Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Uruguay



agosto de 2004

Bandera de Uruguay

RESEÑA

Nombre oficial
República Oriental del Uruguay

Geografía
Superficie: 176.000km2 (68.000 millas cuadradas); algo más pequeña que el estado de Oklahoma
Ciudades: Capital:--Montevideo (pob. est. 1,4 millones).
Relieve: Planicies y cerros bajos; 84% arable.
Clima: Templado

Población
Nacionalidad: Gentilicio:--uruguayo
Habitantes (2003): 3,4 millones
Tasa de crecimiento anual: 0,6%
Grupos étnicos (est.): Ascendencia europea 93%, ascendencia africana 5%, mestizos 1%.
Religiones: católica 52%, protestante y otras cristianas 16%, judía 2%, no practicantes y otros 30%
Lengua: español
Educación: Alfabetizados(2003): 97%
Salud: Esperanza de vida (2003) –75,2 años (mujeres 79,2 años; hombres 71,3 años). Tasa de mortalidad infantil: -- 14,8/1.000 (2002).
Población activa (1,24 millones, 2003): Fabricación y manufactura 13,5%; agricultura 4%; servicios 75%.

Gobierno
Tipo: República
Independencia: 1825
Constitución: Primera: 1830; actual: 1967; enmienda más reciente: diciembre de 1996.
Poderes: Ejecutivo – presidente (jefe de estado y de gobierno). Legislativo – Asamblea General compuesta por una Cámara de Diputados con 99 miembros y un Senado con 30.
Judicial –Suprema Corte de Justicia. .
Circunscripciones administrativas: 19 departamentos de autonomía limitada.
Partidos políticos y coaliciones: Partido Colorado, Partido Blanco (Nacional), Encuentro Progresista-Frente Amplio, Nuevo Espacio.
Sufragio: universal a los 18 años.

Economía (2003 a menos que se indique otro año).
PIB: US$11.200 millones.
Tasa de crecimiento anual: +2,5% (2003); -11.0% (2002); -3,4% (2001).
PIB por habitante: US$3.300.
Recursos naturales: Tierra arable, praderas, energía hidroeléctrica, granito, mármol.
Agricultura (6% del PBI): Productos—carne, lana, arroz, trigo, cebada, maíz.
Industria (18% del PBI): Tipos—procesamiento de carnes, lana, textiles, cuero, confecciones de cuero, bebidas y tabaco, productos químicos, cemento, refinamiento de petróleo.
Servicios: 70% del PBI.
Comercio: Exportaciones--$2.200 millones: carne, lana, curtidos, cuero, productos de lana, pescado, arroz, pieles. Mercados principales --MERCOSUR (Mercado Común del Cono Sur) 31% (Brasil 21%, Argentina 7%, Paraguay 2%); Unión Europea 23%; EE.UU. 7%. Importaciones--$2.200 millones: maquinaria, productos químicos, combustibles, vehículos. Abastecedores principales --MERCOSUR 48% (Argentina 26%, Brasil 21%, Paraguay 1%); UE 13%; EE.UU. 8%.

POBLACIÓN
La cultura y el idioma español prevalecen en el Uruguay no obstante que cerca de un 25% de la población es de origen italiano. La mayoría de la población es católica de nombre, pero los uruguayos por lo general no son practicantes. Hay separación oficial entre la iglesia y el estado.

Uruguay se destaca por un alto nivel de alfabetización, una considerable clase media urbana y una distribución relativamente equitativa de ingresos. El nivel de vida promedio del uruguayo es mejor que el de la mayoría de los latinoamericanos. Montevideo, con sus 1,4 millones de habitantes, es la única ciudad grande del Uruguay. El resto de la población urbana vive en unos 20 pueblos pequeños. En las últimas dos décadas han emigrado unos 500.000 uruguayos, principalmente a Argentina y a España. La emigración hacia los Estados Unidos también aumentó de forma importante. Debido a la baja tasa de natalidad, la esperanza de vida alta y la tasa relativamente alta de emigración de jóvenes, la población del Uruguay es bastante madura.

HISTORIA
Los únicos habitantes del Uruguay antes de la colonización europea eran los indígenas charrúas, una pequeña tribu desplazada hacia el sur por indígenas guaraníes del Paraguay. Los españoles descubrieron el territorio de lo que hoy es Uruguay en 1516, pero la resistencia feroz de los indígenas ante la conquista junto con la falta de oro y plata limitaron los asentamientos en la región en los siglos XVI y XVII. Los españoles introdujeron el ganado que se convirtió en fuente de riqueza de la región. La colonización española aumentó cuando España se esforzaba por impedir que Portugal siguiese ampliando las fronteras del Brasil.

La ciudad de Montevideo fue fundada por los españoles como baluarte militar a principios del siglo XVIII; y su puerto natural la convirtió rápidamente en centro comercial que le hacía competencia a Buenos Aires, la capital argentina. La historia uruguaya de principios del siglo XIX se vio definida por conflictos constantes entre ingleses, españoles, portugueses y colonos por dominar la región que abarca Argentina, Brasil y Uruguay. En 1811 José Gervasio Artigas, quien se convertiría en héroe nacional del Uruguay, lanzó una rebelión exitosa contra España. En 1821 la Provincia Oriental del Río de la Plata, el actual Uruguay, fue anexada al Brasil por Portugal. La Provincia se declaró independiente del Brasil el 25 de agosto de 1825, después de varias rebeliones en 1821, 1823 y 1825, pero decidió unirse a una federación regional con Argentina.

La federación regional venció a Brasil después de una guerra de tres años. El Tratado de Montevideo de 1828, fomentado por el Reino Unido, creó al Uruguay como estado independiente. La primera constitución de la nación fue adoptada en 1830. Durante el resto del siglo XIX, bajo una serie de presidente electos y designados, intervinieron los estados vecinos, hubo fluctuaciones económicas y políticas, y entraron grandes oleadas de inmigrantes, principalmente europeos. José Batlle y Ordóñez, presidente de 1903 a 1907 y nuevamente de 1911 a 1915, creó el modelo de desarrollo político moderno del Uruguay. Introdujo amplias reformas políticas, sociales y económicas, entre ellas un programa de bienestar, la participación gubernamental en muchas facetas de la economía, y el poder ejecutivo plural. Algunas de esas reformas continuaron bajo sus sucesores.

Llegado el año de 1966, las dificultades económicas, políticas y sociales llevaron a enmiendas a la constitución, y en 1967 se adoptó una nueva constitución. En 1973, en el contexto de repetidos disturbios económicos y políticos, las fuerzas armadas cerraron el congreso e impusieron un régimen civil y militar caracterizado por la represión y por repetidas violaciones de los derechos humanos. La nueva constitución redactada por los militares fue rechazada por el plebiscito de noviembre de 1980. Después del plebiscito, las fuerzas armadas anunciaron un plan para volver al régimen civil. En 1984 se celebraron elecciones generales. Julio María Sanguinetti, que encabezaba el partido Colorado, ganó la presidencia y ejerció de 1985 a 1990. Este primer gobierno de Sanguinetti implementó reformas económicas y consolidó la democracia después de los años de gobierno militar.

Las reformas económicas de Sanguinetti, concentradas en atraer el comercio y el capital extranjero, tuvieron cierto éxito y estabilizaron la economía. Para fomentar la reconciliación nacional y facilitar el retorno del gobierno civil y democrático, Sanguinetti logró la aprobación por plebiscito de una controvertida amnistía general para los cabecillas militares acusados de haber cometido abusos contra los derechos humanos durante el régimen militar, y apuró la liberación de ex guerrilleros.

Luis Alberto Lacalle, candidato del Partido Nacional, ganó las elecciones presidenciales en 1989 y gobernó de 1990 a 1995. Lacalle llevó a cabo grandes reformas económicas estructurales e intentó liberalizar aún más el régimen comercial. En 1991 Uruguay fue uno de los miembros fundadores del MERCOSUR, mercado común sudamericano cuyos otros miembros son Argentina, Brasil y Paraguay. A pesar del crecimiento económico durante la presidencia de Lacalle, los cambios y los intentos de privatizar causaron oposición política, y algunas reformas fueron revocadas por referendo.

En las elecciones de 1994 volvió a salir electo el ex Presidente Sanguinetti, gobernando de 1995 a marzo de 2000. Debido a que ningún partido tenía mayoría en la Asamblea General, el Partido Nacional gobernó en coalición con el Partido Colorado de Sanguinetti. El gobierno de Sanguinetti siguió reformando la economía del Uruguay e integrándolo al MERCOSUR. Otras reformas importantes tenían como objetivo perfeccionar el sistema electoral, la seguridad social, la educación y la seguridad pública. La economía experimentó un crecimiento constante durante la mayor parte del período de Sanguinetti, hasta que los bajos precios de productos básicos y las dificultades económicas de los principales mercados de exportación del Uruguay llevaron a la recesión en 1999, que persistió hasta 2003.

Las elecciones nacionales de 1999 se celebraron bajo un nuevo sistema electoral establecido por enmienda constitucional. En las elecciones primarias en abril se seleccionó a un candidato presidencial único por cada partido, y las elecciones nacionales del 31 de octubre decidieron la representación en la asamblea legislativa. Debido a que ninguno de los candidatos presidenciales obtuvo la mayoría de votos en las elecciones de octubre, se celebró una segunda vuelta en noviembre. En esa votación decisiva, gracias al apoyo del Partido Nacional, Jorge Batlle, candidato del Partido Colorado, venció a Tabaré Vázquez, candidato del Frente Amplio.

El mandato quinquenal de Batlle comenzó el 1º de marzo de 2000. Los partidos Colorado y Nacional continuaron la coalición legislativa, ya que ninguno de los dos ganó en las dos salas tantas bancas como el Frente Amplio. La coalición formal acabó en noviembre de 2002, cuando los blancos retiraron del gabinete a sus ministros. Aún así, los blancos seguían apoyando a los colorados en la mayoría de sus gestiones.

El 27 de Junio de 2004 se celebraron las elecciones internas para seleccionar a los candidatos de cada partido que se presentarían en los comicios nacionales del 31 de octubre. El Frente Amplio ya había decidido que Vázquez sería su candidato, los Colorados eligieron al ex Ministro del Interior Guillermo Stirling, y el Partido Blanco optó por Jorge Larrañaga, ex gobernador departamental y senador.

Entre las prioridades del Presidente Batlle han figurado fomentar el crecimiento económico, aumentar el comercio internacional, atraer la inversión extranjera, reducir el sector público, y resolver asuntos relacionados con los uruguayos desaparecidos durante el gobierno militar. El gobierno de coalición encabezado por Batlle también ha aprobado legislación que autoriza la desmonopolización inicial de las compañías públicas de telecomunicaciones y energía eléctrica. Esta última fue derrotada después por referendo popular en diciembre de 2003.

GOBIERNO Y CONDICIONES POLÍTICAS
La constitución uruguaya de 1967 instaura una presidencia fuerte, sujeta al control de los poderes legislativo y judicial. El mandato presidencial es de cinco años. Trece ministros de gabinete son nombrados por el presidente y encabezan departamentos ejecutivos. La constitución contempla una Asamblea General bicameral que aprueba leyes y regula la administración de la justicia. La Asamblea General tiene un Senado con 30 miembros, presidido por el vicepresidente de la nación, y una Cámara de Diputados, con 99 miembros. En los comicios de 1999, el Frente Amplio ganó un 40% de las bancas en cada cámara, mientras los partidos Colorado, Nacional y Nuevo Espacio se aseguraron el 33%, el 22% y el 4%, respectivamente.

El tribunal de justicia más alto es la Suprema Corte. Le siguen tribunales de apelación y otros menores, además de los juzgados de paz. También existen juzgados electorales y administrativos ("contenciosos"), un tribunal de cuentas, y un sistema judicial militar.

Altos cargos públicos
Presidente--Jorge Luis Batlle Ibáñez
Ministro de Relaciones Exteriores --Didier Opertti
Embajador en los Estados Unidos --Hugo Fernández Faingold
Embajador ante las Naciones Unidas --Felipe Paolillo
Embajador ante la OEA --Juan Enrique Fischer

Uruguay mantiene una embajada en los Estados Unidos en 1913 I Street, NW Washington, DC 20006 (tel. 202-331-1313, fax 202-331-8142). Asimismo, mantiene consulados en Miami, Los Ángeles y Nueva York.

ECONOMÍA
La economía del Uruguay sigue dependiendo de la agricultura. A pesar de representar apenas un 9% del producto interno bruto (PBI), la agricultura y sus productos afines representan más de la mitad de las exportaciones del país. El sector industrial, que produce un 16% del PBI, se ocupa en gran medida de la transformación de productos agrícolas. Los sectores económicos más importante son los del procesamiento de carnes, la agroindustria, la lana, la producción y confección de cueros, los textiles y los productos químicos.

El gobierno de Batlle ha enfrentado serios problemas económicos. La devaluación brasileña de 1999 hizo menos competitivos los productos uruguayos, y la aparición de la fiebre aftosa en 2001 restringió las exportaciones de carne a Norteamérica. A fines de 2001 comenzó una crisis económica en Argentina que socavó la economía del Uruguay. Las exportaciones a ese país y los ingresos provenientes del turismo cayeron precipitadamente. A mediados de 2002 los retiros de argentinos en bancos uruguayos iniciaron un pánico bancario superado solamente por enormes préstamos brindados por instituciones financieras internacionales. Esto, a su vez, creó serios problemas de sustentabilidad de la deuda. En mayo de 2003 el gobierno implementó un canje de deuda que logró disminuir el "riesgo país" y ayudó a restaurar la confianza. La economía del Uruguay volvió a crecer en 2003, con un alza en el PIB de 2,5%. El PIB aumentó en un 14% en el primer trimestre de 2004 (por encima de un primer trimestre muy bajo en 2003) y se espera una tasa de crecimiento de entre 7 y 9% para el año calendario 2004.

La estrategia gubernamental para estimular el crecimiento se basa en el aumento de las exportaciones, tanto a socios tradicionales en el MERCOSUR como a la Unión Europea y a América del Norte. Uruguay goza de un clima favorable para las inversiones, con un fuerte sistema legal y mercados financieros abiertos. Otorga el mismo trato a los inversores nacionales y extranjeros y, con la excepción de algunos sectores pequeños, no hay discriminación de hecho ni de derecho contra el origen ni la fuente de la inversión.

Por tradición, el Uruguay favorece una importante intervención estatal en la economía, y muchos uruguayos se oponen aún a la privatización. Los gobiernos más recientes han llevado a cabo cautelosos programas de liberalización económica, similares a los de muchos otros países latinoamericanos. Los mismos comprenden la reducción de aranceles, el control de los gastos financieros mediante déficit, la reducción de la inflación y los recortes del sector público.

El gobierno de Lacalle implementó en 1991 una ley de reforma de las empresas públicas, aunque la privatización se vio parcialmente paralizada en 1992 cuando el electorado rechazó la venta de la compañía telefónica estatal ANTEL. El servicio de larga distancia y de transmisión de datos se hizo accesible a la competencia en 2001, pero la telefonía básica sigue siendo un monopolio estatal. Otros antiguos sectores públicos han sido parcialmente liberalizados, entre ellos los seguros, las hipotecas, la construcción y reparación vial, la distribución del gas por gaseoducto, la generación de electricidad, el saneamiento y la distribución de agua, los teléfonos celulares y el transporte aéreo. Otra ley, aprobada en 2000, desmonopolizó las actividades de refinería de petróleo y permitió que la empresa energética estatal se asociara con socios extranjeros mientras permanecía bajo control del gobierno. Esta ley, sin embargo, fue derogada en un referendo popular.

SEGURIDAD NACIONAL
Constitucionalmente, las fuerzas armadas se encuentran subordinadas al presidente a través del Ministro de Defensa. Utilizando incentivos para el retiro adelantado, el gobierno ha logrado reducir las fuerzas armadas a unos 14.500 activos en el ejército, 6.000 en la armada y 3.000 en la fuerza aérea. En febrero de 2003, Uruguay tenía 1.754 soldados desplegados en once misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas. Los grupos más numerosos estaban en el Congo, donde 1.549 tropas uruguayas controlaban un sector del país, y en la península del Sinaí, donde estuvieron destacadas 60 tropas uruguayas.

RELACIONES EXTERIORES
Por tradición, el Uruguay mantiene fuertes lazos políticos y culturales con sus vecinos y con Europa. La globalización y los problemas económicos regionales han fortalecido los lazos con América del Norte. Uruguay es gran fomentador de la democracia constitucional, del pluralismo político y de las libertades individuales. Sus relaciones internacionales son históricamente guiadas por los principios de la no intervención, el multilateralismo, el respeto de la soberanía nacional y la confianza en el imperio de la ley para solucionar controversias. Las relaciones internacionales del Uruguay también reflejan su ímpetu por encontrar mercados de exportación y atraer la inversión extranjera. Uruguay es miembro fundador del MERCOSUR. En junio de 1991 MERCOSUR y los Estados Unidos firmaron el Acuerdo de la Rosaleda (también conocido como Acuerdo "Cuatro Más Uno"). El acuerdo no fue efectivo hasta junio de 2001, cuando MERCOSUR invitó a los EE.UU. a hablar sobre la viabilidad de negociar el acceso a los mercados. La primera reunión entre los EE.UU. y MERCOSUR se celebró el 24 de septiembre de 2001, y como resultado se establecieron cuatro grupos de trabajo sobre el comercio industrial, el comercio electrónico, la agricultura y las inversiones. Las reuniones, sin embargo, han sido esporádicas.

Uruguay es miembro del Grupo de Río, asociación de estados latinoamericanos que se ocupa de temas de seguridad multilateral (bajo el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca). La ubicación del Uruguay entre Argentina y Brasil realza la importancia de las relaciones estrechas con esos dos vecinos mayores, así como con Chile y Bolivia, los miembros asociados de MERCOSUR. Uruguay, uno de los primeros proponentes de la Iniciativa Empresarial de las Américas, participó activamente en el seguimiento de las periódicas Cumbres de las Américas, sobre todo el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Por su imagen de país neutral y por la fortuna de tener un cuerpo diplomático profesional, al Uruguay a menudo se le pide presidir entidades internacionales. Recientemente se le pidió presidir los comités agrícolas del ALCA y de la OMC, y el presidente de la Asamblea General de la OMC también es uruguayo. Asimismo, Uruguay es miembro de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI), entidad comercial con sede en Montevideo que reúne a diez países sudamericanos, además de México y Cuba.

RELACIONES ENTRE URUGUAY Y LOS ESTADOS UNIDOS
Las relaciones entre Uruguay y los EE.UU. se han basado tradicionalmente en una visión común y en el énfasis sobre los ideales democráticos. Uruguay trabaja estrechamente con los Estados Unidos bilateral e internacionalmente para fomentar el crecimiento económico, el comercio y la cooperación política. El gobierno del Presidente Batlle se ha mostrado especialmente a favor de unos lazos más estrechos con los Estados Unidos. La mejora de los lazos comerciales – ya sea mediante un acuerdo de libre comercio bilateral, el MERCOSUR o el ALCA – ha sido prioritaria para el gobierno de Batlle. En el año 2002, Uruguay y los EE. UU. crearon una Comisión Conjunta de Comercio e Inversión para intercambiar ideas sobre una serie de temas económicos. En marzo de 2003, la CCCI identificó seis áreas de enfoque hasta la firma del ALCA en 2005: aduanas, protección de la propiedad intelectual, inversiones, condiciones laborales, medio ambiente y comercio de bienes. A principios de 2004, los Estados Unidos y el Uruguay empezaron negociaciones bilaterales formales para un tratado de inversión y un acuerdo de cielos abiertos. Más de 100 compañías estadounidenses operan en el Uruguay, y muchas más venden bienes y servicios estadounidenses.

Uruguay coopera con los Estados Unidos en el cumplimiento de la ley, emprendiendo esfuerzos regionales para combatir el narcotráfico y el terrorismo. También ha participado muy activamente en el campo de los derechos humanos, habiendo patrocinado resoluciones en la ONU sobre el estado de los derechos humanos en Cuba en 2002 y 2003.

Desde 1999 y hasta principios de 2003, a los uruguayos no se les exigía visa para entrar a los Estados Unidos, conforme al Programa de Exención de Visas. Esta exención fue cancelada el 16 de abril de 2003 debido al alto índice de uruguayos que excedían la estadía permitida en los EE.UU. y por razones de seguridad nacional en el mundo entero.

Altos funcionarios de la Embajada de los Estados Unidos
Embajador--Martin J. Silverstein
Jefe Adjunto de Misión --James W. Williard
Consejero para Asuntos Políticos y Económicos --Oliver Griffith
Funcionario para Asuntos Económicos y Comerciales –James Pérez
Cónsul--Stephen Barneby
Jefe, Sección Administrativa --David J. Savastuk
Funcionario para Asuntos Públicos -- vacante
Agregado de Defensa --TteCnel Brian Butcher, Ejército de los EE.UU.
Jefe, Oficina de Cooperación para la Defensa --Cnel. María Cordero, Fuerza Aérea de los EE.UU.

La Embajada de los Estados Unidos en el Uruguay está ubicada en Lauro Muller 1776, Montevideo (tel: 598-2-418-7777; fax: 598-2-410-0022). Tiene una dirección postal en los Estados Unidos, que es UNIT 4500, APO AA 34035, EE.UU. También tiene una página web en http://uruguay.usembassy.gov


Otros contactos
Departamento de Comercio de los EE.UU.
Centro de Información Comercial
International Trade Administration
14th and Constitution Avenue, NW
Washington, DC 20230
Tel. (en EE.UU.): 800-USA-TRADE
Página en Internet: http://www.ita.doc.gov

Cámara de Comercio de los Estados Unidos
Plaza Independencia 831, Oficina 209
Edificio Plaza Mayor
11100 Montevideo, Uruguay
Tel: (5982) 908-9186
Fax: (5982) 908-9187
Página web: http://www.uruguaychamber.com/
Correo electrónico: amcham@zfm.com

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia