Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Declaraciones del Presidente sobre la Seguridad Fronteriza y Reformas de Inmigración


Presidente George W. Bush
Davis-Monthan Air Force Base
Tucson, Arizona
28 de noviembre de 2005

2:40 P.M. MST

EL PRESIDENTE: Gracias a todos. Sírvanse tomar asiento. Gracias por la cálida bienvenida. Es un gran placer regresar a Arizona, y es maravilloso estar aquí en Tucson. La última vez que estuve aquí creo que probablemente había un diferencial de temperatura de 50 grados. (Risas.) Es un honor estar aquí con los hombres y mujeres de Davis-Monthan Air Force Base, (aplausos), como también, estar aquí con los hombres y mujeres de la Agencia de Aduanas y Protección de la Frontera, y también la Agencia de Inmigración y de Control de Aduanas. (Aplausos.)

El Presidente Bush saluda a miembros que trabajan para asegurar la fronteraProteger nuestra frontera es esencial para proteger el territorio nacional. Y quiero darles las gracias a todos aquéllos que están trabajando las 24 horas del día para defender nuestra frontera, para aplicar nuestras leyes y para sustentar los valores de Estados Unidos de Norteamérica. Estados Unidos está agradecido con aquéllos que están en el frente haciendo que se respete la frontera. (Aplausos.)

Le agradezco al gobernador por acompañarnos hoy. Gobernador, gracias por estar aquí. Es un honor para mí que esté aquí. Le agradezco al senador John McCain por acompañarnos hoy. Senador. (Aplausos.) También el senador Jon Kyl. (Aplausos.) Les doy las gracias a los tres miembros de la delegación de Arizona al Congreso, los congresistas Shadegg, Flake y Franks, por estar también con nosotros. (Aplausos.) Dos miembros de mi gabinete están aqu con nosotros, el fiscal general de los Estados Unidos, Al Gonzáles. (aplausos). y el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Mike Chertoff. (Aplausos.)

Quiero darle las gracias al fiscal federal de los Estados Unidos del distrito de Arizona, Paul Charlton, por acompañarnos hoy. Le agradezco a David Aguilar, que es el jefe de la Patrulla Fronteriza, Aduanas y Protección de la Frontera de los Estados Unidos en el Departamento de Seguridad Nacional; Mike Nicely, que es el agente de patrulla en jefe del sector de Tucson; Ron Colburn, agente de patrulla en jefe del sector de Yuma; Martin Vaughan, director de operaciones aéreas. Pero más que nada, quiero darles las gracias a las personas en uniforme por realizar una labor tan buena. Gracias a todos. (Aplausos.) Finalmente, deseo darle las gracias al general Schmidt por darme la bienvenida hoy. Es el comandante de la 12th Air Force, U.S. Southern Command, ubicada aquí mismo en esta base. (Aplausos.)

Tengo un deber solemne, como también lo tienen los miembros del Congreso de Estados Unidos, de proteger a nuestra nación, nuestra Constitución y nuestras leyes. Nuestros oficiales de seguridad fronteriza e inmigración se dedican a esas mismas misiones todos los días.

Estados Unidos siempre ha sido una nación compasiva que valora a los recién venidos y se enorgullece de nuestro patrimonio inmigrante; sin embargo, también somos una nación fundamentada en el imperio de la ley, y aquéllos que ingresan al país ilegalmente violan la ley. El pueblo estadounidense no debería tener que escoger entre una sociedad acogedora y una sociedad legal. Podemos tener ambas a la vez. Y para cumplir con la promesa de Estados Unidos, aplicaremos las leyes de nuestro país. (Aplausos.)

El Presidente Bush da declaraciones acreca de la seguridad fronteriza e inmigracionComo antiguo gobernador, sé que aplicar la ley y hacer respetar la frontera es particularmente importante para las comunidades a lo largo de la frontera. La Inmigración ilegal ejerce presión en nuestras escuelas y hospitales. lo comprendo. Comprendo que ejerce demasiada presión sobre los recursos necesarios para los servicios de aplicación de la ley y emergencia. Y los crueles luchadores de personas. contrabandistas de personas y pandillas que traen a inmigrantes ilegales a través de la frontera también traen la delincuencia a nuestros vecindarios y peligro a las carreteras. La inmigración ilegal es un desafío serio. Y nuestra responsabilidad está clara: Vamos a proteger la frontera. (Aplausos.)

Desde que asumí el mando hemos aumentado en 60 por ciento los fondos para la seguridad de la frontera. Nuestros agentes de la frontera han utilizado esos fondos para capturar y enviar a sus países a más de 4.5 millones de personas que ingresan al país ilegalmente, incluidos aproximadamente 350,000 con antecedentes penales. Nuestros agentes de Aduanas y Protección de la Frontera pueden estar orgullosos de la labor que están haciendo. Están tomando el control de esta frontera. Y tenemos más trabajo que hacer, y de eso deseo hablarles hoy. Vamos a aprovechar los logros que hemos alcanzado.

Tenemos una estrategia integral para reformar nuestro sistema de inmigración. Vamos a proteger la frontera al capturar a aquéllos que ingresen ilegalmente, y reforzar la frontera para evitar los cruces ilegales. Vamos a hacer más firme la aplicación de nuestras leyes de inmigración dentro de nuestro país. Y con el Congreso, vamos a crear un programa de trabajadores temporales, lo que disminuirá la presión en la frontera, sacará a los trabajadores de las sombras y rechazará la amnistía. (Aplausos.)

Nuestra estrategia para una reforma integral de la inmigración comienza con resguardar la frontera. Ahora, permítanme hablar acerca de un plan de tres partes. La primera parte del plan es mandar de regreso prontamente a cada persona que capturemos en la frontera ingresando ilegalmente, sin excepción alguna. Más de 85 por ciento de los inmigrantes ilegales que capturamos son de México, y la mayoría de ellos son escoltados de regreso a la frontera a más tardar en 24 horas.

Para evitar que vuelvan a tratar de cruzar, hemos iniciado un programa interesante, una estrategia innovadora llamada repatriación interior. Con este programa, muchos mexicanos capturados en la frontera ilegalmente son mandados por avión de vuelta a México y luego enviados por autobús a sus ciudades en el interior del país. Al mandar de regreso a casa lejos de la frontera a estos inmigrantes ilegales, dificultamos que traten de cruzar nuevamente. La repatriación interior está resultando ser muy prometedora para romper el ciclo de la inmigración ilegal.

En un programa piloto concentrado en el en el desierto de Arizona occidental, casi 35,000 inmigrantes ilegales fueron devueltos a México por medio de la repatriación interior. El año pasado solamente se detectó a aproximadamente 8 por ciento de ellos tratando de cruzar la frontera nuevamente, una tasa mucho más baja de la que encontramos entre los inmigrantes ilegales que son escoltados directamente a través de la frontera.

Vamos a ampliar la repatriación interior. Queremos dejar en claro que cuando las personas violen las leyes de inmigración, serán enviadas a casa y deberán permanecer en casa. (Aplausos.)

Enfrentamos un conjunto de desafíos con las personas no mexicanas que. que capturamos cruzando la frontera ilegalmente. Cuando los inmigrantes ilegales no mexicanos son capturados, inicialmente son detenidos. El problema es que nuestras instalaciones de detención no tienen suficientes camas. Y, entonces, aproximadamente cuatro de cada cinco inmigrantes ilegales no mexicanos que capturamos son puestos en libertad en la sociedad y citados a comparecer ante las cortes. Cuando llega la fecha, aproximadamente 75 por ciento de aquéllos liberados no se presentan en la corte. Como resultando, el año pasado, solamente 30,000 de los 160,000 no mexicanos capturados al otro lado de nuestra frontera del sudeste fueron enviados a casa.

Esta práctica de capturar y liberar ha sido la política del gobierno durante varias décadas. Es una política insensata y vamos a ponerle fin. (Aplausos.) Para dejar de capturar y liberar, necesitamos aumentar el cupo de nuestras instalaciones de detención. El mes pasado en la Casa Blanca promulgué una ley patrocinada por los miembros de la delegación de Arizona que aumentará el número de camas en nuestras instalaciones de detención. También estamos trabajando para procesar a los inmigrantes ilegales en el sistema más rápido, para que podamos mandarlos a casa más rápido y crear espacio para otros.

Una de las herramientas más eficaces que tenemos en este esfuerzo es un proceso llamado deportación expedita. Con la deportación expedita, los no mexicanos son detenidos y mandados a procedimientos simplificados. Nos permite deportarlos en un promedio de 32 días, casi tres veces más rápido de lo normal. En otras palabras, estamos reduciendo la burocracia. El año pasado utilizamos la deportación expedita para deportar a más de 20,000 no mexicanos capturados ingresando a este país ilegalmente entre Tucson y Laredo. Este programa es tan exitoso que el secretario lo ha ampliado a lo largo de la frontera. Esta es una idea simple. Dice, cuando un inmigrante ilegal sabe que será capturado y enviado a casa, es menos probable que venga al país. Ese es el mensaje que estamos tratando de enviar con la deportación expedita.

También estamos dando otros pasos que tienen sentido para acelerar el proceso de deportación. Estamos presionando a los gobiernos extranjeros para que acepten a sus ciudadanos de vuelta pronto. Estamos simplificando el papeleo y aumentando el número de vuelos que llevan a inmigrantes ilegales a casa. Recientemente sometimos a prueba la eficacia de esta medida con los inmigrantes ilegales brasileros capturados a lo largo del valle del Río Grande de la frontera de Texas. El programa se llamó Operation Texas Hold 'Em. (Risas.) Produjo resultados impresionantes. Gracias a nuestros actos, la inmigración ilegal de brasileros se redujo en 90 por ciento en el valle del Río Grande, y en 60. 50 por ciento a lo largo de toda la frontera.

Con estas medidas, estamos aplicando la justicia más eficazmente, y estamos pasando de la política de capturar y liberar a la política de capturar y devolver.

La segunda parte de nuestro plan es reforzar la frontera. reforzar la aplicación de la ley en la frontera es corregir las disposiciones débiles e innecesarias en nuestras leyes de inmigración. Conforme a las leyes actuales, se requiere que el gobierno federal libere a las personas capturadas cruzando nuestra frontera ilegalmente si sus países de origen no los aceptan en un periodo determinado de tiempo. La ley no funciona cuando se trata de velar porque se respete la frontera y debe ser cambiada. Aquéllos que nos vemos forzados a liberar han incluido asesinos, violadores, abusadores de niños y otros delincuentes violentos. Esto menoscaba nuestra seguridad en la frontera. Menoscaba la labor que estas buenas personas están haciendo. Y el Congreso de los Estados Unidos debe aprobar una ley para acabar con estas reglas insensatas. (Aplausos.)

Necesitamos abordar el ciclo de litigación interminable que congestiona nuestras cortes de inmigración y retrasa la justicia para los inmigrantes. Algunas cortes federales ahora están agobiadas con más de seis veces el número de apelaciones de inmigración de las que tenían apenas hace unos años. Un panel del noveno distrito de la Corte de Apelación en San Francisco declaró que los inmigrantes ilegales tienen el derecho a volver a entablar demandas en una corte de inmigración todas las veces que deseen. Esta decisión obviamente alentaría a los inmigrantes ilegales que han sido deportados a volver a entrar a escondidas al país y volver a argumentar sus casos. El Congreso debe poner fin a este ciclo de litigación innecesaria y producir las reformas requeridas para ayudarnos a proteger esta frontera. (Aplausos.)

El tercer aspecto de nuestro plan para reforzar la aplicación de la ley en la frontera es evitar que la gente cruce la frontera ilegalmente para comenzar. Y estamos aumentando el personal. Estamos aumentando la tecnología e infraestructura en toda esta frontera. Estamos integrando estos recursos en maneras que nunca antes lo hemos hecho.

Desde el 2001, hemos contratados a 1,900 agentes nuevos de la Patrulla Fronteriza. Acabo de promulgar una ley el mes pasado que nos permitirá añadir mil agentes adicionales de la Patrulla Fronteriza. Cuando completemos estas contrataciones, habremos aumentado las filas de la Patrulla Fronteriza en aproximadamente 3,000 agentes de 9,500 el año que asumí el cargo a 12,500 el próximo año. Éste es un aumento de más de 30 por ciento, y la mayoría de los agentes serán asignados aquí mismo al estado de Arizona. (Aplausos.)

Y para ayudar a los agentes, hemos desplegado tecnología. Oigan, la tecnología puede ayudar a un agente individual a tener más alcance y ser más eficaz. Cuando los agentes pueden aprovechar los equipos de vanguardia como los aviones teledirigidos de vigilancia, y las cámaras infrarrojas, pueden realizar una mejor labor a nuestro favor.

En Tucson, los agentes en el terreno están dirigiendo tecnología aérea no tripulada en el cielo, y están actuando rápidamente en las actividades ilegales de inmigración que vean desde los aviones teledirigidos. En los meses desde que se iniciaron estos vuelos no tripulados, los agentes han interceptado muchas drogas en la frontera que de otra manera. y personas. que de otra manera podrían haber logrado entrar.

La ley que promulgué el mes pasado asigna $139 millones para mejorar más la tecnología y usar una estrategia más unificada, sistemática en la aplicación de la ley en la frontera. Nuevamente, quiero darles las gracias a los miembros del Congreso. (Aplausos.)

En algunos lugares, la manera más eficaz de proteger la frontera es construir barreras físicas contra el ingreso. La ley que promulgué el mes pasado incluye $70 millones para instalar y mejorar la infraestructura de protección a lo largo de la frontera. En las zonas rurales, estamos financiando la construcción de nuevos caminos de patrullaje para dar a nuestros agentes más acceso a la frontera, y nuevas barreras contra vehículos para evitar que los inmigrantes ilegales conduzcan a través de la frontera.

En zonas urbanas, estamos alargando las cercas para eliminar el acceso a los corredores de contrabando humano. El secretario Chertoff recientemente utilizó el poder que le otorgó el Congreso para ordenar la conclusión de una barrera de 14 millas cerca de San Diego que había sido detenida debido a demandas. Al superar la litigación interminable para terminar este proyecto vital ayudamos a nuestros agentes de la frontera a realizar su labor y hacemos que las personas que viven cerca de la frontera estén más seguras.

Nuestras medidas para integrar el personal, la tecnología e infraestructura están obteniendo resultados. Y uno de los mejores ejemplos del éxito es el Arizona Border Control Initiative, que el gobierno inició en el 2004. En el primer año de este programa. ahora, escuchen esto, escuchen cuán arduamente está trabajando la gente aquí. los agentes en Arizona capturaron a casi 500,000 inmigrantes ilegales, un aumento de 42 por ciento en comparación con el año anterior. Hemos confiscado medio millón de libras de marihuana, encausado a más de 400 personas que se sospecha que realizaban contrabando humano e incautado más de $7 millones en efectivo. Hay buenas personas que trabajan arduamente aquí para cumplir con su labor, y lo agradezco muchísimo. (Aplausos.)

Al dedicarnos a proteger la frontera, la reforma integral de la inmigración también requiere que mejoremos la aplicación de nuestras leyes en el interior del país. Capturar y deportar a los inmigrantes ilegales a lo largo de la frontera es apenas un aspecto de la responsabilidad. Las leyes de inmigración de los Estados Unidos se aplican a lo largo de todo Estados Unidos, y velaremos por el cumplimiento de esas leyes en todo nuestro país. La aplicación mejor en el interior comienza con la aplicación mejor en los centros de trabajo. Las empresas estadounidenses tienen una obligación de acatar la ley, y nuestro gobierno tiene la responsabilidad de ayudarlas a hacerlo. (Aplausos.)

Aplicar nuestras leyes de inmigración en el interior del país requiere que se comprometan recursos sostenidamente. Desde que asumí el mando, hemos aumentado los fondos para la aplicación de las leyes de inmigración en 44 por ciento. Hemos aumentado el número de investigadores de inmigración y aduanas en 14 por ciento desde el 2001. Y aquellas buenas personas que también están trabajando arduamente. El año pasado, los. este año, los agentes federales concluyeron lo que denominaron Operation Rollback. Es el mayor caso de aplicación en un centro de trabajo de la historia de los Estados Unidos. Esta operación resultó en el arresto de cientos de inmigrantes ilegales, condenas penales contra una docena de empleadores y un pago que ascendía a muchos millones de dólares por parte de una de las mayores empresas de los Estados Unidos.

Nuestros capacitados oficiales de seguridad inmigratoria también están enfrentando a algunas de las personas más peligrosas de nuestra sociedad: contrabandistas, terroristas, miembros de pandillas y traficantes de seres humanos. En Arizona, hemos encausado a más de 2,300 contrabandistas que traían drogas, armas e inmigrantes ilegales a través de la frontera. Como parte de la Operation Community Shield, agentes federales han arrestado a casi 1,400 pandilleros que estaban aquí ilegalmente, incluidos cientos de miembros de violentas pandillas latinas como MS-13.

Desde que se creó el Departamento de Seguridad Nacional, los agentes han capturado a casi 27,000 inmigrantes ilegales fugitivos. Gracias a la determinación de nuestro personal, la sociedad está más segura. Pero tenemos más trabajo por hacer. La ley que promulgué el mes pasado aumentó en más del doble los recursos dedicados a la aplicación interior. Comprendemos que la seguridad fronteriza y la aplicación interior están entrelazadas. (Aplausos.) Aumentaré el número de agentes de la ley de inmigración e investigadores de delitos.

Estamos haciéndole frente también al problema del fraude con documentos. Cuando los trabajadores ilegales tratan de hacer pasar documentos falsificados sofisticados por documentos de empleo, incluso las empresas más minuciosas encuentran que es difícil determinar cuál es verdadero y cual es falso. Los dueños de negocios no deberían tener que actuar como detectives para verificar la situación legal de sus trabajadores. Por lo tanto, mi gobierno ha ampliado un programa llamado Basic Pilot. Este programa otorga a las empresas acceso a un sistema automatizado que investiga en los registros federales rápidamente la elegibilidad para el empleo de una persona recién contratada. Basic Pilot estaba disponible en sólo seis estados hace cinco años; ahora este programa está disponible en todo el país. Continuaremos trabajando para detener el fraude con documentos, para hacer que sea más fácil que las empresas de los Estados Unidos cumplan con nuestras leyes de inmigración. (Aplausos.)

Al aplicar nuestras leyes de inmigración, la reforma integral de la inmigración también requiere que mejoremos esas leyes al crear un nuevo programa de trabajadores temporales. Este programa crearía una manera legal de poner en contacto a trabajadores extranjeros dispuestos con empleadores estadounidenses dispuestos para llenar los empleos que los estadounidenses no quieran hacer. Los trabajadores podrían inscribirse para tener una situación legal por un periodo determinado de tiempo y luego se requeriría que regresasen a casa. Este programa atendería las necesidades de una economía en crecimiento y permitiría que los trabajadores honrados mantuviesen a sus familias y a la vez que respetasen las leyes.

Este plan también nos ayudaría a disminuir la presión en la frontera. Al crear una forma legal para que aquéllos que entren a los Estados Unidos se ganen el pan honradamente, reduciríamos el número de trabajadores que tratan de cruzar a escondidas la frontera. Esto liberaría a los oficiales de la ley para concentrarse en los criminales, narcotraficantes, terroristas y otros que desean perjudicarnos. Nuestro plan crearía una tarjeta de identidad no modificable para el trabajador temporal legal, que, por supuesto, mejoraría la aplicación en los centros de trabajo.

Oigan, existen muchas opiniones sobre esta propuesta. lo comprendo. Pero la gente en este debate debe reconocer que no podremos aplicar eficazmente nuestras leyes de inmigración hasta que creemos un programa de trabajadores temporales. El programa que propuse no crearía una ruta automática a la ciudadanía ni dispondría una amnistía. Me opongo a la amnistía. Recompensar a aquéllos que han violado las leyes alentaría a otros a violar las leyes y mantendría la presión en nuestra frontera. (Aplausos.)

Un programa de trabajadores temporales, por otro lado, disminuiría la presión en la frontera. Respaldo el número de. que se aumente el número de tarjetas anuales de residencia que pueden resultar en la ciudadanía. Pero por el bien de la justicia y por el bien de la seguridad fronteriza, no promulgaré una ley de inmigración que incluya una amnistía. (Aplausos.)

Estoy deseoso de continuar trabajando con el Congreso de los Estados Unidos en reformas integrales de la inmigración. En la Cámara de Representantes, sus congresistas de Arizona están logrando firme respaldo entre sus colegas para hacer que se respete la frontera. El presidente de la comisión judicial Sensenbrenner y el presidente de seguridad nacional King están promoviendo propuestas que incluyen disposiciones estrictas para ayudar a resguardar esta frontera. La Cámara de Representantes planea votar sobre esta ley pronto; los insto a que aprueben una ley buena.

El senado continúa trabajando también en una ley de la frontera. Esta ley mejora la seguridad fronteriza y hace más estricta la aplicación de la ley y crea un programa de trabajadores temporales. Los senadores McCain y Kyl han tomado la delantera. Son dos hombres buenos que toman la delantera, por cierto. Confío que algo se hará que le guste a la gente de Arizona, con estos dos senadores en la delantera. (Aplausos.)

El líder mayoritario Frist y el presidente de la comisión judicial Specter dijeron que van a actuar a comienzos del 2006. ¿Ven? Tenemos una oportunidad de ir más allá de las antiguas opciones trilladas del debate de inmigración, y unirnos en torno a una estrategia para aplicar nuestras leyes, proteger a nuestro país y respetar nuestros valores más arraigados.

Hemos alcanzado muchos logros, pero ustedes saben tan bien como yo que queda más por hacer. Y debemos continuar trabajando juntos para hacerlo, y estoy optimista que el Congreso se pondrá a las alturas de las circunstancias. Al aprobar una reforma integral de la inmigración, contribuiremos a la seguridad de este país, nuestra prosperidad y la justicia.

Nuestra nación se ha beneficiado de las generaciones de inmigrantes que se hicieron estadounidenses por medio de la paciencia, el trabajo arduo y la asimilación. En este nuevo siglo, debemos continuar acogiendo a los inmigrantes y estableciendo estándares altos para aquéllos que cumplen con las leyes para hacerse parte de nuestro país. Cada ciudadano nuevo de los Estados Unidos tiene una obligación de aprender nuestras costumbres y valores, entre ellos la libertad y responsabilidad cívica, la igualdad ante Dios y la tolerancia de los demás, y el inglés. (Aplausos.) Continuaremos siguiendo políticas que fomenten la propiedad, la excelencia en la educación, y dándoles a todos nuestros ciudadanos una oportunidad de alcanzar el Sueño Americano.

Agradezco nuevamente estar aquí con los oficiales de Seguridad Fronteriza e Inmigración que se han ofrecido para una tarea difícil y urgente. Agradezco su valentía. Al defender nuestra frontera, defienden también nuestra libertad y a nuestros ciudadanos y nuestro estilo de vida. Me enorgullece estar hoy con ustedes, y el pueblo estadounidense está también de su lado. Que Dios los bendiga a todos y que Dios continúe bendiciendo a nuestro país. (Aplausos.)

END 3:06 P.M. MST

[Fin]


Dado a conocer el 28 de noviembre de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia