Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Nueva Zelandia



septiembre de 2004

Bandera de Nueva Zelandia

 

 

 

RESEÑA

Nombre oficial
Nueva Zelandia

Geografía
Superficie
: 270.500 km2, aproximadamente el tamaño del estado de Colorado.
Ciudades (al 30 de junio de 2003): Capital: Wellington (363.400 habitantes). Otras ciudades principales: Auckland (1.199.300), Christchurch (358.000) y Hamilton (179.000).
Relieve
: Muy variado, desde montañas nevadas hasta llanuras bajas.
Clima: Templado a subtropical.

Población
Nacionalidad: Gentilicio y adjetivo: Neozelandés.
Habitantes
(censo de 2003): 4.010.000.
Tasa de crecimiento anual
(al 30 de junio de 2004): 1,3%.
Grupos étnicos
: Europeos, 75%; maoríes, 15%; y otros grupos polinesios, 6,5%.
Religiones: Anglicana, 15,22%; católica romana, 12,65%; y presbiteriana, 10,87%.
Lenguas: Inglés y maorí.
Educación: Años obligatorios: de los 6 a los 16 años. Asistencia: 100%. Alfabetizados: 99%.
Salud
(2000-2002): Mortalidad infantil: 6,1 por 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida: 76,3 años para los hombres y 81,1 años para las mujeres.
Población activa
(marzo de 2004, 1,98 millones de habitantes): Servicios y administración pública, 65%; manufactura y construcción, 25%; agricultura, silvicultura, pesca y minería, 10%.

Gobierno
Tipo: Parlamentario.
Constitución: No hay ninguna constitución escrita oficial.
Independencia: Fue declarada dominio de la Corona británica en 1907.
Poderes
: Ejecutivo: La Reina Isabel II (jefa de Estado, representada por un gobernador general), Primer Ministro (jefe de Gobierno) y Consejo de Ministros.
Legislativo: Cámara de Representantes unicameral, normalmente denominada Parlamento. Judicial: Un sistema de cuatro niveles, a saber, Tribunales de Distrito, Tribunales Superiores, el Tribunal de Apelaciones y el Tribunal Supremo, que en 2004 reemplazó a la Comisión Judicial del Consejo del Reino con sede en Londres como tribunal superior de apelaciones de Nueva Zelandia . Existen también tribunales especializados, tales como el tribunal del trabajo, los tribunales de familia, los juzgados de menores y el Tribunal para Asuntos de Tierras Maoríes.
Circunscripciones administrativas
: 12 regiones con consejos directamente elegidos y 74 distritos (15 de los cuales son designados ciudades) con consejos elegidos. Hay también una serie de juntas comunitarias y órganos especiales en los cuales se elige a una parte de los miembros y se nombra a la otra parte.
Partidos políticos: Laborista, Nacional, Partido de Coalición Progresista, Partido de los Verdes de Nueva Zelandia, Nueva Zelandia Primero, ACT, Futuro Unido y varios partidos más pequeños sin representación en el Parlamento.
Sufragio: Universal a los 18 años de edad.

Economía
Producto interno bruto (PIB)
(marzo de 2004): 764.200 millones.
Tasa neta de crecimiento anual del PIB (marzo de 2004): 3,6%.
Ingreso por habitante (2
002): 12.804.
Recursos naturales
: Madera, gas natural, arena ferruginosa y carbón.
Agricultura (9,7% del PIB): Productos: carne, productos lácteos y productos forestales.
Industria (46,1% del PIB): Tipos: elaboración de alimentos, textiles, maquinaria y equipo de transporte.
Comercio
(2003): Exportaciones: $190.200 millones; carne, productos lácteos, productos forestales, de madera y de papel, pescado, maquinaria y equipo, metales y frutas. Mercados principales: Australia, Estados Unidos, el Japón y China.
Importaciones: $208.900 millones; vehículos, maquinaria y equipo, combustibles minerales, plásticos y equipo médico. Principales proveedores: Australia, Estados Unidos, el Japón y China.

POBLACIÓN
La mayoría de los 4 millones de neozelandeses son de origen británico. Alrededor del
15% afirma ser descendiente del pueblo maorí indígena, que es de origen polinesio. Casi el 75% de la población, incluida una gran mayoría de los maoríes, vive en la Isla del Norte. Además, 231.800 isleños del Pacífico viven en Nueva Zelandia. A finales de la década de 1870, el crecimiento natural reemplazó permanentemente a la inmigración como principal fuente de crecimiento demográfico y ha representado más del 75% de este último en el siglo XX. Casi el 85% de la población neozelandesa vive en las zonas urbanas (con cerca de una tercera parte concentrada en Auckland solamente), en donde el sector de servicios y la industria manufacturera crecen con rapidez. Los neozelandeses se autodenominan familiarmente "kiwis" por el ave nativa del país.

HISTORIA
Varias pruebas arqueológicas indican que Nueva Zelandia estuvo habitada por un pueblo de pescadores y cazadores con antepasados provenientes de Polinesia Oriental, que se establecieron en Nueva Zelandia probablemente unos 1.000 años antes de la llegada de los europeos.
Conocidos por algunos especialistas como los "cazadores de moas", tal vez se hayan fusionado con olas posteriores de polinesios que, de acuerdo con la tradición maorí, llegaron entre 952 y 1150. Algunos de los maoríes dieron a su nueva tierra el nombre de "Aotearoa", que suele traducirse como "tierra de la larga nube blanca".

Según los anales históricos, Abel Tasman, un navegador holandés, fue el primer europeo en descubrir el territorio de Nueva Zelandia en 1642 y en hacer esbozos de varias partes de la costa occidental de las dos islas principales. El capitán inglés James Cook exploró detenidamente la costa durante sus tres viajes al Pacífico Sur a partir de 1769. A finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX, la explotación forestal, la caza de focas y la pesca de ballenas atrajeron a un cierto número de colonizadores europeos a Nueva Zelandia. En 1840 el Reino Unido estableció la soberanía británica mediante el Tratado de Waitangi, firmado ese mismo año por los jefes maoríes.

En ese mismo año, algunos grupos del Reino Unido comenzaron el proceso de colonización. La expansión de los asentamientos europeos creó conflictos con los maoríes, entre los más notables las guerras sobre los derechos de las tierras maoríes de la década de 1860. Las fuerzas británicas y coloniales vencieron finalmente la empeñada resistencia de los maoríes. Durante ese período, muchos maoríes perecieron a causa de enfermedades, guerras y, en gran parte, también luchas tribales.

En la década de 1850 empezó a establecerse un gobierno constitucional. En 1867 los maoríes adquirieron el derecho a un cierto número de escaños reservados en el Parlamento. Durante ese período, la industria ganadera comenzó a desarrollarse y se sentaron los cimientos de la moderna economía de Nueva Zelandia. Para finales del siglo XIX, el mejoramiento de los medios de transporte facilitó un importante comercio exterior de lana, carne y productos lácteos.

Para la década de 1890, ya estaba bien establecido un gobierno parlamentario de carácter democrático y las instituciones sociales de Nueva Zelandia habían adquirido su estructura actual. Las mujeres adquirieron el derecho al voto en las elecciones nacionales en 1893, A finales de siglo se hicieron algunas reformas sociales drásticas que sentaron la base de la estructura del estado benefactor de Nueva Zelandia.

Los maoríes se fueron recuperando gradualmente del descenso de población y, mediante la interacción y los matrimonios mixtos con los colonizadores y misioneros, adoptaron en gran parte la cultura europea. En estos últimos decenios, los maoríes han logrado un grado cada vez mayor de urbanización, participación en la vida política y reafirmación cultural.

Nueva Zelandia fue declarada dominio británico por proclamación real en 1907. Logró su plena autonomía interna y externa mediante la ley de adopción del Estatuto de Westminster promulgada en 1947, aunque esto fue simplemente el reconocimiento oficial de una situación existente desde hacía muchos años.

GOBIERNO
Nueva Zelandia posee un sistema parlamentario de gobierno según un modelo muy parecido al del Reino Unido y es miembro totalmente independiente de la Commonwealth. No tiene ninguna constitución escrita. La autoridad ejecutiva recae en un Consejo de Ministros dirigido por el Primer Ministro, que es el líder del partido político o la coalición de partidos que retiene la mayoría de los escaños en el Parlamento. Todos los ministros del gabinete tienen que ser miembros del Parlamento y en su conjunto son responsables ante el mismo.

El Parlamento, órgano unicameral (formado por la Cámara de Representantes), tiene 120 escaños, de los cuales siete están actualmente reservados para maoríes elegidos en un censo electoral maorí separado. Sin embargo, los maoríes pueden también presentarse como candidatos, y han sido elegidos, para los escaños no reservados. Los miembros del Parlamento son elegidos por un mandato máximo de 3 años, aunque las elecciones podrían convocarse antes.

El poder judicial comprende el Tribunal Supremo, el Tribunal de Apelaciones, los Tribunales Superiores y los Tribunales de Distrito. La ley neozelandesa se basa en tres fuentes principales, a saber, el derecho consuetudinario inglés, ciertas leyes promulgadas por el Parlamento Británico antes de 1947 y las leyes promulgadas por el Parlamento neozelandés. Al interpretar el derecho consuetudinario, los tribunales han tratado de conservar la uniformidad con el derecho consuetudinario de la forma interpretada en el Reino Unido.

El gobierno local en Nueva Zelandia posee solamente los poderes que le confiere el Parlamento. Los 12 consejos regionales del país son directamente elegidos; establecen sus propias tasas impositivas y tienen un presidente elegido por sus miembros. Entre las responsabilidades del consejo regional figuran la ordenación del medio ambiente, las cuestiones regionales de la defensa civil y la planificación del transporte. Las 74 "autoridades territoriales", o sea, 15 ayuntamientos, 58 consejos de distrito en las zonas rurales y un consejo de condado para las Islas Chatham, son directamente elegidas, recaudan los impuestos locales a tasas que ellas mismas establecen y están dirigidas por alcaldes elegidos por votación popular. Las autoridades territoriales pueden delegar poderes a las juntas comunitarias locales. Estas juntas, creadas a instancia de los ciudadanos o de las autoridades territoriales, defienden los puntos de vista de la comunidad, pero no pueden imponer tributos, nombrar personal ni poseer bienes.

Altos cargos públicos
Jefe de Estado
: Su Majestad, la Reina Isabel II.
Gobernadora General: Su Excelencia, la Distinguida Dama Silvia Cartwright.
Primera Ministra: Helen Clark.
Ministro de Relaciones Exteriores
: Phil Goff.
Embajador en los Estados Unidos
: John Wood.
Embajador ante las Naciones Unidas
: Donald James MacKay.

La Embajada de Nueva Zelandia Embassy en los Estados Unidos está situada en 37 Observatory Circle NW, Washington, DC 20008 (teléfono: 202-328-4800, fax 202-667-5227). Hay un consulado general en Los Ángeles (teléfono: 310-207-1605, fax 310-207-3605). Se puede obtener información turística en la Oficina de Turismo de Nueva Zelandia, Santa Mónica, California, llamando gratis al 800-388-5494 o consultando el sitio web: http://www.tourisminfo.govt.nz .

SITUACIÓN POLÍTICA
El Partido Nacional conservador y el Partido Laborista de tendencia izquierdista han dominado la vida política de Nueva Zelandia desde que el gobierno laborista ascendió al poder en
1935. Durante 14 años en el poder, el Partido Laborista implantó una amplia legislación social y económica que comprende, por ejemplo, un amplio sistema de seguridad social, un programa de obras públicas en gran escala, una semana laboral de 40 horas, un salario básico mínimo y un sindicalismo obligatorio. El Partido Nacional volvió al poder en 1949 y adoptó muchas de las medidas sociales que había implantado el Partido Laborista. Salvo por dos breves períodos de gobierno laborista en 1957-1960 y 1972-1975, el Partido Nacional ocupó el poder hasta 1984. Después de recuperar el poder en 1984, el gobierno laborista implantó una serie de reformas de mercado radicales como reacción al creciente monto de la deuda externa de Nueva Zelandia. Asimismo, promulgó una legislación antinuclear que efectivamente llevó a suspender la participación de Nueva Zelandia en la alianza de seguridad de ANZUS con los Estados Unidos y Australia.

En octubre de 1990, el Partido Nacional volvió a formar el gobierno para el primero de tres mandatos de 3 años. En 1996 Nueva Zelandia inauguró un sistema de representación proporcional mixta para elegir a su Parlamento, con objeto de aumentar la representación de los partidos minoritarios en el mismo; según parece, hasta la fecha las elecciones se han realizado de conformidad con ese sistema. Desde 1996 ni el Partido Nacional ni el Partido Laborista ha obtenido una mayoría absoluta en el Parlamento y en todos esos años, excepto en uno, el gobierno ha sido de minoría. El gobierno actual del Partido Laborista continuó su éxito de las elecciones de noviembre de 1999 con el logro de un porcentaje de votos mayor que el alcanzado por el Partido Nacional, el 41% frente al 21%, en las elecciones de julio de 2002. El Partido Laborista formó una coalición, un gobierno de minoría con la Coalición Progresiva, partido izquierdista con dos escaños en el Parlamento. El gobierno depende del apoyo del Partido Futuro Unido centrista para aprobar leyes.

ECONOMÍA
La economía de Nueva Zelandia tiene una base de exportaciones sostenida por un sistema agrícola muy eficiente. Las principales exportaciones agrícolas son carne, productos agrícolas, productos forestales, frutas y hortalizas, pescado y lana. Nueva Zelandia se benefició directamente de muchas de las reformas acordadas en las negociaciones comerciales de la Ronda de Uruguay, en las que la agricultura, en general, y el sector lechero, en particular, han ofrecido muchas nuevas oportunidades comerciales. El país tiene considerables recursos de energía hidroeléctrica y reservas de gas natural, aunque se prevé que el mayor yacimiento de gas, que suministra el 84% del gas natural de Nueva Zelandia, se agotará en 2007. Los principales sectores manufactureros son la elaboración de alimentos, la fabricación de productos metálicos y los productos de papel.

A partir de 1984, se eliminaron las subvenciones públicas, incluidas las destinadas a la agricultura; se desregularon las importaciones; bajaron drásticamente las tarifas arancelarias por decisión unilateral; se dejaron flotar libremente los tipos de cambio; se suprimieron los controles del tipo de interés, salarios y precios, y se redujeron las tasas marginales impositivas. La política monetaria restrictiva y los importantes esfuerzos hechos por reducir el déficit presupuestario del gobierno hicieron bajar la tasa de inflación, que en 1987 superaba el 18% anual. La reestructuración y la venta de las empresas estatales en la década de 1990 disminuyeron la intervención del gobierno en la economía y permitieron el rescate de parte de la deuda pública. Como consecuencia, Nueva Zelandia es actualmente una de las economías más abiertas del mundo.

El crecimiento económico se ha mantenido relativamente fuerte en estos últimos años, o sea, en aproximadamente un 3% y se ha beneficiado del aumento neto de la inmigración, el alza de los precios de la vivienda, el fuerte incremento de los gastos de consumo y los precios internacionales favorables para los productos exportados por el país. Nueva Zelandia no experimentó la desaceleración del crecimiento económico que se observó en muchos otros países a raíz de los acontecimientos del 11 de septiembre de 2001 y la consiguiente caída de las bolsas de valores extranjeras. El prolongado período de fuerte crecimiento económico hizo que la tasa de desempleo descendiera de un 7,8% en 1999 a un 4% a mediados de 2004, la tasa más baja registrada en 17 años. El crecimiento ha contribuido también a reducir mucho el déficit en cuenta corriente, que se mantuvo en un 4,5% del PIB en 2003.

La economía neozelandesa se ha visto favorecida por las fuertes relaciones económicas que mantiene con Australia. Australia y Nueva Zelandia son socios en el acuerdo comercial sobre el estrechamiento de las relaciones económicas (CER), que permite el libre comercio de bienes y de la mayoría de los servicios. Desde 1990, dicho Acuerdo ha creado un solo mercado de más de 22 millones de personas, lo que ha proporcionado nuevas oportunidades para los exportadores neozelandeses. Australia es actualmente el lugar de destino del 20,5% de las exportaciones de Nueva Zelandia, en comparación con un 14% en 1983. Ambas partes han convenido también en dar consideración a la inclusión de la normalización de productos y la política tributaria en el Acuerdo Comercial citado. Nueva Zelandia inició un tratado de libre comercio con Singapur en septiembre de 2000 y aspira a realizar otros acuerdos comerciales bilaterales y regionales en la zona del Pacífico.

Los bienes y servicios de los Estados Unidos han sido competitivos en Nueva Zelandia y existe una situación en que el dólar neozelandés, una moneda fuerte, ha creado oportunidades para los exportadores estadounidenses en el período 2003-2004. La economía de mercado ofrece muchos beneficios a los exportadores e inversionistas de los Estados Unidos. Hay oportunidades de inversión en productos químicos, elaboración de alimentos, finanzas, turismo y productos forestales, así como en concesiones. Las mejores ventas y perspectivas de inversión están en la informática, la biotecnología, las telecomunicaciones, el turismo, las concesiones, la elaboración y el empaque de alimentos, y el equipo médico. En el sector de agricultura, las mejores perspectivas están en las frutas frescas, los alimentos livianos, los productos especializados, tales como alimentos orgánicos, y la harina de soya.

Nueva Zelandia acoge abiertamente y promueve la inversión extranjera sin discriminación. La Comisión de Inversión Exterior (OIC) debe dar su aprobación a las inversiones extranjeras que controlen el 25% o más de empresas o bienes de propiedad valorados en más de NZ$50 millones, aunque el gobierno ha propuesto aumentar ese límite a NZ$100 millones. Tales restricciones y requisitos de aprobación se aplican también a ciertas inversiones en tierras y en la industria de la pesca comercial. La aprobación de la OIC se basa en una determinación del interés nacional. Si bien no se imponen actualmente requisitos de incumplimiento sobre las inversiones directas extranjeras después de otorgar la aprobación, el gobierno ha propuesto exigir a los compradores extranjeros de tierras que informen periódicamente sobre su cumplimiento con las condiciones de la aprobación. La completa transferencia de beneficios y capitales está permitida a través de los conductos bancarios normales.

Varias compañías estadounidense tienen filiales en Nueva Zelandia. Muchas operan por mediación de agentes locales y otras en asociación con empresas conjuntas. La Cámara de Comercio de los Estados Unidos trabaja activamente en Nueva Zelandia y tiene su oficina principal en Auckland y una agencia regional en Wellington.

SEGURIDAD NACIONAL
Nueva Zelandia tiene tres objetivos de política en materia de defensa, a saber, defender el territorio nacional contra las amenazas menores, contribuir a la seguridad regional y participar en las actividades de seguridad mundial. Considera que sus propias necesidades de defensa nacional son modestas. Su presupuesto para la defensa prevé ciertas mejoras del equipo que, en su mayor parte, se dedica al ejército de tierra. Poco después de ganar las elecciones de 1999, el gobierno laborista canceló un acuerdo de arrendamiento con opción de compra de 28 aviones F-16 suscrito con los Estados Unidos. En 2001 el gobierno contrató la compra de 105 vehículos blindados ligeros para transporte de tropas (LAVIII) por un monto de 300 millones de dólares de los Estados Unidos, con una entrega inicial prevista para 2003. En 2002 anunció unas mejoras planeadas de sus aviones P3 y C-130 Hércules y se comprometió a destinar 250 millones de dólares de los Estados Unidos para comprar un barco de varias funciones y algunos patrulleros costeros y otros 100 millones de dólares para adquirir dos Boeing 757 usados para reemplazar el reactor de transporte de lujo.

En mayo de 2001, el gobierno anunció que iba a desmantelar su fuerza aérea de combate. Nueva Zelandia afirma que mantiene una "fuerza mínima convincente", aunque los oponentes alegan que las fuerzas de defensa del país han descendido por debajo de ese nivel. Teniendo en cuenta la zona alegada de interés estratégico directo que se extiende desde Australia por el Sudeste de Asia hasta el Pacífico Sur y los gastos para defensa que representan cerca del 1,2% del PIB, Nueva Zelandia tiene necesariamente que depender en gran medida de su alianza de defensa mutua con otros países, sobre todo con Australia.

Nueva Zelandia participa activamente en operaciones multilaterales de mantenimiento de la paz. Ha desempeñado un papel destacado en la pacificación, reconciliación y reconstrucción de las Islas Salomón y la vecina isla de Bougainville. Mantiene un contingente en la Fuerza Multinacional y Misión de Observación del Sinaí ha contribuido a las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU en Angola, Camboya, Somalia y la antigua Yugoslavia. Ha participado también en la Fuerza de Interceptación Multilateral en el Golfo Pérsico. La participación más reciente de Nueva Zelandia en una operación de mantenimiento de la paz de la ONU ha sido en Timor Oriental, a donde despachó inicialmente casi el 10% de toda su fuerza de defensa. Nueva Zelandia participó en la Operación Libertad Duradera y ha enviado un Equipo de Reconstrucción Provincial a Afganistán y desplegado también una fragata en el Golfo de Omán. En apoyo del esfuerzo para la reconstrucción de Iraq, ha enviado un equipo de ingenieros al país.

Nueva Zelandia participa en un programa para compartir instalaciones de entrenamiento, intercambio de personal y maniobras conjuntas con las Filipinas, Tailandia, Indonesia, Papua Nueva Guinea, Brunéi Darussalam, Tonga y varios estados del Pacífico Sur. Realiza también maniobras conjuntas con sus socios del Acuerdo de Defensa de las Cinco Potencias: Australia, el Reino Unido, Malasia y Singapur. Debido a la política antinuclear de Nueva Zelandia, la cooperación en materia de defensa con los Estados Unidos, incluidas las maniobras de entrenamiento, se ha visto sumamente reducida desde 1986.

RELACIONES EXTERIORES
La política exterior de Nueva Zelandia está orientada sobre todo hacia los países democráticos desarrollados y las economías nacientes del Pacífico. Los partidos políticos principales del país han estado normalmente de acuerdo con las líneas generales de la política exterior y el actual gobierno de coalición ha tenido una activa participación en foros multilaterales sobre cuestiones de constante interés para Nueva Zelandia, como la liberalización del comercio, el medio ambiente y el control de armamento. Nueva Zelandia reconoce la importancia de las Naciones Unidas y su participación en esa organización.

Asimismo, atribuye gran importancia a su participación en la Organización Mundial del Comercio (OMC), el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el Organismo Internacional de Energía Atómica, el Banco Asiático de Desarrollo, el Foro del Pacífico Meridional, la Comunidad del Pacífico, el Plan de Colombo, Foro de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (CEAP), INTELSAT y la Comisión Ballenera Internacional. Nueva Zelandia es también miembro activo de la Commonwealth. A pesar de la ruptura de 1985 con la Alianza de ANZUS, Nueva Zelandia ha mantenido buenas relaciones de trabajo con los Estados Unidos y Australia con respecto a toda una serie de cuestiones internacionales.

En el pasado, el aislamiento geográfico de Nueva Zelandia y la prosperidad general de su economía agrícola solían reducir el interés público en los asuntos mundiales. Sin embargo, el creciente comercio mundial y otros factores económicos internacionales han hecho que los neozelandeses reconozcan cada vez más la dependencia de su país con respecto a los mercados extranjeros estables.

La participación económica de Nueva Zelandia en Asia ha sido cada vez más importante mediante la expansión del comercio con las economías en desarrollo de Asia. Nueva Zelandia es un "socio en el diálogo" de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) y un participante activo en el Foro de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (CEAP).

Como miembro fundador del Plan de Colombo, Nueva Zelandia ha proporcionado asistencia técnica y capital a varios países asiáticos. Asimismo, contribuye también a través del Banco Asiático de Desarrollo y los programas de las Naciones Unidas y es miembro de la Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico.

Nueva Zelandia ha concentrado sus recursos de asistencia económica bilateral en proyectos para los estados insulares del Pacífico Sur, especialmente Bougainville. La larga asociación del país con Samoa (antes conocida como Samoa Occidental), se reflejó en un tratado de amistad firmado en 1962 y su estrecha asociación con Tonga ha tenido como resultado un flujo de inmigrantes y visitantes al amparo de programas de permiso de trabajo de ambos países. Nueva Zelandia administra las Islas Tokelau y, cuando se le solicita, proporciona apoyo económico y en materia de política exterior a los estados autónomos libres asociados de las Islas Cook y Niue. Los habitantes de estas zonas tienen la ciudadanía neozelandesa.

En 1947 Nueva Zelandia se unió a Australia, Francia, el Reino Unido y los Estados Unidos para formar la Comisión del Pacífico Sur, un organismo regional para promover el bienestar de la región del Pacífico. Ha sido líder de la organización. En 1971 se unió a otros estados independientes y autónomos del Pacífico Sur para establecer el Foro del Pacífico Meridional (en la actualidad conocido como el Foro de las Islas del Pacífico), cuyos jefes de Gobierno celebran reuniones anuales.

RELACIONES ENTRE LOS ESTADOS UNIDOS Y NUEVA ZELANDIA
Las relaciones bilaterales son excelentes. Los Estados Unidos y Nueva Zelandia comparten ciertas tradiciones históricas y culturales, así como un compromiso con los principios democráticos. Los representantes oficiales de alto nivel mantienen regularmente consultas entre sí sobre cuestiones de mutua importancia.

Los Estados Unidos establecieron una oficina consular en Nueva Zelandia en 1839 para representar y proteger los intereses estadounidenses de transporte marítimo y pesca de ballenas. Como el Reino Unido estaba encargado de los asuntos exteriores de Nueva Zelandia, las relaciones diplomáticas directas entre los Estados Unidos y Nueva Zelandia no se establecieron sino hasta 1942, cuando la amenaza japonesa impulsó la estrecha cooperación entre los EE.UU. y Nueva Zelandia en la campaña del Pacífico. Durante la guerra se destacaron más de 400.000 militares estadounidenses a Nueva Zelandia para preparar batallas de importancia decisiva, por ejemplo, las de Tarawa y Guadalcanal.

Las relaciones de Nueva Zelandia con los Estados Unidos en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial estuvieron estrechamente vinculadas al tratado de seguridad entre Australia, Nueva Zelandia y los Estados Unidos (ANZUS) de 1951, en virtud del cual los signatarios se comprometían a consultarse en caso de un ataque en el Pacífico y a actuar para hacer frente al peligro común. Durante el período de la posguerra, el acceso a los puertos neozelandeses por los buques estadounidenses contribuyó a la flexibilidad y eficacia de las fuerzas navales de los Estados Unidos en el Pacífico.

Una preocupación cada vez mayor por las pruebas nucleares en el Pacífico Sur y las cuestiones del control de armamento contribuyeron a la elección en 1984 de un gobierno laborista comprometido a prohibir la entrada en los puertos neozelandeses de todo buque con propulsión nuclear y armas nucleares. La política antinuclear del gobierno resultó ser incompatible con la política seguida por mucho tiempo por los Estados Unidos alrededor del mundo de no confirmar ni negar la presencia o ausencia de armas nucleares a bordo de los buques estadounidenses.

Efectivamente, la aplicación de la política de Nueva Zelandia impidió la cooperación práctica de la alianza al amparo del tratado de ANZUS y, tras grandes esfuerzos infructuosos por resolver la cuestión, en agosto de 1986 los Estados Unidos suspendieron sus obligaciones en materia de seguridad derivadas del tratado de ANZUS con Nueva Zelandia. Incluso después de la declaración del Presidente Bush en 1991 de que los buques de superficie estadounidenses no llevaban normalmente armas nucleares, la legislación de Nueva Zelandia que prohíbe las visitas de buques con propulsión nuclear continúa impidiendo la alianza de seguridad bilateral con los Estados Unidos. Este último país acogería abiertamente la reevaluación de la legislación por parte de Nueva Zelandia para permitir el retorno del país a la plena cooperación dentro del tratado de ANZUS.

A pesar de la suspensión de las obligaciones de seguridad por parte de los Estados Unidos, el Gobierno de Nueva Zelandia ha reafirmado la importancia que atribuye a la continuación de estrechas relaciones políticas, económicas y sociales con los Estados Unidos y Australia. Nueva Zelandia es un miembro activo de la coalición mundial en la guerra contra el terrorismo y desplegó tropas de Servicios Aéreos Especiales en Afganistán y efectivos navales y aéreos en el Golfo Pérsico.

Los Estados Unidos ocupan el segundo lugar entre los socios comerciales más importantes de Nueva Zelandia después de Australia. El monto total del comercio bilateral para 2003 ascendió a 4.300 millones de dólares de los Estados Unidos, lo que representa un superávit de 555 millones de dólares a favor de Nueva Zelandia, y las exportaciones de mercancías estadounidenses a Nueva Zelandia fueron de 1.800 millones de dólares. La inversión exterior directa estadounidense en Nueva Zelandia, hasta marzo de 2003, ascendió a 3.590 millones de dólares, sobre todo concentrada en manufactura, silvicultura, servicios de telecomunicaciones y finanzas. Nueva Zelandia ha trabajado en estrecha colaboración con los Estados Unidos para promover el libre comercio en la OMC, el Foro de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (CEAP) y otros foros multilaterales.

Los Estados Unidos y Nueva Zelandia trabajan en estrecha colaboración en cometidos de investigación científica en la Antártida. Christchurch es un punto de concentración para las operaciones conjuntas de apoyo logístico que prestan asistencia a las bases permanentes estadounidenses de la estación de McMurdo y el Polo Sur, y la base de Scott de Nueva Zelandia, ubicada a sólo tres kilómetros de la estación de McMurdo en la región del mar de Ross).

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador
: Charles J. Swindells .
Jefe Adjunto de Misión
: David R. Burnett.
Consejero de Diplomacia Pública
: vacante.
Consejera de Asuntos Políticos y Económicos: Katherine B. Hadda.
Agregado de Agricultura
: David Rosenbloom.
Agregado de Defensa
: Capitán R. Martínez, Marina de los Estados Unidos.
Funcionario para Asuntos Administrativos
: Landon Carter (designación temporal).
Asuntos Consulares (Auckland): Richard Adams.
Funcionario Principal para Asuntos Comerciales
(Sydney): Beryl Blecher.

La Embajada de los Estados Unidos U.S. Embassy en Nueva Zelandia está situada en 29 Fitzherbert Terrace, Thorndon, Wellington (teléfono: 64-4-472-2068, fax 64-4-471-2380). El sitio web de la Embajada es http://usembassy.state.gov/wellington . El Consulado General de los Estados Unidos está situado en Citibank Building, 3rd Floor, 23 Customs Street East, Auckland (teléfono: 64-9-303-2724, fax 64-9-366-0870).

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia