Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Información general: El Salvador



septiembre de 2003

bandera de XXXX

RESEÑA

Nombre oficial
República de El Salvador

Geografía
Superficie: 21.476 km2 (8.260 millas2); aproximadamente del tamaño de Massachusetts.
Ciudades: Capital --San Salvador (1,7 millones de hab.). Otras ciudades principales--Santa Ana, San Miguel, Soyapango y La Unión.
Relieve: las montañas dividen al país en tres regiones claramente definidas --la zona costera al sur, valles y llanuras en el centro y montañas en el norte.
Clima: Semitropical, con temporadas húmeda y seca bien definidas.

Población
Nacionalidad: Gentilicio: Salvadoreños.
Habitantes (2000): 6,3 millones.
Tasa de crecimiento anual (2002): 2,1%.
Grupos étnicos: Mestizos 90%, población autóctona 1%, caucásicos 9%.
Religión: Alrededor del 55% católicos, con un considerable y creciente número de grupos protestantes.
Lengua: español.
Educación: Gratuita hasta el noveno grado. Asistencia escolar (grados del 1 al 9) —85% Alfabetizados —83,5% a nivel nacional; 73,5% en áreas rurales.
Salud: Mortalidad infantil (2000) —35 defunciones por cada 1.000 nacidos vivos. Esperanza de vida al nacer (2002) —70 años.
Población activa (alrededor de 2,4 millones): Agricultura —22%; servicios —18,7%; comercio —27,2%; manufactura —17,6%; construcción —5,4%; transporte y comunicación —4,6%; otros —4,5%.

Gobierno
Tipo: República.
Constitución: 20 de diciembre, 1983.
Independencia: 15 de septiembre, 1821.
Poderes: Ejecutivo —presidente y vicepresidente. Legislativo —Asamblea Legislativa de 84 miembros. Judicial —independiente de los otros poderes (Corte Suprema).
Circunscripciones administrativas: 14 departamentos.
Partidos políticos (representados en la legislatura): Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Partido de Conciliación Nacional (PCN), Partido Demócrata Cristiano (PDC) y el Centro Democrático Unido (CDU).
Sufragio: Universal a los 18 años.

Economía (2002)
PIB: $14.300 millones.
Tasa de crecimiento anual: 2,1%.
Ingreso por habitante: $2.189.
Agricultura (12% del PIB): Productos —café, azúcar, ganado, maíz, carne de ave, y sorgo. Tierra cultivable, sembrada o de pastizales —64%.
Industria (22% del PIB): Tipos —procesamiento de alimentos y bebidas, textiles, calzado y prendas de vestir, productos químicos, derivados del petróleo, productos electrónicos.
Comercio: Exportaciones —$2.900 millones: textiles, diversos productos manufacturados, café, azúcar y camarón. Mercados principales —EE.UU. 67%, Mercado Común Centroamericano 24,7%, Panamá y México 2,7%, Alemania 1,2%. Importaciones —$5.190 millones: bienes de consumo, alimentos, bienes de capital, materia prima industrial y petróleo. Principales suministradores —EE.UU. 49,6%, Mercado Común Centroamericano 15,8%, México 5,6%, Panamá 3%, Japón 2,6%.

POBLACIÓN
El Salvador tiene una población de alrededor de 6,3 millones y casi el 90% es mestiza (mezcla de españoles con la población autóctona); sólo hay un 1% de oriundos del país y pocos han mantenido sus costumbres y tradiciones. La población es primordialmente católica y protestante. El idioma que hablan prácticamente todos los habitantes es el español. La capital, San Salvador, tiene alrededor de 1,7 millones de habitantes, y se estima que el 42% de la población del país vive en zonas rurales.

HISTORIA
En 1821 El Salvador y las otras provincias centroamericanas declararon su independencia de España, pero cuando dichas provincias se unieron a México, a principios de 1822, El Salvador se opuso a la unión, e insistió en la autonomía de los países centroamericanos. En 1823, bajo el mando del General Manuel José Arce, se formaron las Provincias Unidas del Centro de América (que constaban de los cinco estados centroamericanos) y al disolverse esta federación, en 1838, El Salvador se convirtió en una república independiente. Al igual que en otros países de Centro América, la historia inicial de El Salvador como estado independiente estuvo marcada por revoluciones frecuentes y no se logró una estabilidad relativa hasta el período de 1900-30. Más adelante, tras el deterioro de las instituciones democráticas en la década de 1970, estalló una guerra civil de 1980 a 1992, en la que se estima que murieron más de 75.000 personas. En enero de 1992, después de largas negociaciones, las partes en contienda firmaron acuerdos de paz que dieron fin al conflicto, pusieron al estamento militar bajo el control civil, y permitieron a los anteriores miembros de las guerrillas formar un partido político legal y participar en las elecciones.

GOBIERNO Y SITUACIÓN POLÍTICA
El Salvador es una república democrática gobernada por un presidente y una Asamblea Legislativa unicameral de 84 miembros. El presidente se elige por sufragio universal con mayoría absoluta y funge por un período de 5 años. Si no hay ningún candidato que reciba más del 50% del voto en la primera votación se celebra una elección de desempate. Los miembros de la Asamblea Legislativa, que también se eligen por sufragio universal, tienen mandatos de 3 años. El poder Judicial y la Corte Suprema son independientes de los otros poderes de gobierno.

Panorama político
Roberto D'Aubuisson y otros estrictos conservadores, entre los que se encontraban algunos militares, crearon el partido de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) en 1981, pero las ambiciones electorales de D'Aubuisson se vieron frenadas por informes fidedignos de que estaba envuelto en extorsión política organizada. ARENA casi ganó las elecciones en 1984, con un sólido apoyo del sector privado y del sector rural campesino, y para 1989 se había granjeado el respaldo de grupos empresariales. Por otra parte los alegatos de corrupción del partido en el poder (Partido Demócrata Cristiano) y sus malas relaciones con el sector privado, así como la baja sin precedentes en los precios de los principales productos agrícolas de exportación contribuyeron a las victorias de ARENA en las elecciones legislativas de 1988 y en la presidencial de 1989.

El éxito del gobierno de Cristiani (1989-94) en lograr los acuerdos de paz que pusieron fin a la guerra civil e impulsaron la economía, contribuyó a que ARENA (bajo el mando del ex alcalde de San Salvador, Armando Calderón Sol) retuviera tanto la presidencia como una mayoría efectiva en la Asamblea Legislativa en las elecciones de 1994. Esta ventaja de ARENA a nivel legislativo se redujo en las elecciones de 1997, pero debido a las divisiones en el seno de la oposición, el partido recuperó parte del ímpetu perdido a tiempo para adjudicarse otra victoria en los comicios presidenciales de 1999, que pusieron al Presidente Flores en el poder. Las próximas elecciones tendrán lugar en marzo de 2004.

En marzo de 2003 se celebraron elecciones legislativas y municipales, ARENA obtuvo 27 escaños en la Asamblea Legislativa y ganó 111 elecciones de alcaldías. El FMLN se adjudicó 31 escaños en la Asamblea Legislativa y 74 alcaldías, entre las que se encontraban los centros urbanos de mayor población. El Partido de Conciliación Nacional (PCN), de derechas, que gobernó el país junto con el estamento militar desde la década de 1960 hasta 1979 y tiene una base electoral mayormente rural, se adjudicó 16 escaños en las elecciones legislativas de marzo de 2003. El Partido Demócrata Cristiano, que antes era tan fuerte y se mantuvo en la presidencia durante la década de 1980, apenas tiene ahora 5 escaños en la Asamblea Legislativa y ha dejado de ser un fuerte oponente electoral, si bien sigue encabezando varias docenas de alcaldías. El quinto partido en la Asamblea Legislativa es el Centro Democrático Unido (CDU), que está encabezado en el seno de la Asamblea por el popular ex alcalde de San Salvador y miembro del FMLN Héctor Silva. El CDU también tiene 5 escaños.

Derechos humanos y reformas después de la guerra
Durante los 12 años de guerra civil las violaciones de los derechos humanos, tanto por las fuerzas de seguridad del gobierno como por las guerrillas izquierdistas eran algo común. Los acuerdos de paz establecieron la Comisión de la Verdad, bajo los auspicios de las Naciones Unidas, para investigar las violaciones más graves. La comisión notificó sus hallazgos en 1993 y recomendó llevar a cabo reformas judiciales, y que las personas identificadas como infractores de los derechos humanos fueran cesadas de todo puesto gubernamental y militar. Más tarde la Asamblea Legislativa concedió amnistía por todos los delitos políticos cometidos durante la guerra y entre las personas puestas en libertad se encontraban los oficiales de las Fuerzas Armadas de El Salvador condenados por los asesinatos de los jesuitas en noviembre de 1989, y los ex combatientes del FMLN encarcelados por el asesinato de dos militares estadounidenses en 1991. Los acuerdos de paz también crearon una Comisión especial para evaluar los antecedentes de los oficiales de las Fuerzas Armadas de El Salvador en materia de derechos humanos.

Con los acuerdos de paz, se enmendó la Constitución para prohibir que los militares tuvieran un papel en la seguridad interna de la nación, excepto en circunstancias extraordinarias. La desmovilización de las fuerzas militares tuvo lugar, en general, siguiendo el calendario establecido durante todo el proceso. La Policía de Hacienda, la Guardia Nacional y la Policía Nacional fueron disueltas y las funciones de inteligencia militar se transfirieron al control civil. Para 1993 (9 meses antes de lo previsto) el estamento militar había reducido su personal, de 63.000 efectivos, el número más alto que se registró durante la guerra, a 32.000, la cantidad exigida por los acuerdos de paz; y para 1999 las Fuerzas Armadas de El Salvador tenían menos de 15.000 efectivos, y dicho número incluía el personal uniformado y no uniformado, así como el ejército, la marina y la fuerza aérea. Siguiendo las recomendaciones de la Comisión Especial se hizo una purga de los oficiales militares acusados de abusos de derechos humanos y corrupción, tarea que se completó en 1993. Las fuerzas militares salvadoreñas de hoy en día son una de las instituciones más respetadas de El Salvador, gracias a su nueva doctrina militar, su profesionalismo y su abstención de los asuntos políticos y económicos del país.

Más de 35.000 personas, que eran ex-guerrilleros y soldados que habían luchado en la guerra, recibieron tierras bajo el programa de transferencia convenido en los acuerdos de paz, que concluyó en enero de 1997. La mayoría también recibió créditos agrícolas, y la comunidad internacional, el gobierno salvadoreño, los insurgentes y las diferentes instituciones financieras que participaron en el proceso continúan colaborando estrechamente para hacer frente a las cuestiones que surgieron tras la aplicación de este programa.

Policía Nacional Civil (PNC)
La nueva policía civil, que se creó para reemplazar a las desacreditadas fuerzas de seguridad, desplegó a sus primeros oficiales en marzo de 1993; y para 1994 contaba con una presencia en todo el país. En 2002 la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador tenía alrededor de 16.500 oficiales. Desde 1992 los Estados Unidos vienen proporcionando apoyo tanto a la PNC como a la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP), a través de su programa de asistencia para la capacitación internacional en materia de investigación penal (International Criminal Investigative Training Assistance Program, o ICITAP), con una contribución de alrededor de US$32 millones en equipo no mortífero y capacitación, y planea gastar $1 millón en el programa de ayuda a la PNC en 2002. ICITAP tiene como misión ayudar a la PNC y la ANSP a adquirir más experiencia en técnicas y procedimientos policiales, y contribuir al desarrollo de la eficiente operación y administración de ambas entidades.

El Poder Judicial
La Comisión de la Verdad y el Grupo Conjunto identificaron las deficiencias en el sistema judicial y recomendaron soluciones, la más dramática de las cuales fue el reemplazo de todos los ministros de la Corte Suprema. Esta recomendación se puso en práctica en 1994, al elegir a una Corte Suprema totalmente nueva, pero todavía quedan algunas deficiencias en el sistema. El proceso de reemplazar a los jueces incompetentes en los tribunales menores y fortalecer la Procuraduría General y la Defensoría Pública avanza a paso más lento. El gobierno continúa esforzándose en todas estas áreas con la ayuda de donantes internacionales, incluidos los Estados Unidos. Las reformas constitucionales basadas en los acuerdos de paz y dirigidas a mejorar la impartición de la justicia se completaron en su mayor parte en 1996, con la aprobación legislativa de varias enmiendas constitucionales y modificaciones al Código Procesal Penal, que contaron con un amplio consenso político.

Altos cargos públicos
(en agosto de 2004)
Presidente --Elías Antonio "Tony" Saca
Vicepresidente --Carlos Quintanilla Schmidt
Ministro de Relaciones Exteriores --Francisco Lainez
Embajador ante los Estados Unidos --René Antonio Rodríguez León
Representante ante la OEA --Margarita Escobar López
Representante ante las Naciones Unidas --Víctor Manuel Lagos Pizzati

El Salvador tiene una embajada en los Estados Unidos, situada en 2308 California Street NW, Washington, DC, 20008 (tel: 202-265-9671); los consulados se encuentran en Chicago, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco.

ECONOMÍA
La economía salvadoreña continúa beneficiándose de su compromiso con el libre mercado y la cuidadosa gestión fiscal. La guerra civil tuvo un efecto devastador en la economía del país. Entre 1979 y 1990 las pérdidas en daños a la infraestructura y los medios de producción por sabotajes de las guerrillas, así como la reducción en el ingreso por exportación ascendieron a alrededor de US$2.200 millones, pero una vez que cesaron los ataques a los medios de producción en 1992, mejoró la confianza de los inversionistas y se elevó la inversión privada.

La mayor ventaja económica de El Salvador es su clima moderado y el espíritu emprendedor y trabajador de su pueblo. Muchas de las mejoras en la economía provienen de las iniciativas de políticas de libre mercado adoptadas por los gobiernos de ARENA, incluida la privatización del sistema bancario, las telecomunicaciones, el sistema de pensiones públicas y la distribución (y cierta generación) de la energía eléctrica, así como la reducción en los aranceles de importación, la eliminación de los controles de precios, y la mejora del clima de inversión gracias a algunas medidas como una defensa más estricta de los derechos de la propiedad intelectual.

Una de las mayores dificultades del país ha sido la de enfrentar la contracción del sector cafetero, que tradicionalmente era el eje de la economía, y desarrollar nuevos sectores de crecimiento económico para diversificar el ingreso. El colapso de los precios del café en todo el mundo ha llevado a una menor producción, con la consiguiente reducción en el empleo rural. En un pasado reciente (1988), las exportaciones cafeteras representaban más de la mitad del ingreso por exportación, pero en 2002 ascendieron a tan sólo 3,5%. El Salvador se ha esforzado por crear nuevas industrias de exportación mediante incentivos fiscales en zonas francas, y en la actualidad existen 15 zonas francas en el país. La industria maquiladora, que contribuye con 90.000 puestos de trabajo, ha sido la más beneficiada, y consiste principalmente en fábricas de corte y ensamblaje de prendas de vestir para la exportación a los Estados Unidos. La industria del vestido se ha beneficiado tremendamente de la Ley de Asociación Comercial de la Cuenca del Caribe, que permite que estos productos entren en los Estados Unidos sin pago de arancel bajo ciertas condiciones.

La política fiscal ha sido el mayor reto al que se ha enfrentado el gobierno salvadoreño, que en los acuerdos de paz de 1992 se comprometió a hacer grandes desembolsos para costear programas de transición y servicios sociales. Si bien la ayuda internacional ha sido generosa, el gobierno se ha concentrado en mejorar la recaudación tributaria actual. El impuesto de 10% al valor añadido (IVA), establecido en septiembre de 1992, se elevó a 13% en julio de 1995. El IVA es la mayor fuente de ingreso gubernamental y representó alrededor del 58% del total de la recaudación fiscal en 2002.

Las remesas familiares de los salvadoreños que trabajan en los Estados Unidos son la mayor fuente de ingreso externo y sirven para contrarrestar el considerable déficit comercial del país. Las remesas que se canalizan por el sistema bancario, y por lo tanto son contadas por el Banco Central, han aumentado paulatinamente en la última década hasta llegar a $1.930 millones en 2002 (13,6% del PIB). Para febrero de 2003 las reservas internacionales netas ascendían a $1.600 millones. El 1 de enero del 2001 el gobierno aprobó la ley de Integración Monetaria que hizo que el dólar estadounidense se convirtiera en una moneda legal del país, junto con el colón, y los dólares han ido reemplazando poco a poco a los colones, que ya no se emiten. La economía se ha dolarizado en la práctica y el colón sólo se usa en áreas rurales aisladas.

El Salvador obtiene préstamos en condiciones favorables del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, y el Banco Centroamericano de Integración Económica, y otras instituciones internacionales, para la realización de proyectos de desarrollo. A partir de agosto de 1999, El Salvador también ha vendido bonos en los mercados financieros internacionales privados, que han sido utilizados para financiar la actividad gubernamental. Para febrero de 2003 el gobierno salvadoreño había vendido $2.150 millones de bonos. La deuda externa del país a principios del año 2003 ascendía a alrededor de $5.070 millones de dólares.

Desastres naturales
El Salvador sufrió dos terremotos a comienzos de 2001, y a finales de octubre de 1998 también fue azotado por el huracán Mitch con lluvias extremadamente copiosas que resultaron en numerosas inundaciones y desprendimientos de tierra. Alrededor de 65.200 hectáreas fueron inundadas y 374 personas murieron o desaparecieron. Las zonas bajas costeras fueron las más afectadas, especialmente la llanura aluvial de los ríos Lempa y San Miguel Grande.

Todavía no había terminado la reconstrucción tras el huracán Mitch, cuando el país sufrió los dos devastadores terremotos, en enero y febrero de 2001, que ocasionaron la muerte o desaparición de casi 2.000 personas y dejaron 8.000 heridos, además de causar graves trastornos en todos los sectores de la sociedad salvadoreña. Casi el 25% de todas las viviendas privadas fueron destruidas, o acusaron graves daños, y 1,5 millones de personas se quedaron sin hogar. Centenares de edificios públicos fueron dañados o destruidos, los sistemas de agua y saneamiento dejaron de funcionar en muchas comunidades, y se calcula que el costo total del daño se situó entre $1.500 y $2.000 millones de dólares.

Respuesta
El desastre del huracán Mitch suscitó una gran respuesta de los gobiernos de la comunidad internacional, las organizaciones no gubernamentales y la gente. El gobierno de los Estados Unidos proporcionó $37,7 millones en ayuda a través de USAID y de los Departamentos de Agricultura y Defensa.

Tras los terremotos de 2001, el gobierno de los EE.UU. respondió de forma inmediata a la emergencia con helicópteros militares que realizaron operaciones iniciales de rescate, y contribuyeron suministros de emergencia, personal de rescate y equipos de evaluación de daños a las comunidades afectadas en todo el país. La oficina de USAID de ayuda a desastres en el exterior (Office of Foreign Disaster Assistance) asignó un equipo de expertos para que trabajaran inmediatamente con las autoridades salvadoreñas de auxilio después de ambos terremotos, y proporcionó más de $14 millones de ayuda. El Departamento de Defensa de los EE.UU. también proporcionó una respuesta inicial valorada en más de $11 millones. La comunidad internacional ofreció un paquete de ayuda de $1.300 millones, más de $168 de los cuales provinieron de los Estados Unidos.

Manufactura
Históricamente, El Salvador ha sido la nación más industrializada de América Central, pero una década de guerra disminuyó esa posición dominante. El sector industrial registró un cambio desde 1993; en vez de producir predominantemente para el mercado interno, existe ahora una zona franca de fabricación para la exportación. Las exportaciones de las maquiladoras son las de mayor crecimiento en el sector de exportación y han contribuido de manera importante a la economía del país.

Comercio
Las exportaciones en 2002 crecieron en 4,5% y las importaciones en 3,3%. Al igual que en años anteriores, el gran déficit comercial fue contrarrestado con las remesas de dinero procedentes de familiares en el extranjero, y también, aunque en mucho menor grado, gracias a la ayuda externa. El Salvador está adoptando un dinámico plan para elevar las exportaciones, especialmente de productos manufacturados y no tradicionales, y para atraer la inversión externa. Las negociaciones de acuerdos comerciales para reducir las barreras al comercio y la inversión son parte esencial de ese esfuerzo. Las principales negociaciones a este respecto son las que están teniendo lugar en el seno del Acuerdo de Libre Comercio entre los Estados Unidos y Centro América, y se espera que concluyan para diciembre de 2003. El Salvador ya ha firmado acuerdos de libre comercio con México, Chile, la República Dominicana y Panamá, y elevado sus exportaciones a dichos países. El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua también están negociando un acuerdo de libre comercio con Canadá. Los cinco países centroamericanos contemplan la posibilidad de establecer una Unidad Aduanera, y ya han armonizado sus aranceles y numerosos productos.

El apoyo de los EE.UU. a la privatización de los mercados de telecomunicaciones y energía eléctrica de El Salvador amplió considerablemente las oportunidades de inversión estadounidense en el país. Más de 300 empresas de los EE.UU., o bien tienen ya una presencia comercial permanente en El Salvador, o funcionan a través de oficinas de representación en el país. El Departamento de Comercio de los EE.UU. tiene una Guía comercial del País (Country Commercial Guide) para las empresas estadounidenses que deseen obtener información detallada sobre las oportunidades comerciales en El Salvador.

RELACIONES EXTERIORES
El Salvador es miembro de las Naciones Unidas y de varios de sus organismos especializados, así como de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el Mercado Común Centroamericano, el Parlamento Centroamericano y el Sistema de Integración Centroamericano, además de participar activamente en la Comisión de Seguridad de Centroamérica, que promueve el control de armamentos regional. Durante 2002-03 El Salvador ocupa la presidencia del Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE), que es parte de la OEA. También es miembro de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y está considerando acuerdos regionales de libre comercio. Es un participante activo en el proceso de la Cumbre de las Américas, y encabeza un grupo de trabajo sobre el acceso al mercado, en el seno de la iniciativa del Área de Libre Comercio de las Américas. El Salvador ha firmado con sus seis países centroamericanos vecinos la Alianza para Desarrollo Sostenible, conocida por el nombre de la Declaración Conjunta Centroamérica-EE.UU., o CONCAUSA, que tiene como fin promover el desarrollo económico sostenible en la región.

RELACIONES ENTRE LOS EE.UU. Y EL SALVADOR
Las relaciones entre los Estados Unidos y El Salvador siguen siendo estrechas y sólidas. La política estadounidense hacia El Salvador busca promover el fortalecimiento de las instituciones democráticas, el estado de derecho, la reforma judicial, la policía civil y la reconciliación nacional, junto con la reconstrucción del país, las oportunidades económicas y el crecimiento.
Los lazos entre los Estados Unidos y El Salvador son dinámicos y cada vez mayores. Más de 12.000 ciudadanos estadounidenses viven y trabajan tiempo completo en El Salvador; en su mayoría son empresarios privados y sus familias, pero también existe un pequeño número de jubilados atraídos por la menor carga fiscal que tienen en dicho país. La sección consular de la embajada ofrece toda una gama de servicios: visas, pasaportes, prestaciones federales, voto a distancia, y otros servicios afines a los ciudadanos estadounidenses en El Salvador. La Cámara Americana de Comercio en El Salvador está situada en 87 Avenida Norte No. 720, Apto. A, Col. Escalón, San Salvador, El Salvador (tel: 011-503-223-3292; fax: 011-503-224-6856).

Altos cargos de la Embajada de los Estados Unidos
(en agosto de 2004)
Embajador --H. Douglas Barclay
Jefe Adjunto de Misión --Philip French
Jefe de la Misión de USAID --Mark Silverman
Consejera para Asuntos Políticos --Annie Pforzheimer
Consejera para Asuntos Económicos --Jessica Webster
Funcionaria para Asuntos Públicos --Donna Roginski

La Embajada de los EE.UU. en El Salvador se encuentra situada en Final Blvd. Santa Elena, Antiguo Cuscatlán, La Libertad (tel: 011-503-278-4444; fax: 011-503-278-6011).

Otros contactos
U.S. Department of Commerce
International Trade Administration
Office of Latin America and the Caribbean
14th and Constitution Avenue, NW
Washington, DC 20230
Tel: 202-482-1658; 1-(800) USA-TRADE
Fax: 202-482-0464
Caribbean/Latin American Action
1818 N Street, NW, Suite 310
Washington, DC 20036
Tel: 202-466-7464
Fax: 202-822-0075

INFORMACIÓN SOBRE VIAJES Y NEGOCIOS
El Programa de Información Consular del Departamento de Estado de los Estados Unidos distribuye Hojas de Información Consular, Advertencias de Viaje, y Avisos Públicos. Hay Hojas de Información Consular para todos los países que contienen información sobre requisitos de entrada, reglamentos monetarios, condiciones sanitarias, zonas de inestabilidad, delincuencia y seguridad, disturbios políticos, y las direcciones de las misiones diplomáticas de los EE.UU. en cada país. Las Advertencias de Viaje se publican cuando el Departamento de Estado recomienda que los estadounidenses no viajen a cierto país. Los Avisos Públicos son una forma de divulgar rápidamente la información sobre amenazas terroristas y otras condiciones temporales en el extranjero que representan un riesgo importante para la seguridad de los viajeros estadounidenses.

Se pueden obtener ejemplares gratuitos de estas informaciones a través de la Oficina de Asuntos Consulares, teléfono 202-647-5225 o del sistema "fax a la orden", 202-647-3000. Las Hojas de Información consular y las Advertencias de Viaje también se encuentran en la página de Internet de la Oficina de Asuntos Consulares: http://travel.state.gov.
La serie de publicaciones Tips for Travelers, de la misma oficina, con información sobre cómo tramitar un pasaporte y cómo programar un viaje seguro al exterior están en Internet. Los ejemplares impresos están a la venta en la oficina del Superintendent of Documents, U.S. Government Printing Office, teléfono: 202-512-1800; fax 202-512-2250.
La información de emergencia para los estadounidenses que están de viaje en el extranjero está disponible en la Office of Overseas Citizens Services (Oficina de Servicios para Estadounidenses en el Extranjero), teléfono (202) 647-5225. En casos de emergencias fuera de los horarios normales de trabajo o los domingos o días feriados, llamar al 202-647-4000.

El Centro Nacional de Información sobre Pasaportes (NPIC por sus siglas en inglés) es el único punto centralizado del Departamento de Estado para información sobre pasaportes estadounidenses. El teléfono en EE.UU. es 1-877-4USA-PPT (1-877-487-2778). De lunes a viernes, entre las 8 de la mañana y las 8 de la noche, hora del Este, excepto los feriados nacionales, hay representantes del servicio al cliente y operadores de telecomunicación para sordos (TDD/TTY).

Los viajeros pueden consultar las últimas informaciones sanitarias en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU., en Atlanta, Georgia. La línea de teléfono directa, 877-FYI-TRIP (877-394-8747) y la página web http://www.cdc.gov/travel/index.htm dan las advertencias más recientes sobre salud, recomendaciones o requisitos de vacunas y consejos sobre la inocuidad de los alimentos y del agua potable en las regiones y los países. Un folletín titulado Información Sanitaria para Viajes al Exterior (Health Information for International Travel), publicación HHS número CDC-95-8280) está disponible en la Oficina de Publicaciones de los EE.UU., (U.S. Government Printing Office), Washington, DC 20402, EE.UU., tel. (202) 512-1800.

La información sobre condiciones de viaje, requisitos de visa, reglamentos monetarios y de aduanas, días feriados nacionales, y otros temas de interés para los viajeros también están disponibles, antes de viajar, en las embajadas y los consulados que los distintos países tienen en los EE.UU. (para este país específico, vea la lista de "Altos cargos públicos" en esta publicación).

Se insta a los ciudadanos de los EE.UU. que se encuentran de visita a largo plazo o que viajan en zonas peligrosas que se registren en la sección consular de la Embajada de los EE.UU. al entrar al país extranjero. Para esto hay que llenar un formulario corto y enviar una copia del pasaporte. Esta información puede ser útil a los familiares que desean ponerse en contacto con usted en caso de emergencia.

Información electrónica adicional
Sitio del Departamento de Estado en la Web. Está disponible en Internet en http://state.gov/ y brinda acceso oportuno y universal a información oficial sobre la política exterior de los EE.UU., que incluye Background Notes (información general sobre los países); daily press briefings (informes diarios a la prensa); Country Commercial Guides (guías comerciales por país); directorios de los funcionarios principales de las misiones de los Estados Unidos en el exterior y otro tipo de información.

Banco Nacional de Datos Comerciales (National Trade Data Bank, NTDB). Administrado por el Departamento de Comercio de los EE.UU., el NTDB contiene abundante y valiosa información sobre comercio. Se encuentra disponible por Internet (www.stat-usa.gov) y en CD-ROM. Para mayor información sírvase llamar al NTDB al teléfono (202) 482-1986.

Este sitio lo administra la Dirección de Asuntos Públicos, del Departamento de Estado. La conexión con otros sitios en Internet a través de vínculos externos no significa que se respaldan las opiniones expresadas en los mismos.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia