Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Palabras de apertura del Secretario de Estado Adjunto William J. Burns

Buenos días. Tanto para mis colegas como para mí es un placer estar en Oslo en representación de los Estados Unidos en un momento de renovadas oportunidades para la paz. Permítame reiterar, Sr. Ministro, nuestro agradecimiento por las excelentes muestras de liderazgo y hospitalidad de que ha hecho gala el Gobierno de Noruega.

En los últimos tres años, el Comité de Enlace Ad Hoc se ha reunido con regularidad, a menudo en tiempos difíciles. Los temas de nuestras deliberaciones se han vuelto desalentadoramente conocidos. Todos hemos sido testigos del costo para ambas partes en términos de vidas segadas y familias destrozadas. También, todos hemos visto algo menos tangible, pero no por ello menos inquietante: la pérdida de esperanzas, la erosión del sueño de paz y reconciliación, el colapso de la fe en un futuro mejor, un futuro en el que dos estados, Israel y Palestina, convivirían, uno junto al otro, en un ambiente de paz, seguridad y dignidad.

Nos reunimos hoy en circunstancias mucho más prometedoras. Los palestinos son merecedores de reconocimiento por el manejo cuidadoso de una transición difícil en su cúpula dirigente y su compromiso con el proceso electoral. Israel ha manifestado claramente su compromiso de facilitar las elecciones, y por ello debe felicitársele. La iniciativa de Israel de retirar los asentamientos y las instalaciones militares de Gaza y partes del norte de la Cisjordania brinda la oportunidad sin precedentes de reavivar el progreso hacia una solución de dos estados y reanudar el movimiento siguiendo la hoja de ruta.

Dudo que haya alguien en torno a esta mesa que pueda haber subestimado las dificultades que nos esperan. El Banco Mundial, de manera admirable y clara, nos ha puesto ante los ojos las difíciles posibilidades que habrá que abordar para promover la recuperación económica en Gaza y la Cisjordania. No hay atajos posibles en esta situación ni se pueden evadir las verdades descarnadas acerca de los problemas y sus soluciones. Ambas partes tienen obligaciones. En cuanto a los palestinos, su desempeño en materia de seguridad resulta absolutamente esencial, como también la reanudación del proceso de reformas democráticas, una enérgica campaña contra la corrupción y la continuación de un conjunto de reformas financieras que ya se vislumbran como ejemplares. Esos esfuerzos no son un favor a los donantes; representan metas que tocan en lo profundo los propios intereses de los palestinos al preparase a asumir la condición de Estado. Por parte de los israelíes, es de vital importancia la adopción de medidas más osadas que flexibilicen el movimiento de personas y bienes. Son asimismo necesarias otras medidas que despierten un sentimiento de esperanza económica y política en los palestinos.

Si tanto palestinos como israelíes abordan esos retos con un nuevo espíritu de determinación, encontrarán una comunidad de donantes igualmente dispuesta a hacer todo lo que esté a su alcance para ayudar. Todos debemos actuar con la plena conciencia de lo que está en juego en este momento tan prometedor como frágil, así como con un verdadero sentido de urgencia. Como aclaró el Presidente Bush, los Estados Unidos harán lo que les corresponde.  

  • En primer lugar, continuaremos proporcionando a los palestinos un importante conjunto de medidas generales de asistencia, cuyo monto en 2004 fue de unos US$200 millones.
  • En segundo lugar, prestamos asistencia técnica valorada en US$2,5 millones para las elecciones presidenciales palestinas y US$1 millón para financiar a los observadores internacionales que asistirán a dichas elecciones.
  • Tercero, hoy anunciaremos apoyo presupuestario directo a la Autoridad Palestina, ascendiente a US$20 millones, lo que refleja nuestra confianza en la dirección del programa de reformas por parte de la AP, su cumplimiento de los parámetros de gestión financiera estipulados por el Fondo Fiduciario para la Reforma creado por el Banco Mundial, establecidos para mediados de 2004, y nuestras expectativas de que las reformas continúen ejecutándose con vigor.
  • Cuarto, exhortamos a la comunidad de donantes en su sentido más amplio, sobre todo a los que se comprometieron con la Autoridad Palestina a hacer contribuciones, pero que aún no las han hecho, a que eleven al máximo dichos aportes en las semanas y los meses venideros, a medida que la AP vaya realizando reformas enérgicas. El Fondo Fiduciario para la Reforma creado por el Banco Mundial es un excelente vehículo para esa asistencia.
  • Quinto, apoyamos la convocatoria de una reunión cuidadosamente preparada del Grupo Consultivo y de una sesión oficial de promesas de contribuciones lo antes posible en 2005, aprovechando el impulso positivo generado por este Comité de Enlace Ad Hoc y las medidas de seguimiento de las propias partes.
  • Por último, trabajaremos activamente para alentar la coordinación directa entre Israel y la Autoridad Palestina con el fin de que se realice la separación en Gaza. Esa coordinación es esencial y puede contribuir a reestablecer el hábito de sostener diálogos directos, tan indispensables para futuras negociaciones.
Señor Ministro, señoras y señores, estamos en un momento de oportunidades poco comunes. Todos sabemos lo efímero que puede ser, sobre todo en esta situación tan compleja pero tan profundamente importante. Aprovechemos todos este momento al máximo. No perdamos esta oportunidad. Actuemos todos con urgencia, decisión y generosidad para que esta frágil oportunidad de hoy se convierta en el futuro luminoso que israelíes y palestinos tienen tan bien merecido y que tanto beneficia a nuestro interés común.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia