Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Tailandia



agosto de 2004

Flag of Thailand is five horizontal bands of red (top), white, blue (double width), white, and red. 2004.

RESEÑA

Nombre oficial
Reino de Tailandia

Geografía
Superficie: 513.115 km2 (198.114 mi2); equivalente al tamaño de Francia, o algo menor que el estado de Texas.
Ciudades (2002): Capital: Bangkok (9.668.854 habitantes). Otras ciudades principales: Nakhon Ratchasima (437.386 en el distrito de Muang y 2.565.685 en toda la provincia) y Chiang Mai (247.672 en el distrito de Muang y 1.595.855 en toda la provincia).
Relieve: Llanura central densamente poblada; meseta nororiental; cadena montañosa al oeste; un istmo meridional une la masa continental a Malasia.
Clima: Tropical monzónico.

Población
Nacionalidad: Gentilicio: tailandés.
Habitantes (censo de 2003): 64 millones. Población activa (2003): 34,9 millones.
Tasa neta de crecimiento anual: 0,9%.
Grupos étnicos: Tailandeses, 89%; otros, 11%.
Religiones: Budista (94-95%), musulmana (4-5%), cristiana, hinduista, brahmánica y otras.
Lenguas: Tailandés (idioma oficial); el inglés es la segunda lengua de la élite; dialectos regionales.
Educación: Años obligatorios: 12. Alfabetizados: hombres, 97,1%; mujeres, 93,9%.
Salud (2004): Mortalidad infantil: 6,5 por 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida: 65,2 años para los hombres y 73,4 años para las mujeres.

Gobierno
Tipo: Monarquía constitucional
Constitución: La nueva Constitución fue promulgada el 11 de octubre de 1997.
Independencia: Nunca fue colonizada; fecha de fundación tradicional, 1238.
Poderes: Ejecutivo: Rey (jefe de Estado), Primer Ministro (jefe de Gobierno). Legislativo: Asamblea Nacional (bicameral). Judicial: compuesto por el Tribunal Constitucional, los Tribunales de Justicia y los Tribunales Administrativos.
Circunscripciones administrativas: 76 provincias, incluido el municipio de Bangkok, subdividida en 795 distritos, 81 subdistritos, 7.255 administraciones comunales (tambon) y 69.866 poblados.
Partidos políticos: Sistema multipartidista; está proscrito el Partido Comunista.
Sufragio: Universal y obligatorio a los 18 años de edad.

Economía
Producto interno bruto (PIB) (2003): $143.100 millones.
Crecimiento anual del PIB (2003): 6,8 % (proyecciones para 2004: 6,7%).
Ingreso por habitante (2003): $2.237.
Tasa de desempleo (2003): 2,2% de la población activa total.
Recursos naturales: Estaño, caucho, gas natural, tungsteno, tántalo, madera, plomo, pesca, yeso, lignita y fluorita.
Agricultura (10% del PIB): Productos: arroz, tapioca, caucho, maíz, caña de azúcar, coco y soya.
Industria: Tipos: turismo, textiles, prendas de vestir, elaboración de productos agrícolas, cemento, circuitos integrados, joyería, electrónica y ensamblaje de automóviles.
Comercio (2003): Exportaciones: $78.400 millones; textiles y calzado, productos pesqueros, computadoras y piezas de repuesto, productos electrónicos, electrodomésticos, joyería, arroz, productos de tapioca, circuitos integrados, caucho y automóviles. Mercados principales: Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, Estados Unidos, Unión Europea, Japón, China y Hong Kong. Importaciones: $74.200 millones; maquinaria y piezas de repuesto, petróleo, hierro y acero, productos químicos, vehículos y piezas, joyería, conservas de pescado, aparatos electrodomésticos, fertilizantes y plaguicidas. Proveedores principales: Japón, Asociación de Naciones del Asia Sudoriental, Unión Europea, Oriente Medio, Estados Unidos, China, Taiwán y Corea del Sur.

POBLACIÓN
La población de Tailandia es relativamente homogénea. Más del 85% habla un dialecto del tailandés y comparte una misma cultura. Ese núcleo poblacional incluye la porción central tailandesa (33,7% de la población, incluida Bangkok), la nororiental (34,2%), la septentrional (18,8%) y la meridional (13,3%).

La lengua de la población tailandesa central es la enseñada en las escuelas y empleada en el gobierno. Otros grupos pequeños, como los shan, lue y phutai, también hablan tailandés.

Cerca del 12% de los tailandeses son de marcada ascendencia china, pero es la comunidad sinotailandesa la más integrada del Asia sudoriental. Los musulmanes de lengua malaya que habitan en el sur (2,3%) constituyen otro importante grupo minoritario. Entre los demás grupos están los khmer, los mon —en su mayoría asimilados a los tailandeses— y los vietnamitas. Hay tribus montañesas más pequeñas, como los hmong y los mein, así como los karen, cuyas poblaciones suman unos 788.024 habitantes.

La población es eminentemente rural y se concentra en las zonas arroceras de las regiones del centro, el nordeste y el norte. Sin embargo, a medida que Tailandia continúa industrializándose, sigue creciendo la población urbana, que constituye el 31,6% del total, sobre todo en la zona de Bangkok.

El programa tailandés de planificación familiar que, bajo los auspicios del Estado ha obtenido grandes éxitos, ha redundado en un marcado descenso del crecimiento demográfico, de 3,1% en 1960 a cerca del 1% en la actualidad. La esperanza de vida también se ha elevado, reflejo positivo de los esfuerzos del país por mejorar la educación en materia de salud pública. Sin embargo, la epidemia del SIDA ha tenido efectos contundentes sobre la población tailandesa. Hoy en día, más de 600.000 tailandeses, es decir, un 1,5% de la población adulta, tienen infección por el VIH o SIDA. Cada año, por lo menos hasta 2006, entre 30.000 y 50.000 tailandeses morirán por causas relacionadas con el SIDA. El 90% de ellos tendrá de 20 a 24 años de edad, el sector más productivo de la fuerza laboral. La situación podría haber sido peor. Gracias a una dinámica campaña de educación pública a principios del decenio de 1990 se redujo el número de nuevas infecciones por el VIH, que oscilaba entre 150.000 y 195.000 anualmente. Sin embargo, en un informe de julio de 2004, el PNUD alertó sobre la posibilidad de acabar con los logros alcanzados en Tailandia, habida cuenta del aumento de las tasas de incidencia de infección entre determinados segmentos de la población, en medio de señales de autoconfianza excesiva.

La Constitución estipula 12 años de educación gratuita que, no obstante, no es de cobertura generalizada. La educación constituye el 19% del total del gasto público.

El budismo teravada es la religión oficial de Tailandia, profesada por cerca del 95% de la población. El gobierno permite la diversidad de cultos y están representadas otras religiones principales. El culto a los espíritus y el animismo son prácticas extendidas.

HISTORIA
El Asia sudoriental ha estado habitada desde hace más de medio millón de años. Algunos estudios arqueológicos recientes indican que ya para el 400 a. C. las comunidades que habitaban el territorio donde está Tailandia en la actualidad habían surgido como los primeros centros de la metalurgia del bronce. Ese avance, junto con el cultivo de arroz anegado, impulsó la organización sociopolítica. Las investigaciones indican que esas innovaciones bien pudieran haberse transmitido al resto de Asia, incluso China.

Los tailandeses tienen una relación lingüística con los grupos tai originarios del sur de China. Es probable que haya habido migraciones al Asia sudoriental procedentes de esa zona en los siglos VI y VII. Las civilizaciones malaya, mon y khmer florecieron en la región antes de la llegada de la etnia tai.

Los tailandeses fijaron el siglo XIII como la época en que se fundó su nación. Conforme a la tradición, en 1238, los caudillos tailandeses derrocaron a los señores khmer en Sukhothai y crearon el reino tailandés. Después del ocaso de ese reino, surgió uno nuevo en 1350 en las márgenes del río Chao Praya. Paralelamente, existía el reino tai de Lanna, de igual importancia, con centro en Chiang Mai, durante siglos rival de Sukothai y Ayutthaya, y que ha definido la identidad tailandesa del norte hasta el presente.

El primer gobernante del Reino de Ayutthaya, el Rey Rama Thibodi, hizo dos contribuciones importantes a la historia de Tailandia: el establecimiento y el fomento del budismo teravada como religión oficial, para diferenciar su reino del vecino reino hinduista de Angkor, y la recopilación del Dharmashastra, código jurídico basado en fuentes hinduistas y en las costumbres tradicionales tailandesas. El Dharmashastra continuó siendo el instrumento legislativo tailandés hasta bien avanzado el siglo XIX. A partir del siglo XVI, Ayutthaya tuvo algunos contactos con Occidente, que se iniciaron con los portugueses, pero hasta ya adentrado el siglo XIX, fueron de primordial importancia sus relaciones con los reinos y principados vecinos, así como con China.

Después de más de 400 años de dominio, en 1767, el Reino de Ayutthaya fue derrocado por los ejércitos invasores birmanos e incendiada su capital. La capital establecida por Taksin en Thonburi duró sólo un reinado y, en 1782, el fundador de la dinastía Chakri estableció una nueva capital en la otra margen del Chao Phraya, en el sitio de la actual Bangkok. El primer rey Chakri asumió la corona como Rama I. Tras las victorias británicas en la vecina Birmania en 1826, sus herederos comenzaron a sentirse cada vez más preocupados ante la amenaza del colonialismo europeo.

El primer reconocimiento hecho por Tailandia a una potencia occidental en la región fue el Tratado de Amistad y Comercio con el Reino Unido en 1826. En 1833, los Estados Unidos iniciaron intercambios diplomáticos con Siam, nombre por el que se conoció a Tailandia hasta 1938. Sin embargo, fue durante los reinados de Rama IV (Rey Mongkut, 1851-1868) y de su hijo Rama V (Rey Chulalongkorn, 1868-1910), cuando se dieron pasos firmes para su acercamiento a las potencias occidentales. Los tailandeses consideran que las habilidades diplomáticas de esos monarcas, combinadas con las reformas encaminadas a la modernización emprendidas por el Gobierno de Tailandia, hicieron de Siam el único país del Asia meridional y sudoriental que logró evitar la colonización europea.

En 1932, un golpe incruento transformó al Gobierno de Tailandia de monarquía absoluta en monarquía constitucional. El Rey Prajadhipok (Rama VII) aceptó de inicio el cambio, pero después entregó su reinado a su sobrino de 10 años. Al abdicar, el Rey Prajadhipok dijo que la obligación de un gobernante era reinar en bien de todo el pueblo y no de una minoría selecta. Si bien Tailandia era nominalmente una monarquía constitucional, el país estuvo regido por una serie de gobiernos militares entremezclados con breves períodos de democracia desde aquella fecha hasta las elecciones de 1992. Después de esas elecciones, Tailandia se ha desempeñado como democracia con cambios constitucionales de gobierno.

Al igual que el resto del Asia sudoriental, Tailandia fue ocupada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la derrota del Japón en 1945, Tailandia ha mantenido relaciones muy estrechas con los Estados Unidos. Ante la amenaza de las revoluciones comunistas en países vecinos como Vietnam, Camboya y la República Democrática Popular Lao, Tailandia procuró activamente frenar la expansión comunista en la región. En los últimos años, Tailandia ha sido también miembro activo en organizaciones multilaterales como la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) y el Foro de Cooperación Económica de Asia y del Pacífico (APEC).

GOBIERNO Y SITUACIÓN POLÍTICA
El rey tiene escaso poder directo en virtud de la Constitución, pero es símbolo de la identidad y la unidad nacionales. El Rey Bhumibol, que ocupa el trono desde 1946, goza del respeto popular y de autoridad moral, que ha empleado en ocasiones para resolver crisis políticas que amenazaban la estabilidad nacional.

El sistema jurídico de Tailandia combina los principios tradicionales tailandeses con el derecho occidental. El Tribunal Constitucional es la suprema instancia de apelaciones, si bien su jurisdicción se limita a definir claramente los asuntos constitucionales. Sus miembros son propuestos por el Senado y nombrados por el rey. Los Tribunales de Justicia tienen jurisdicción sobre los casos penales y civiles y están organizados en tres niveles: Tribunales de Primera Instancia, Tribunal de Apelaciones y Tribunal Supremo de Justicia. Los tribunales administrativos tienen jurisdicción sobre los procedimientos entre los ciudadanos particulares y el gobierno, y en los casos en que una entidad gubernamental demanda a otra. En las provincias de la frontera meridional de Tailandia, donde los musulmanes constituyen la mayoría de la población, los Comités Provinciales Islámicos ejercen jurisdicción limitada sobre los juicios sucesorios, familiares, matrimoniales y de divorcio.

La Asamblea Nacional está formada por dos cámaras: el Senado y la Cámara de Representantes. El Senado es un órgano apartidista con poderes legislativos limitados, compuesto de 200 miembros elegidos de forma directa por los distritos electorales, y cada provincia tiene al menos un senador. La Cámara de Representantes cuenta con 500 miembros, de los cuales 400 son elegidos directamente por los distritos electorales, y el resto se nombra sobre bases proporcionales a partir de las listas de los partidos.

Las 76 provincias de Tailandia incluyen la zona metropolitana de Bangkok. El gobernador de Bangkok es elegido por votación popular, pero los de las provincias restantes son funcionarios públicos de carrera designados por el Ministerio del Interior. A raíz de la revolución de 1932, que impuso límites constitucionales a la monarquía, la política tailandesa se vio dominada durante medio siglo por una élite militar y burocrática. Los cambios de gobierno se efectuaron sobre todo por medio de una larga serie de golpes de Estado, en su mayoría incruentos.

A partir de un breve experimento democrático a mediados del decenio de 1970, las instituciones políticas democráticas civiles lentamente fueron ganando mayor autoridad, lo que culminó en 1988 con la toma de posesión de Chatichai Choonavan, líder del Partido de la Nación Tailandesa, habiendo sido el primero elegido democráticamente para ocupar ese cargo en más de un decenio. Tres años más tarde, otro golpe incruento puso fin a su mandato.

Poco después, los militares nombraron a Anand Panyarachun, hombre de negocios y ex diplomático, para que encabezara un gobierno interino compuesto sobre todo por civiles, con la promesa de celebrar elecciones en el futuro cercano. Sin embargo, después de elecciones no definitorias, el ex comandante del ejército Suchinda Kraprayoon fue nombrado Primer Ministro. El pueblo tailandés reaccionó a la designación con la exigencia del fin de la influencia militar en el gobierno. Las manifestaciones fueron reprimidas violentamente por los militares. En mayo de 1992, al menos 50 manifestantes fueron muertos por los soldados.

La reacción interna e internacional ante la ola de violencia obligó a Suchinda a presentar su dimisión y la nación se volvió de nuevo hacia Anand Panyarachun, quien fue nombrado Primer Ministro interino hasta la celebración de nuevas elecciones en septiembre de 1992. En esas elecciones, los partidos políticos que se habían opuesto a los militares en mayo de 1992 ganaron por escasa mayoría y Chuan Leekpai, uno de los líderes del Partido Democrático pasó a ser Primer Ministro. Chuan disolvió el Parlamento en mayo de 1995, y el Partido de la Nación Tailandesa ganó la mayoría de los escaños parlamentarios en las elecciones subsiguientes. El líder partidista Banharn Silpa-Archa se convirtió en Primer Ministro, pero ocupó el cargo solamente por un poco más de un año. Después de las elecciones celebradas en noviembre de 1996, Chavalit Youngchaiyudh formó un gobierno de coalición y pasó a ocupar el cargo de Primer Ministro. El inicio de la crisis financiera asiática fomentó la falta de confianza en el gobierno de Chavalit y lo obligó a entregar el poder a Chuan Leekpai en noviembre de 1997. Chuan formó un gobierno de coalición basado en las premisas de una administración económica prudente y la institución de reformas políticas conforme al mandato de la Constitución tailandesa de 1997.

En las elecciones de enero de 2001, el multimillonario de las telecomunicaciones Thaksin Shinawatra y su partido Thai Rak Thai (TRT) se anotaron una victoria arrolladora sobre la base de la plataforma populista de crecimiento y desarrollo económicos. El TRT disfruta de mayoría absoluta en la cámara baja del Parlamento y controla 365 de los 500 escaños. En la reestructuración del gabinete de octubre de 2002, el gobierno de Thaksin dejó su impronta en el gobierno. Mediante un conjunto de leyes para la reforma burocrática se crearon seis nuevos ministerios en un empeño por simplificar el proceso burocrático y aumentar la eficiencia y la rendición de cuentas. Las elecciones parlamentarias deberían tener lugar en febrero de 2005.

Altos cargos públicos
Jefe de Estado: Rey Bhumibol Adulyadej
Primer Ministro: Thaksin Shinawatra
Ministro de Relaciones Exteriores: Surakiart Sathirathai
Embajador en los Estados Unidos: Kasit Piromya
Embajadora ante las Naciones Unidas: Laxanachantorn Laohaphan

La Embajada de Tailandia Embassy en los Estados Unidos está situada en 1024 Wisconsin Ave. NW, Washington DC 20007 (teléfono: 202-944-3600). Además hay consulados en Nueva York, Chicago y Los Ángeles.

ECONOMÍA

La economía de Tailandia depende de sus exportaciones, que representan el 60% del PIB. En su recuperación de la crisis financiera asiática de 1997-1998 Tailandia se apoyó en gran medida en la demanda externa de los Estados Unidos y otros mercados extranjeros. El gobierno de Thaksin asumió el poder en febrero de 2001 con el propósito de estimular la demanda interna y reducir la dependencia del país con respecto al comercio exterior y a las inversiones extranjeras. Desde entonces, el gobierno de Thaksin ha perfilado su mensaje económico y asumido una política económica de "doble carril" que combina los estímulos internos con la tradicional promoción de mercados abiertos e inversiones extranjeras. En 2001 la débil demanda de las exportaciones limitó el crecimiento del PIB a 2,1%. Sin embargo, en 2002, los estímulos internos y la reanimación de las exportaciones permitieron un desempeño muy superior con un crecimiento real del PIB que, al cierre de 2003, había alcanzado el 6,8%.

Hasta el momento de la crisis financiera, la economía de Tailandia había gozado de años de crecimiento económico impulsado por las manufacturas que culminaron en un 9,4% para el decenio que cerró en 1996. El éxito económico de los años anteriores a 1997 se basó en una serie de factores: mano de obra y recursos naturales relativamente abundantes y baratos, conservadurismo fiscal, política de apertura a las inversiones extranjeras e incentivos para el sector privado. La economía tailandesa es, en esencia, un sistema de empresa libre. Algunos servicios, tales como la generación de energía, el transporte y las comunicaciones son de propiedad y gestión estatales, pero como resultado de la crisis financiera, el gobierno examina actualmente su posible privatización.

El Real Gobierno de Tailandia acoge la inversión extranjera con beneplácito y todo inversionista que esté dispuesto a cumplir con ciertos requisitos puede solicitar privilegios especiales de inversión dirigiéndose a la Junta de Inversiones. El gobierno ha modificado los reglamentos que rigen las inversiones con el objetivo de atraer un mayor caudal de inversiones extranjeras.

Los movimientos sindicales organizados de Tailandia permanecen débiles y divididos, con menos del 2% de la fuerza laboral sindicalizada. En el año 2000 se aprobó la ley
sobre relaciones laborales en las empresas del Estado (SELRA) que otorgó a los funcionarios del sector público derechos similares a los del sector privado, incluido el derecho a organizarse en sindicatos.

Cerca del 60% de la fuerza laboral de Tailandia trabaja en la agricultura. El arroz es el principal cultivo del país y Tailandia es uno de los más importantes exportadores de ese producto al mercado mundial. Entre otros productos agropecuarios de importancia se cuentan pescado y productos pesqueros, tapioca, caucho, maíz y azúcar. Ha aumentado el volumen de exportaciones de alimentos elaborados, como piña, atún en lata y camarones congelados.

La creciente diversificación de las manufacturas fue el factor que más contribuyó al crecimiento durante el tiempo de auge económico. Entre las industrias que registraron una acelerada expansión de su producción están las siguientes: computadoras y electrónica, prendas de vestir y calzado, muebles, productos de madera, alimentos enlatados, juguetes, productos plásticos, gemas y joyería. En la actualidad, los productos de tecnología avanzada, como los circuitos integrados y piezas de repuesto, los electrodomésticos y los vehículos, constituyen la punta de lanza del sólido crecimiento de las exportaciones de Tailandia.

Los Estados Unidos son el mayor mercado para las exportaciones de Tailandia y su mayor proveedor después del Japón. Si bien América del Norte, el Japón y Europa siguen siendo los principales mercados tradicionales de Tailandia, la recuperación económica de los países vecinos con los que mantiene relaciones comerciales ha contribuido al crecimiento de las exportaciones del país (18,6% en 2003). La ulterior recuperación de la crisis financiera dependerá en gran medida del aumento de las exportaciones al resto de Asia y los Estados Unidos.

Las importaciones de maquinaria y piezas de repuesto, vehículos, circuitos electrónicos integrados, productos químicos, petróleo crudo y combustibles, hierro y acero ocupan un lugar prominente en el comercio exterior de Tailandia y el reciente aumento del volumen de importaciones (17% en 2003) refleja la necesidad de apoyar la producción de rubros de alta tecnología y vehículos.

Tailandia es miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Grupo Cairns de exportadores agrícolas. El turismo contribuye de modo significativo (cerca del 4%) a la economía nacional y esa industria se ha beneficiado de la depreciación del baht tailandés y la estabilidad del país. En 2003, el número de turistas que recibió el país (10,1 millones) se redujo con respecto al año anterior (10,9 millones) debido a los temores vinculados con el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y la guerra en Iraq.

La parte más próspera de Tailandia es la capital, Bangkok, y sus alrededores; los territorios estériles del nordeste son la parte más pobre. Una de las principales preocupaciones de sucesivos Gobiernos de Tailandia y el primordial objetivo del actual es la reducción de esa brecha regional en los ingresos, que se ha ensanchado por el rápido crecimiento económico de la zona de Bangkok y por la crisis financiera. El gobierno trata de estimular el crecimiento económico provincial con programas como el proyecto de la Costa del Este y el desarrollo de otro puerto de gran calado en la península meridional del país. También realiza negociaciones con Malasia para fomentar el desarrollo económico a lo largo de la frontera entre los dos países.

A pesar del moderado crecimiento económico registrado desde 1999, el futuro desempeño de la economía de Tailandia dependerá de la reforma sostenida de su sector financiero, la reestructuración de la deuda de las sociedades, la atracción de inversiones extranjeras y el aumento del volumen de exportaciones. Las telecomunicaciones, la red vial, la generación de electricidad y los puertos sufrieron de una progresiva sobrecarga durante el período de crecimiento económico sostenido y quizás lleguen a constituir un problema en el futuro. La productividad y creatividad tecnológicas de Tailandia también podrían verse limitadas en el futuro por la creciente escasez de ingenieros y técnicos especializados.


RELACIONES EXTERIORES
La política exterior de Tailandia se caracteriza por apoyo a la ASEAN para fomentar la estabilidad regional y atención a las estrechas relaciones de seguridad que mantiene con los Estados Unidos desde hace muchos años.

Tailandia participa plenamente en las organizaciones regionales e internacionales. Ha estrechado los vínculos con los demás miembros de la ASEAN: Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Brunéi Darussalam, la República Democrática Popular Lao, Camboya, Myanmar y Vietnam, cuyos cancilleres y ministros de economía se reúnen todos los años. La cooperación regional avanza en asuntos económicos, comerciales, bancarios, políticos y culturales. En 2002, Tailandia sirvió de anfitrión a la APEC. Supachai Panitchpakdi, ex Viceprimer Ministro de Tailandia, presta servicios en la actualidad como Director General de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En años recientes, Tailandia ha asumido un papel de creciente relieve en el escenario internacional. Cuando Timor Oriental logró su independencia de Indonesia, Tailandia, por primera vez en su historia, aportó contingentes a las actividades internacionales de mantenimiento de la paz. Sus efectivos aún permanecen allí como parte de las fuerzas de mantenimiento de la paz de la ONU. En su empeño por ampliar sus vínculos internacionales, Tailandia ha establecido nexos con organizaciones regionales como la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). Tailandia ha contribuido a los esfuerzos encaminados a la reconstrucción de Afganistán e Iraq. En 2003 lanzó la Estrategia de Cooperación Económica, un programa encaminado a brindar asistencia económica, comercial y de desarrollo a sus vecinos: Myanmar, Camboya y la República Democrática Popular Lao.

RELACIONES ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y TAILANDIA
Los Estados Unidos y Tailandia han entablado estrechas relaciones desde el final de la Segunda Guerra Mundial, como lo reflejan varios tratados bilaterales y la participación conjunta de ambos países en los acuerdos y las actividades multilaterales de la ONU. El principal acuerdo bilateral es el Tratado de Amistad y Relaciones Económicas de 1966, que facilita el acceso económico de las compañías tailandesas y estadounidense. Otros acuerdos importantes rigen los usos civiles de la energía atómica, la venta de productos agropecuarios básicos, las garantías para las inversiones y la asistencia económica y militar. En junio de 2004, los Estados Unidos y Tailandia dieron inicio a la negociación de un acuerdo de libre comercio que reducirá y eliminará las barreras al comercio y a las inversiones entre los dos países.

Los Estados Unidos y Tailandia están entre los signatarios del Pacto de Manila de 1954 de la antigua Organización del Tratado del Sudeste de Asia (SEATO). El Artículo IV(1) de dicho acuerdo dispone que en la eventualidad de un ataque armado en la zona del Tratado (que incluye a Tailandia) todos los miembros se enfrentarían al peligro común de conformidad con sus procesos constitucionales. A pesar de la disolución de la SEATO en 1977, el Pacto de Manila se mantiene vigente y, con el comunicado Thanat-Rusk de 1962, constituye la base de los compromisos de seguridad entre los Estados Unidos y Tailandia. Junto con Australia, el Japón, las Filipinas y Corea del Sur, Tailandia sigue siendo un aliado clave para la seguridad en Asia y en diciembre de 2003 se le designó aliado principal fuera de la OTAN.

La estabilidad y la independencia de Tailandia son importantes para el mantenimiento de la paz en la región. La asistencia económica se ha ampliado en varios campos, incluidos el desarrollo rural, la salud, la planificación familiar, la educación y la ciencia y la tecnología. El programa oficial de la USAID concluyó en 1995, pero se mantienen activos algunos programas seleccionados de asistencia en esferas consideradas importantes por ambas partes, tales como la programación de la atención de salud y la lucha contra el VIH/SIDA, la asistencia a los refugiados y la trata de personas. El Cuerpo de Paz de los Estados Unidos en Tailandia cuenta con unos 128 voluntarios que se dedican a la educación primaria y aplican un programa integrado que abarca la formación de maestros, la educación para la salud y la educación ambiental.

Tailandia ha recibido de los Estados Unidos equipo militar, suministros esenciales, formación y asistencia en la construcción y el mejoramiento de sus servicios e instalaciones desde 1950. En años recientes, la asistencia de los Estados Unidos en materia de seguridad ha consistido en programas de entrenamiento militar, principalmente en los Estados Unidos. En Tailandia, un pequeño grupo militar asesor supervisa la entrega de equipo a las fuerzas armadas tailandesas, así como el adiestramiento de los efectivos militares tailandeses en su uso y mantenimiento. Como parte de la cooperación para la defensa mutua a lo largo del último decenio, los Estados Unidos y Tailandia han desarrollado un intenso programa de ejercicios militares conjuntos con la participación de las diversas fuerzas armadas de cada país y en la actualidad se realiza un promedio de 40 ejercicios conjuntos por año.

Tailandia se encuentra en una de las rutas del tráfico de heroína del Triángulo Dorado hacia los mercados internacionales: la intersección de Myanmar, la República Democrática Popular Lao y Tailandia. Este último país ya no es productor importante de opio, pero los esfuerzos por reducir su papel como punto de tránsito se han visto socavados por el lavado de dinero, la corrupción entre la policía y los militares y la sostenida afluencia de estupefacientes desde Myanmar. Los Estados Unidos y Tailandia trabajan en estrecha vinculación con las Naciones Unidas en una amplia gama de programas encaminados a frenar el flujo de estupefacientes. En 1971 se firmó un memorando de entendimiento reafirmando la cooperación entre los EE.UU. y Tailandia, con lo que se fortaleció el programa tailandés de aplicación de la ley. Los Estados Unidos han ampliado su apoyo financiero a la Academia de Aplicación de la Ley Internacional (ILEA) con sede en Bangkok, que adiestra a los participantes de los países de la región en la lucha contra los estupefacientes y la delincuencia. Con el apoyo de los Estados Unidos, Tailandia ha logrado buenos resultados en el control del cultivo ilícito, la aplicación de la ley y la reducción de la demanda.

Comercio e inversiones
Los Estados Unidos son el segundo socio comercial de Tailandia en importancia después del Japón. En 2003 el valor de las importaciones de mercancía de Tailandia alcanzó $15.180 millones mientras que las exportaciones hacia ese país sumaron $5.840 millones, con un superávit favorable a Tailandia de más de $9.000 millones. Los EE.UU., el Japón, Singapur y la Unión Europea se encuentran entre los mayores inversionistas extranjeros en Tailandia. Se calcula que la inversión estadounidense, centrada en los sectores del petróleo y los productos químicos, las finanzas, los productos de consumo y la producción de vehículos automotores, asciende a $21.000 millones.


Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador:
Darryl N. Johnson
Jefe Adjunto de Misión: Alexander A. Arvizu
Consejero de Asuntos Políticos: Robert J. Clarke
Consejero de Asuntos Económicos: Michael J. Delaney
Consejero de Diplomacia Pública: Mark Larsen
Cónsul General: Edward J. Wehrli

La Embajada de los Estados Unidos U.S. Embassy en Tailandia se encuentra en 120/22 Wireless Road, Bangkok (teléfono: 66-2-205-4000). Hay un Consulado General en Chiang Mai, 387 Wichayanond Road (teléfono: 66-53-252-629).

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia