideas del Sajudis y, con respaldo del mismo, se eligió en 1988 a Algirdas Brazauskas Primer Secretario del Comité Central del PCL. En diciembre de 1989, el PCL, dirigido por Brazauskas, se separó del Partido Comunista de la Unión Soviética para convertirse en un partido independiente y en 1990 cambió su nombre por el de Partido Demócrata Laboral Lituano.

En 1990, los candidatos respaldados por el Sajudis ganaron las elecciones al Soviet Supremo Lituano. El 11 de marzo de 1990, su presidente Vitautas Landsbergis proclamó la restauración de la independencia lituana, formó un nuevo gabinete de ministros encabezado por Kazimiera Prunskiene y adoptó el Derecho Fundamental Provisional del Estado y varios estatutos. La URSS exigió la revocación del proyecto de ley y empezó a aplicar sanciones políticas y económicas contra Lituania y a demostrar su fuerza militar. El 10 de enero de 1991, las autoridades de la URSS ocuparon la casa editora central y otros establecimientos en Vilna e intentaron sin éxito derrocar el gobierno elegido al auspiciar un Comité de Salvación Nacional local. Tres días más tarde los soviéticos se apoderaron por la fuerza de la torre de televisión, dando muerte a 14 civiles y lesionando a otros 700. Durante el plebiscito nacional de febrero, más del 90% del electorado (el 76% de todos los electores calificados) votó a favor de una Lituania independiente y democrática. Bajo la tenaz dirección de Landsbergis, el liderazgo de Lituania continuó procurando el reconocimiento diplomático de su independencia por el Occidente. Las fuerzas militares y de seguridad soviéticas continuaron con el servicio militar forzado, la ocupación ocasional de edificios, ataques a puestos aduaneros y, a veces, asesinatos de agentes de aduana y de policía.

Durante el golpe del 19 de agosto contra Gorbachev, las fuerzas militares soviéticas se apoderaron de varias instalaciones de comunicaciones y de otras dependencias públicas en Vilna y otras ciudades, pero volvieron a sus cuarteles al fracasar el golpe. El Gobierno de Lituania prohibió el Partido Comunista y ordenó la confiscación de bienes de su propiedad.

A pesar de que Lituania logró su independencia total, un número considerable de fuerzas rusas permaneció en su territorio. El retiro de esas fuerzas fue una de las principales prioridades de la política exterior de Lituania. El 8 de septiembre de 1992 Lituania y Rusia firmaron un acuerdo que exigía el retiro de las tropas rusas a más tardar el 31 de agosto de 1993, cosa que ocurrió a tiempo.

GOBIERNO Y SITUACIÓN POLÍTICA
Lituania es una democracia parlamentaria multipartidista. El Presidente, elegido directamente por un período de 5 años, es jefe de Estado y comandante en jefe y supervisa la política exterior y de seguridad. Designa al Primer Ministro y a su gabinete y a varios otros funcionarios públicos principales.

El Parlamento (Seimas) consta de 141 miembros elegidos por un período de cuatro años. Alrededor de la mitad de los miembros son elegidos en distritos electorales (71) y la otra mitad (70), por votación nacional según listas de los partidos. Un partido debe recibir por lo menos un 5% de los votos nacionales para ser representado en el Seimas. Las últimas elecciones parlamentarias se celebraron en octubre de 2000.

A partir de 1991, el electorado lituano ha fluctuado de la derecha a la izquierda y de nuevo a la derecha, entre los conservadores, dirigidos por Vitautas Landsbergis (en la actualidad, por Andrius Kubilius), y el Partido Laborista (antes comunista) dirigido por el ex presidente Algirdas Brazauskas. Este modelo desapareció en las elecciones de octubre de 2000 cuando los partidos Unión Liberal y Nueva Unión ganaron la mayoría de los votos y lograron formar una coalición de gobierno centrista con socios menores. El ex presidente Adamkus desempeñó un papel clave en la reunión de los nuevos partidos centristas. Arturas Paulauskas, jefe de la Nueva Unión de centro-izquierda, (conocida también como Partido Social Liberal), asumió la presidencia del Seimas. El entonces gobierno del liberal Rolandas Paksas tuvo un comienzo difícil y cayó en un término de siete meses. En julio de 2001, el Partido Nueva Unión, de centro-izquierda, forjó una alianza con el Partido Social Demócrata de la izquierda y formó un nuevo gabinete dirigido por el ex presidente Algirdas Brazauskas. Dicho gabinete se compone sobre todo de tecnócratas no pertenecientes a ningún partido e insiste en la necesidad de introducir disciplina financiera.

En enero de 2003, el ex Primer Ministro y jefe del Partido de la Unión Liberal, Rolandas Paksas, derrotó al presidente titular Valdas Adamkus en una segunda vuelta de las elecciones presidenciales. En diciembre de 2003, una comisión parlamentaria especial llegó a la conclusión de que la vulnerabilidad del presidente Paksas a las influencias constituía un peligro para la seguridad nacional. El 7 de abril de 2004, el Parlamento retiró al presidente Paksas de su cargo y nombró presidente interino al presidente del Parlamento Arturas Paulauskas. Valdas Adamkus ganó la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en junio de 2004 y prestó el juramento presidencial el 12 de julio de 2004.

Lituania pasó a ser miembro oficial de la Organización del Tratado del Atlántico Norte el 29 de marzo de 2004, después de depositar en Washington, DC, sus instrumentos de ratificación del tratado. Lituania se unió a la Unión Europea el 1º de mayo de 2004.

Altos cargos públicos
Presidente: Valdas Adamkus
Primer Ministro: Algirdas Brazauskas
Relaciones Exteriores: Antanas Valionis
Defensa: Linas Linkevicius
Interior: Virgilijus Bulovas
Justicia: Vytautas Markevicius
Hacienda: Dalia Grybauskaite
Economía: Petras Cesna
Transporte: Zigmantas Balcytis
Agricultura: Jeronimas Kraujelis
Educación y Ciencia: Algirdas Monkevicius
Salud: Juozas Olekas
Asistencia Social y Trabajo: Vilija Blinkeviciute
Cultura: Roma Zakaitiene
Medio Ambiente: Arunas Kundrotas
Presidente del Seimas: Arturas Paulauskas

La Embajada de Lituania Embassy en los Estados Unidos está situada en 2622 - 16th Street, Washington DC, 20009, teléfono: (202) 234-5860.

ECONOMÍA
La era soviética produjo en Lituania una industrialización intensiva y la integración económica en la URSS, aunque el nivel de la tecnología y la preocupación del Estado por las cuestiones ambientales, sanitarias y laborales eran muy inferiores a las normas vigentes en el Occidente. La urbanización aumentó del 39% en 1959 al 68% en 1989. Entre 1949 y 1952 los soviéticos abolieron la propiedad privada en la agricultura y establecieron granjas colectivas y estatales. La producción declinó y no alcanzó los niveles del período anterior a la guerra hasta principios de la década de 1960. La intensificación de la producción agrícola por medio del uso intensivo de productos químicos y la mecanización duplicó la producción a la larga, pero creó más problemas ecológicos. Esa situación cambió después de la independencia, cuando se redujo la producción agrícola por causa de las dificultades en reestructurar el sector agrícola.

La infraestructura del transporte heredada de la era soviética es adecuada y, en general, se ha mantenido bien después de la independencia. Lituania tiene un puerto marítimo abierto a la navegación todo el año con servicio de trasbordador a puertos alemanes, suecos y daneses. Tiene en operación aeropuertos comerciales con servicios regulares internacionales en Vilna, Kaunas y Klaipeda. El sistema de carreteras es bueno. Las instalaciones fronterizas en los puntos de control con Polonia mejoraron mucho con fondos de la UE, pero las esperas prolongadas siguen siendo un fenómeno frecuente. Las telecomunicaciones han tenido una gran mejora después de la independencia como resultado de cuantiosas inversiones. La firma Telecom tenía un monopolio en el mercado hasta finales de 2002, pero hoy existen numerosas firmas de telefonía celular que ofrecen competencia.

La economía de Lituania independiente tuvo un comienzo lento mientras el proceso de privatización y la creación de nuevas empresas encaminaban lentamente al país de una economía dirigida hacia el mercado libre. En 1998, la economía había sobrevivido los primeros años de incertidumbre y varios reveses, entre ellos una crisis bancaria, y parecía estar en condiciones de lograr un sólido crecimiento. Sin embargo, el desplome del rublo ruso en agosto de 1998 impulsó a la economía hacia un crecimiento negativo y obligó a reorientar el comercio desde Rusia hacia el Occidente. A partir de la crisis de Rusia, el centro de atención de los mercados de exportación de Lituania pasó del Oriente al Occidente. En 1997, las exportaciones hacia los antiguos Estados soviéticos fueron un 45% del total de las exportaciones lituanas. Hoy, las exportaciones hacia el Este ascienden solamente a un 19% del total, mientras que las exportaciones hacia los países miembros y aspirantes a miembros de la UE ascienden al 71%. El gobierno de 1999, dirigido por el Primer Ministro Kubilius, logró controlar en el curso de la crisis los devastadores déficit presupuestarios y todos los gobiernos sucesivos han mantenido esa disciplina fiscal.

Los dos últimos años han sido buenos para la economía lituana. El crecimiento de 6,7% registrado en el PIB en 2002 excedió hasta las expectativas más optimistas, a pesar de la evolución más lenta en los mercados vecinos después de los atentados terroristas del 11 de septiembre en Nueva York y Washington, DC. El crecimiento de Lituania fue impulsado en su mayor parte por el consumo privado y las exportaciones. La contribución de los sectores orientados hacia el mercado interno, en particular, la construcción, fue aumentando también. El mayor crecimiento se registró en la construcción, la intermediación financiera, la elaboración y las industrias leves. La inflación fue baja, el crecimiento del déficit en la cuenta externa se estabilizó, y la hacienda pública mejoró notablemente con un déficit fiscal de 1,2% del PIB en 2002. De hecho, el PIB creció un 9,4% en el primer trimestre de 2003. Se ha logrado progreso en los terrenos de la privatización y la desreglamentación. Existen todavía debilidades en la creación de políticas públicas y en las reformas estructurales y agrícolas.

Se espera que la privatización de las principales empresas del Estado termine en los próximos dos años. En la actualidad, el 75% de la economía está en manos del sector privado. El porcentaje de empleados del sector privado aumentó a alrededor de 70%. Hace poco, el Gobierno de Lituania terminó los trámites de privatización del sector bancario, controlado por capital extranjero en un 89%. También está en curso la privatización de las empresas nacionales de gas y energía, Lietuvos Dujos y Lietuvos Energija, respectivamente. Sin embargo, se ha postergado la privatización de la empresa nacional de ferrocarriles.

Las presiones inflacionarias continúan siendo bajas. En 2002 se registró una deflación anual del 1%. La deflación se debió a la reñida competencia entre las cadenas del comercio al detal y la valorización de la moneda local frente al dólar estadounidense.

El salario mínimo no ha cambiado desde junio de 1998 y es de $107.50 por mes, muy por debajo del umbral de la pobreza. El salario medio es de $336.80 por mes.

Las exportaciones hacia los Estados Unidos representan el 3,6% del total de las exportaciones de Lituania, y las importaciones provenientes de los Estados Unidos ascienden a un 1,4% del total de las importaciones a Lituania. La inversión extranjera directa en Lituania alcanzó $3.900 millones a finales de 2002, lo que representa un aumento de 24% comparado con el año anterior.

A finales de 2002, los Estados Unidos ocuparon el quinto lugar entre los principales inversionistas en Lituania (8,7%), después de Dinamarca, Suecia, Estonia y Alemania. En 2002, el déficit en cuenta corriente ascendió a 4,8% del PIB. Más del 100% del mismo se financió con inversión directa del extranjero.

El 2 de febrero de 2002, el gobierno revinculó la moneda local, la litas, cambiándola del dólar estadounidense al euro a una tasa de 3,4528 litai por 1 euro. La revinculación, que procedió sin problemas, refleja un cambio en la orientación del comercio y su propósito fue ayudar a Lituania a prepararse para la Unión Económica y Monetaria. Con la valorización de la moneda local frente al dólar estadounidense, los costos de producción de las empresas fueron decreciendo, pero la tasa de cambio más alta no es favorable para las exportaciones.

DEFENSA
El sistema de defensa de Lituania se basa en el concepto de una "defensa total e incondicional" exigida por la estrategia de seguridad nacional de Lituania. La política de defensa de Lituania tiene por meta preparar a su sociedad para la defensa general e integrar al país a las estructuras de seguridad y defensa occidentales. El Ministerio de Defensa es responsable de las fuerzas de combate y de las operaciones de búsqueda y rescate e inteligencia. El núcleo de la estructura militar lituana es la Brigada de Reacción Rápida "Lobo de Hierro", que consiste en tres batallones mecanizados y motorizados y los elementos de sostén del combate apropiados. Otros tres batallones están situados en el distrito militar occidental. Las Fuerzas Voluntarias de Defensa Nacional (guardia nacional) son una unidad del tamaño de un batallón en cada uno de los diez distritos de Lituania.

La marina de guerra, dotada de 600 hombres, utiliza lanchas patrulleras y corbetas originalmente rusas para la vigilancia costera. La fuerza aérea, de 800 hombres, opera 10 helicópteros y 17 aviones empleados, sobre todo, para reconocimiento y patrullaje fronterizo. Existe el servicio militar obligatorio por 1 año y a los objetores de conciencia se les ofrecen otros tipos de servicio. Durante la próxima década las fuerzas militares de Lituania experimentarán una transformación, que reducirá su reserva activa a 5.000 efectivos y el número de reclutas a 2000. Con su seguridad garantizada por la OTAN, Lituania ha creado una fuerza militar que se concentrará más en la contribución a las operaciones internacionales que en la defensa territorial. Su fuerza militar ha participado en 11 operaciones internacionales, incluso en Afganistán y en Iraq.

Los 5.400 guardias fronterizos están bajo la supervisión del Ministerio del Interior y son responsables de la protección de las fronteras y las funciones pertinentes a pasaportes y aduana, y comparten la responsabilidad con la marina de guerra en lo que respecta a la interdicción de contrabando y narcotráfico. Un departamento especial de seguridad se encarga de la protección de personalidades y de la seguridad de las comunicaciones.

RELACIONES EXTERIORES
Lituania ingresó a las Naciones Unidas el 18 de septiembre de 1991 y es signatario de varios acuerdos de las organizaciones de dicho sistema y otros convenios internacionales. Es también miembro de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, el Consejo de Asociación Euro-Atlántica y el Consejo de Europa. Lituania ingresó a la Organización Mundial del Comercio el 31 de mayo de 2001, y en noviembre de 2002 fue invitada a unirse a la OTAN. Ingresó oficialmente a la Organización del Tratado del Atlántico Norte el 29 de marzo de 2004, después de depositar en Washington, DC, sus instrumentos de ratificación del tratado. Se unió a la Unión Europea el 1º de mayo de 2004.

Lituania mantiene misiones diplomáticas en 94 países en seis continentes y puestos consulares en dos países que no están representados por una embajada. La liberal ley de ciudadanía lituana de "opción cero" [naturalización de todos los residentes permanentes por registro] ha eliminado mucho las tensiones con sus vecinos. Su suspensión de dos consejos con marcadas inclinaciones étnicas en el distrito polaco acusados de obstaculizar la reforma o de deslealtad durante el golpe de agosto de 1991 había enfriado las relaciones con Polonia, pero la cooperación bilateral aumentó notablemente al sostenerse las elecciones en esos distritos y con la firma de un tratado de amistad bilateral en 1994. Las relaciones con Polonia figuran ahora entre las mejores que Lituania haya disfrutado. Si bien se había firmado un acuerdo bilateral de amistad similar con Belarús en 1995, Lituania se ha unido a los Estados Unidos y a otros países europeos para instar al Gobierno de Belarús a que adopte reformas democráticas y económicas.

RELACIONES ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y LITUANIA
Los Estados Unidos establecieron relaciones diplomáticas con Lituania el 28 de julio de 1922. La invasión soviética obligó a cerrar la legación en Lituania el 5 de septiembre de 1940, si bien la representación lituana en los Estados Unidos continuó sin interrupción. Los Estados Unidos nunca reconocieron la incorporación forzada de Lituania a la URSS y consideran al actual gobierno de Lituania una continuación legal de la república que existía entre las guerras. Lituania ha disfrutado del trato de nación más favorecida con los Estados Unidos desde diciembre de 1991. Desde 1992, los Estados Unidos han asignado más de $100 millones para la transformación económica y política de Lituania y para abordar sus necesidades humanitarias. Los Estados Unidos y Lituania firmaron un acuerdo bilateral de comercio y de protección de la propiedad intelectual en 1994; y un acuerdo de inversión bilateral en 1997; además los Estados Unidos firmaron una Carta de Asociación con Lituania y con los demás países bálticos en 1998. En virtud de esa asociación, se establecieron grupos bilaterales de trabajo para examinar el mejoramiento de la seguridad regional y varias cuestiones de defensa y economía.

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador: Stephen Mull
Jefe Adjunto de Misión: William Davnie
Consejera de Asuntos Políticos y Económicos: Nancy Cohen
Consejero de Diplomacia Pública: Anthony Pahigian
Agregado de Defensa: Teniente Coronel Larry Beisel
Consejero de Asuntos Administrativos: John Gieseke
Consejero de Asuntos Consulares: Ruta Elvikis

La Embajada de los Estados Unidos en Lituania está situada en Akmenu 6, 2600 Vilna [teléfono/fax: (370) 670-6083/4].

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia