Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Darfur


Secretary Colin L. Powell
Artículo de opinión
The Wall Street Journal
5 de agosto de 2004

Continúan la violencia y las atrocidades en gran escala contra la población civil de Darfur, una extensa región en la zona occidental de Sudán. Decenas de miles de hombres, mujeres y niños han muerto, y cientos de miles más se encuentran necesitados y en peligro.

Mucho antes de que la crisis humanitaria saliera en primera plana, los Estados Unidos habían comenzado a movilizar a la comunidad mundial para hacer frente a la catástrofe que surgía en Darfur, al tiempo que tratábamos de promover el proceso de paz norte-sur y poner fin a la prolongada guerra civil entre el gobierno de Sudán y el Movimiento de Liberación Popular de Sudán. El Presidente Bush fue el primer dirigente mundial que exhortó al Gobierno de Sudán a poner fin a la violencia. Luego ayudamos a negociar un acuerdo de cese al fuego entre el gobierno y los grupos armados de la oposición en Darfur y, a instancias nuestras, la Unión Africana asumió la tarea de vigilar el cese al fuego.

Cuando yo visité Sudán a finales de junio llevé un mensaje claro del Presidente Bush al Presidente Bashir, que Sudán tenía que tomar medidas tajantes para resolver la crisis en Darfur. En concreto, el gobierno sudanés tenía que poner paro a la violencia de las milicias árabes del Janjaweed, facilitar el acceso sin restricción con fines humanitarios al personal de auxilio internacional, cooperar en las observaciones realizadas por la Unión Africana e iniciar un debate político con los grupos rebeldes de Darfur.

En total, el gobierno sudanés recibió una lista de 14 acciones específicas que tenía que tomar para resolver la crisis. Por otra parte resaltamos que los grupos rebeldes también debían respetar el cese al fuego y participar en las negociaciones. El Secretario General de las Naciones Unidas Kofi Annan hizo llegar personalmente un mensaje similar e igual de claro.

Hasta la fecha, el gobierno de Sudán ha eliminado muchos de los obstáculos al acceso humanitario, ha cooperado con los observadores del cese al fuego de la Unión Africana y ha acordado participar en conversaciones políticas. Pero no ha tomado medidas decisivas para poner fin a la violencia.

Por ello, la semana pasada los Estados Unidos y seis copatrocinadores introdujeron una resolución ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que recibió un apoyo abrumador. Tanto nosotros, como las Naciones Unidas, los europeos, la Unión Africana, Egipto, la Liga Árabe y otros muchos estamos actuando en estrecha coordinación para lograr que el gobierno de Sudán proceda como es debido. La Resolución 1556 de las Naciones Unidas estipula la toma de medidas en contra de Sudán, incluidas posibles sanciones, para finales de agosto si Jartúm no ha tomado las acciones necesarias respecto a Darfur.

Todos esperamos que el gobierno sudanés utilice el tiempo que le da la Resolución para poner bajo control a las milicias de los Janjaweed. Mientras tanto la Unión Africana, con millones de dólares de apoyo de los Estados Unidos, el Reino Unido, los Países Bajos y la Unión Europea, ha enviado a Darfur más de 100 observadores internacionales del cese al fuego, y en los próximos días desplegará a 300 efectivos militares para protegerlos. La comunidad internacional aplaude la propuesta del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana, de que el Presidente de la comisión de la Unión Africana presente un plan sobre como mejorar la misión de observación de cese al fuego por dicha organización, para quizás transformarla en una misión de mantenimiento de la paz para proteger a la población civil.

La seguridad es crucial. La falta de seguridad es el mayor obstáculo para entregar ayuda esencial a quienes permanecen en sus aldeas en Darfur y a los que se encuentran en campamentos para los desplazados dentro del país. Si no están seguros de que no corren peligro las personas desplazadas no volverán a sus hogares y probablemente veamos aumentar el número de muertos en los campamentos por causa de enfermedades, a pesar de la valiente labor humanitaria de la comunidad internacional.

También son esenciales los recursos. Los Estados Unidos ya ha contribuido $144,2 millones de dólares para la ayuda a Darfur, y también ha habido otros donantes generosos, pero las necesidades son grandes y hará falta mucho más.

Seguirá incrementando la presión internacional hasta que Jartúm tome medidas decisivas contra los Janjaweed. Si bien ni nosotros ni la comunidad internacional no descartamos ninguna opción, sólo el gobierno de Sudán puede acabar con la violencia a corto plazo. El gobierno de Sudán es quien tiene la responsabilidad de enfrentar la crisis, poner fin a los abusos de derechos humanos y salvar las vidas de sus propios ciudadanos.

Hay un equipo de los Estados Unidos en Chad entrevistando a los refugiados sudaneses de Darfur, para obtener información que ayude a nuestro gobierno a decidir si la violencia y las atrocidades que están sucediendo en Darfur constituyen genocidio según la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio. Esto es importante, pero sean cuales sean las palabras que se usen para describir la situación en Darfur, estamos actuando con la mayor urgencia.

Queremos ver un Sudán unido, próspero y democrático, y estamos dispuestos a trabajar con el gobierno. Esperamos que se llegue a un acuerdo integral de paz entre el norte y el sur, que se resuelva la crisis de Darfur y que se normalicen nuestras relaciones. La única opción es la paz en todos los frentes. Ya se perdieron demasiadas vidas inocentes.

[Fin]

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia