Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Declaraciones del Presidente sobre la Guerra Contra el Terrorismo


Presidente George W. Bush
United States Naval Academy
Annapolis, Maryland
30 de noviembre de 2005

9:45 A.M. EST

EL PRESIDENTE: Gracias. Gracias, Sírvanse tomar asiento. Sírvanse tomar asiento. Gracias por la cálida bienvenida. Es un gusto regresar a la Academia Naval. Estoy encantado de darles una excusa idónea para que no vayan a clase. (Aplausos.)

 Este es el primer año en el que todas las clases de cadetes de esta Academia llegaron después de los ataques del 11 de septiembre de 2001. Cada uno de ustedes se ha presentado voluntariamente para llevar el uniforme de nuestra nación en tiempo de guerra. conociendo todos los riesgos y peligros que acompañan al servicio militar. Nuestros ciudadanos están agradecidos por su devoción al deber. y Estados Unidos se enorgullece de los hombres y mujeres de la Academia Naval de Estados Unidos. (Aplausos.)

Agradezco al almirante Rempt su invitación a venir y dar este discurso. Agradezco al almirante Mike Mullen. Hoy estoy viajando con un hombre que ha hecho un buen trabajo como secretario de Defensa. el secretario de Defensa Donald Rumsfeld. (Aplausos.) Aviador de la marina, Don Rumsfeld. (Aplausos.) Estoy orgulloso de que el Gobernador del gran estado de Maryland, Bob Ehrlich, y su esposa, Kendel, estén con nosotros. Gracias por estar aquí, Gobernador.

El Presidente Bush saluda a miembros de la Academia Naval de los Estados Unidos despues de sus declaraciones sobre la guerra contra el terrorismoTambién agradezco que miembros del Congreso de Estados Unidos se hayan unido a nosotros, empezando por el presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado, el senador John Warner del estado de Virginia. (Aplausos.) Ex secretario de la Marina de Estados Unidos, debo añadir. (Aplausos.) Presidente de la Comisión Electo Permanente de Inteligencia de la Casa de Representantes, el congresista Pete Hoekstra. (Aplausos.) Del estado de Arizona, el congresista John Shadegg. (Aplausos.) Y del estado de Indiana, el congresista Mike Pence. (Aplausos.) Es un honor para mí que todos hayan venido, gracias por estar aquí.

Agradezco que la alcaldesa de la ciudad de Anápolis, alcaldesa Ellen Moyer, se haya unido a nosotros. Quiero agradecer a los funcionarios locales y estatales. Quiero agradecer a los miembros de la academia que están aquí. Gracias a todos por dejarme pasar por aquí. (Aplausos.)

Hace seis meses vine aquí para dirigirme a los graduandos de la clase del 2005. Les hablé de la importancia de su servicio en la primera guerra del siglo XXI. la guerra mundial contra el terrorismo. Le dije a la clase del 2005 que cuatro años en esta Academia los había preparado moral, mental y físicamente para los desafíos que se avecinaban. Y ahora están encontrándose con esos retos como oficiales en la Marina de Estados Unidos y en la Infantería de Marina.

 Algunos de sus antiguos compañeros de clase se están entrenando con equipos de Navy SEAL que asaltarán las casas que salvaguardan a los terroristas en incursiones a velocidad de la luz. Otros se están preparando para liderar la sección de fusileros de la Infantería que darán caza al enemigo en las montañas de Afganistán y en las calles de las ciudades iraquíes. Otros están entrenando como aviadores navales que volarán en misiones de combate aéreo sobre los cielos de Afganistán e Iraq y otros lugares. Otros más están entrenando como marinos y submarinos que lanzarán la fuerza de combate de los Estados Unidos en las regiones más apartadas del mundo. Y harán entrega de asistencia humanitaria a aquéllos que sufren debido a desastres naturales. Cualquiera que sea la misión elegida, cada graduado de esta clase de 2005 está haciéndole honor al uniforme. y ayudándonos a alcanzar la victoria en la guerra contra el terrorismo. (Aplausos.)

En los próximos años, ustedes se unirán a ellos en la lucha. Se necesita su servicio porque nuestra nación está dedicada a una guerra que se combate en muchos frentes, desde las calles de nuestras ciudades occidentales a las montañas de Afganistán, las islas del sudeste de Asia y el Cuerno de África. Esta guerra está dando muchos giros y el enemigo debe ser derrotado en cada campo de batalla. Aun así los terroristas han dejado claro que Iraq es el frente central de su guerra contra la humanidad. Y, entonces, debemos reconocer que Iraq es el frente central de la guerra contra el terrorismo.

El Presidente Bush hablando acerca de la guerra contra el terrorismoMientras combatimos al enemigo en Iraq, muchos hombres y mujeres que se presentaron voluntariamente para defender nuestra nación merecen un inquebrantable compromiso hacia la misión. y una estrategia clara para la victoria. Una estrategia clara empieza con un claro entendimiento del enemigo al que nos enfrentamos. El enemigo en Iraq es una combinación de opositores, partidarios de Sadam y terroristas. Las personas que rechazan el cambio son el grupo más grande con mucho. Éstos son iraquíes comunes y corrientes, en su mayoría árabes suníes, que perdieron el estatus privilegiado que tenían bajo el régimen de Sadam Husein y que rechazan un Iraq en el que ya no son el grupo dominante.

No todos los suníes caen en el rechazo. De aquellos que sí, la mayoría no están luchando contra nosotros de forma activa. pero algunos dan ayuda y comodidades al enemigo. Muchos suníes boicotearon las elecciones de enero. pero a medida que la democracia se asienta en Iraq, están reconociendo que la opción de quedarse fuera del proceso democrático está perjudicando sus intereses. Y hoy, cada vez más, aquéllos que promueven una oposición violenta están siendo aislados por aquéllos que eligen participar pacíficamente en el proceso democrático. Los suníes votaron en gran número en el reciente referéndum constitucional y se han formado coaliciones suníes para competir en las elecciones del mes próximo. o las elecciones de este mes. Creemos que, con el tiempo, la mayor parte de los que opositores serán persuadidos para que apoyen un Iraq democrático liderado por un gobierno federal que sea un gobierno suficientemente fuerte como para proteger los derechos de las minorías.

 El segundo grupo que constituye el enemigo en Iraq es menos numeroso, pero más resuelto. Contiene antiguos partidarios del régimen que tenían cargos poderosos bajo Sadam Husein. personas que aún aspiran a volver al poder. Estos partidarios acérrimos de Sadam están tratando de fomentar una opinión contraria a la democracia entre la comunidad suní más numerosa. Pero carecen de respaldo popular y por lo tanto no pueden detener el avance de la democracia. Y con el tiempo, serán marginados y vencidos por el pueblo de Iraq y las fuerzas de seguridad de un Iraq libre.

El tercer grupo es el menos numeroso pero más letal: los terroristas afiliados a al Qaida o inspirados por él. Muchos son extranjeros que vienen a luchar contra el avance de la libertad en Iraq. Este grupo incluye a terroristas de Arabia Saudita y Siria e Irán y Egipto y Sudán y Yemen y Libia y otros países. Nuestros comandantes creen que ellos son responsables por la mayoría de los atentados suicidas, decapitaciones y otras atrocidades que vemos por televisión.

Están dirigidos por un terrorista brutal llamado Zarqawi. el encargado de operaciones de al Qaida en Iraq. quien ha prometido fidelidad a Osama bin Laden. Su objetivo es echar a las fuerzas de Estados Unidos y la coalición, y usar el vacío que se crearía por una retirada estadounidense para lograr el control del país. Usarían a Iraq como base para iniciar ataques contra Estados Unidos y derrocar a los gobiernos moderados en el Oriente Medio, y tratar de establecer un imperio islámico totalitario que se extienda desde Indonesia hasta España. Ese es su objetivo declarado. Eso es lo que su líder ha dicho.

El Presidente Bush saludando a las multitudes despues de sus declaraciones acerca de la guerra contra el terrorismoEstos terroristas no tienen nada que ofrecerle al pueblo de Iraq. Todo lo que tienen es la capacidad y la voluntad de matar a inocentes y crear caos frente a las cámaras. Están tratando de hacer que nuestra voluntad flaquee para lograr sus objetivos declarados. Fracasarán. La voluntad de los Estados Unidos es fuerte. Y fracasarán porque el deseo del poder es inferior al deseo universal de vivir libremente. (Aplausos.)

Los terroristas en Iraq comparten la misma ideología que los terroristas que atacaron a Estados Unidos el 11 de septiembre. Estos terroristas tienen la misma ideología que aquéllos que atentaron con bombas contra los viajeros suburbanos en Londres y Madrid, asesinaron a turistas en Bali, trabajadores en Riyadh e invitados a una boda en Amán, Jordania. Apenas la semana pasada masacraron a niños iraquíes y sus padres en un evento para regalar juguetes en el exterior de un hospital iraquí.

Este es un enemigo sin consciencia. y no pueden ser apaciguados. Si no estuviésemos luchando y destruyendo a este enemigo en Iraq, no estarían inactivos. Estarían conspirando y matando a estadounidenses en todo el mundo y dentro de nuestras propias fronteras. Al luchar contra estos terroristas en Iraq, los estadounidenses en uniforme vencen una amenaza directa para el pueblo estadounidense. Contra este adversario, sólo hay una respuesta eficaz: Nunca daremos marcha atrás. Nunca capitularemos. Y nunca aceptaremos nada menos que la victoria absoluta. (Aplausos.)

Para lograr la victoria sobre tales enemigos, seguimos una estrategia integral en Iraq. Los estadounidenses deben tener un entendimiento claro de esta estrategia.cómo vemos la guerra, cómo vemos al enemigo, cómo definimos la victoria y lo que estamos haciendo para lograrla. Por lo tanto, hoy estamos publicando un documento titulado "Estrategia Nacional para la Victoria en Iraq" ("National For Victory in Iraq"). Esta es una versión no clasificada de la estrategia que hemos estado siguiendo y está publicada en el sitio de Internet de la Casa Blanca: whitehouse.gov. Insto a todos los estadounidenses a que la lean.

Nuestra estrategia en Iraq tiene tres elementos. En el aspecto político, sabemos que las sociedades libres son sociedades pacíficas, por lo que estamos ayudando a los iraquíes a forjar una sociedad libre con instituciones democráticas que incluyan a todos los iraquíes y protejan sus intereses. Trabajamos con los iraquíes para ayudarlos a involucrar a aquéllos a quienes se pueda convencer que se hagan parte del nuevo Iraq. y marginar a aquéllos que nunca lo harán. En el aspecto de la seguridad, las fuerzas de la coalición y seguridad de Iraq están a la ofensiva contra el enemigo, despejando las zonas controladas por los terroristas y partidarios de Sadam, dejando que las fuerzas iraquíes se aferren al territorio tomado del enemigo y haciendo seguimiento con la reconstrucción de elementos específicos para ayudar a los iraquíes a rehacer sus vidas.

Al combatir a los terroristas, nos dedicamos a desarrollar fuerzas de seguridad iraquíes capaces y eficaces, para que puedan tomar la delantera en la lucha. y a fin de cuentas asumir la responsabilidad por la seguridad de sus ciudadanos sin mucha asistencia del exterior.

Y en cuanto al aspecto económico, estamos ayudando a los iraquíes a reconstruir su infraestructura, reformar la economía y generar la prosperidad que dará a todos los iraquíes la oportunidad de tener una participación en un Iraq libre y pacífico. Al hacer todo esto, hemos involucrado a las Naciones Unidas, otros organismos internacionales, nuestros aliados en la coalición y países en la región de su lado para que ayuden a los iraquíes a forjar su futuro.

En los próximos días, hablaré sobre los diferentes pilares de nuestra estrategia en Iraq. Hoy, deseo hablar a fondo sobre un aspecto de esta estrategia que será crítico para la victoria en Iraq. y ese es la capacitación de las fuerzas de seguridad de Iraq. Para vencer a los terroristas y marginar a los partidarios de Sadam y opositores, los iraquíes necesitan fuerzas militares y policiales fuertes. Los soldados de Iraq aportan conocimientos y destrezas que los elementos de la coalición no pueden aportar.

Los iraquíes conocen a su gente, conocen su idioma y conocen su cultura. y saben quiénes son los terroristas. Las fuerzas iraquíes se están ganando la confianza de sus compatriotas. que están dispuestos a ayudarlos a luchar contra el enemigo. Al aumentar las filas de las fuerzas de Iraq, ayudan a retener mejor control de las ciudades que han arrebatado del enemigo. Y a medida que las fuerzas iraquíes se capacitan más, toman la delantera cada vez más en la lucha contra los terroristas. Nuestro objetivo es capacitar a suficientes elementos iraquíes para que puedan encargarse de la lucha. y esto tomará tiempo y paciencia. Y vale la pena tomarse el tiempo y vale la pena el esfuerzo. porque los iraquíes y estadounidenses comparten un enemigo común, y cuando ese enemigo sea vencido en Iraq, los estadounidenses estarán más seguros aquí en el país. (Aplausos.)

La capacitación de las fuerzas de seguridad de Iraq es una tarea enorme, y no siempre se ha sido fácil. Todos recordamos los reportajes de algunos de los miembros de las fuerzas de seguridad de Iraq que huían de la lucha hace más de un año. Sin embargo, en el año pasado, las fuerzas iraquíes han alcanzado verdaderos logros. Hace exactamente un año, sólo había un puñado de batallones listos para el combate. Ahora, hay más de 120 batallones de combate del Ejército y la Policía de Iraq que luchan contra los terroristas. típicamente compuestos por 350 a 800 elementos iraquíes. De estos, unos 80 batallones iraquíes luchan de lado de las fuerzas de la coalición, y aproximadamente 40 otros toman la delantera en la lucha. La mayoría de estos 40 batallones están controlando su propio terreno de batalla y realizando sus propias operaciones contra los the terroristas con el respaldo de la coalición. y están ayudando a cambiar la situación a favor de la libertad favor. Estados Unidos y nuestros soldados se sienten orgullosos de estar de lado de los valientes combatientes iraquíes. (Aplausos.)

El progreso de las fuerzas iraquíes es especialmente claro cuando se comparan las recientes operaciones antiterroristas en Tal Afar con el asalto del año pasado en Faluya. En Faluya, el asalto fue dirigido por nueve batallones de la coalición constituidos principalmente por la Infantería de Marina y el Ejército de los Estados Unidos. con el respaldo de seis batallones iraquíes. Los iraquíes lucharon y sufrieron bajas. Pero en la mayoría de las situaciones la función de los iraquíes se limitó a guardar el flanco de las fuerzas de la coalición y proteger los territorios que ya habían sido despejados por nuestras tropas. Este año en Tal Afar, la situación fue muy distinta.

El asalto fue dirigido principalmente por las fuerzas de seguridad de Iraq. 11 batallones iraquíes, respaldados por cinco batallones de la coalición que brindaron apoyo. Muchas unidades iraquíes realizaron sus propias operaciones contra los terroristas y controlaron su propio territorio de batalla. buscando a los combatientes enemigos y protegiendo los vecindarios cuadra por cuadra. Para consolidar su éxito militar, las unidades iraquíes se quedaron para ayudar a aplicar la ley y mantener el orden. y se han iniciado proyectos de reconstrucción para mejorar la infraestructura y generar puestos de trabajo y dar esperanza.

Uno de los soldados de Iraq que lucharon en Tal Afar era un soldado raso llamado Tarek Hazem. Este valiente combatiente iraquí dice, "No tenemos miedo. Estamos aquí para proteger nuestro país. Todos nos sentimos motivados a matar a los terroristas". Las fuerzas iraquíes no solo despejaron la ciudad, sino que se aferraron a ella. Y debido a la destreza y valentía de las fuerzas de Iraq, los ciudadanos of Tal Afar pudieron votar en el referendo sobre la constitución en octubre.

A medida que las fuerzas de Iraq toman la delantera cada vez más en la lucha contra los terroristas, también están tomando control de más y más territorio iraquí. En este momento, más de 30 batallones del Ejército de Iraq han tomado control dominante de las zonas bajo su responsabilidad. En Bagdad, los batallones iraquíes han tomado control de sectores importantes de la capital. entre ellos algunos de los vecindarios más difíciles. El año pasado, la zona alrededor de la calle Haifa de Bagdad estaba tan llena de terroristas que se hizo merecedora del sobrenombre "Bulevar de Corazones Púrpura". Luego las fuerzas iraquíes asumieron responsabilidad por este peligroso vecindario. y ahora los ataques han disminuido.

Nuestra coalición ha entregado unas 90 millas cuadradas de la provincia de Bagdad a las fuerzas de seguridad de Iraq. Los batallones iraquíes han asumido responsabilidad por zonas del centro sur de Iraq, sectores del sudeste de Iraq, sectores del oeste de Iraq y sectores de Iraq norcentral. A medida que las fuerzas iraquíes asumen la responsabilidad por más de su propio territorio, las fuerzas de la coalición pueden concentrarse en entrenar a iraquíes y perseguir objetivos importantes, como el terrorista Zarqawi y sus asociados.

También estamos transfiriendo las bases en operación para que sean controladas por los iraquíes. Más de una docena de bases en Iraq han sido entregadas al gobierno de Iraq. entre ellas, el antiguo palacio de Sadam Husein en Tikrit, que fue la sede de la coalición en una de las regiones más peligrosas de Iraq. Desde muchas de estas bases, las fuerzas de seguridad de Iraq planean y ejecutan operaciones contra los terroristas. y proporcionan seguridad y orgullo al pueblo de Iraq.

El progreso por las fuerzas de seguridad de Iraq se debe, en parte, a que aprendimos de nuestras experiencias pasadas e hicimos cambios a la manera en que entrenamos a las tropas de Iraq. Cuando nuestra coalición llegó inicialmente, comenzamos el proceso de crear un Ejército de Iraq para defender al país de las amenazas externas y un Cuerpo de Defensa de Iraq para proporcionar seguridad dentro de las fronteras de Iraq. Las fuerzas de defensa civil no tienen suficiente potencia de fuego ni capacitación. resultaron ser inferiores a un enemigo armado con metralletas, granadas lanzadas por cohetes y mortero. Por lo que la estrategia fue modificada. Trabajando con los líderes de Iraq, hemos trasladado las fuerzas de defensa civil al Ejército de Iraq, cambiamos la manera en que son entrenadas y equipadas y concentramos la misión del Ejército en vencer a aquéllos que luchan contra un Iraq libre, sean internos o externos.

Ahora, todos los reclutas del Ejército de Iraq reciben entrenamiento básico durante aproximadamente el mismo tiempo que los reclutas del Ejército de los Estados Unidos. un curso central básico de cinco semanas, seguido por tres a siete semanas adicionales de entrenamiento especializado. Con la ayuda de la coalición, los iraquíes han fundado escuelas para los servicios militares de Iraq, una academia militar de Iraq, una academia para oficiales no comisionados, una escuela para la policía militar, una escuela de eliminación de bombas. y la OTAN ha creado una Institución del Comando Conjunto de Iraq. También se presta más atención a la capacitación de los líderes, con cursos de desarrollo profesional para los líderes de escuadrones, sargentos de pelotones, oficiales asimilados y sargentos de brigada. Una nueva generación de oficiales iraquíes está siendo capacitada para dirigir a sus fuerzas hábilmente. para que puedan vencer a los terroristas y proteger su libertad.

Cambios similares han acontecido al entrenar a la policía iraquí. Cuando recién llegó nuestra coalición, los reclutas de la policía iraquí dedicaban demasiado tiempo de su entrenamiento en clases. y recibían entrenamiento limitado en el uso de armas cortas. Esto no los preparaba suficientemente para el combate que enfrentarían. Y, entonces, cambiamos la manera en que se entrena a la policía iraquí. Ahora, los reclutas de la policía dedican más de su tiempo fuera de la clase con entrenamiento práctico en operaciones contra el terrorismo y habilidades de supervivencia en el mundo real.

Ahora Iraq tiene seis academias de policía básicas, y una en Jordania, las cuales juntas producen más de 3,500 nuevos oficiales de policía cada diez semanas. La academia de policía de Bagdad tiene modelos de simulación donde los iraquíes se entrenan para contener los ataques de aparatos explosivos improvisados y operar barricadas en las calles. Y puesto que la policía iraquí no está enfrentando solamente delincuentes comunes, reciben entrenamiento de tiro de combate con las AK-47s.

A medida que más y más fuerzas de seguridad de Iraq especializadas se involucran, ha habido otro cambio importante en la manera en que se entrenan a los nuevos reclutas iraquíes. Cuando comenzó el programa de entrenamiento, casi todos los instructores provenían de los países de la coalición. Ahora, a la abrumadora mayoría de los reclutas de la policía y el Ejército de Iraq les enseñan instructores iraquíes. Al entrenar a los entrenadores, estamos ayudando a los iraquíes a establecer una capacidad institucional que l permitirá que las fuerzas iraquíes continúen desarrollándose y creciendo mucho después de que las fuerzas de la coalición se hayan marchado de Iraq.

A medida que el entrenamiento ha mejorado, también lo ha hecho la calidad de los reclutas que se están entrenando. Aunque los terroristas eligen como blanco a los reclutas de la policía y el Ejército de Iraq, no existe escasez de iraquíes que estén dispuestos a arriesgar sus vidas para asegurar el futuro de un Iraq libre.

Los esfuerzos para incluir a más sunitas en el futuro de Iraq recibieron un impulso significativo anteriormente este año. Más de 60 influyentes clérigos sunitas emitieron un decreto instando a los jóvenes sunitas a que se unan a las fuerzas de seguridad de Iraq, "por el bien de preservar las almas, la propiedad y el honor" del pueblo iraquí. Estos líderes religiosos están ayudando a hacer de las fuerzas de seguridad iraquí una institución nacional verdadera. una que puede servir, proteger y defender a todo el pueblo iraquí.

Algunos críticos rechazan este progreso y señalan el hecho que sólo un batallón iraquí ha logrado independencia total de la coalición. Para lograr una independencia total, un batallón iraquí debe hacer más que sólo luchar contra el enemigo por sí solo. debe también tener la capacidad de proporcionar sus propios elementos de apoyo, incluida la logística, transporte aéreo, inteligencia, y dirección y control mediante sus ministerios. No todas las unidades iraquíes tienen que satisfacer este nivel de capacidad para que las fuerzas de seguridad de Iraq tomen el liderato en la lucha contra el enemigo. Es más, existen algunos batallones de los militares de la OTAN que no podrían satisfacer este requisito. El hecho es que las unidades iraquíes están volviéndose más independientes y más capaces; están defendiendo su nueva democracia con valentía y determinación. Están en la lucha hoy y estarán en la lucha por la libertad mañana. (Aplausos.)

También estamos ayudando a los iraquíes a establecer las instituciones que necesitan para apoyar a sus propias fuerzas. Por ejemplo, se ha establecido un depósito nacional al norte de Bagdad que es responsable de facilitar las necesidades logísticas de las diez divisiones del Ejército de Iraq. Se han establecido unidades de apoyo regional y unidades de apoyo de base en todo el país con la misión de aprovisionar a sus propios soldados de guerra. Los iraquíes ahora tienen una pequeña fuerza aérea que recientemente dirigió sus primeras operaciones de puente aéreo de combate. llevando a tropas iraquíes al frente en Tal Afar. La nueva marina de guerra de Iraq ahora ayuda a proteger los puertos esenciales de Basora y Umm Qasr. Se estableció una escuela de inteligencia militar iraquí para producir iraquíes especialistas en el análisis y la recopilación de datos de inteligencia. Al tomar todas estas medidas, estamos ayudando a las fuerzas de seguridad de Iraq a que sean autosuficientes para que puedan llevar la lucha al enemigo, y, entonces, se puedan apoyar en ellos mismos en la lucha.

Durante los últimos dos años y medio, hemos sufrido algunos contratiempos en el establecimiento de una fuerza de seguridad de Iraq capaz. y su desempeño es todavía desigual en algunas áreas. Sin embargo muchas de esas fuerzas han logrado avances reales durante el pasado año. y los soldados iraquíes se enorgullecen de su progreso. Un teniente primero iraquí llamado Shoqutt describe la transformación de su unidad de esta manera: "Verdaderamente creo que hemos doblado la esquina aquí. Al principio, el país entero no nos tomaba en serio. Ahora las cosas son diferentes. Nuestros muchachos están hambrientos por demostrar sus capacidades y demostrarle al mundo".

Nuestras tropas en Iraq ven los avances que los iraquíes están haciendo. El teniente coronel Todd Wood de Richmond Hill, Georgia, está entrenando fuerzas iraquíes en Tikrit, el pueblo de Sadam Hussein. Dice lo siguiente acera de las unidades iraquíes con las que está trabajando: "Ya están listos para independizarse.Lo que están haciendo ahora hubiera sido imposible el año pasado.Estos muchachos son patriotas, dispuestos a salir conscientes que lo que más quisieran los insurgentes es matarlos a ellos y a sus familias.Están mejorando, y continuarán mejorando".

Nuestros comandantes en el terreno ven los avances que los iraquíes están haciendo. El general Marty Dempsey es el comandante del Comando de Transición de Seguridad Multinacional. Esto es lo que dice acerca de la transformación de las fuerzas de seguridad de Iraq: "Van más allá de la descripción. Están mucho mejor equipados, mucho mejor entrenados" de lo que estaban alguna vez. Los iraquíes, dijo el general Dempsey, están "cada vez más en control de su futuro y de su propia seguridad. las fuerzas de seguridad de Iraq están recobrando el control sobre el país".

A medida que las fuerzas de seguridad de Iraq surgen, su confianza aumenta y toman misiones más duras y más importantes por ellos mismos. A medida que las fuerzas de seguridad de Iraq se levantan, la confianza del pueblo iraquí crece. y los iraquíes están proporcionando los datos de inteligencia esencial que se necesita para rastrear a los terroristas. A medida que las fuerzas de seguridad de Iraq surjan, las fuerzas de la coalición se podrán retirar. y cuando nuestra misión de derrotar a los terroristas en Iraq est completa, nuestras tropas regresarán a casa a una nación orgullosa. (Aplausos.)

Este es un objetivo que nuestros aliados iraquíes comparten. Un sargento del ejército de Iraq llamado Abas Abdul Jabar lo dice de esta forma: "Tenemos que ayudar todo lo que podamos a las fuerzas de la coalición para darles la oportunidad de que se vayan a casa. Ellos nos han estado ayudando. (Ahora) nosotros tenemos que proteger a nuestras propias familias". Estados Unidos ayudará a los iraquíes para que puedan proteger a sus familias y asegurar su nación libre. Estaremos todo el tiempo que sea necesario para terminar la misión. Si nuestros líderes militares me dicen que necesitamos más tropas, las enviaré.

Por ejemplo, hemos aumentado nuestro nivel de tropas en Iraq de 137,000 a 160,000 en preparación para las elecciones de diciembre. Mis comandantes me dicen que a medida que las fuerzas iraquíes se hacen más competentes, la misión de nuestras fuerzas en Iraq continuará cambiando. Seguiremos pasando de proveer seguridad y realizar operaciones contra el enemigo en todo el país, a llevar a cabo operaciones más especializadas dirigidas a los terroristas más peligrosos. Cada vez más saldremos de las ciudades iraquíes, reduciremos el número de bases desde las que operamos y realizaremos menos rondas y convoyes.

A medida que las fuerzas iraquíes ganan experiencia y avanza el proceso político, podremos reducir los niveles de tropas en Iraq sin perder nuestra capacidad de derrotar a los terroristas. Estas decisiones sobre los niveles de tropas serán tomadas según las condiciones sobre el terreno en Iraq y el buen juicio de nuestros comandantes. no por cronogramas artificiales establecidos por los políticos de Washington. (Aplausos.)

Algunos están pidiendo una fecha límite de retirada. Muchos de los que promueven un cronograma para retirar nuestras tropas son sinceros. pero considero que están sinceramente equivocados. Sacar a nuestras tropas antes de que hayan logrado su propósito no es un plan para la victoria. Como el senador demócrata Joe Liberman dijo recientemente, establecer una fecha artificial de retirada "desanimaría a nuestras tropas porque parecería que nos estamos acercando a la puerta. Alentaría a los terroristas, confundiría al pueblo iraquí."

El senador Liberman está en lo cierto. Establecer una fecha límite artificial de retirada enviaría el mensaje alrededor del mundo que Estados Unidos es un aliado débil y poco fiable. Establecer una fecha límite artificial de retirada enviaría una señal a nuestros enemigos. que si esperan lo suficiente, Estados Unidos se detendrá, correrá y abandonará a sus amigos. Y establecer una fecha límite artificial de retirada haría valer las tácticas terroristas de decapitación y ataques suicidas y asesinatos masivos. e invitaría a realizar nuevos ataques contra Estados Unidos. A todos aquellos que llevan uniforme, les hago esta promesa: mientras yo sea su Comandante en Jefe, Estados Unidos no correrá ante coches bombas y asesinos.

Y al mismo tiempo que entrenamos a los iraquíes para que tomen más responsabilidad en la batalla contra los terroristas, también los estamos ayudando a forjar una democracia que hace que todo su sacrificio valga la pena. Y en poco más de dos años y medio, el pueblo iraquí ha alcanzado logros considerables en el camino hacia una libertad duradera. Los iraquíes han pasado de vivir bajo la bota de un tirano brutal, a la liberación, a elecciones libres y a una constitución democrática. y en 15 días irán a las urnas a elegir un gobierno plenamente constitucional que les liderará durante los próximos cuatro años.

Con cada voto emitido, el pueblo iraquí habrá enviado un mensaje claro a los terroristas: los iraquíes no serán amedrentados. El pueblo iraqu determinará el destino de su país. El futuro de Iraq pertenece a la libertad. A pesar de los costos, el dolor y el peligro, los iraquíes están mostrando valentía y están avanzando en la construcción de una sociedad libre y de una democracia duradera en el centro de Oriente Medio. y Estados Unidos de Norteamérica los ayudarán a tener éxito. (Aplausos.)

Algunos críticos continúan afirmando que no tenemos un plan para Iraq excepto "mantener el rumbo". Si por "mantener el rumbo" quieren decir que no permitiremos que los terroristas quiebren nuestra determinación, están en lo cierto. Si por "mantener el rumbo" quieren decir que no permitiremos que al Qaida convierta a Iraq en lo que Afganistán fue bajo el Talibán -un paraíso para el terrorismo y una lanzadera de ataques contra Estados Unidos- , también están en lo cierto. Si por "mantener el rumbo" quieren decir que no estamos aprendiendo de nuestras experiencias o no estamos ajustando nuestras tácticas para acometer los desafíos sobre el terreno, están rotundamente equivocados. Como nuestro alto mando en Iraq, el General Casey, ha dicho, "nuestros comandantes sobre el terreno se adaptan y ajustan continuamente, no sólo a lo que hace el enemigo, sino que también tratan de anticipar las ideas del enemigo y tratan de adelantarse a él". Nuestra estrategia en Iraq es clara, nuestras tácticas son flexibles y están trayéndonos la victoria contra un enemigo brutal. (Aplausos.)

La victoria en Iraq requerirá una determinación y resolución continuas por parte del pueblo estadounidense. Requerirá también de la fortaleza y valentía personal de los hombres y mujeres que llevan uniforme de nuestra nación. Y como futuros oficiales de la Marina de Estados Unidos y la Infantería de Marina, ustedes se están preparando para unirse a la lucha. Lo van a hacer en un momento en el que hay un vigoroso debate sobre la guerra en Iraq. Yo sé que para nuestros hombres y mujeres en uniforme este debate puede resultar inquietante. cuando están arriesgando sus vidas para cumplir una misión, lo último que quieren oír es que esta misión está siendo cuestionada en la capital de nuestra nación. Deseo que sepan que aunque pueda haber mucha retórica acalorada en Washington, D. C., una cosa no está en discusión: el pueblo estadounidense los está apoyando.

Y no debemos temer el debate en Washington. Es una de las grandes fuerzas de nuestra democracia que podemos hablar de nuestras diferencias de manera abierta y franca. aun en tiempos de guerra. El servicio que prestan ustedes hace posible esa libertad. Y hoy, gracias a los hombres y mujeres de nuestro servicio militar, las personas también están expresando sus opiniones libremente en las calles de Bagdad.

La mayoría de los estadounidenses quieren dos cosas en Iraq: desean ver ganar a nuestras tropas y desean que nuestras tropas vuelvan a casa lo antes posible. Y esos son mis objetivos también. No me conformaré con nada menos que una victoria completa. En la Segunda Guerra Mundial, la victoria se logró cuando el Imperio del Japón se rindió en la cubierta del USS Missouri. En Iraq, no se celebrará una ceremonia de rendimiento en la cubierta de un acorazado. La victoria llegará cuando los terroristas y partidarios de Sadam ya no logren amenazar más la democracia de Iraq, cuando las fuerzas de seguridad iraquíes puedan resguardar la seguridad de sus propios ciudadanos, y cuando Iraq ya no sea un refugio seguro para que los terroristas planeen nuevos ataques contra nuestra nación.

A la medida que progresamos hacia la victoria, los iraquíes tomarán más responsabilidad por su propia seguridad y necesitarán menos fuerzas estadounidenses para completar la misión. Estados Unidos no abandonará a Iraq. No les vamos a entregar ese país a los terroristas y poner en peligro al pueblo estadounidense. Iraq será un país libre y un fuerte aliado en el Oriente Medio. y esto contribuirá a la seguridad del pueblo estadounidense.

A corto plazo, vamos a traer la justicia a nuestros enemigos. A largo plazo, la mejor manera de proteger la seguridad de nuestros propios ciudadanos es extender la esperanza de la libertad por toda la amplitud del Oriente Medio. Hemos visto antes a la libertad conquistar la maldad y asegurar la paz. En la Segunda Guerra Mundial, las naciones libres se juntaron para luchar contra la ideología del fascismo y la libertad prevaleció. y hoy por hoy Alemania y Japón son democracias y son aliados en asegurar la paz. En la Guerra Fría, la libertad derrotó a la ideología del comunismo y condujo a un movimiento democrático que liberó a las naciones de Europa oriental y central del dominio soviético. y hoy por hoy estos países son aliados en la guerra contra el terrorismo.

Actualmente en el Oriente Medio la libertad se encuentra una vez más enfrentándose contra una ideología que busca sembrar la ira y el odio y la desesperación. Y como el fascismo y el comunismo anteriormente, las odiosas ideologías que utilizan el terrorismo serán derrotadas por el incontenible poder de la libertad y a la medida que la democracia se propague en el Oriente Medio, esos países se convertirán en aliados en la causa de la paz. (Aplausos.)

El promover la causa de la libertad y la democracia en el Oriente Medio comienza por asegurar el éxito de un Iraq libre. La victoria de la libertad en ese país inspirará a reformadores democráticos desde Damasco a Teherán, difundirá la esperanza a lo largo de una región atribulada y eliminará una terrible amenaza de las vidas de nuestros ciudadanos. Al fortalecer la democracia iraquí, ganaremos un compañero en la causa de la paz y la moderación en el mundo musulmán y un aliado en la lucha mundial en contra de. en contra de los terroristas. El promover el ideal de la democracia y la autonomía fue la misión que creó a nuestra nación. y ahora es la vocación de una nueva generación de estadounidenses. Nos enfrentaremos con el desafío de nuestros tiempos. Responderemos al llamado de la historia con confianza. porque sabemos que la libertad es el destino de cada hombre, mujer y niño en este mundo. (Aplausos.)

Habrá días difíciles antes de que nuestra misión en Iraq se cumpla. Un tiempo de guerra es un tiempo de sacrificio, y hemos perdido magníficos hombres y mujeres en esta guerra contra el terrorismo. Muchos de ustedes conocen a amigos y compañeros de estudios que partieron de nuestras costas para defender la libertad y no sobrevivieron para emprender el viaje de retorno. Oramos por las familias militares que lloran la pérdida de sus seres queridos. Los mantenemos en nuestros corazones. y honramos la memoria de cada soldado, marinero, aviador, guardacostas e infante de marina caído.

Uno de esos héroes caídos es un cabo en la Infantería de Marina llamado Jeff Starr, que murió luchando contra los terroristas en Ramadi este año. Después de su muerte, se encontró una carta en su computadora portátil. He aquí lo que escribió. Dijo, "si están leyendo esto, es que he muerto en Iraq. No me pesa haber ido. Todos nos morimos, pero pocos tenemos la oportunidad de hacerlo por algo tan importante como la libertad. Parecerá confuso el motivo por estar en Iraq, pero no lo es para mí. Estoy aquí ayudando a este pueblo, para que puedan vivir de la forma en que vivimos nosotros. Para que no se tengan que afligir a causa de tiranos o dictadores despiadados. Otros murieron por mi libertad, ahora ésta este es mi legado".

Hay solamente una manera de honrar el sacrificio del cabo Starr y sus compañeros caídos. y es asumir su responsabilidad, seguir su lucha y completar su misión. (Aplausos.)

Les llevaremos la lucha a los terroristas. Ayudaremos al pueblo iraquí a poner los cimientos de una democracia sólido que se pueda gobernar, sostener y defender por si misma. Y al sentar las bases de la libertad en Iraq, sentaremos las bases de la paz para las generaciones venideras.

Ustedes son los que ayudarán a lograr todo esto. Nuestra libertad y nuestra forma de vida están en sus manos. y están en las mejores manos posibles. Deseo darles las gracias por su servicio en la causa de la libertad. Deseo darles las gracias por llevar el uniforme. Que Dios nos bendiga a todos y que Dios continúe bendiciendo a los Estados Unidos de Norteamérica. (Aplausos.)

END 10:28 A.M. EST

[Fin]


Dado a conocer el 30 de noviembre de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia