Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Suriname



mayo de 2003

Bandera de Suriname

RESEÑA

Nombre oficial
República de Suriname

Geografía
Superficie: 163.194 km2. (63.037 millas2); un poco más grande que Georgia.
Ciudades: Capital: Paramaribo (pob. 243.556). Otras ciudades: Nieuw Nickerie, Moengo.
Relieve: Varía, desde pantanos costeros hasta sabanas y colinas.
Clima: Tropical.

Población
Nacionalidad: Gentilicio: Surinamés. Adjetivo: Surinamés.
Población (2001): 441.356.
Tasa de crecimiento anual (2003): 1,3%.
Grupos étnicos: hindustaní (hindú oriental) 37%, criollo 31%, javanés 15%, negros cimarrones 10%, amerindios 3%, chinos 1,7% (los porcentajes datan del censo de 1972, el último en el que se recopilaron datos sobre el origen étnico).
Religiones: hindú, musulmana, católica, holandesa reformada, moraviana, varias otras confesiones cristianas, judía, bahai.
Lenguas: holandés (oficial), inglés, sranan tongo (lengua criolla), hindustaní, javanés.
Educación: Años obligatorios: desde los 6 hasta los 12 años. Alfabetizados: 90%. Salud: Mortalidad infantil (2000): 27,1/1.000. Esperanza de vida (2000): 70,7 años.
Población activa (100.000): Gobierno: 35%; sector privado: 41%; compañías paraestatales: 10%; desempleo: 14%.

Gobierno
Tipo: democracia constitucional.
Constitución: 30 de septiembre de 1987.
Independencia: 25 de noviembre de 1975.
Poderes: Ejecutivo: Presidente, Vicepresidente, Consejo de Ministros. Legislativo: Asamblea Nacional de 51 miembros electos compuesta por representantes de los partidos políticos. Judicial: Tribunal de Justicia.
Circunscripciones administrativas: 10 distritos.
Partidos políticos: Coalición gobernante: Partido Nacional de Suriname (NPS), Partido Progresista Reformador (VHP), Pertjaja Luhur, Partido Laborista de Suriname (SPA). Otros partidos en la Asamblea Nacional: Alternativa Democrática '91 (DA 91), Plataforma Nacional Democrática (DNP) 2000, Ala Política de la FAL (Federación de Trabajadores Agrícolas Rurales), Unión Progresista de Trabajadores y Agricultores (PALU), Partido Democrático Nacional (NDP), Partido Democrático (DP), Partido Campesino Javanés Indonesio (KTPI), Alternativa Democrática Progresista Independiente (OPDA).
Sufragio: Universal a los 18 años de edad.

Economía
PIB (2001): $833 millones (US$)
Tasa de crecimiento anual del PIB real (2001): 1,9%.
PIB por habitante (2001): US$1.672.
Recursos naturales: bauxita, oro, petróleo, mineral de hierro, otros minerales; bosques; potencial hidroeléctrico; pescado y camarones.
Agricultura: Productos: arroz, bananas, madera y cítricos.
Industria: Tipos: alúmina, aceite, pescado, camarones, oro, madera.
Comercio (2001): Exportaciones: US$479 millones: alúmina, madera y productos madereros, arroz, bananas, pescado y camarones. Mercados principales: EE.UU. (aproximadamente 25%), Noruega, los Países Bajos y otros países europeos. Importaciones: US$501 millones: bienes de capital, petróleo, productos de hierro y acero, productos agrícolas y artículos de consumo. Proveedores principales: EE.UU. (aproximadamente 40%), los Países Bajos, UE (aproximadamente 30%) y los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM) (20%).

POBLACIÓN
La mayoría de los surinameses viven en la estrecha llanura costera del norte. La población es una de las más variadas del mundo desde el punto de vista étnico. Cada grupo étnico preserva su propia cultura y muchas instituciones, incluidos los partidos políticos, tienden a tomar en cuenta el aspecto étnico. Las relaciones informales varían: las clases altas de todo origen étnico se mezclan libremente; fuera de la élite, las relaciones sociales tienden a mantenerse dentro de agrupamientos étnicos. Es posible encontrar a todos los grupos en las escuelas y los lugares de trabajo.

HISTORIA
Las tribus Arawak y Caribe vivían en la región antes de que Colón divisara la costa en 1498. España reclamó oficialmente la zona en 1593, pero los exploradores portugueses y españoles de la época no le prestaron mayor atención a esa región. En 1616, los holandeses comenzaron a asentarse en las desembocaduras de varios ríos entre las actuales Georgetown, Guyana, y Cayena, Guyana francesa.

Suriname pasó a ser una colonia holandesa en 1667. La nueva colonia, la Guyana holandesa, no prosperó. Los historiadores citan varias razones para ello, incluida la preocupación de Holanda por sus territorios más extensos (y rentables) de las Indias Orientales, el conflicto violento entre la población blanca y las tribus indígenas, y las frecuentes insurrecciones de la población de esclavos importados, que a menudo eran tratados con una crueldad increíble. Apenas asimilados a la sociedad europea, o sin ninguna asimilación, muchos de los esclavos huyeron al interior, donde mantuvieron una cultura africana occidental y establecieron las cinco principales tribus de negros cimarrones existentes en la actualidad: las tribus Djuka, Saramacán, Matuwari, Paramacán y Quinti.

A medida que los costos de la mano de obra aumentaban, las plantaciones fueron perdiendo importancia. El arroz, las bananas y los cítricos reemplazaron los cultivos tradicionales de azúcar, café y cacao. Las exportaciones de oro aumentaron a partir de 1900. El Gobierno holandés brindó poco apoyo financiero a la colonia. La economía de Suriname se transformó en los años posteriores a la primera Guerra Mundial, cuando una empresa norteamericana, ALCOA, comenzó a explotar los depósitos de bauxita en Suriname Oriental. El procesamiento de la bauxita y, posteriormente, la producción de alúmina comenzaron en 1916. Durante la Segunda Guerra Mundial más del 75% de las importaciones de bauxita de los EE.UU. provenían de Suriname.

En 1951, Suriname comenzó a adquirir un creciente grado de autonomía de los Países Bajos, se convirtió en parte autónoma del Reino de los Países Bajos el 15 de diciembre de 1954 y obtuvo su independencia el 25 de noviembre de 1975.

La mayoría de los partidos políticos de Suriname se formaron durante el período de autonomía y se basaron de manera abrumadora en el origen étnico. Por ejemplo, el Partido Nacional de Suriname halló su apoyo entre los criollos, los miembros del Partido Progresista Reformador provenían de la población hindustaní, y el Partido Campesino Indonesio era javanés. Otros partidos más pequeños obtuvieron apoyo apelando a los votantes con un programa ideológico o en pro de la independencia; el Partido por una República Nacionalista (Partij Nationalistische Republiek, PNR) se encontraba entre los más importantes. Sus miembros ejercían presión muy enérgicamente en pro de la independencia y la introducción de medidas políticas y económicas de izquierda. Muchos ex miembros del PNR desempeñarían un papel clave después del golpe de febrero de 1980.

Suriname era una democracia parlamentaria en funcionamiento en los años inmediatamente posteriores a la independencia. Henk Arron fue el primer Primer Ministro y lo reeligieron en 1977. El 25 de febrero de 1980, 16 suboficiales derrocaron al gobierno electo. El gobierno dominado por los militares suspendió luego la Constitución, disolvió la asamblea legislativa y constituyó un régimen que gobernó por decreto. Si bien el cargo de Presidente lo ocupaba un civil, era un militar, Desi Bouterse, quien en realidad gobernaba el país.

A lo largo de 1982 creció la presión para regresar al gobierno civil. En respuesta a ello, los militares ordenaron medidas drásticas. A principios de diciembre de 1982, las autoridades militares arrestaron y mataron a 15 líderes prominentes de la oposición, incluidos periodistas, abogados y dirigentes sindicales.

Después de los asesinatos, los Estados Unidos y los Países Bajos suspendieron la cooperación económica y militar con el régimen de Bouterse, que comenzó a seguir cada vez más un curso político imprevisible pero generalmente con orientación de izquierda. La regresión económica sobrevino rápidamente después de la suspensión de la ayuda económica de los Países Bajos. El régimen restringió a la prensa y limitó los derechos de sus ciudadanos.

Una continua regresión económica provocó la presión por el cambio. Durante el período de 1984 a 1987, el régimen de Bouterse trató de poner término a la crisis nombrando una sucesión de gabinetes dirigidos nominalmente por civiles. Muchas figuras del gobierno provenían de los partidos políticos tradicionales que habían sido marginados durante el golpe. Los militares aceptaron finalmente la celebración de elecciones libres en 1987, una nueva Constitución y un Gobierno civil.

En julio de 1986 surgió un foco de presión, cuando un movimiento insurrecto cimarrón (conocido también como el Comando de la Jungla), encabezado por el ex sargento Ronnie Brunswijk, comenzó a atacar los objetivos económicos del interior del país. En respuesta a ello, el ejército asoló los poblados y asesinó a presuntos partidarios de Brunswijk. Miles de negros cimarrones huyeron a la Guyana francesa cercana. En un esfuerzo por poner fin al derramamiento de sangre, en 1989 el Gobierno surinamés negoció con Brunswijk un tratado de paz conocido como el Acuerdo de Kourou. Bouterse y otros líderes militares bloquearon la implantación del acuerdo.

El 24 de diciembre de 1990, oficiales militares obligaron a renunciar al presidente y vicepresidente civiles elegidos en 1987. El 29 de diciembre la Asamblea Nacional aprobó a toda prisa a los sustitutos seleccionados por los militares. Al tener que afrontar la presión cada vez mayor de los EE.UU., otros países, la Organización de los Estados Americanos (OEA), y otras organizaciones internacionales, el gobierno convocó nuevas elecciones el 25 de mayo de 1991. La coalición Nuevo Frente (NF), compuesta por el Partido Nacional de Suriname criollo (NPS), el Partido Progresista Reformador hindustaní (VHP), el Partido Campesino Indonesio javanés (KTPI), y el Partido Laborista de Suriname (SPA), logró obtener la mayoría en la Asamblea Nacional. El 6 de septiembre de 1991, el candidato del NPS, Ronald Venetiaan, fue elegido presidente, y Jules Ajodhia del VHP asumió la vicepresidencia del gobierno de la coalición Nuevo Frente.

El Gobierno de Venetiaan logró resolver la insurrección interna de Suriname mediante el Acuerdo de Paz de agosto de 1992 con los rebeldes integrados por negros cimarrones y amerindios. En abril de 1993, Desi Bouterse dejó su cargo de comandante de las fuerzas armadas y lo sustituyó Arthy Gorre, oficial militar dedicado a poner las fuerzas armadas bajo el control de un gobierno civil. Las reformas económicas instituidas por el Gobierno de Venetiaan contribuyeron finalmente a frenar la inflación, unificar los tipos de cambio oficiales y no oficiales, y mejorar la situación económica del gobierno al restablecer relaciones con Holanda; esto preparó el camino para una entrada importante de ayuda financiera holandesa. A pesar de esos aciertos, la coalición gobernante perdió el apoyo y no logró retener el control del gobierno en la vuelta posterior de elecciones nacionales. El Partido Nacional Democrático (NDP), fundado a principios de la década de los noventa por Desi Bouterse, se benefició con la pérdida de popularidad del gobierno del Nuevo Frente. El NDP obtuvo más escaños en la Asamblea Nacional (16 de 51) que ningún otro partido en las elecciones nacionales de mayo de 1996, y en septiembre de 1996, se unió con el KTPI, disidentes del VHP, y varios partidos más pequeños para elegir al vicepresidente del NDP, Jules Wijdenbosch, presidente del gobierno de la coalición encabezada por el NDP. Las divisiones y posterior reorganización de los miembros de la coalición en el otoño de 1997 y principios de 1998 debilitaron el mandato de la coalición y retardaron las medidas legislativas.

En mayo de 1999, después de manifestaciones masivas en protesta de las malas condiciones económicas, el gobierno se vio forzado a convocar elecciones antes de lo previsto. Las elecciones de mayo de 2000 devolvieron la presidencia a Ronald Venetiaan y su coalición. La coalición NF basó su campaña en un programa destinado a reparar la tambaleante economía surinamesa. Pero si bien el Gobierno de Venetiaan ha logrado una mayor estabilización económica, las tensiones con la coalición y la impaciencia de la población han impedido el progreso.

Las relaciones con Holanda se han visto complicadas por el juicio entablado por dicho país contra Desi Bouterse in absentia bajo acusación de narcotráfico, y por las estratagemas jurídicas de los fiscales holandeses que intentan formular cargos relacionados con los asesinatos de diciembre. (En 2000, un tribunal de apelaciones holandés declaró culpable a Bouterse de una acusación de narcotráfico; la sentencia fue confirmada en la apelación.) Un componente clave de la relación son los 600 millones de florines holandeses (Nf.) restantes de los Nf. 2.500 millones para el desarrollo que se prometieron cuando el país se independizó. La disposición de los fondos fue un tema de mucha discusión durante recientes visitas de miembros del gabinete ministerial holandés destinadas a sentar las bases para reiniciar la corriente de florines; Holanda había suspendido esos fondos en respuesta a los gastos irresponsables por parte del Gobierno de Wijdenbosch. Las partes no han logrado ponerse de acuerdo respecto al control de los fondos y no ha entrado en el país la ayuda necesaria.

En agosto de 2001, Holanda proporcionó una garantía estatal de triple A para permitir al Gobierno surinamés recibir un préstamo a 10 años del Dutch Development Bank (NTO) por la suma de 137,7 millones de euros (US$125 millones). El préstamo tiene una tasa de interés de 5,18% anual y se usó para consolidar las deudas flotantes del gobierno. US$32 millones del préstamo sirvieron para cancelar los préstamos extranjeros, que el Gobierno de Wijdenbosch había obtenido en condiciones desfavorables. Los 93 millones restantes del préstamo se usaron para cancelar las deudas del Banco Central de Suriname. Esto le permitió al Banco Central fortalecer su posición en divisas según las normas del FMI a una equivalencia de 3 meses de importaciones.

GOBIERNO
La República de Suriname es una democracia constitucional basada en la Constitución de 1987. El Poder Legislativo del gobierno consta de una Asamblea Nacional unicameral compuesta de 51 miembros elegidos en forma simultánea y popular por un período de 5 años. La última elección se celebró en mayo de 2000.

El Poder Ejecutivo está encabezado por el Presidente, quien es elegido por una mayoría de dos tercios de la Asamblea Nacional o, en su defecto, por una mayoría de la Asamblea del Pueblo para un mandato de 5 años. Si al menos dos tercios de la Asamblea Nacional no acuerdan votar por un candidato presidencial, se constituye una Asamblea del Pueblo entre todos los delegados de la Asamblea Nacional y los representantes regionales y municipales que fueran elegidos por voto popular en las elecciones nacionales más recientes. El Vicepresidente, normalmente elegido al mismo tiempo que el Presidente, necesita una simple mayoría en la Asamblea Nacional o en la Asamblea del Pueblo para ser elegido para un mandato de 5 años. En su calidad de jefe de gobierno, el Presidente nombra un gabinete de ministros. La Constitución no dispone la destitución ni el reemplazo del Presidente a menos que éste renuncie.

Un Consejo Consultivo del Estado integrado por 15 miembros asesora al Presidente en la implantación de políticas. Once de los 15 escaños del Consejo son asignados por representación proporcional de todos los partidos políticos representados en la Asamblea Nacional. El Presidente preside el Consejo y dos escaños se asignan a representantes sindicales y dos a organizaciones de empleadores.

El Poder Judicial está encabezado por el Tribunal de Justicia (la Corte Suprema). Este tribunal supervisa los juzgados de paz. Los miembros son nombrados en forma vitalicia por el Presidente tras consultar con la Asamblea Nacional, el Consejo Consultivo del Estado y la Orden Nacional de Abogados Privados.

El país está dividido en 10 distritos administrativos, cada uno de ellos dirigido por un comisionado de distrito nombrado por el Presidente. El comisionado tiene una función similar a la del gobernador de un estado de los EE.UU. pero actúa a discreción del Presidente.

Altos cargos públicos
(en agosto de 2004)
Presidente: Runaldo Ronald Venetiaan
Vicepresidente: Jules Rattankoemar Ajodhia
Ministra de Relaciones Exteriores: María Levens
Embajador en los Estados Unidos: Henry Lothar Illes
Embajador ante las Naciones Unidas: Ewald Limon
Embajador ante la OEA: Henry Lothar Illes

Suriname tiene una embajada en los Estados Unidos en 4301 Connecticut Ave, NW, Suite 460, Washington, DC 20008 (tel. 202-244-7488; fax 202-244-5878). Además, Suriname cuenta con un consulado general situado en 7235 NW 19th St., Suite A, Miami, FL 33136 (tel. 305-593-2163).

SEGURIDAD NACIONAL
Las fuerzas armadas de Suriname están compuestas por el ejército nacional bajo el control del Ministro de Defensa y por una fuerza policial civil, que es responsable ante el Ministro de Justicia y Policía. Los efectivos de las fuerzas armadas nacionales son aproximadamente 2.200, y la mayoría de ellos están desplegados como fuerzas de seguridad de infantería ligera. Existe también una pequeña fuerza aérea, marina de guerra y policía militar. Los Países Bajos han brindado una limitada asistencia militar a las fuerzas armadas de Suriname desde la elección de un Gobierno democrático en 1991. En los últimos años, los EE.UU. han proporcionado capacitación a los oficiales militares y legisladores para promover un mejor entendimiento de la función de los militares en un gobierno civil. Además, desde mediados de la década de los noventa, la República Popular de China ha donado pertrechos y material logístico a las fuerzas armadas de Suriname.

ECONOMÍA
La piedra angular de la economía de Suriname es la exportación de alúmina y pequeñas cantidades de aluminio producido de la bauxita extraída en el país. En 1999 se cerró la fundición de aluminio; no obstante, las exportaciones de alúmina representaron el 72% de los ingresos estimados de las exportaciones de Suriname por valor de US$496,6 millones en 2001. Los depósitos de bauxita de Suriname se cuentan entre los más ricos del mundo.

En 1984, SURALCO, subsidiaria de la Aluminum Company of America (ALCOA), constituyó una empresa conjunta con la Billiton Company, propiedad de la petrolera Royal Dutch/Shell, que no procesaba la bauxita que extraía en Suriname. Conforme a este contrato, ambas empresas comparten los riesgos y las utilidades.

La gran ventaja de Suriname son los bajos costos de energía en el sector de alúmina y aluminio de gran consumo energético. En la década de los sesenta, ALCOA construyó un dique, por un valor de US$150 millones, para la producción de energía hidroeléctrica en Afobaka (al sur de Brokopondo), que creó uno de los lagos artificiales más grandes del mundo, 1.560 km2 (600 millas cuadradas).

Los principales emplazamientos mineros en Moengo y Lelydorp se están agotando, y se estima que sus reservas estarán totalmente agotadas para 2006. Quedan otras reservas comprobadas en las zonas este, oeste y norte del país en cantidad suficiente para durar hasta el año 2045. No obstante, la distancia y la topografía encarecen su explotación inmediata. En octubre de 2002, ALCOA y BHP Billiton firmaron una carta de intención como base de nuevas empresas conjuntas que emprenderán las dos compañías, en las que ALCOA tendrá una participación del 55% en todas las actividades de explotación de bauxita en Suriname Occidental. El gobierno y las compañías están estudiando formas rentables de explotación de las nuevas minas. La preeminencia de bauxita y la presencia continua de ALCOA en Suriname son un elemento clave en la relación económica de los EE.UU. con Suriname.

Suriname es miembro de CARICOM, y exporta también arroz, camarones, madera, bananas, frutas y verduras. La industria minera del oro no está reglamentada por el gobierno, y esta parte importante de la economía informal (calculada en hasta 100% del PIB) debe someterse al escrutinio de las autoridades fiscales y ambientales. Suriname ha atraído la atención de compañías internacionales en la exploración y explotación del oro, así como la de aquellos interesados en desarrollar ampliamente una industria de madera dura tropical y una posible extracción de diamantes. No obstante, las propuestas de explotación de los bosques tropicales del país y de las regiones sin explotar del interior habitadas tradicionalmente por comunidades indígenas y de negros cimarrones han inquietado a los ecologistas y los activistas de derechos humanos en Suriname y en el extranjero. El sector petrolero es un sector prometedor; la producción actual es de 12.000 barriles por día, y la geología regional indica mayor potencial. Staatsolie, la compañía petrolera estatal, busca activamente socios internacionales para constituir empresas conjuntas.

En el momento de la independencia, Suriname firmó un acuerdo con los Países Bajos que estipulaba el suministro de aproximadamente US$1.500 millones en préstamos y subsidios de asistencia para el desarrollo durante un período de 10 a 15 años. La asistencia holandesa asignada a Suriname ascendía así a unos US$100 millones por año, pero se suspendió durante las épocas de gobiernos militares. Después del regreso a un gobierno de elección democrática en 1991, se reanudó la asistencia holandesa. La relación con Holanda sigue siendo un factor importante en la economía, y los holandeses insisten en que Suriname emprenda reformas económicas y formule planes específicos que les sean aceptables, destinados a proyectos que podrían recibir fondos de asistencia. No obstante, en 2000 los holandeses revisaron la estructura de su paquete de ayuda e indicaron a las autoridades surinamesas su decisión de desembolsar la ayuda según las prioridades sectoriales y no según los proyectos individuales. Si bien el gobierno actual no está a favor de este enfoque, ha identificado sectores y actualmente está trabajando en análisis sectoriales para presentarlos a los holandeses.

Después de un breve respiro en el período de 1991 a 1996 --cuando las medidas tomadas en 1993 dieron lugar a la estabilización económica, un tipo de cambio relativamente estable, un bajo nivel de inflación, normas fiscales sustentables, y crecimiento--, la situación económica de Suriname empeoró desde 1996 hasta el presente. Esto se debió en gran medida a normas fiscales poco rígidas del Gobierno de Wijdenbosch, que financió su déficit mediante un crédito otorgado por el Banco Central dado que los holandeses redujeron su ayuda destinada al desarrollo. Como consecuencia, el mercado paralelo de divisas se disparó de tal manera que para fines de 1998 la prima del tipo del mercado paralelo sobre el tipo oficial era del 85%. Dado que más del 90% de las transacciones de importación se llevaron a cabo en el mercado paralelo, la inflación aumentó vertiginosamente, pasando de 0,5% anual a fines de 1996, a 23% anual a fines de 1998, y a 113% anual a fines de 1999. El gobierno instituyó también un régimen de controles económicos rigurosos sobre los precios, el tipo de cambio, las importaciones y las exportaciones, con el fin de contener los efectos adversos de sus políticas económicas. El impacto acumulativo de la inflación galopante, un tipo de cambio inestable e ingresos reales en baja condujo a una crisis política.

Suriname eligió un nuevo gobierno en mayo de 2000, pero mientras éste tomaba el poder, el Gobierno de Wijdenbosch siguió aplicando sus políticas fiscales y monetarias poco rígidas. Para cuando abandonó el poder, el tipo de cambio en el mercado paralelo se había depreciado incluso más, se había tomado por encima del 10% del PIB en préstamo para financiar el déficit fiscal, y había un considerable exceso de oferta monetaria en el país. El nuevo gobierno se ocupó de estos problemas tomando diversas medidas: devaluó el tipo de cambio oficial en un 88%, eliminó todos los demás tipos de cambio salvo el del mercado paralelo establecido por los bancos y las casas de cambio, aumentó las tarifas de agua y electricidad, y eliminó el subsidio para la gasolina. El nuevo gobierno racionalizó también la extensa lista de controles de precios a 12 artículos básicos de la canasta familiar. Más importante aún, el gobierno puso término a todo tipo de financiamiento del Banco Central. Actualmente, está tratando de ampliar su base económica, establecer mejores contactos con otros países e instituciones financieras internacionales, y reducir su dependencia de la asistencia holandesa. No obstante, hasta la fecha el gobierno aún tiene que implantar una ley de inversiones o comenzar la privatización de cualquiera de las 110 empresas paraestatales, y tampoco ha dado mayores indicios de que haya formulado un plan integral para el crecimiento de la economía.

Surland, la empresa estatal productora de bananas, cerró sus puertas el 5 de abril de 2002 debido a su incapacidad para satisfacer los costos de nómina por segundo mes consecutivo. Todavía no se sabe con certeza si Surland sobrevivirá su crisis actual. Además, en enero de 2002, el gobierno renegoció los salarios de los funcionarios públicos (una parte importante de la fuerza laboral y un porcentaje considerable del gasto público), y acordó aumentos de hasta 100%. Mientras se implantan estos aumentos salariales y debido a la preocupación de que el gobierno tal vez no pueda hacer frente a estos mayores gastos, la moneda local se ha devaluado, de Sf 2.200 en enero de 2002 a casi Sf 2.500 en abril de 2002. El 26 de marzo de 2003, el Banco Central de Suriname (CBvS) ajustó el tipo de cambio del dólar estadounidense. Esta medida trajo aparejada una devaluación aún mayor del florín surinamés. El tipo de cambio oficial del US$ es de Sf 2.650 para la venta y de Sf 2.600 para la compra. Con el tipo de cambio oficial, el CBvS se aproximó más al tipo de cambio en el mercado paralelo que vende el dólar estadounidense por Sf 3.250.

RELACIONES EXTERIORES
Desde que obtuvo su independencia, Suriname ha pasado a ser miembro de las Naciones Unidas, la OEA y del Movimiento de los Países No Alineados. Suriname es miembro de la Comunidad del Mercado Común del Caribe y de la Asociación de los Estados del Caribe; Está asociado con la Unión Europea mediante la Convención de Lomé. Suriname participa en el Pacto Amazónico, que es un agrupamiento de los países de la Cuenca Amazónica que se concentra en la protección de los recursos naturales del Amazonas contra la degradación del medio ambiente. Como reflejo de su condición de importante productor de bauxita, Suriname es también miembro de la Asociación Internacional de la Bauxita. El país pertenece además a la Comisión Económica para Latinoamérica, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Financiera Internacional, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Suriname pasó a ser miembro del Banco Islámico de Desarrollo en 1998, bajo el Gobierno de Wijdenbosch.

Los acuerdos bilaterales con varios países de la región, que abarcan diversas áreas de cooperación, han recalcado el interés del gobierno en fortalecer los vínculos regionales. El regreso a Suriname desde la Guyana Francesa de aproximadamente 8.000 refugiados de la guerra civil librada de 1986 a 1991 entre los militares y los insurrectos nacionales ha mejorado las relaciones con las autoridades francesas. Los conflictos fronterizos de larga data con Guyana y la Guyana Francesa aún no se han resuelto. Las negociaciones con el Gobierno de Guyana entabladas por el Primer Ministro de Jamaica en 2000 no llegaron a ningún acuerdo, pero los países acordaron reiniciar las conversaciones después de las elecciones nacionales de Guyana en 2001. En enero de 2002, los presidentes de Suriname y Guyana se reunieron en Suriname y acordaron reanudar las negociaciones. Se estableció la comisión fronteriza de Suriname-Guyana y comenzaron las reuniones en mayo de 2002. Un conflicto anterior con Brasil concluyó amigablemente después de la demarcación formal de la frontera.

En mayo de 1997, el entonces presidente Wijdenbosch se unió al presidente Clinton y a otros 14 líderes caribeños durante la primera cumbre estadounidense-regional celebrada en Bridgetown, Barbados. La cumbre fortaleció la base de la cooperación regional sobre los asuntos relacionados con finanzas, desarrollo, comercio, justicia y la lucha contra el narcotráfico.

RELACIONES ENTRE LOS EE.UU. Y SURINAME
Desde el restablecimiento de un Gobierno de elección democrática en 1991, los Estados Unidos han mantenido relaciones positivas y mutuamente beneficiosas con Suriname basadas en los principios de la democracia, el respeto por los derechos humanos, el imperio de la ley, y la autoridad civil sobre la militar. Para fortalecer la sociedad civil y reforzar las instituciones democráticas, los Estados Unidos han proporcionado capacitación a algunos de los oficiales militares y legisladores de Suriname sobre los papeles apropiados de los militares en la sociedad civil.

Aparentemente, las organizaciones narcotraficantes están canalizando cantidades cada vez mayores de cocaína a través de Suriname para el reembalaje y transporte a Europa y los Estados Unidos; y de XTC para el transporte a los Estados Unidos. Para ayudar a Suriname en la lucha contra las drogas y la actividad criminal afín, los Estados Unidos han colaborado en el entrenamiento del personal de la brigada antinarcóticos surinamesa. El Cuerpo de Paz de los EE.UU. en Suriname trabaja con el Ministerio de Desarrollo Regional y las comunidades rurales para fomentar el desarrollo comunitario en el interior de Suriname.

Suriname es una región densamente arbolada y por lo tanto no ha sufrido mayor deforestación, pero el creciente interés en la explotación minera y forestal comercial en gran escala en el interior de Suriname ha sido motivo de preocupación ambiental. El Servicio Forestal de los EE.UU., la Institución Smithsonian y numerosas organizaciones ambientales no gubernamentales han promovido la cooperación técnica con el Gobierno de Suriname para prevenir la destrucción de los bosques tropicales húmedos del país, uno de los ecosistemas más diversos del mundo. Los expertos de los EE.UU. han trabajado estrechamente con los funcionarios locales de recursos naturales para estimular el desarrollo sostenible del interior y alternativas como el ecoturismo. El sector turístico de Suriname sigue siendo una parte menor de la economía, y la infraestructura turística es limitada; en 2000, unos 56.843 turistas extranjeros visitaron Suriname. El 1 de diciembre de 2000, la UNESCO designó como sitio del Patrimonio Mundial a la Reserva Natural de Suriname Central, que abarca 1,6 millones de hectáreas.

Los esfuerzos de Suriname en los últimos años para liberalizar la política económica crearon nuevas posibilidades para las exportaciones e inversiones de los Estados Unidos. Los EE.UU. siguen siendo uno de los socios comerciales principales de Suriname, en gran parte debido a la inversión de larga data de ALCOA en la industria de explotación y procesamiento de bauxita de Suriname. Más de la mitad de las exportaciones mundiales a Suriname se originan en los Estados Unidos. Varias empresas estadounidenses participan activamente en Suriname, en gran medida en los sectores de minería, artículos de consumo y servicios. Entre las principales exportaciones de los EE.UU. a Suriname se cuentan productos químicos, aeronaves, vehículos, piezas de máquinas, carne y trigo. La disponibilidad de los productos de consumo de los EE.UU. es cada vez mayor a través de las muchas sociedades mercantiles. En la próxima década es probable que haya más oportunidades para los exportadores, las compañías de servicios y las empresas de ingeniería de los Estados Unidos.

Suriname procura atraer inversionistas extranjeros y de otros países para que le ayuden en el desarrollo comercial de sus vastos recursos naturales y en la financiación de las mejoras de infraestructura. Se ha debatido la promulgación de un nuevo código de inversiones y legislación de protección de los derechos de propiedad intelectual, lo que aumentaría el atractivo de Suriname para los inversionistas, y recientemente se han hecho algunos progresos. La Asamblea Nacional aprobó la ley de inversiones y actualmente el Ministerio de Finanzas la está revisando.

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
(en agosto de 2004)
Embajador: Marsha E. Barnes
Jefe Adjunto de Misión: Mary beth Leonard
Agregado de Defensa: Frank Grimm
Funcionario para Asuntos Políticos/Económicos: Thomas Walsh
Funcionario para Asuntos Administrativos: David Lamontagne
Funcionario para Asuntos Consulares: Natalia Ioffe
Director del Cuerpo de Paz en el país: Charles Childers

La Embajada de los Estados Unidos en Paramaribo está situada en Dr. Sophie Redmondstraat 129, P.O. Box 1821, Paramaribo, Suriname (tel. 597-472900, 597-476459; fax: 597- 410025).

Otros contactos
U.S. Department of Commerce
International Trade Administration
Office of Latin America and the Caribbean
14th and Constitution, NW
Washington, DC 20230
Tel: 202-482-1658, 202-USA-TRADE
Fax: 202-482-0464

Caribbean/Latin American Action
1818 N Street, NW Suite 310
Washington, DC 20036
Tel: 202-466-7464
Fax: 202-822-0075

INFORMACIÓN SOBRE VIAJES Y NEGOCIOS
El Programa de Información Consular del Departamento de Estado de los Estados Unidos distribuye Hojas de Información Consular, Advertencias de Viaje, y Avisos Públicos. Hay Hojas de Información Consular para todos los países que contienen información sobre requisitos de entrada, reglamentos monetarios, condiciones sanitarias, zonas de inestabilidad, delincuencia y seguridad, disturbios políticos, y las direcciones de las misiones diplomáticas de los EE.UU. en cada país. Las Advertencias de Viaje se publican cuando el Departamento de Estado recomienda que los estadounidenses no viajen a cierto país. Los Avisos Públicos son una forma de divulgar rápidamente la información sobre amenazas terroristas y otras condiciones temporales en el extranjero que representan un riesgo importante para la seguridad de los viajeros estadounidenses. Se pueden obtener ejemplares gratuitos de estas informaciones a través de la Oficina de Asuntos Consulares, teléfono 202-647-5225 o del sistema "fax a la orden", 202-647-3000. Las Hojas de Información consular y las Advertencias de Viaje también se encuentran en la página de Internet de la Oficina de Asuntos Consulares: http://travel.state.gov. La serie de publicaciones Tips for Travelers, de la misma oficina, con información sobre cómo tramitar un pasaporte y cómo programar un viaje seguro al exterior están en Internet. Los ejemplares impresos están a la venta en la oficina del Superintendent of Documents, U.S. Government Printing Office, teléfono: 202-512-1800; fax 202-512-2250.

La información de emergencia para los estadounidenses que están de viaje en el extranjero está disponible en la Office of Overseas Citizens Services (Oficina de Servicios para Estadounidenses en el Extranjero), teléfono (202) 647-5225. En casos de emergencias fuera de los horarios normales de trabajo o los domingos o días feriados, llamar al 202-647-4000.

El Centro Nacional de Información sobre Pasaportes (NPIC por sus siglas en inglés) es el único punto centralizado del Departamento de Estado para información sobre pasaportes estadounidenses. El teléfono (en EE.UU.) es 1-877-4USA-PPT (1-877-487-2778). De lunes a viernes, entre las 8 de la mañana y las 8 de la noche, hora del Este, excepto los feriados nacionales, hay representantes del servicio al cliente y operadores de telecomunicación para sordos (TDD/TTY).

Los viajeros pueden consultar las últimas informaciones sanitarias en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., en Atlanta, Georgia. La línea de teléfono directa, 877-FYI-TRIP (877-394-8747) y la página web http://www.cdc.gov/travel/index.htm dan las advertencias más recientes sobre salud, recomendaciones o requisitos de vacunas y consejos sobre la inocuidad de los alimentos y del agua potable en las regiones y los países. Un folletín titulado Información Sanitaria para Viajes al Exterior (Health Information for International Travel, publicación HHS número CDC-95-8280) está disponible en la Oficina de Publicaciones de los EE.UU., (U.S. Government Printing Office), Washington, DC 20402, EE.UU., tel. (202) 512-1800.

La información sobre condiciones de viaje, requisitos de visa, reglamentos monetarios y de aduanas, días feriados nacionales, y otros temas de interés para los viajeros también están disponibles, antes de viajar, en las embajadas y los consulados que los distintos países tienen en los EE.UU. (para este país específico, vea la lista de "Altos cargos públicos" en esta publicación).

Se insta a los ciudadanos de los EE.UU. que se encuentran de visita a largo plazo o que viajan en zonas peligrosas que se registren en la sección consular de la Embajada de los EE.UU. al entrar al país extranjero. Para esto hay que llenar un formulario corto y enviar una copia del pasaporte. Esta información puede ser útil a los familiares que desean ponerse en contacto con usted en caso de emergencia.

Información electrónica adicional
Sitio del Departamento de Estado en la Web. Está disponible en Internet en http://state.gov/ y brinda acceso oportuno y universal a información oficial sobre la política exterior de los EE.UU., que incluye Background Notes (información general sobre los países); daily press briefings (informes diarios a la prensa); Country Commercial Guides (guías comerciales por país); directorios de los funcionarios principales de las misiones de los Estados Unidos en el exterior y otro tipo de información.

Banco Nacional de Datos Comerciales (National Trade Data Bank, NTDB). Administrado por el Departamento de Comercio de los EE.UU., el NTDB contiene abundante y valiosa información sobre comercio. Se encuentra disponible por Internet (www.stat-usa.gov) y en CD-ROM. Para mayor información sírvase llamar al NTDB al teléfono (202) 482-1986.

Este sitio lo administra la Dirección de Asuntos Públicos, del Departamento de Estado. La conexión con otros sitios en Internet a través de vínculos externos no significa que se respaldan las opiniones expresadas en los mismos.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia