Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: Guatemala



septiembre de 2003

Bandera de Guatemala

RESEÑA

Nombre oficial
República de Guatemala

Geografía
Superficie: 108.780 km2 ; casi del tamaño de Tennessee.
Ciudades:Capital: Ciudad de Guatemala (población del área metropolitana: 2,5 millones).
Otras ciudades principales: Quetzaltenango, Escuintla.
Relieve: montañoso, con mesetas costeras fértiles.
Clima: Templado en la región montañosa y tropical en las costas.

Población
Nacionalidad: Gentilicio: guatemalteco.
Habitantes (censo de 2002):11,5 millones.
Tasa de crecimiento demográfico anual: 2,6%.
Grupos étnicos: Mestizo (mezcla de descendiente de español y amerindio), indígenas.
Religiones: católica romana, protestante, maya tradicional.
Lenguas: español, 24 lenguas indígenas (principalmente kiché, kaqchikel, q'eqchi y mam).
Educación:Años obligatorios: 6. Asistencia: 41%. Alfabetizados: 55,6%.
Salud: Mortalidad infantil: 31/1.000. Esperanza de vida: 66,45 años.
Población activa: (el 50% de la población se dedica a alguna actividad agrícola, a veces a nivel de subsistencia y fuera de la economía monetizada), desglose de asalariados: servicios: 40%; industria y comercio: 37%; agricultura: 15%; construcción, minería, servicios públicos: 4%.

Gobierno
Tipo: república democrática constitucional.
Constitución: mayo de 1985; enmendada en enero de 1994.
Independencia: 15 de septiembre de 1821.
Poderes: Ejecutivo:presidente (mandato de 4 años).Legislativo: unicameral, Congreso de 158 miembros (mandato de 4 años). Judicial: Corte Suprema de Justicia de 13 miembros (mandato de 5 años).
Circunscripciones administrativas: 22 departamentos (gobernadores designados); 331 municipalidades con alcaldes y ayuntamientos elegidos.
Partidos políticos principales: Frente Republicano Guatemalteco (FRG), Gran Alianza Nacional (GANA: coalición de tres partidos), Partido de Avance Nacional (PAN), Unión Nacional de la Esperanza (UNE), Alianza Nueva Nación (ANN), Unionistas.
Sufragio: universal, mayores de 18 años que no presten servicio militar activo en las fuerzas armadas o la policía.Históricamente, ha habido una serie de obstáculos procesales que limitaron la participación de la población rural e indígena de escasos recursos.

Economía
PIB (2002):$23.000 millones; ($46.200 millones PPP).
Tasa de crecimiento anual (2002): 2.2%.
PIB por habitante (2002):$2.068 ($3.700 PPP).
Recursos naturales: petróleo, madera, níquel.
Agricultura (22% del PIB):Productos: café, azúcar, bananas, cardamomo, verduras, flores y plantas, madera, arroz, caucho.
Fabricación y manufactura (13% del PIB):Tipos: alimentos preparados, indumentaria y textiles, materiales para la construcción, neumáticos, productos farmacéuticos.
Comercio (2002): Exportaciones: $2.240 millones: café, azúcar, cardamomo, bananas, frutas y verduras, petróleo, ropa.Mercados principales: EE.UU. 30%, Mercado Común Centroamericano (MCCA) 39%. Importaciones: $6.080 millones: combustibles y lubricantes, maquinaria industrial, vehículos automotores, hierro y acero. Proveedores principales: EE.UU. 36%, MCCA 11%, México 10%.

POBLACIÓN
Más de la mitad de los guatemaltecos descienden de los aborígenes mayas. Los mayas occidentalizados y los mestizos (mezcla de descendientes de españoles y amerindios) se conocen con el nombre de ladinos. Gran parte de la población de Guatemala es rural, si bien se está acelerando la urbanización. La religión predominante es la católica romana, a la cual los indígenas guatemaltecos han incorporado formas tradicionales de culto. Alrededor del 40% de la población practica el protestantismo y el 1% practica las tradicionales religiones mayas. Si bien la lengua oficial es el español, no toda la población indígena lo entiende. No obstante, los acuerdos de paz firmados en diciembre de 1996 disponen la traducción a varias lenguas indígenas de algunos documentos oficiales y de los materiales para votar (ver el resumen de los principales acuerdos fundamentales).

HISTORIA
La civilización maya prosperó por gran parte de Guatemala y la región aledaña mucho antes de la llegada de los españoles, pero ya estaba en decadencia cuando Pedro de Alvarado venció a los mayas en 1523-24. Durante el gobierno colonial español, la mayor parte de Centroamérica estaba bajo la administración de la Capitanía General de Guatemala.

La primera capital colonial, Ciudad Vieja, fue destruida por inundaciones y un terremoto en 1542. Los sobrevivientes fundaron Antigua, la segunda capital, en 1543. En el Siglo XVII, Antigua se convirtió en una de las capitales más ricas del Nuevo Mundo.Dada su vulnerabilidad constante a las erupciones volcánicas, inundaciones y terremotos, Antigua fue destruida por dos terremotos en 1773, pero los restos de su arquitectura colonial han sido preservados como monumento nacional. La tercera capital, Ciudad de Guatemala, fue fundada en 1776, después de que Antigua fuera abandonada.

Guatemala se independizó de España el 15 de septiembre de 1821 y, por un periodo breve, pasó a formar parte del Imperio Mexicano y, posteriormente, perteneció a la federación llamada Provincias Unidas de Centroamérica. De mediados del Siglo XIX a mediados de la década de 1980, el país atravesó por un periodo de varias dictaduras, sublevaciones (especialmente a principios de los años 1960), golpes de estado y periodos de gobierno militar con algún gobierno representativo ocasional.

1944 a 1986
En 1944, los "Revolucionarios de octubre", un grupo de oficiales militares disidentes, estudiantes y profesionales liberales, derrocaron la dictadura del General Jorge Ubico. En 1945 se eligió un presidente civil, Juan José Arévalo, quien ocupó la presidencia hasta el año 1951. Las reformas sociales iniciadas por Arévalo fueron continuadas por su sucesor, el Coronel Jacobo Arbenz, quien permitió que el Partido Laboral Guatemalteco, de extracción comunista, obtuviera condición legal en 1952. A mediados del mandato de Arbenz, los comunistas controlaban las organizaciones clave de los campesinos, los sindicatos y el partido político gobernante, además de ocupar algunos de los principales cargos del gobierno. A pesar de que la mayoría de los guatemaltecos estaba a favor de los ideales originales de la sublevación de 1944, algunos dirigentes del sector privado y los militares consideraban que las políticas de Arbenz representaban una amenaza. El ejército se negó a defender al gobierno de Arbenz cuando un grupo respaldado por los EE.UU. y dirigido por el Coronel Carlos Castillo Armas invadió el país desde Honduras, en 1954, y se apoderó rápidamente del gobierno.

En respuesta al gobierno cada vez más autocrático del General Ydigoras Fuentes, quien asumió el poder en 1958 tras el asesinato del Coronel Castillo Armas, un grupo de oficiales militares jóvenes armó una revolución en 1960. Cuando fracasaron, varios de ellos pasaron a la clandestinidad y establecieron lazos estrechos con Cuba.Este grupo se convirtió en el núcleo de las fuerzas que organizaron la insurrección armada contra el gobierno durante los 36 años siguientes.

Los cuatro grupos guerrilleros principales, el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), la Organización Revolucionaria del Pueblo en Armas (ORPA), las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y el Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT), efectuaron un sabotaje económico y concentraron sus ataques armados en las instalaciones del gobierno y los miembros de las fuerzas de seguridad del gobierno. Estas organizaciones se combinaron para formar la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) en 1982. Al mismo tiempo, los grupos de extrema derecha de vigilantes autoproclamados como tal, incluido el Ejército Secreto Anticomunista (ESA) y la Mano Blanca, torturaron y asesinaron a estudiantes, profesionales y campesinos sospechosos de participar en actividades de izquierda.

Poco después de que asumió el gobierno el Presidente Julio César Méndez Montenegro en 1966, el ejército lanzó una importante campaña contra sublevaciones que dispersó considerablemente el movimiento guerrillero en la campiña. Entonces, los guerrilleros concentraron sus ataques en la Ciudad de Guatemala, donde asesinaron a muchas figuras prominentes, incluso el embajador de los EE.UU., John Gordon Mein, en 1968. Entre los años 1966 y 1982, hubo una serie de gobiernos militares o dominados por los militares.

El 23 de marzo de 1982, tropas del ejército comandadas por un grupo de oficiales jóvenes efectuaron un golpe de estado para impedir que asumiera el poder el General Ángel Aníbal Guevara, candidato elegido arbitrariamente por el presidente saliente y el General Romeo Lucas García, y denunciaron la victoria electoral de Guevara por considerarla fraudulenta. Los líderes del golpe militar pidieron al General retirado Efraín Ríos Montt que negociara la partida de Lucas y Guevara. Ríos Montt había sido el candidato del Partido de la Democracia Cristiana en las elecciones presidenciales de 1974 y la opinión general, en su mayoría, sostenía que se le había negado su propia victoria como consecuencia de actos fraudulentos.

Ríos Montt era, para ese entonces, pastor laico de la iglesia evangelista protestante llamada "Iglesia del Mundo". En su discurso inaugural declaró que su presidencia era producto de la voluntad de Dios.Formó una junta militar de tres miembros que anuló la constitución de 1965, disolvió el Congreso, suspendió los partidos políticos y canceló la ley electoral. Tras unos pocos meses, Ríos Montt destituyó a sus colegas de la junta y asumió el cargo de facto de "Presidente de la República".

Las fuerzas guerrilleras y sus aliados de izquierda denunciaron a Ríos Montt, quien procuró derrotar a los guerrilleros con acciones militares y reformas económicas, es decir con "frijoles y fusiles", según sus propias palabras. En mayo de 1982, la Conferencia de Obispos Católicos acusó a Ríos Montt de ser responsable de la creciente militarización del país y de continuar las masacres militares de civiles. Según lo citado por el periódico New York Times el 18 de julio de 1982, el General Ríos Montt manifestó lo siguiente a un público de indígenas guatemaltecos: "Si están con nosotros, los alimentaremos; si no lo están, los mataremos".

El gobierno comenzó a formar patrullas civiles locales de defensa (PAC). Teóricamente, la participación era voluntaria pero, en la práctica, muchos guatemaltecos, especialmente en la región noroeste de gran población indígena, no tuvieron más alternativa que incorporarse a las PAC o a los grupos guerrilleros. El ejército de conscriptos de Ríos Montt y las PAC reconquistaron prácticamente todo el territorio guerrillero, con lo cual disminuyó la actividad guerrillera, limitándose en gran medida a algunos operativos relámpagos. No obstante, Ríos Montt ganó esta victoria parcial a un costo enorme en materia de víctimas civiles.

La presidencia de Ríos Montt, si bien breve, fue probablemente el periodo más violento de este conflicto interno que duró 36 años y causó alrededor de 200.000 muertos, casi en su mayoría civiles indígenas desarmados. Si bien a los grupos guerrilleros de izquierda y a los escuadrones de la muerte de derecha se les acusó también de ejecuciones sumarias, de desapariciones de personas y de tortura a los no combatientes, la gran mayoría de las violaciones de derechos humanos estuvo en manos de los militares guatemaltecos y las PAC que ellos controlaban. El conflicto interno se encuentra bien detallado en los informes de la Comisión de Esclarecimiento Histórico (CEH) y de la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG). La CEH estima que las fuerzas del gobierno fueron responsables del 93% de las violaciones; mientras que la ODHAG había calculado antes que eran responsables del 80%.

El 8 de agosto de 1983, Ríos Montt fue depuesto por su propio Ministro de Defensa, el General Oscar Humberto Mejía Victores, quien lo sucedió como presidente de facto de Guatemala. Mejía justificó su golpe de estado diciendo que los "fanáticos religiosos" estaban abusando de sus cargos en el gobierno y que además había "corrupción oficial". Murieron siete personas en el golpe, pero Ríos Montt sobrevivió y posteriormente fundó un partido político (el Frente de la República Guatemalteca) y resulto elegido Presidente del Congreso en 1995 y 2000. En los Estados Unidos se tomó más conciencia del conflicto que se vivía en Guatemala, y de sus connotaciones étnicas, a raíz de la publicación en 1983 de Yo, Rigoberta Menchú, una mujer indígena en Guatemala.

El General Mejía permitió que se regresara en forma controlada a la democracia en Guatemala, a partir de la elección de una Asamblea Constituyente el 1 de julio de 1984 a efectos de redactar una constitución democrática. El 30 de mayo de 1985, tras 9 meses de deliberaciones, la Asamblea Constituyente finalizó la redacción de una nueva constitución que entró en vigencia de inmediato. Vinicio Cerezo, político civil y candidato presidencial del Partido de la Democracia Cristiana, ganó las primeras elecciones que se celebraron con la nueva constitución, habiendo obtenido casi el 70% de los votos, y asumió la presidencia el 14 de enero de 1986.

1986 a 2003
Al asumir el cargo en enero de 1986, el Presidente Cerezo anunció que su gobierno tendría como primera prioridad poner fin a la violencia política y lograr que imperara la ley. Las reformas abarcaron nuevas leyes de habeas corpus y amparo, la creación de un comité legislativo de derechos humanos y la creación, en 1987, de la Oficina del Procurador de los Derechos Humanos. La Corte Suprema se embarcó también en una serie de reformas destinadas a luchar contra la corrupción y mejorar la eficiencia del sistema legal.

Al ser elegido Cerezo, los militares se alejaron del gobierno y regresaron a cumplir las funciones más tradicionales de proporcionar seguridad interna, especialmente mediante la lucha contra las insurrecciones armadas. Los dos primeros años del gobierno de Cerezo se caracterizaron por una economía estable y una marcada disminución de la violencia política. El descontento del personal militar provocó dos intentos de golpe de estado en mayo de 1988 y mayo de 1989, pero la conducción militar se inclinó por apoyar el orden constitucional. Se criticó mucho al gobierno por su renuencia a investigar o procesar los casos de violaciones de derechos humanos.

Los dos últimos años del gobierno de Cerezo estuvieron marcados por una economía debilitada, huelgas, manifestaciones de protesta y acusaciones de corrupción general. La incapacidad del gobierno para afrontar los muchos problemas que aquejaban a la nación, como por ejemplo la mortalidad infantil, el analfabetismo, los servicios deficientes de salud pública y bienestar social, contribuyeron al descontento popular. El 11 de noviembre de 1990 se celebraron las elecciones presidenciales y legislativas. Después de una segunda vuelta, Jorge Serrano asumió la presidencia el 14 de enero de 1991 y así completó la primera transición de un gobierno civil elegido democráticamente a otro.Dado que su partido, Movimiento de Acción Solidaria (MAS), cosechó solamente 18 de los 116 escaños del Congreso Nacional, Serrano celebró una endeble alianza con los demócratas cristianos y la Unión Centro Nacional (UCN).

Los resultados del gobierno de Serrano fueron variados.Logró consolidar en forma acertada el control civil del ejército al sustituir a un grupo de oficiales superiores y convencer a los militares para que participaran en negociaciones de paz con la URNG. Tomó la decisión política para nada popular, de reconocer la soberanía de Belice. El gobierno de Serrano revirtió la tendencia económica que heredó y redujo la inflación e impulsó un crecimiento real.

El 25 de mayo de 1993, Serrano disolvió ilegalmente el Congreso y la Corte Suprema y trató de restringir las garantías constitucionales, supuestamente para luchar contra la corrupción. El autogolpe fracasó a raíz de las firmes protestas unificadas de la mayoría de los sectores de la sociedad guatemalteca, así como las presiones internacionales y la aplicación, por parte del ejército, de las decisiones del Tribunal de Constitucionalidad que falló en contra del intento de apoderarse del poder. Ante toda esta resistencia, Serrano dimitió y huyó del país.

El 5 de junio de 1993, el Congreso, de conformidad con lo estipulado en la constitución de 1985, eligió al Procurador de los Derechos Humanos, Ramiro De León Carpio, para que completara el mandato presidencial de Serrano. De León, quien no pertenecía a ningún partido político y carecía de una base política pero gozaba de un sólido apoyo popular, lanzó una ambiciosa campaña contra la corrupción para "depurar" el Congreso y la Corte Suprema, exigiendo la renuncia de todos los miembros de ambas instituciones.

A pesar de tener una considerable resistencia legislativa, la presión presidencial y popular produjo, en noviembre de 1993, un acuerdo negociado por la Iglesia Católica entre el gobierno y el Congreso. Este conjunto de reformas constitucionales fue sancionado en referéndum el 30 de enero de 1994. En agosto de 1994 se eligió un nuevo Congreso para terminar el mandato que no había expirado. Dicho Congreso, controlado por los partidos anticorrupción (el populista Frente Republicano Guatemalteco (FRG) dirigido por el ex General Efraín Ríos Montt y el Partido de Avance Nacional (PAN) de centro derecha), empezó a alejarse de la corrupción que caracterizara a sus antecesores.

Durante la gestión del Presidente De León, el proceso de paz, para ese entonces auspiciado por las Naciones Unidas, adquirió un nuevo ímpetu. El gobierno y la URNG firmaron acuerdos sobre derechos humanos (marzo de 1994), el reasentamiento de las poblaciones desarraigadas (junio de 1994), el esclarecimiento histórico (junio de 1994) y los derechos de los pueblos indígenas (marzo de 1995). Además se alcanzaron considerables adelantos en materia de acuerdos socioeconómicos y agrarios. En noviembre de 1995 se realizaron las elecciones presidenciales, legislativas y municipales. Las elecciones presidenciales, en cuya primera vuelta participaron casi 20 partidos, pasaron a una segunda ronda el 7 de enero de 1996, en la que Alvaro Arzú, candidato del PAN; derrotó a Alfonso Portillo del FRG por tan sólo 2% de los votos. Arzú ganó por el sólido apoyo que tenía en la Ciudad de Guatemala, donde se había desempeñado como alcalde, así como las zonas urbanas de los alrededores de la capital. Portillo ganó todos los departamentos rurales, salvo Petén. Durante el gobierno de Arzú se concluyeron las negociaciones de paz y, en diciembre de 1996, el gobierno firmó los acuerdos de paz que pusieron fin al conflicto interno de 36 años. (Ver la sección relativa al proceso de paz). La situación de los derechos humanos mejoró también durante el mandato de Arzú y se tomaron medidas destinadas a reducir la influencia de los militares en los asuntos nacionales.

El 7 de noviembre de 1999 hubo elecciones presidenciales, legislativas y municipales en Guatemala, y las elecciones presidenciales resultaron en una segunda vuelta que se realizó el 26 de diciembre. En la primera vuelta, el Frente Republicano Guatemalteco (FRG) ganó 63 de los 113 escaños legislativos, mientras que el Partido de Avance Nacional (PAN) cosechó 37 de ellos. La Alianza Nueva Nación (ANN) obtuvo 9 escaños y los tres partidos minoritarios ganaron los cuatro restantes.En la segunda vuelta del 26 de diciembre, Alfonso Portillo (FRG) ganó 68% de los votos y Oscar Berger (PAN) el 32%.Portillo triunfó en los 22 departamentos y en la Ciudad de Guatemala, que era considerada el baluarte del PAN.Durante la campaña se criticó a Portillo por su relación con el líder del FRG, el ex General Efraín Ríos Montt, presidente de facto de Guatemala en 1982-83. Según opinión de mucha gente, algunas de las peores violaciones de derechos humanos que se realizaron durante el conflicto interno fueron cometidas durante el gobierno de Ríos Montt. No obstante, el impresionante triunfo electoral de Portillo, con dos tercios de los votos en la segunda ronda, le dio derecho a aducir que había recibido el mandato popular para llevar a cabo su programa de reformas.

El Presidente Portillo prometió mantener sólidas relaciones con los Estados Unidos, acrecentar aún más la cooperación con México y participar activamente en el proceso de integración en Centroamérica y el Hemisferio Occidental.En la esfera nacional, se comprometió a prestar todo su apoyo a la continua liberalización de la economía, aumentar las inversiones en capital humano e infraestructura, crear un banco central independiente e incrementar las recaudaciones mediante la aplicación más rigurosa del cobro de los impuestos en vez de aumentarlos. Portillo prometió también seguir con el proceso de paz, designar un ministro de defensa civil, reformar las fuerzas armadas, reemplazar el servicio de seguridad militar de presidente por uno civil y fortalecer la protección de los derechos humanos. Nombró un gabinete pluralista integrado por miembros indígenas y otras personas no afiliadas al FRG, el partido gobernante.

Las reformas de Portillo se han venido implementando en forma lenta, con la notable excepción de una serie de reformas auspiciadas por el Banco Mundial destinadas a modernizar las reglamentaciones bancarias y a penalizar el lavado de dinero. El gobierno ha logrado algunos avances en temas tales como asumir la responsabilidad de los casos de violación de derechos humanos acaecidos en el pasado, prestar apoyo a los derechos humanos en los foros internacionales y ejercer presión para efectuar reformas de los derechos laborales, pero no ha alcanzado ningún logro importante en la lucha contra la impunidad en los antiguos casos de derechos humanos, en las reformas militares ni en materia de legislación para incrementar la participación política. Renunció al llamado Pacto Fiscal que se había establecido junto con grupos de empresarios y miembros de la sociedad civil a efectos de financiar las reformas que exigían los acuerdos de paz. Desde ese entonces, el gobierno se ha visto involucrado en una serie de escándalos de corrupción de alto nivel, pero ninguno de ellos ha llevado al procesamiento de los responsables. En abril de 2003, los Estados Unidos decidieron que Guatemala no había demostrado su adherencia a los compromisos internacionales de lucha contra el narcotráfico durante el año anterior. La popularidad del gobierno, según lo indicado por los sondeos de la opinión pública, ha disminuido en forma constante a medida que se han ido acumulando las pruebas de corrupción y mala administración pública.

Confrontado con un alto índice de delincuencia y un grave problema de corrupción pública cada vez mayor, además del frecuente acoso e intimidación de activistas defensores de los derechos humanos, trabajadores judiciales, periodistas y testigos en los juicios de derechos humanos por parte de agresores desconocidos, el gobierno hizo varios intentos en 2001 de iniciar un diálogo nacional para tratar las enormes dificultades que afronta el país. Dicho diálogo no se ha entablado, a pesar de la creación de Foro Guatemalteco, una coalición de intereses de la sociedad civil y del sector privado que exige reformas políticas.

El 9 de noviembre de 2003 se realizarán elecciones nacionales, seguidas por una segunda ronda el 28 de diciembre, en caso de que ninguno de los candidatos presidenciales obtenga más de la mitad de los votos emitidos. El nuevo gobierno asumirá el poder el 14 de enero de 2004.

GOBIERNO
La constitución guatemalteca de 1985 dispone la separación entre los poderes ejecutivo, legislativo y judicial del gobierno.Las reformas constitucionales de 1993 abarcaron el aumento del número de jueces de la Corte Suprema que pasó de 9 a 13. Los mandatos del presidente, vicepresidente y congresistas se redujeron de 5 a 4 años, y de los jueces de la Corte Suprema disminuyeron de 6 a 5 años, pero los mandatos de los alcaldes y concejales municipales se incrementaron de 2 ½ a 4 años.

El presidente y el vicepresidente son elegidos directamente mediante sufragio universal y están limitados a un mandato. El vicepresidente puede postularse como candidato para presidente después de transcurridos 4 años de terminar su mandato como tal. El Congreso elige a los jueces de la Corte Suprema a partir de una lista presentada por el colegio de abogados, los decanos de las facultades de derecho, un rector universitario y los jueces de apelación. La Corte Suprema y los tribunales locales se ocupan de los casos civiles y penales. También hay una Corte de Constitucionalidad separada.

Guatemala cuenta con 22 subdivisiones administrativas (departamentos) que están administrados por gobernadores nombrados por el presidente. La Ciudad de Guatemala y las otras 331 municipalidades están gobernadas por alcaldes o concejales elegidos por voto popular.

Altos cargos públicos:
(en agosto de 2004)
Presidente: José Rafael Berger Perdomo
Vicepresidente: Eduardo Stein Barillas
Ministro de Relaciones Exteriores: Jorge Briz
Ministro de Finanzas: María Antonieta del Cid de Bonilla
Embajador en los EE.UU.: José Guillermo Castillo
Embajador ante las Naciones Unidas: Gert Rosenthal
Embajador ante la OEA: Francisco Villagrán de León

La Embajada de Guatemala está ubicada en 2220 R Street, NW, Washington, DC 20008 (tel.202-745-4952; correo electrónico: INFO@Guatemala-Embassy.org).
Tiene Consulados en Washington, Nueva York, Miami, Chicago, Houston, San Francisco, Denver, y Los Angeles, y cónsules honorarios en Montgomery, San Diego, Ft. Lauderdale, Atlanta, Leavenworth, Lafayette, Nueva Orleans, Minneapolis, Filadelfia, Pittsburgh, San Juan, Providence, Memphis, San Antonio, y Seattle. Vea la página web del Departamento de Estado: http://www.state.gov/www/travel/consular_offices/fco_index.html

CONDICIONES POLÍTICAS
Según opinión de los observadores internacionales, las elecciones presidenciales y legislativas de 1999 fueron libres y justas. Las mujeres y los indígenas tuvieron una mayor participación en las elecciones recientes, pero todavía hay inquietudes con respecto a la accesibilidad de los centros electorales en las zonas rurales.

Ante la victoria arrolladora de Portillo y la mayoría del FRG en el congreso, parecía posible que se tomarían medidas legislativas en forma rápida. No obstante, en virtud de lo dispuesto por la constitución guatemalteca de 1985, la aprobación de los diversos tipos de legislación requiere dos tercios de los votos. Por lo tanto, no es factible promulgar tal legislación sólo con los votos del FRG.

El equilibrio político se vio alterado en el año 2000 cuando surgieron acusaciones de que el FRG había modificado legislación en forma ilegal. Tras una investigación, la Corte Suprema privó de su inmunidad legislativa a quienes estaban involucrados en ello, incluso el Presidente del Congreso y el líder del FRG, Ríos Montt, para que afrontaran las acusaciones del caso. Prácticamente al mismo tiempo, la oposición del PAN sufrió una escisión interna y se dividió en facciones; algo similar ocurrió en el ANN. Las reformas que son tan indispensables para implantar la paz todavía están a la espera de alguna medida legislativa.

El acoso violento de los trabajadores de derechos humanos representó un problema grave en los años 2002 y 2003. La delincuencia común, agravada por el legado de violencia y justicia parapolicial, constituye otro problema serio. La impunidad sigue siendo un problema importante, fundamentalmente porque las instituciones democráticas, incluso las encargadas de la administración de justicia, han desarrollado solamente una capacidad limitada para hacer frente a este legado. El gobierno incrementó varias tasas tributarias en 2001 con la intención de lograr el objetivo de aumentar su carga impositiva (de alrededor del 10,7% del PIB, la más baja de la región en la actualidad) al 12% del PIB. No obstante, las manifestaciones masivas invadieron las calles cuando el gobierno trató de imponer más aumentos, en agosto de 2001, y declararon así su oposición a todo impuesto nuevo hasta que el gobierno de Portillo rindiera más cuentas de los impuestos que ya había recibido.

SEGURIDAD NACIONAL
Guatemala es un estado signatario del Pacto de Río y miembro del Consejo de Defensa Centroamericana (CONDECA). El presidente es el comandante en jefe y el Ministro de Defensa tiene la responsabilidad de formular políticas. El Jefe de Estado Mayor, junto con el personal de defensa nacional, están a cargo de las operaciones cotidianas.

En virtud de un acuerdo firmado en septiembre de 1996, que es uno de los acuerdos de paz de mayor peso, la misión de las fuerzas armadas cambió y pasó a concentrarse exclusivamente en las amenazas externas. No obstante, tanto el ex Presidente Arzú como su sucesor, el Presidente Portillo, han usado una cláusula constitucional para ordenar al ejército que preste apoyo temporal a la policía para responder a una ola nacional de violencia delictiva.

El acuerdo exige la reducción de un tercio de los efectivos autorizados del ejército, así como su presupuesto (lo cual ya se logró), además de una enmienda constitucional que permita la designación de un Ministro de Defensa civil. Como parte del plebiscito de mayo de 1999 se rechazó la enmienda constitucional para tal fin, pero continúan las conversaciones entre los poderes ejecutivo y legislativo en pro de este objetivo.

El ejército ha logrado la meta de 28.000 efectivos estipulada en el acuerdo, incluyendo la fuerza aérea subalterna (1.000) y elementos de la armada (1.000). Cuenta con armamentos y materiales fabricados en los Estados Unidos, Israel, Yugoslavia, Taiwán, Argentina, España y Francia. Como parte de la reducción del ejército, se está reorganizando la estructura operativa de 19 zonas militares y tres brigadas estratégicas, a la vez que se eliminan varias zonas militares y otras absorben su zona de operaciones. La fuerza aérea opera tres bases aéreas; la armada tiene dos bases portuarias.

ECONOMÍA
El PIB preliminar de Guatemala para el año 2002 fue calculado en $23.000 millones, con un crecimiento real desacelerado de alrededor del 2,2%, inferior a la tasa de crecimiento demográfico.Se prevé que el crecimiento sea similar para el 2003. Tras firmar el último acuerdo de paz en diciembre de 1996, Guatemala estaba bien posicionada para alcanzar un rápido crecimiento en los próximos años hasta que se produjo una crisis financiera en 1998. La posterior caída de los precios del café dejó deprimido a este sector, que otrora fuera líder en las exportaciones del país, y tuvo una grave repercusión sobre los ingresos rurales. Los influjos de inversiones extranjeras también se han debilitado, salvo por la privatización de las empresas de servicios públicos. Los potenciales inversionistas, tanto extranjeros como nacionales, citan la corrupción, la falta de seguridad física, el clima de confrontación entre el gobierno y el sector privado y los mecanismos poco fiables para exigir el cumplimiento de contratos como las principales barreras para las empresas nuevas. Lo positivo es que la gestión macroeconómica de Guatemala ha sido sólida durante el gobierno de Portillo y los niveles de deuda extranjera son moderados. El país suscribió un acuerdo de compromiso contingente con el FMI en 2002, que fuera prorrogado en junio de 2003 tras cumplir satisfactoriamente sus metas.

El sector privado genera alrededor del 85% del PIB y domina la economía guatemalteca.La agricultura contribuye el 22% del PIB y representa el 75% de las exportaciones.La mayor parte de la fabricación y manufactura está concentrada en la industria ligera y la elaboración de alimentos con destino a los mercados del país, EE.UU. y Centroamérica.Durante los últimos años, ha habido un gran auge del turismo y de las exportaciones de productos textiles, indumentaria y productos agrícolas no tradicionales, tales como las verduras de invierno, frutas y flores, mientras que las exportaciones más tradicionales, el azúcar, las bananas y el café por ejemplo, siguen representando una gran proporción del mercado exportador.

El socio comercial más importante es Estados Unidos, país que provee el 35% de las importaciones de Guatemala y recibe el 30% de sus exportaciones. El sector de participación del estado es pequeño y sus actividades comerciales se limitan a las empresas de servicios públicos --algunas de las cuales han sido privatizadas--, los puertos y aeropuertos, además de varias instituciones financieras orientadas al desarrollo. Guatemala recibe beneficios comerciales para sus exportaciones en virtud de la Ley de Asociación Comercial entre los EE.UU. y la Cuenca del Caribe (CBTPA) y tiene acceso a los beneficios del Sistema Generalizado de Preferencias (GSP) de los EE.UU. Tales beneficios han sido objeto de análisis periódicos a raíz de las preocupaciones por los graves problemas de protección de los derechos de los trabajadores. Las reformas del código laboral aprobadas en mayo de 2001 y el procesamiento satisfactorio de las violaciones de los derechos obreros contra los sindicalistas bananeros, que databan de 1999, fueron medidas positivas que ayudaron a que se suspendiera tal reconsideración ese año. Sin embargo, hay motivos para preocuparse todavía dado que no se ha procesado a los autores de los actos de violencia contra los dirigentes obreros ni se ha reincorporado a los trabajadores que fueran despedidos ilegalmente.

Las prioridades económicas actuales incluyen la negociación de un acuerdo de libre comercio entre los EE.UU. y América Central, el que comúnmente se conoce con el nombre de CAFTA por sus siglas en inglés. Los aspectos prioritarios de las negociaciones incluyen la eliminación de los aranceles aduaneros para la mayor cantidad de bienes posibles, la apertura de sectores de servicios y la formulación de normas claras y fácilmente aplicables en algunas esferas como las inversiones, las adquisiciones públicas, la protección de los derechos de propiedad intelectual, los procedimientos aduaneros, el comercio electrónico, el uso de medidas sanitarias y fitosanitarias para proteger la salud pública y la resolución de disputas comerciales. Ya se han reducido los aranceles que gravan las importaciones, junto con los aliados comerciales de Guatemala en el Mercado Común Centroamericano, y actualmente la mayoría se encuentra por debajo del 15%.

Otras prioridades incluyen una mayor transparencia y responsabilidad en las finanzas públicas de Guatemala, la ampliación de la base tributaria y la finalización de la implementación de las reformas del sector financiero de manera tal que Guatemala pueda cumplir con las normas de la Misión Financiera Internacional para la detección y prevención del lavado de dinero.

Los Estados Unidos, junto con otros países donantes, especialmente Francia, Italia, España, Alemania, Japón y las instituciones financieras internacionales, incrementaron el financiamiento de proyectos de desarrollo a partir de la firma de los acuerdos de paz. A pesar de ello, el apoyo de los donantes sigue dependiendo de las reformas que implemente el gobierno de Guatemala y el financiamiento de contrapartida.

La distribución de los ingresos y la riqueza sigue siendo sumamente dispareja. El 10% más acaudalado de la población recibe casi la mitad de todos los ingresos y el 20% superior recibe dos tercios de todos los ingresos. Como consecuencia, alrededor del 80% de la población vive inmersa en la pobreza y dos tercios de ese porcentaje viven en condiciones de extrema pobreza. Los indicadores sociales de Guatemala, como por ejemplo la mortalidad infantil y el analfabetismo, se encuentran entre los peores del hemisferio. La desnutrición crónica entre la población rural empeoró después de que empezó la crisis de precios del café y, en respuesta a ello, se ha recibido asistencia y alimentos de los Estados Unidos.

RELACIONES EXTERIORES
Los principales intereses diplomáticos de Guatemala son la seguridad regional y, cada vez más, el desarrollo y la integración económica de la región. El Consejo de Ministros de Comercio Centroamericanos se reúne periódicamente en busca de enfoques regionales para tratar asuntos de índole comercial. Dicho Consejo firmó un Acuerdo Normativo de Comercio e Inversiones (TIFA) con los EE.UU. en 1998 y en la actualidad se encuentra negociando un acuerdo de libre comercio con este país. Guatemala se unió a Honduras y El Salvador en la firma del tratado de libre comercio con México en el 2000, acuerdo que entró en vigencia al año siguiente.Guatemala también concibió la idea de un Parlamento Centroamericano (PARLACEN) al cual le sirve de sede.

Guatemala participa en varios grupos regionales, especialmente los relacionados con el medio ambiente y el comercio. Por ejemplo, el Presidente Clinton y los presidentes centroamericanos firmaron el acuerdo de CONCAUSA (Acuerdo Conjunto Centroamérica-EE.UU.) en la Cumbre de las Américas en diciembre de 1994. CONCAUSA es un plan de acción cooperativa destinado a promover el uso de energía limpia y eficiente, conservar la biodiversidad de la región, fortalecer los marcos legales e institucionales, así como los mecanismos de cumplimiento normativo, y mejorar y armonizar las normas de protección del medio ambiente.

Guatemala ha venido reclamando durante mucho tiempo una gran porción de Belice; esta disputa territorial le ocasionó problemas con el Reino Unido y posteriormente con Belice, tras su independencia del Reino Unido en 1981. En diciembre de 1989, Guatemala prestó apoyo a Belice para que adquiriera la condición de observador permanente en la Organización de los Estados Americanos (OEA). En septiembre de 1991, Guatemala reconoció la independencia de Belice y estableció vínculos diplomáticos con este país, sin dejar de reconocer que los límites geográficos seguían siendo objeto de una disputa. Con miras a tratar de poner fin a este problema limítrofe a principios de 1996, el Congreso guatemalteco ratificó dos acuerdos internacionales que estaban pendientes de hace mucho tiempo y que tratan las cuestiones fronterizas y los derechos marítimos. En 2001, Guatemala y Belice convinieron en aceptar un proceso facilitador encabezado por la OEA para establecer las fronteras terrestres y marítimas que separan a los dos países. Las elecciones nacionales de Guatemala han interrumpido temporalmente el progreso de las conversaciones en este foro, pero se espera proseguir con las negociaciones en 2004.

RELACIONES ENTRE LOS EE.UU. Y GUATEMALA
Tradicionalmente ha habido relaciones estrechas entre los Estados Unidos y Guatemala, pero a veces ha habido tensiones por problemas de derechos humanos y otros asuntos de índole civil y militar. Los objetivos políticos de los EE.UU. en Guatemala abarcan lo siguiente:

  • Prestar apoyo a la institucionalización de la democracia y la implementación de los acuerdos de paz.
  • Negociar un acuerdo de libre comercio, junto con los demás países de América Central.
  • Fomentar el respeto por los derechos humanos y el imperio de la ley.
  • Respaldar un amplio crecimiento económico y el desarrollo sostenible, así como mantener relaciones comerciales que sean mutuamente beneficiosas.
  • Cooperar en la lucha contra el narcotráfico, el contrabando de extranjeros y otros delitos transnacionales.
  • Apoyar la integración centroamericana mediante la asistencia necesaria para resolver las disputas fronterizas y territoriales.

Los Estados Unidos, como país miembro de los "Amigos de Guatemala", junto con Colombia, México, España, Noruega y Venezuela, cumplieron un papel importante en los Acuerdos de Paz moderados por las Naciones Unidas, y brindaron apoyo tanto público como entre bastidores.Los EE.UU. apoyan en forma contundente los seis acuerdos esenciales, así como los tres acuerdos de procedimientos, los que, junto con el acuerdo final firmado el 29 de diciembre de 1996, constituyen las bases para un profundo cambio político, económico y social.Con ese fin, el gobierno estadounidense ha comprometido casi $400 millones para apoyar la implementación de la paz desde 1997.

Si bien casi todos los 180.000 turistas estadounidenses que visitan Guatemala en forma anual no sufren incidente alguno, en los últimos años se ha visto un aumento constante del número de delitos violentos denunciados por ciudadanos de los EE.UU. Es probable que el aumento de víctimas entre los estadounidenses sea el resultado de una combinación de factores: mayor cantidad de estadounidenses que viajan a Guatemala; más precisión en las denuncias de delitos informados por la embajada; más estadounidenses que viajan a las zonas de mayor riesgo de Guatemala, o simplemente mayor índice de delincuencia.

La mayoría de las asistencia de los EE.UU. se canaliza a través de las oficinas de la Agencia de los EE.UU. para el Desarrollo Internacional asignadas a Guatemala y los Programas de América Central (USAID/G-CAP). Los programas de la USAID respaldan los objetivos de política exterior de los EE.UU. mediante la promoción de las reformas en materia de gobierno democrático, crecimiento económico y los sectores sociales, haciendo mayor hincapié en la población indígena de escasos recursos que se ha visto seriamente afectada por el conflicto civil interno. Además de los bajos ingresos, esta población tiene limitadas oportunidades para progresar económicamente, carece de acceso a los servicios sociales, y goza de un acceso restringido a los procesos de formulación de políticas, o bien es muy limitada la influencia que puede ejercer sobre ellos.

Los programas de la USAID, que ascienden a un total de $50 a $55 millones al año, procuran alcanzar seis objetivos, a saber:

  • Prestar apoyo a la implementación de los acuerdos de paz de 1996.
  • Ayudar en el mejoramiento del sistema legal y asistir a los ciudadanos en su uso.
  • Aumentar el acceso a la educación y la calidad educativa de todos los guatemaltecos.
  • Mejorar la salud de las mujeres, niños y familias rurales de Guatemala.
  • Incrementar la capacidad de producir ingresos de las familias rurales pobres.
  • Ampliar el control de los recursos humanos y la conservación de la biodiversidad.

El programa de mayor envergadura que tiene la USAID está destinado a apoyar los Acuerdos de Paz, los que exigen inversiones considerables en materia de salud, educación y otros servicios básicos para poder llegar a los indígenas rurales, y también requieren la participación plena de la población indígena en las decisiones que se tomen en las esferas local y nacional. Exigen también una reestructuración profunda del estado, que afecte a algunas de sus instituciones más básicas, los militares, la policía nacional y el sistema de justicia, para poner fin a la impunidad y confirmar el imperio de la ley. Por último, requieren cambios básicos en la recaudación tributaria y el gasto público, así como una mejor administración financiera.

El programa regional para América Central de la USAID también tiene su sede en Guatemala. Este programa regional, que provee asistencia anual por valor de $20 a $30 millones y funciona en coordinación con las embajadas de los EE.UU. en la región y las misiones bilaterales de la USAID en Nicaragua, Honduras, El Salvador y Panamá, tiene cuatro objetivos clave, a saber:

  • Promoción del libre comercio.
  • Expansión del control y de la conservación de los recursos naturales centroamericanos.
  • Desarrollo de los servicios regionales e información en relación con el VIH/SIDA; y
  • Diversificación rural para aumentar los ingresos.

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
(en agosto de 2004)
Embajador:John Hamilton
Jefe Adjunto de Misión: Bruce Wharton
Consejero para Asuntos Políticos: Alex Featherstone
Consejero para Asuntos Económicos: Steven Olson
Funcionario para Asuntos Administrativos: Scott Heckman
Agregado de Defensa: Cnel. Richard Nazario
Grupo de Asistencia Militar: Cnel. Mark Wilkins
Cónsul General: Michael Jacobsen
Funcionario para Seguridad Regional: Michael Foster
Funcionario para Asuntos Públicos: Mary Thompson-Jones
DEA: Michael O'Brian
Agregado Agrícola: Steve Huete
Agregado Comercial: Mitch Larson
Director de USAID/G-CAP: Glenn Anders

La Embajada de los EE.UU. en Guatemala está ubicada en Avenida la Reforma 7-01, Zona 10, Ciudad de Guatemala (tel. [502] 331-1541); fax [502] 331-8885)

Otros contactos
U.S. Department of Commerce (Departamento de Comercio de los Estados Unidos
International Trade Administration (Administración del Comercio Internacional)
Trade Information Center (Centro de Información Comercial)
14th and Constitution, NW
Washington, DC 20230
Tel: 800-USA-TRADE
Internet: http://www.ita.doc.gov

American Chamber of Commerce in Guatemala (Cámara de Comercio de los EE.UU. en Guatemala)
6a, Avenida 14-77, Zona 10
Apartado Postal 832
Guatemala City, Guatemala
Tel.: 502-366-4822/4716
Fax: 502-368-3106
Correo electrónico: guamcham@ns.guate.net

Caribbean/Latin American Action (C/LAA)
1818 N Street, NW, Suite 310
Washington, DC 20036
Tel.: 202-466-7464
Fax: 202-822-0075

INFORMACIÓN SOBRE VIAJES Y NEGOCIOS
El Programa de Información Consular del Departamento de Estado de los Estados Unidos distribuye Hojas de Información Consular, Advertencias de Viaje, y Avisos Públicos. Hay Hojas de Información Consular para todos los países que contienen información sobre requisitos de entrada, reglamentos monetarios, condiciones sanitarias, zonas de inestabilidad, delincuencia y seguridad, disturbios políticos, y las direcciones de las misiones diplomáticas de los EE.UU. en cada país. Las Advertencias de Viaje se publican cuando el Departamento de Estado recomienda que los estadounidenses no viajen a cierto país. Los Avisos Públicos son una forma de divulgar rápidamente la información sobre amenazas terroristas y otras condiciones temporales en el extranjero que representan un riesgo importante para la seguridad de los viajeros estadounidenses. Se pueden obtener ejemplares gratuitos de estas informaciones a través de la Oficina de Asuntos Consulares, teléfono 202-647-5225 o del sistema "fax a la orden", 202-647-3000. Las Hojas de Información consular y las Advertencias de Viaje también se encuentran en la página de Internet de la Oficina de Asuntos Consulares: http://travel.state.gov. La serie de publicaciones Tips for Travelers, de la misma oficina, con información sobre cómo tramitar un pasaporte y cómo programar un viaje seguro al exterior están en Internet. Los ejemplares impresos están a la venta en la oficina del Superintendent of Documents, U.S. Government Printing Office, teléfono: 202-512-1800; fax 202-512-2250.

La información de emergencia para los estadounidenses que están de viaje en el extranjero está disponible en la Office of Overseas Citizens Services (Oficina de Servicios para Estadounidenses en el Extranjero), teléfono (202) 647-5225. En casos de emergencias fuera de los horarios normales de trabajo o los domingos o días feriados, llamar al 202-647-4000.

El Centro Nacional de Información sobre Pasaportes (NPIC por sus siglas en inglés) es el único punto centralizado del Departamento de Estado para información sobre pasaportes estadounidenses. El teléfono (en EE.UU.) es 1-877-4USA-PPT (1-877-487-2778). De lunes a viernes, entre las 8 de la mañana y las 8 de la noche, hora del Este, excepto los feriados nacionales, hay representantes del servicio al cliente y operadores de telecomunicación para sordos (TDD/TTY).

Los viajeros pueden consultar las últimas informaciones sanitarias en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., en Atlanta, Georgia. La línea de teléfono directa, 877-FYI-TRIP (877-394-8747) y la página web http://www.cdc.gov/travel/index.htm dan las advertencias más recientes sobre salud, recomendaciones o requisitos de vacunas y consejos sobre la inocuidad de los alimentos y del agua potable en las regiones y los países. Un folletín titulado Información Sanitaria para Viajes al Exterior (Health Information for International Travel, publicación HHS número CDC-95-8280) está disponible en la Oficina de Publicaciones de los EE.UU., (U.S. Government Printing Office), Washington, DC 20402, EE.UU., tel. (202) 512-1800.

La información sobre condiciones de viaje, requisitos de visa, reglamentos monetarios y de aduanas, días feriados nacionales, y otros temas de interés para los viajeros también están disponibles, antes de viajar, en las embajadas y los consulados que los distintos países tienen en los EE.UU. (para este país específico, vea la lista de "Altos cargos públicos" en esta publicación).

Se insta a los ciudadanos de los EE.UU. que se encuentran de visita a largo plazo o que viajan en zonas peligrosas que se registren en la sección consular de la Embajada de los EE.UU. al entrar al país extranjero. Para esto hay que llenar un formulario corto y enviar una copia del pasaporte. Esta información puede ser útil a los familiares que desean ponerse en contacto con usted en caso de emergencia.

Información electrónica adicional
Sitio del Departamento de Estado en la Web. Está disponible en Internet en http://state.gov/ y brinda acceso oportuno y universal a información oficial sobre la política exterior de los EE.UU., que incluye Background Notes (información general sobre los países); daily press briefings (informes diarios a la prensa); Country Commercial Guides (guías comerciales por país); directorios de los funcionarios principales de las misiones de los Estados Unidos en el exterior y otro tipo de información.

Banco Nacional de Datos Comerciales (National Trade Data Bank, NTDB). Administrado por el Departamento de Comercio de los EE.UU., el NTDB contiene abundante y valiosa información sobre comercio. Se encuentra disponible por Internet (www.stat-usa.gov) y en CD-ROM. Para mayor información sírvase llamar al NTDB al teléfono (202) 482-1986.

Este sitio lo administra la Dirección de Asuntos Públicos, del Departamento de Estado. La conexión con otros sitios en Internet a través de vínculos externos no significa que se respaldan las opiniones expresadas en los mismos.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia