Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Venezuela



noviembre de 2003

Bandera de Venezuela

RESEÑA

Nombre oficial
República Bolivariana de Venezuela

Geografía
Superficie: 912.050 km2 (352.143 millas cuadradas); un poco más del doble del tamaño de California.Capital: Caracas (población aproximada de la zona metropolitana, 2,8 millones, censo de 1990). Otras ciudades principales: Maracaibo, Valencia, Barquisimeto.
Relieve: En el noroeste, las montañas de los Andes y la depresión del Lago de Maracaibo; en el centro, los Llanos; en el sudeste, las tierras altas del Macizo de la Guayana.
Clima: Varía del tropical al templado, según la altitud.

Población
Nacionalidad: Venezolano
Habitantes (cálculo de 2003): 24.654.694
Tasa neta de crecimiento anual: 1,48% (2003)
Origen étnico: españoles, italianos, portugueses, árabes, alemanes, africanos; quedan algunos pueblos indígenas sin asimilar.
Religiones: Católica Romana, 96%; protestantes, 2%; otras, 2%.
Lenguas: español; diversas lenguas indígenas.
Educación (2003): Años obligatorios, 9. Asistencia, 91,1%. Alfabetizados (definición de alfabetizado: la población de 15 años o más capaz de leer y escribir): población total, 93,4%; sexo masculino, 93,8%; sexo femenino, 93,1%.
Salud: Mortalidad infantil, 26,2 muertes por cada 1000 nacidos vivos. Esperanza de vida: 73,81 años.
Población activa (2002): 11,7 millones. Servicios, 68%; industria, 13%; agricultura, 10%. Tasa de desempleo (2002): 17%.

Gobierno
Tipo: República federal
Independencia: 5 de julio de 1811
Constitución: 30 de diciembre de 1999
Poderes: Ejecutivo: Presidente (Jefe de Estado y de Gobierno, mandato de seis años); Consejo de Ministros (gabinete, nombrado por el Presidente). Legislatura: Asamblea Nacional, unicameral. Judicial: Tribunal Supremo de Justicia, integrado por veinte magistrados (elegidos por la Asamblea Nacional; mandatos de doce años).
Circunscripciones administrativas: 23 estados, más el Distrito Federal (Caracas) y la Dependencia Federal (integrada por 72 islas).
Partidos políticos principales: Movimiento Quinta República (MVR), Acción Democrática (AD), Cristiano Demócrata (COPEI), Patria para Todos (PPT), Movimiento al Socialismo (MAS), La Causa Radical (Causa R), Primero Justicia, y Convergencia Nacional (CN).

Economía
Producto interno bruto (PIB, cálculo de 2002): $94.600 millones (calculado por el poder adquisitivo).
Tasa de crecimiento real (2002): - 8,9%.
PIB por habitante: $3.800.
Recursos naturales: Petróleo, gas natural, carbón, mineral de hierro, oro, diamantes, bauxita, otros minerales, energía hidroeléctrica.
Agricultura y cría (5% del PIB): Productos: maíz, sorgo (zahína), arroz, bananos, verduras, café, carne de res, carne de puerco, leche, huevos, pescado.
Industria petrolera (25% del PIB): Refinación de petróleo, productos petroquímicos.
Industria (14% del PIB): Hierro y acero, productos de papel, aluminio, productos textiles, material de transporte, productos de consumo.
Comercio: Exportaciones (2002): 26.200 millones de dólares, de los cuales el petróleo representa 19.000 millones; aluminio, acero, productos químicos, mineral de hierro, cigarrillos, plásticos, pescado, cemento y papel. Principales mercados (2002): Estados Unidos 43%, Brasil 2,6%, Colombia 13%, Países Bajos 5%, México 4,7%, Ecuador 4%.
Importaciones (2002): 12.300 millones de dólares: maquinaria y material de transporte, manufacturas, material de construcción. Principales proveedores: Estados Unidos 32,7%; Colombia 7,7%; Brasil 6,4%; Alemania 4,9%; Italia 4,3%.
Tipo de cambio (noviembre, 2003): 2640 bolívares por dólar de los Estados Unidos.

POBLACIÓN E HISTORIA
La población de Venezuela es una combinación de las herencias europea, indígena y africana. Alrededor del 85% de la población vive en las zonas urbanas de la parte norte del país. Si bien casi la mitad del territorio de Venezuela está al sur del río Orinoco, esa parte la habita sólo el 5% de la población.

Cuando llegaron los primeros españoles, la población indígena de Venezuela consistía principalmente en agrupaciones de agricultores y cazadores que vivían a lo largo del litoral y de las riberas del Orinoco y en los Andes. El primer establecimiento español en América del Sur (Nuevo Toledo) se ubicó precisamente en Venezuela, en 1522. Sin embargo, durante los siglos XVI y XVII, la metrópoli prestó relativamente poca atención a Venezuela, concentrándose más bien en la extracción de metales preciosos de otros territorios de las Américas.

Hacia fines del siglo XVIII, el régimen colonial empezó a impacientar a los venezolanos. En 1821, después de varios levantamientos fallidos, Venezuela, al mando de Simón Bolívar, su hijo más famoso, consiguió independizarse de España. Venezuela, junto con los territorios que ahora constituyen Colombia, Panamá y Ecuador, fue parte de la República de la Gran Colombia hasta 1830, año en que se separó y formó un nuevo Estado soberano.

Buena parte de la historia de Venezuela durante el siglo XIX se caracterizó por las épocas de inestabilidad política, regímenes dictatoriales y turbulencia revolucionaria. Dos períodos de dictadura jalonaron la primera mitad del siglo XX: entre 1908 y 1935, y entre 1950 y 1958. Además, en ese mismo medio siglo la economía venezolana dejó de ser principalmente agropecuaria y se centró en la producción y exportación de petróleo.

A partir del derrocamiento del general Marcos Pérez Jiménez en 1958, cuando los militares dejaron de participar directamente en la vida política de la nación, unas administraciones civiles democráticas han gobernado Venezuela sin interrupciones. Hasta las elecciones de 1998, Acción Democrática y COPEI (los cristiano demócratas) dominaban tanto la política nacional como la de los estados.

GOBIERNO
El Presidente actual, Hugo Chávez, fue elegido en diciembre de 1998; su programa proponía la elección de una Asamblea Nacional Constituyente que redactara una nueva constitución para la nación. Tuvieron mucha aceptación los argumentos de Chávez de que el sistema político vigente se había aislado del pueblo, especialmente entre las clases sociales más pobres, cuyo nivel de vida había venido declinando en los quince años precedentes. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), integrada por 131 diputados, se reunió en agosto de 1999 para comenzar a redactar una nueva constitución. En comicios libres, los electores habían dado todos los escaños menos seis a los partidarios del movimiento de Chávez. El proyecto constitucional de la ANC fue aprobado por referéndum el 15 de diciembre de 1999. A continuación se describe el sistema político que estableció la Constitución de 1999.

El Presidente se elige por mayoría simple de votos, por sufragio directo y universal; su mandato de seis años es prorrogable por un único período consecutivo. El Presidente nombra al vicepresidente y a los miembros de su gabinete, y decide el número de éstos. Los nombramientos a los cargos ministeriales se efectúan con la participación de la Asamblea Nacional. La iniciativa de las medidas legislativas corresponde al Ejecutivo Nacional, la Legislatura (por medio de una Comisión de la Asamblea Nacional o de tres diputados), el Tribunal Supremo de Justicia, el Poder Ciudadano (integrado por el Defensor del Pueblo, el Fiscal General y el Contralor General), o a los electores en general por medio de una petición suscrita por no menos del 0,1% de los inscritos en el registro electoral. El Presidente tiene derecho a pedir a la Asamblea Nacional que revise disposiciones específicas que objete en una ley determinada; la Asamblea puede invalidar esas objeciones presidenciales por mayoría simple.

La Asamblea Nacional es unicameral: consiste sólo en la cámara de diputados. Los períodos de mandato de los diputados son de cinco años, renovables dos veces. Los legisladores se eligen por medio de una combinación de listas de partido y de circunscripciones de un solo diputado. Fuera de los períodos de sesiones de la Asamblea, su Comisión Delegada actúa en los asuntos relativos al Ejecutivo Nacional y ejerce las atribuciones de la Asamblea en materia de investigación y vigilancia.

La Constitución también establece otros tres poderes del Gobierno federal, además del legislativo y el ejecutivo: el judicial, el ciudadano y el electoral.

A la cabeza del Poder Judicial se encuentra el Tribunal Supremo de Justicia, que se reúne en cualquiera de las seis salas especializadas o en sala plena. La Asamblea Nacional nombra a los magistrados por períodos únicos de doce años. El Poder Judicial comprende, asimismo, los tribunales regionales, municipales y de primera instancia. El Poder Ciudadano lo integran el Fiscal General, el Defensor del Pueblo y el Contralor General. Los titulares de esos cargos, además de desempeñar sus funciones específicas, actúan colectivamente como el Consejo Moral Republicano, cuya función es la de impugnar ante el Tribunal Supremo de Justicia los actos que consideren ilícitos, especialmente los que contravengan la Constitución.

Los titulares de los cargos del Poder Ciudadano son nombrados por la Asamblea Nacional por períodos de siete años. El Poder Electoral consiste en el Consejo Nacional Electoral y está a cargo de organizar las elecciones a todos los niveles. A los integrantes de ese Consejo los nombra también la Asamblea Nacional por períodos de siete años.

SEGURIDAD NACIONAL
En 2000, las Fuerzas Armadas comprendían a 87,500 efectivos distribuidos entre el Ejército, la Armada (incluidos los Infantes de Marina), la Fuerza Aérea y las Fuerzas Armadas de Cooperación (FAC, que constituyen la guardia nacional). En 2001 y por primera vez en decenios, se nombró Ministro de Defensa a un civil. La función de ese Ministro es principalmente normativa, y el comando operativo sigue a cargo de un militar.

Altos cargos públicos
(en agosto de 2004)
Presidente: Hugo Chávez
Ministro de Relaciones Exteriores:Jesús Arnoldo Pérez
Embajador en los Estados Unidos: Bernardo Álvarez Herrera
Embajador ante las Naciones Unidas: Milos Alcaly
Embajador ante la OEA: Fermín Toro

La Embajada de Venezuela en los Estados Unidos está en 1099 30th St., NW, Washington, DC 20007; teléfono (202) 342-2214.
Además de la Embajada en Washington, Venezuela tiene consulados en Boston, Chicago, Houston, Miami, Nueva Orleans, Nueva York, San Francisco y San Juan de Puerto Rico.

CONDICIONES POLÍTICAS
Por los muchos años de elecciones libres y abiertas que habían transcurrido desde 1958 y por la prohibición de que los militares participaran en la política nacional, Venezuela había ganado fama de ser una de las democracias más estables de América Latina.

Esta calma política llegó a su fin en 1989, con los tumultos en que murieron más de 200 personas (el llamado Caracazo), como reacción al programa de austeridad económica del presidente de entonces, Carlos Andrés Pérez. Posteriormente, en febrero de 1992, unos tenientes coroneles del ejército, encabezados por el futuro presidente Hugo Chávez, intentaron dar un golpe de estado, alegando que los acontecimientos de 1989 demostraban que el sistema político ya no tenía en cuenta los intereses del pueblo. Hubo otro golpe militar, igualmente fallido, en noviembre del mismo año. Al año siguiente, la Corte Suprema destituyó al presidente Pérez por corrupción.

Según los venezolanos, las mayores causas de frustración después de la destitución del presidente Pérez radicaron en la profunda impopularidad de los partidos políticos, la disparidad de los ingresos y las dificultades económicas. En diciembre de 1998, Hugo Chávez Frías fue elegido Presidente; su programa propugnaba una amplia reforma, el cambio constitucional y la supresión de la corrupción.

En julio de 2000, después de un procedimiento largo y polémico, Hugo Chávez fue reelegido presidente en unos comicios nacionales y locales que, por lo general, resultaron libres y justos. Su partido, el Movimiento Quinta República (MVR) y un aliado de éste, el Movimiento al Socialismo (MAS), ganaron 92 de los 165 escaños de la Asamblea Nacional. Las posteriores escisiones de los partidos han reducido el número de los parlamentarios chavistas a 84.

En abril de 2002, el país pasó por una alteración temporal del orden constitucional. Durante una marcha en el centro de Caracas en la que participaron, según cálculos, entre 400.000 y 600.000 personas que pedían la dimisión del presidente Chávez, se produjo una refriega con armas de fuego que dejó un saldo de 18 muertos y más de 100 heridos de ambos lados. Unos militares detuvieron al presidente Chávez y un empresario conocido, Pedro Carmona, asumió el cargo de presidente en funciones. El 14 de abril, unas tropas leales a Chávez lo restablecieron en el poder. Se formó un Grupo Tripartito en agosto de 2002 para promover la reconciliación nacional y facilitar el diálogo entre el Gobierno y la oposición. En ese grupo estaban representados el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Centro Carter y la Organización de los Estados Americanos (OEA). Las conversaciones directas entre el Gobierno y los representantes de la oposición comenzaron en noviembre de 2002. Sin embargo, el continuo descontento con el Gobierno de Chávez condujo a una huelga nacional que comenzó el 2 de diciembre de 2002, con el objetivo de hacer dimitir al Presidente. El 4 de diciembre, el personal de la industria petrolera y el de otros sectores de la economía se incorporaron a la huelga. Prácticamente toda la actividad económica del país quedó paralizada durante un mes. El 16 de diciembre, el Consejo Permanente de la OEA aprobó la resolución 833 en la que se instaba a resolver la crisis de forma "constitucional, democrática, pacífica y electoral".

En enero de 2003, la OEA formó el Grupo de Amigos del Secretario General de la OEA para Venezuela. En el Grupo de Amigos, que coordinaba Brasil, estaban representados también Chile, España, Estados Unidos, México y Portugal. El Grupo de Amigos se reunió en enero de 2003 y viajó a Caracas para facilitar la solución pacífica de la crisis política. Pese a que durante la huelga nacional se intensificaron las tensiones, como resultado del diálogo que facilitó el Grupo Tripartito, cuando la crisis tocaba a su fin los partidos políticos se comprometieron en febrero de 2003 a actuar sin violencia. El 29 de mayo de 2003, después de meses de negociaciones auspiciadas por el Secretario General de la OEA, César Gaviria, el Gobierno Venezolano y la Coordinadora Democrática, de la oposición, subscribieron un acuerdo por el que se establecía un marco para la posible celebración de un referendo revocatorio del mandato del presidente Chávez. La Constitución de Venezuela autoriza dicho referendo.

En febrero de 2003, los partidarios de la oposición reunieron en todo el país 3,2 millones de firmas en favor de posibles referendos revocatorios relativos a cuestiones constitucionales y al mandato presidencial. El Consejo Nacional Electoral (CNE), recién nombrado, resolvió en septiembre de 2003 que las firmas se habían reunido prematuramente, antes de que hubiera transcurrido la mitad del mandato presidencial, como dispone la Constitución, y que para la celebración de los referendos haría falta una nueva recolecta de firmas. Tanto los partidarios de la oposición como los de Chávez solicitaron el permiso del CNE a fin de reunir firmas para los posibles referendos; el CNE fijó las fechas del 21 al 24 de noviembre de 2003 para la recolecta del MVR, y del 28 de noviembre al 1 de diciembre para la de la oposición. El CNE se encargará de administrar los trámites correspondientes y de verificar las firmas reunidas.

ECONOMÍA
La inestabilidad política ha tenido efectos graves sobre el rendimiento de la economía venezolana, que en el bienio de 2002-2003 estuvo en recesión económica y se resintió de una grave disminución de la inversión. El PIB disminuyó 18,5% durante el primer semestre de 2003, en comparación con el mismo período de 2002. Ésta ha sido la disminución más pronunciada de la historia de Venezuela. Los sectores más afectados han sido la construcción (- 55,9%), el petróleo (- 26,5%), el comercio (- 23,6%) y las manufacturas (- 2,5%).

En 2002, la economía venezolana, medida por el PIB, se contrajo en un 8,9% en comparación con el año 2001. Durante ese mismo período el sector petrolero se contrajo en un 12,6%, afectado por la disminución en las exportaciones de productos petroleros, a causa de que el país se atuvo en 2002 a la cuota fijada por la OPEP y del cese casi completo de las exportaciones durante la huelga nacional que comenzó en diciembre de 2002. El sector no petrolero de la economía se contrajo en un 6,5% en comparación con el año 2001.

A la par de esa contracción, hubo una grave desvalorización del bolívar durante 2002, lo que aceleró la tasa de inflación. Ésta, medida por el índice de precios de consumo, fue de 31,2% en 2002, en comparación con 12,3% en 2001. Para tratar de sostener el bolívar, reforzar las reservas de divisas y aliviar las consecuencias negativas de la huelga petrolera sobre el sistema financiero, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central suspendieron el cambio de divisas el 23 de enero de 2003. El 6 de febrero, el Gobierno estableció la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI), encargada de los procedimientos de cambio de monedas. El nuevo régimen de control de divisas fijó la tasa de cambio de un dólar de los Estados Unidos se fijó en Bs 1596 para las operaciones de compra y Bs 1600 para las de venta; además, se impuso la compraventa de divisas a través del Banco Central.

Mientras los recursos del Fondo de Inversión para la Estabilización Macroeconómica [averiguado] (FIEM) disminuyeron de $2.590 millones en enero de 2003 a $700 millones en octubre, las reservas de divisas del Banco Central subieron rápidamente durante el mismo período, de $11.310 millones a $19.670 millones. A pesar del descenso en la producción de Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y en los pagos consiguientes de regalías al Banco Central, las reservas de éste superan a las de hace un año en 31,1%, debido a que siguen reprimidas las operaciones en divisas.

La desigualdad de los ingresos de la población es considerable. Según fuentes oficiales, la proporción de la población pobre y sumamente pobre ha subido de 39,4% en 1995 a 48,1% en 2002. Este aumento se debe, fundamentalmente, al descenso de los salarios reales y al aumento del desempleo.

El petróleo y demás recursos
Las perspectivas económicas de Venezuela dependen en gran parte del precio del petróleo y de su exportación. Venezuela, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ha reafirmado, como lo hiciera hace unos 40 años, su función dirigente de la misma durante su año de presidencia, sirviendo de sede de la Segunda Cumbre de Jefes de estado y de gobierno de los países miembros de la OPEP, y su ex Ministro de Energía y Minas, Álvaro Silva Calderón, ha sido nombrado Secretario General. Para contrarrestar el colapso que había sufrido el precio del petróleo en 1997-1998, el Gobierno de Chávez extendió los recortes de producción inspirados por la OPEP, como medio de elevar ese precio en el mercado mundial. En 2002, el sector petrolero representaba alrededor de la cuarta parte del PIB, el 73% del valor de las exportaciones, y aproximadamente la mitad de los ingresos para costear el funcionamiento del Gobierno central. Venezuela es el cuarto proveedor de petróleo crudo y derivados de los Estados Unidos.

El Gobierno de Venezuela ha abierto gran parte del sector de hidrocarburos a la inversión extranjera, y ha promovido la inversión de muchos miles de millones de dólares en la producción de petróleo pesado, la reactivación de campos de petróleo viejos, y la inversión en varias empresas petroquímicas mixtas. Casi 60 empresas extranjeras de catorce países participan en algún aspecto del sector petrolero venezolano. En el curso de tres rondas de licitación, la compañía nacional petrolera del país, Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) y las empresas extranjeras han firmado 33 contratos de explotación de los campos petroleros marginales. Las nuevas leyes relativas al gas natural y a los productos petroquímicos abrirán aún más este sector. No obstante, una nueva ley sobre la competencia entre minoristas en el mercado nacional ha decepcionado a los inversionistas, a quienes se había prometido que los precios los fijaría el mercado.

El 13 de noviembre de 2001, conforme a la ley habilitante sancionada por la Asamblea Nacional, el presidente Chávez promulgó una nueva Ley de Hidrocarburos que entró en vigor en enero de 2002, en sustitución de la Ley de Hidrocarburos de 1943 y de la Ley de Nacionalización de 1975. Esa nueva ley dispone, entre otras cosas, que todas las operaciones de producción y distribución de petróleo corresponderán al Estado venezolano, a excepción de las empresas mixtas dedicadas a la producción de crudos de petróleo superpesado. Conforme a la nueva ley, los inversionistas particulares pueden poseer hasta el 49% de las acciones de empresas mixtas dedicadas a operaciones de extracción, y hasta el 100% de las empresas dedicadas a la elaboración, el transporte y la distribución. Esto es además del 100% del capital de las empresas de producción de gas que ya se autoriza a los inversionistas particulares, como había sancionado la Asamblea Nacional. Durante la huelga general de diciembre de 2002 a febrero de 2003, prácticamente cesaron las operaciones de producción y refinación de petróleo de PDVSA. Sin embargo, esas operaciones se han restablecido en gran parte. De los 45.000 empleados que tenía PDVSA antes de la huelga, 19.000 (entre gerentes y obreros) fueron despedidos porque el Gobierno sostenía que habían abandonado sus puestos de trabajo.

Venezuela tiene una variedad de recursos naturales que se encuentran en diversas etapas preparativas o de explotación. En abril de 2000, el presidente promulgó una nueva ley de minas, y se aprobaron los reglamentos para estimular una mayor participación del sector privado en la extracción de minerales.

Venezuela utiliza sus enormes recursos hidroeléctricos para proveer de energía a las industrias de la nación. La ley nacional de electricidad tiene el fin de proporcionar un marco legal e incentivar la competencia y la inversión en este sector. Tras una demora de dos años, el Gobierno adelanta en la actualidad los planes para desnacionalizar las redes de distribución de electricidad de su propiedad; sin embargo, esto lo hará conforme a una modalidad diferente de la que se había previsto.

Industria, agricultura y comercio
En 2002 la industria representó 13% del PIB. La producción industrial descendió en 11% en ese mismo año y continúa mermando, afectada por la falta de inversión privada. Venezuela fabrica y exporta acero, aluminio, textiles, ropa, bebidas y alimentos. También produce cemento, llantas neumáticas, papel y fertilizantes, y ensambla automóviles para el mercado interno y la exportación.

La producción agropecuaria representa aproximadamente el 5% del PIB, da empleo al 10% de la mano de obra y ocupa por lo menos la cuarta parte de la superficie terrestre del país. Venezuela exporta arroz, cigarrillos, pescado, frutas tropicales, café, cacao y productos agroindustriales. Sin embargo, el país no es autosuficiente en la mayoría de los aspectos agropecuarios e importa alrededor de los dos tercios de su consumo de alimentos. En 2002, las empresas estadounidenses exportaron a Venezuela productos agropecuarios por valor de $347 millones, entre ellos, trigo, maíz, soja, harina de soja, algodón, grasas animales y aceites vegetales; por consiguiente, Venezuela es uno de los dos mercados principales de los Estados Unidos en América del Sur. Los Estados Unidos proveen más de la tercera parte del consumo de alimentos de Venezuela.

Gracias a sus exportaciones de petróleo, Venezuela suele registrar un superávit en el comercio exterior anual. En los últimos años, las exportaciones no petroleras han venido creciendo rápidamente pero hasta ahora sólo constituyen la cuarta parte del total. Los Estados Unidos son la nación con la que más comercia Venezuela. En 2002, los Estados Unidos exportaron mercancías a Venezuela por valor de $4.400 millones; Venezuela, por lo tanto es, en tamaño, el vigésimo quinto cliente de los Estados Unidos. El mismo año, Venezuela exportó mercancías (el petróleo incluido) a los Estados Unidos por valor de $15.100 millones; en importancia es el décimo cuarto proveedor de bienes a los Estados Unidos. Venezuela se ha mostrado muy cautelosa hacia la propuesta del Área de Libre Comercio de las Américas.

Trabajo e infraestructura
La mano de obra de Venezuela, que consiste en unos 12,05 millones de personas, crece más rápidamente que el empleo. En agosto de 2003, la cifra oficial de desempleo era de 17,8%, pero extraoficialmente se calculaba en más de 20%. De la población activa, el 15% está empleada en el sector público y menos de 1% en la industria petrolera, caracterizada por su alta densidad de capital. El 18% de la población activa está sindicalizada; los sindicatos son especialmente poderosos en la industria petrolera y en el sector público. El sector "informal" o no estructurado ocupa a unas 6,4 millones de personas, o sea, el 53% de la población activa.

En diciembre de 2000, las autoridades laborales internacionales declararon que el Gobierno de Chávez había contravenido la libertad de reunión por utilizar un referendo público para decidir cuestiones internas de la jerarquía sindical. Desde entonces, sin embargo, el Gobierno ha consultado periódicamente con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre sus gestiones por reformar y reorganizar la estructura sindical del país, entre ellas, el diálogo con muchos sindicatos y la preparación de una nueva ley sindical.

Venezuela posee un extenso sistema vial. Sin embargo, con la excepción del servicio aéreo, el transporte va a la zaga de las necesidades crecientes del país. Gran parte de la infraestructura no se conserva adecuadamente. Caracas posee un tren subterráneo moderno pero en el resto del país sólo funciona una línea ferroviaria.

RELACIONES EXTERIORES
En materia de relaciones exteriores, Venezuela tiene las prioridades siguientes:

  • Respeto por los derechos humanos.
  • El derecho de todos los pueblos a la autodeterminación.
  • La no intervención en los asuntos internos de otras naciones.
  • La solución pacífica de las controversias entre las naciones, inclusive, las controversias fronterizas.
  • El derecho de todos los pueblos a la paz y seguridad.
  • El apoyo a la democracia.

Los dos fundamentos de la política exterior del presidente Chávez son la cooperación y la integración de las Américas. Después de la Cumbre de las Américas de 1997, Venezuela colaboró estrechamente con sus vecinos en muchos aspectos, particularmente en materia de la integración energética, y defendió vigorosamente la decisión de la OEA de adoptar la Convención Interamericana contra la Corrupción. Venezuela también integra el Grupo de Amigos de las Naciones Unidas para Haití, y gestiona incorporarse a MERCOSUR para mejorar las perspectivas de integración comercial en las Américas. El Gobierno de Venezuela propugna dar por terminado el aislamiento de Cuba y establecer un mundo "multipolar" caracterizado por los vínculos entre los países en vías de desarrollo. Venezuela tiene desde hace años controversias fronterizas con Colombia y Guyana pero procura resolverlas pacíficamente. Venezuela y Colombia han establecido unas comisiones bilaterales para plantear toda una variedad de cuestiones pendientes entre las dos, entre ellas, la delimitación de la frontera marítima del Golfo de Venezuela. Venezuela reivindica unas tres cuartas partes del territorio de Guyana, lo que complica sus relaciones con ese país. Desde 1987, Venezuela y Guyana sostienen conversaciones sobre este asunto por mediación de los buenos oficios de las Naciones Unidas.

LAS RELACIONES ENTRE VENEZUELA Y LOS ESTADOS UNIDOS
Los principales intereses de los Estados Unidos en Venezuela consisten en la promoción de las exportaciones y la protección de las inversiones estadounidenses, la continuidad del programa de reforma económica, la conservación de la democracia constitucional venezolana, la cooperación aun más estrecha en la lucha contra los estupefacientes, y la continuidad de acceso a una fuente principal de petróleo.

Los vínculos comerciales de los Estados Unidos con Venezuela son estrechos. Para Venezuela, los Estados Unidos son su socio comercial más importante, que envía aproximadamente la mitad de sus importaciones y recibe una proporción parecida de sus exportaciones. A su vez, Venezuela es el tercer mercado de exportación estadounidense en Latinoamérica, principalmente por sus compras de maquinaria, material de transporte, productos agrícolas y piezas de automóvil. Venezuela, al abrir su sector petrolero a las inversiones extranjeras, proporcionó grandes oportunidades de comercio e inversión a las empresas de los Estados Unidos. En consecuencia, Venezuela es uno de los cuatro proveedores extranjeros principales de petróleo a los Estados Unidos. El Departamento de Estado está dedicado a promover los intereses de las empresas estadounidenses en los mercados del exterior. Para saber dónde pueda orientarse y tener una lista de publicaciones estadounidenses informativas, sírvase consultar la última parte de este documento.

Venezuela, aunque no es gran proveedor de adormidera y hoja de coca, es importante como país de tránsito de heroína y cocaína. En Venezuela también inquietan sobremanera el lavado de dinero y la corrupción judicial. Los Estados Unidos y Venezuela colaboran para combatir el narcotráfico.

En Venezuela viven aproximadamente 23.000 ciudadanos de los Estados Unidos, según los registros de la Embajada; se calcula que unas tres cuartas partes de ellos residen en la zona de Caracas. Unos 12.000 turistas estadounidenses visitan Venezuela anualmente. Alrededor de quinientas empresas de los Estados Unidos están representadas en el país.

Funcionarios principales de la embajada de los Estados Unidos
(en agosto de 2004)
Embajador: William R. Brownfield
Jefe Adjunto de Misión: Stephen McFarland
Consejero para Asuntos Políticos:Abelardo Arias
Consejero para Asuntos Económicos: Richard Sanders
Consejero para Asuntos Comerciales: Sean Kelley
Cónsul General: Dan Keller
Consejera para Asuntos Administrativos:Sandra Muench
Funcionario para Seguridad Regional: Daniel Garner
Consejera para Asuntos Públicos:Salomé Hernández


La Embajada de los Estados Unidos está en la Calle F con Calle Suapure, Urb. Colinas de Valle Arriba, Caracas 1080, Venezuela (teléfono 58-212-975-6411). Horario para el público: de lunes a viernes, de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.

Otros contactos
Departamento de Estado
Dirección de Asuntos del Hemisferio Occidental (Bureau of Western Hemisphere Affairs)
Venezuela Desk 202-647-1715
Servicios para los Ciudadanos en el Exterior (Overseas Citizens Services)

Departamento de Comercio
14th and Constitution Avenue, NW
Washington, DC 20230
Venezuela Desk 202-482-0475
800-USA-TRADE (800-872-87233)

VenAmCham (Cámara de Comercio Venezolano-Americana)
Torre Credival, Piso 10
2ª Avenida de Campo Alegre
Campo Alegre, Apartado 5181
Caracas 1010A, Venezuela
Teléfono 58-212-263-0833, fax 58-212-263-1829/0586
Correo electrónico: Venam@ven.net

Publicaciones del Gobierno de los Estados Unidos
Informe sobre las tendencias económicas (Economic Trends Report) 202-736-7760 (vía fax)
Guía comercial por país (Country Commercial Guide) 202-736-7760 (vía fax)

INFORMACIÓN SOBRE VIAJES Y NEGOCIOS
El Programa de Información Consular del Departamento de Estado de los Estados Unidos distribuye Hojas de Información Consular, Advertencias de Viaje, y Avisos Públicos. Hay Hojas de Información Consular para todos los países que contienen información sobre requisitos de entrada, reglamentos monetarios, condiciones sanitarias, zonas de inestabilidad, delincuencia y seguridad, disturbios políticos, y las direcciones de las misiones diplomáticas de los EE.UU. en cada país. Las Advertencias de Viaje se publican cuando el Departamento de Estado recomienda que los estadounidenses no viajen a cierto país. Los Avisos Públicos son una forma de divulgar rápidamente la información sobre amenazas terroristas y otras condiciones temporales en el extranjero que representan un riesgo importante para la seguridad de los viajeros estadounidenses. Se pueden obtener ejemplares gratuitos de estas informaciones a través de la Oficina de Asuntos Consulares, teléfono 202-647-5225 o del sistema "fax a la orden", 202-647-3000. Las Hojas de Información consular y las Advertencias de Viaje también se encuentran en la página de Internet de la Oficina de Asuntos Consulares: http://travel.state.gov. La serie de publicaciones Tips for Travelers, de la misma oficina, con información sobre cómo tramitar un pasaporte y cómo programar un viaje seguro al exterior están en Internet. Los ejemplares impresos están a la venta en la oficina del Superintendent of Documents, U.S. Government Printing Office, teléfono: 202-512-1800; fax 202-512-2250.

La información de emergencia para los estadounidenses que están de viaje en el extranjero está disponible en la Office of Overseas Citizens Services (Oficina de Servicios para Estadounidenses en el Extranjero), teléfono (202) 647-5225. En casos de emergencias fuera de los horarios normales de trabajo o los domingos o días feriados, llamar al 202-647-4000.

El Centro Nacional de Información sobre Pasaportes (NPIC por sus siglas en inglés) es el único punto centralizado del Departamento de Estado para información sobre pasaportes estadounidenses. El teléfono (en EE.UU.) es 1-877-4USA-PPT (1-877-487-2778). De lunes a viernes, entre las 8 de la mañana y las 8 de la noche, hora del Este, excepto los feriados nacionales, hay representantes del servicio al cliente y operadores de telecomunicación para sordos (TDD/TTY).

Los viajeros pueden consultar las últimas informaciones sanitarias en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., en Atlanta, Georgia. La línea de teléfono directa, 877-FYI-TRIP (877-394-8747) y la página web http://www.cdc.gov/travel/index.htm dan las advertencias más recientes sobre salud, recomendaciones o requisitos de vacunas y consejos sobre la inocuidad de los alimentos y del agua potable en las regiones y los países. Un folletín titulado Información Sanitaria para Viajes al Exterior (Health Information for International Travel, publicación HHS número CDC-95-8280) está disponible en la Oficina de Publicaciones de los EE.UU., (U.S. Government Printing Office), Washington, DC 20402, EE.UU., tel. (202) 512-1800.

La información sobre condiciones de viaje, requisitos de visa, reglamentos monetarios y de aduanas, días feriados nacionales, y otros temas de interés para los viajeros también están disponibles, antes de viajar, en las embajadas y los consulados que los distintos países tienen en los EE.UU. (para este país específico, vea la lista de "Altos cargos públicos" en esta publicación).

Se insta a los ciudadanos de los EE.UU. que se encuentran de visita a largo plazo o que viajan en zonas peligrosas que se registren en la sección consular de la Embajada de los EE.UU. al entrar al país extranjero. Para esto hay que llenar un formulario corto y enviar una copia del pasaporte. Esta información puede ser útil a los familiares que desean ponerse en contacto con usted en caso de emergencia.

Información electrónica adicional
Sitio del Departamento de Estado en la Web. Está disponible en Internet en http://state.gov/ y brinda acceso oportuno y universal a información oficial sobre la política exterior de los EE.UU., que incluye Background Notes (información general sobre los países); daily press briefings (informes diarios a la prensa); Country Commercial Guides (guías comerciales por país); directorios de los funcionarios principales de las misiones de los Estados Unidos en el exterior y otro tipo de información.

Banco Nacional de Datos Comerciales (National Trade Data Bank, NTDB). Administrado por el Departamento de Comercio de los EE.UU., el NTDB contiene abundante y valiosa información sobre comercio. Se encuentra disponible por Internet (www.stat-usa.gov) y en CD-ROM. Para mayor información sírvase llamar al NTDB al teléfono (202) 482-1986.

Este sitio lo administra la Dirección de Asuntos Públicos, del Departamento de Estado. La conexión con otros sitios en Internet a través de vínculos externos no significa que se respaldan las opiniones expresadas en los mismos.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia