Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Entrevista en mesa redonda del Presidente con representantes de la prensa impresa en el extranjero



The Roosevelt Room
Washington, DC
1 de noviembre de 2005

(Traducido por La Casa Blanca)

1:18 P.M. EST

EL PRESIDENTE: Un par de comentarios y después responderé a algunas preguntas. dos por persona. Después tengo que regresar a trabajar.

Siempre he creído que la buena política exterior comienza en la propia región. De manera que este viaje es una continuación del trabajo de Estados Unidos con diferentes países, y de mi trabajo con líderes para tener una buena relación en la región vecindario. Recuerdo la primera Cumbre de las Américas a la que asistí, que tuvo lugar en Canadá. Y en los comentarios de apertura, se me ocurrió que es una región extraordinaria cuando solamente existe. cada país es una democracia, excepto uno.

Y, entonces, parte de la razón, en mi opinión, y parte de las razones para tener una diplomacia multilateral, lo cual esto es, junto con mucha acción bilateral, es continuar fomentando la democracia. La democracia es la mayor esperanza para todos. La democracia es la forma de gobierno que mejor puede responder a las demandas del pueblo.

También creo firmemente que tenemos una gran oportunidad para ocuparnos de la generar empleo o de la pobreza al establecer un sistema que estimule el crecimiento económico y el espíritu empresarial. En la primera Cumbre de las Américas hablamos sobre el Tratado de Libre Comercio de las Américas, que básicamente dice que un hemisferio de comercio es uno con más probabilidades de poder ocuparse de las necesidades de la gente, con más probabilidades de poder ocuparse de la pobreza, con más probabilidades de poder ayudar a fortalecer la situación económica de los países.

Desde entonces, hemos firmado acuerdos de comercio bilateral con Chile, acuerdos de comercio multilateral con. mediante CAFTA-DR, y continuaremos aspirando a acuerdos bilaterales, multilaterales y también mundiales. Y estoy deseoso de hablar con todos mis queridos amigos y líderes allá abajo acerca de la ronda de Doha, sobre todo con el Presidente Lula. Y podemos hablar acerca de eso, si quieren, más adelante. Pero él ha desempeñado un papel muy constructivo y puede continuar desempeñando un papel constructivo en poner en marcha la ronda de Doha. Estados Unidos tiene una obligación de asegurar que ofrezcamos políticas que estimulen que el proceso avance, y lo hemos hecho, sobre todo con la agricultura, lo cual es. la gente que sigue esto bien de cerca entiende que es un tema muy difícil para algunos. Y nosotros adoptamos una posición de liderazgo en eso.

Pero me ilusiona hablar sobre eso. Y la razón por la cual el comercio es tan esencial es porque, sobre todo cuando abordamos la pobreza, es que, como saben, las subvenciones y los préstamos y. son mínimos en comparación con la cantidad de provecho que se puede obtener al desarrollar el comercio en todos los niveles del gobierno, en todos los niveles de la sociedad, como resultado del comercio. El Banco Mundial calcula que 300 millones de personas serán eliminadas de las nóminas de pobreza como resultado de una ronda de Doha exitosa. Y, entonces, ese será un tema importante.

Y finalmente, una buena gestión pública es un tema importante. Una de las iniciativas de política más interesantes que este gobierno ha propuesto se llama la Cuenta del Desafío del Milenio, la cual básicamente dice que si es un país pobre, que nosotros queremos participar en ayudarlo, mientras sea honrado e invierta en el pueblo, mediante la salud y educación. Es una buena iniciativa de gestión que va mano a mano con la creación de puestos de trabajo, la eliminación de la pobreza y con la democracia.

Y, entonces, esos son temas importantes. De manera que estoy deseoso de ir. Será. Yo nunca he estado en Argentina. Estoy ilusionado con ir a Argentina. He escuchado decir que es un país espectacular. Nunca he estado en Brasil. Estoy ilusionado en ir a Brasil. Y nunca he estado en Panamá. De manera que esta será una estupenda experiencia para mí continuar visitando estos magníficos países en nuestra región.

Con eso, empezaremos. Jorge, como yo.

P Señor Presidente, en Argentina, usted tendrá una reunión bilateral con el Presidente Kirchner.

EL PRESIDENTE: Sí.

P Lo que deseo saber - fuentes del gobierno me dijeron que le preguntarían acerca de una mayor cooperación con el apoyo para Argentina, usted sabe, en el Fondo Monetario Internacional

EL PRESIDENTE: El FMI.

P Exactamente.

EL PRESIDENTE: Por favor no me diga que el gobierno filtra secretos sobre conversaciones al.

P Bueno, tengo mis fuentes en el gobierno.

EL PRESIDENTE: ¿Las tiene? Está bien, bueno, no le preguntaré quiénes son, por supuesto. (Risas.)

P No, por favor.

EL PRESIDENTE: Una broma interna aquí, para mi equipo. (Risas.) En primer lugar, estuve muy contento, y mi gobierno estuvo muy contento de ayudar a Argentina con la crisis del FMI. Nos involucramos con el gobierno para tratar de que el problema se resolviera. Considero que cualquier observador objetivo diría que la participación de Estados Unidos fue provechosa. Y estuvimos muy satisfechos de haberlo hecho. Y por cierto, nuestra ayuda fue justificada por la recuperación económica del país. Ha sido digno de notarse para aquéllos que se mostraron escépticos acerca de la participación de Estados Unidos en el FMI ver que la economía está creciendo robustamente y que el gobierno es el administrador del dinero del pueblo, y que Kirchner y su gobierno hicieron un buen trabajo negociando en nombre del pueblo argentino. De manera que tenemos un historial de participación.

En segundo lugar, ya que él ha probado ser capaz de ejercer, me parece que la mejor política debe ser que Argentina. el gobierno de Argentina trate directamente con el FMI, sin que Estados Unidos sea un intermediario. Y, entonces, eso es lo que le diré. supongo que ya le dije lo que va a suceder en la reunión privada. (risas). es eso. no, por supuesto, oiremos cualquier petición de un amigo. Pero me parece que el Presidente Kirchner y su equipo económico, su equipo financiero, han establecido que son muy suficientemente capaces de tratar directamente con el FMI.

Paulo.

P Señor Presidente, usted ha sido muy positivo, algunas veces hasta efusivo acerca de su relación o su diálogo con el Presidente Lula y las relaciones entre Brasil y Estados Unidos en general. Pero no se ha logrado mucho de eso, en términos de iniciativas concretas. Por ejemplo, nuestro principal proyecto en conjunto, ALCA-FTAA, ha ido como para atrás, está estancado. ¿Por qué está eso así? ¿Por qué este diálogo que a primera vista parece tan bueno no produce más en términos de resultados completos?

EL PRESIDENTE: Bueno, en primer lugar, sí tenemos una buena relación y considero que eso empezó con muchos de los observadores. No estoy sugiriendo que comenzó contigo, Paulo, sin embargo, considero que la gente tenía una visión con respecto a George W. en una dirección y Lula en la otra, y que no había manera alguna de que estos dos hombres pudieran encontrar cosas en común. Considero que eso es. por lo menos percibo eso, sobre todo viniendo de parte de la prensa de América del Sur.

Y sin embargo nuestra primera reunión en la Oficina Oval fue muy calurosa y cordial. Compartimos la misma inquietud profunda de ayudar a aliviar el hambre y la pobreza. Puede ser que tengamos un tipo diferente de sentido político de las cosas para comenzar, pero, compartimos los mismos objetivos y por lo tanto hemos establecido una relación buena, cordial y franca.

En segundo lugar, el comercio entre Brasil y Estados Unidos está aumentando. Eso es importante. Eso no es algo dado. En segundo lugar, Doha. tiene razón, el ALCA se ha estancado, estoy de acuerdo. Por otro lado, en este momento, la ronda de Doha verdaderamente supera al ALCA como prioridad, porque la ronda Doha no solamente involucra a nuestra región, sino que involucra al mundo entero. Y yo hablé con el Presidente Lula ayer y le agradecí por el espíritu de cooperación con respecto a la ronda de Doha. Brasil es un protagonista muy importante en Doha. No solamente infunde el respeto de Estados Unidos y la Unión Europea, sino que también de otros países que puede que sigan o no su ejemplo. Pero sin embargo, cuando Brasil habla, la gente escucha atentamente.

Y una de las partes de la estrategia ha sido asegurarnos de que. y, obviamente, la agricultura brasileña es un tema importante para el Presidente Lula, como lo es para el pueblo brasileño. Y él ha expresado su inquietud en el pasado de que Estados Unidos estaría poco dispuesto a hacer una subvención. una declaración sobre subvenciones que sea profunda, la cual acabo de hacer. Él lo apreció. Ambos estuvimos un poco desilusionados con la respuesta de la Unión Europea, porque la teoría entera ha sido que la Unión Europea y Estados Unidos demuestren una buena fe en la agricultura, el resto del mundo demostrará una buena fe en los servicios y los derechos de propiedad intelectual y otros temas que son importantes para hacer que Doha avance.

Pero mi único punto es que ha existido una buena cooperación. Quiero decir, este. Doha no ha concluido todavía, pero es importante para el mundo, no sólo para Brasil y Estados Unidos, sino para todos los demás, que Doha avance y exista un espíritu de cooperación entre Brasil y Estados Unidos para ver si eso no se puede lograr. Es más, la ministerial previa sobre la Organización Mundial de Comercio (OMC). Recuerdo haber hablado con el Presidente Lula sobre congregar a nuestros ministros de comercio. Él estuvo de acuerdo, yo estuve de acuerdo y por eso el proceso avanzó.

En tercer lugar, en nuestro propio hemisferio, tenemos problemas como Haití. Brasil ha sido el líder de la fuerza para mantener la paz, ha hecho un muy buen trabajo mediante la ONU. mediante las Naciones Unidas. Estados Unidos apoya ese proceso. Como saben, tenemos mucho capital propio en Haití, así como lo tiene Brasil. Es importante que nosotros cooperemos estrechamente, y lo haremos. Y estamos involucrados con el movimiento de democracia allá, a como lo está Brasil. Así que en otras palabras, existe un esfuerzo de colaboración para promover la democracia en la región. De manera que, ya sea el comercio o el potencial para aun más comercio, o sea el cooperar con respecto a las ciencias y la tecnología, el compartir la ciencia y la tecnología, o sea el promover la democracia en la región, la relación es esencial e importante.

Brasil es un país importante y grande en este mundo, y Estados Unidos reconoce eso.

Betty. La Prensa.

P Sí, Señor Presidente. ¿Encuentra usted paralelos entre la invasión de Estados Unidos a Panamá y la invasión ahora de Iraq? ¿Y eso. ha eso motivado su decisión de ir a Panamá en este momento?

EL PRESIDENTE: Son circunstancias totalmente diferentes, en que, obviamente, una sucedió en nuestra propia región, una sucedió lejos; una sucedió después de un aviso justo; una sucedió después de una larga estadía en las Naciones Unidas. Ambas acciones, en el mejor de los casos, conducirán a democracias y un mejor mundo para los ciudadanos en esos países en donde viven.

Y, no, no voy a Panamá por esa razón. Voy a Panamá porque Panamá es un amigo. Voy a Panamá porque deseo ver el canal y agradecer al gobierno y al pueblo panameño por ser tan buenos administradores del canal, por ser inteligentes en cuanto a los asuntos de seguridad, reconociendo la importancia del canal para el comercio y por hacer un estupendo trabajo. Y deseo ver el canal personalmente, el cual nunca he visto. Le dije al Presidente, cuando estuvo aquí, que consideraría ir. Él es un buen licenciado de Texas A&M, como quizá sepan. Tuvimos una conversación cordial y pensé que sería bueno ir allá. Estoy deseoso de hacerlo.

En segundo lugar, quiero hablar acerca del comercio. Panamá no es parte del CAFTA. Tiene sentido para Panamá ser parte del proceso de comercio que está aconteciendo. El CAFTA es muy importante. Es importante para los países al sur de la región del CAFTA, es importante para los países al norte de la región del CAFTA. Es importante que estas democracias incipientes tengan un. tengan una oportunidad de vender productos en nuestros mercados y que nosotros tengamos una oportunidad de vender productos en sus mercados bajo condiciones equitativas, para crear oportunidades para la gente. La apertura de mercados crea más mercados. Pudieran ser mercados para Argentina, mercados para Brasil. Mientras más clientes disponibles existan para los negocios grandes y pequeños, más comercio habrá. De manera que el CAFTA es importante y tiene sentido que Panamá sea considerado para que sea parte a estos acuerdos de comercio que están creciendo. De manera que voy por muchas razones. Gracias.

Macarena.

P Como la canción.

EL PRESIDENTE: Sí. ¿Dónde vive, Macarena?

P Vivo aquí.

EL PRESIDENTE: Ah, bien. ¿De dónde es?

P De España, pero huí de esa canción hace 15 años. (Risas.) Me está siguiendo por todo el mundo.

Usted ha hablado acerca de la importancia de tener buenas relaciones dentro de la región y, sin embargo, parecen existir indicios preocupantes para Estados Unidos y América Latina. Las encuestas tienden a un creciente sentimiento antiamericano en la región; el secretario general en la OEA no es el hombre que usted apoyó al principio; cada cumbre americana que ha tenido lugar recientemente terminó con una declaración que no le gustó del todo a Estados Unidos. ¿Está en peligro Estados Unidos de perder su influencia en América Latina?

EL PRESIDENTE: Bueno, una razón por la que tenemos cumbres tales como esta es para recordarle a la gente que queremos ser buenos vecinos y buenos amigos. Y compartimos muchos valores, valores comunes. Quiero decir, voy a un país, Argentina, que es una democracia orgullosa. Voy a un país, Brasil, que es. que ha tenido elecciones pacíficas, lo cual fue un paso muy importante. Voy a Panamá, la cual no siempre ha sido una democracia y ahora es una democracia floreciente.

Y es una oportunidad para decirle a la gente en la región que compartimos valores: imperio de la ley, justicia, derechos humanos, dignidad humana, el derecho de la mujer de participar de manera equitativa en la sociedad. Estos son mensajes muy poderosos. Voy a ir y decirle a la gente, a los líderes, y a quien esté oyendo allá abajo, que nuestros mercados están abiertos, con tal que ustedes abran sus mercados. En otras palabras, tengamos mercados abiertos. Estados Unidos tiene una economía fuerte, y tiene sentido que los países quieran comerciar con nosotros. Y nosotros queremos comerciar con ellos.

Y, entonces, el mensaje es uno de empleo y democracia y honradez y gobiernos abiertos. Miren, comprendo que no todo el mundo está de acuerdo con las decisiones que he tomado, pero eso no es único de América del Centro o Sur. La verdad del caso es que existen personas en todo el mundo que no están de acuerdo con las decisiones que he tomado. Y yo comprendo eso. Pero eso es lo que sucede cuando se toma decisiones.

Y, entonces, creo que las relaciones son buenas, considero que si Estados Unidos nunca abandona sus principios, que son universales en aplicación, que este país estará bien. Y escuchen, los políticos vienen y van, pero lo que no cambia es la importancia de aferrarse a los principios y trabajar con nuestros amigos en América del Centro y del Sur que están de acuerdo con los mismos principios.

Repito, voy a tres países que son firmes sobre los principios. Es posible que no estemos de acuerdo en cada punto. Lo comprendo. Y no espero que la gente allá abajo. en primer lugar, no creo que las buenas relaciones necesariamente signifiquen que alguien tenga que estar de acuerdo con Estados Unidos cien por ciento del tiempo. Esa no es la definición de las buenas relaciones. Las buenas relaciones son un respeto mutuo y un deseo de trabajar juntos para resolver problemas comunes, y de más importancia, sin embargo, es la observancia de los valores comunes. Lo vivo diciendo.

La democracia no es un valor estadounidense, es un valor universal. Los derechos humanos y la dignidad humana no son particularmente estadounidenses, son importantes. Es importante en Argentina, según la historia de su país lo ha demostrado. Es muy importante en Brasil. Ha sido de igual importancia en Panamá, la noción de los derechos humanos y la dignidad humana. Hubo una época en su país tal como hubo una época en mi país cuando no existía una gran observancia de los derechos humanos universalmente.

Y, entonces, el concepto de la democracia, al tratar estos asuntos, compartir experiencias y trabajar juntos de continuar la marcha de la decencia y la libertad, es una parte muy importante de este plan de trabajo.

Jorge, uno más.

P Está bien. Señor Presidente, el Presidente Chávez le pidió al gobierno argentino que construyera un reactor nuclear para energía en Venezuela. ¿Es eso un peligro para la región? ¿Es eso un peligro para Estados Unidos?

EL PRESIDENTE: Repítalo otra vez. ¿Le pidió al gobierno argentino que construyera un reactor nuclear?

P ¿El gobierno argentino que construyera un reactor nuclear de energía en Venezuela?

EL PRESIDENTE: Bueno, es. mi opinión es, es que existen salvaguardias internacionales que son muy importantes que todas las naciones observen, que debe de haber una transparencia total. He propuesto que pensemos en un concepto internacional de compartir un uranio altamente enriquecido necesario para la operación de plantas de energía nuclear, para energía, con países y que. recopilar el material y deshacerse de él de una manera razonable y lógica. Es. supongo que si yo fuese un contribuyente en Venezuela, me preguntaría acerca del abastecimiento de energía que tiene Venezuela.

Pero tal vez tenga sentido. Verdaderamente no he estudiado la propuesta. Y me ilusiona que. espero que el Presidente Kirchner comparta este concepto conmigo, la noción, la idea.

P ¿Hablará con él acerca de esto?

EL PRESIDENTE: Si él quiere hablar sobre eso, me interesaría saber. Esto la primera vez que oigo de esto. Y es una pregunta interesante.

P Señor presidente, con respecto a las relaciones, el desarrollo de la democracia en nuestro hemisferio, y por ideológica. aparte de las razones ideológicas, aparte de las razones relacionadas a los intereses propios de Brasil, el Presidente Lula tiene relaciones amistosas muy estrechas con líderes que son considerados enemigos de Estados Unidos: Fidel Castro, Chávez, Evo Morales en Bolivia, quien podría pasar a ser Presidente. Pero Estados Unidos y ustedes reiteraron que continúa viendo a Brasil como la chispa para forjar la democracia en nuestro hemisferio. ¿Nos puede explicar cómo funciona esta dinámica entre usted y el Presidente Lula, de tener esos aliados diferentes?

EL PRESIDENTE: Bueno, en primer lugar, ciertamente no es el papel de Estados Unidos ni el mío decirle al Presidente Lula, aquí está su lista de amigos; no pueden hablar con alguien. Él es el líder debidamente elegido de un gran país y él puede tomar decisiones para tratar asuntos con quien escoja. Y francamente, tiene sentido, en su posición como un país gigante en Sudamérica tener relaciones con todos los líderes en. en Sudamérica o el Caribe.

Y, entonces, yo verdaderamente nunca he hablado con él sobre quiénes son todos sus amigos. Por otro lado, sí pienso que es provechoso en ciertos momentos, si tengo inquietudes sobre asuntos en el hemisferio, poder coger el teléfono para llamar al Presidente Lula y decir, tengo una inquietud sobre alguien y tengo una inquietud acerca de esto, ¿te molestaría investigarlo?, o ¿existe la posibilidad de poder trabajar juntos para resolver un problema?

P . Lo hubiera hecho.

EL PRESIDENTE: He hablado en general sobre mis inquietudes acerca de la gente que perjudica las instituciones democráticas -nunca divulgaré una conversación privada con otro líder- pero lo he hecho. Y francamente, es. él está en una posición especial, pongámoslo así, y yo respeto eso. Y considero que es importante que él esté en una posición de influencia con muchos países en el hemisferio para promover los valores comunes en los que concordamos.

No, tengo respeto por el Presidente Lula. Es un hombre interesante. Obviamente venimos de orígenes diferentes y perspectivas diferentes, obviamente diferentes países. Y sin embargo, él es. nuevamente les repito mi primer. Estoy yéndome por la tangente aquí, pero sólo para compartir algo de color. Una de mis iniciativas más importantes es esta Iniciativa Basada en la Fe y en la Comunidad aquí en Estados Unidos. Considero que muchas veces el gobierno se limita en su capacidad para ayudar a salvar vidas. Y sé que existen programas de las bases populares que tienen más probabilidad de poder ir a algunos de los vecindarios más desesperados y a las rincones de desesperación, y poder ayudar a salvar vidas al, en primer lugar, estar motivados por amor, y es algunas veces provechoso tener gente motivada por amor para tener acceso a dinero para poder resolver problemas. Y considero que deberíamos abrir los fondos del gobierno para licitaciones competitivas por organizaciones basadas en la fe. Y compartí esto con el Presidente Lula. Y la razón. yo comparto esta visión y este concepto como una manera de ocuparse de algunos de los problemas insolubles de la sociedad. Y él compartió conmigo su visión con respecto a ocuparse de la iniciativa del hambre, por ejemplo. Y, entonces, me impresionó una persona que está dispuesta a tomar algunos de estos problemas espinosos para hacer a su respectivo país un lugar mejor, así como yo estoy tratando de hacer en el mío.

Sí, Betty.

P Mi pregunta es sobre la seguridad, Señor Presidente, en la región. Panamá es un lugar estratégico, lo cual ha sido un atributo y una vulnerabilidad. Y cuando los panameños oyen hablar acerca de la seguridad del canal y la frontera. la seguridad de la frontera con Colombia, existe la sospecha de que tal vez Estados Unidos quiera reestablecer una presencia militar en el istmo o, por lo menos, recrear una fuerza militar fuera de la fuerza policíaca que tenemos, porque eliminamos al Ejército después de la caída de la dictadura. ¿Puede usted abordar esas inquietudes, por favor?

EL PRESIDENTE: No tenemos planes para una base y los gobiernos soberanos son precisamente eso, soberanos. Y si ellos dicen, queremos trabajar en algún tipo de arreglo de seguridad. ese no es el caso con Panamá en estos momentos, pero si ese fuera el caso, mantendríamos la mente abierta. Pero nosotros no tenemos planes específicos del todo para una base. Y permítanme preguntarle a mi Consejero de Seguridad Nacional para asegurarme de que no me esté aventurando a algo de lo que ustedes inmediatamente me harían caer. (Risas.)

P Yo no.

EL PRESIDENTE: Bueno. Pero, no, quiero decir, una razón por la que se tiene relaciones diplomáticas buenas y estrechas es que se puede simplemente intercambiar ideas y hablar acerca de los asuntos de importancia. Pero no, no existen planes para eso.

P ¿O de algún tipo de presencia militar que sea menos que una base o lugar de operaciones avanzadas o algo?

EL PRESIDENTE: No estoy al tanto de tal cosa, si ese es el caso. Supongo que el Presidente, si está interesado en discutir eso conmigo, como una base de operaciones avanzadas, estaría. me lo mencionaría. Permítanme simplemente decir, todavía no ha llegado a la Oficina Oval y de manera que si existen rumores acerca de eso, los calificaría de rumores.

P Gracias.

EL PRESIDENTE: Pero confío en que si tiene eso en mente, lo mencionará. No recuerdo que lo haya mencionado la última vez que estuvo en la Oficina Oval. Nuevamente, violando el principio de contar conversaciones privadas a los periodistas.

Macarena.

P Le prometo que no bailaré.

EL PRESIDENTE: Puede bailar aquí. Sería la primera persona en bailar en la mesa de Roosevelt desde que soy Presidente.

P No se supone que sea yo la estrella. (Risas.)

EL PRESIDENTE: Buen sentido del humor, Macarena. Muy bien.

P Gracias. ¿Qué piensa sobre la perspectiva de. en la elección de Bolivia, la victoria de un candidato abiertamente izquierdista, Evo Morales, de su movimiento de campesinos? Y en ese caso, ¿está usted preocupado sobre un posible "eje del mal" en América Latina: Venezuela y Bolivia?

EL PRESIDENTE: Macarena, una cosa es, es que he aprendido a no hacer predicciones políticas ni pronósticos, ya sea aquí en el país o en otro lado. En lo que estamos interesados es en elecciones justas, elecciones libres y justas donde la gente tenga la oportunidad de expresarse en la urna electoral. Y eso es todo en lo que consiste la democracia: libres de influencias extranjeras, libres de corrupción, elecciones abiertas, para que la gente se pueda sentir libre y cómoda al votar. Y eso es lo que miramos. Nosotros no. Yo no me pronuncio para tratar de interferir en el proceso local.

Y, entonces, veremos cómo vota la gente. Con nuestra embajada, por supuesto, estaremos involucrados con -por lo menos en la medida que se pida- involucrados en asegurar que las elecciones sean libres y justas. Y eso es todo lo que se puede pedir. Y después la gente decidirá a quién quiere. Y eso es lo que hace una democracia. La democracia -y eso es lo que, por cierto, diferencia una democracia de otras formas de gobierno. Algunas veces se ha tenido diferentes tipos de gobierno en nuestro propio hemisferio y en todo el mundo, donde el pueblo no decide, sino una minoría selecta; un puñado de personas decide el destino de la gente. Y eso, a durante el transcurso de la historia, ha llevado a resentimiento y odios y confusión y conflictos.

Y por eso es que este viaje es importante, porque nos dará una oportunidad, nuevamente, de hablar sobre esos valores universales y verdades universales. Y una de las verdades universales es que las democracias llevan a la paz. Las democracias no se pelean las unas contra las otras. Las democracias son capaces de tener diferentes tipos de líderes que pueden trabajar conjuntamente para resolver problemas comunes. Las democracias responden a - y respondiendo al deseo de la gente, la democracia tiende a poder elevar a la gente, darle la oportunidad a la gente de tener éxito. Creo firmemente en eso. Y considero que esos conceptos se pueden aplicar a todas las personas.

Considero que la libertad es universal. No está contenida dentro de un país o una religión o un tipo de persona. Existe una universalidad con la libertad. Considero que las madres en todo el mundo desean que sus hijos crezcan en libertad. No importa si uno es musulmán, cristiano, judío, hindú. Eso es lo que yo creo. Y creo que si habla español o inglés, no importa. Uno quiere ser libre. o portugués.

Y, entonces, éstas son lecciones valiosas que deberíamos tener. que debemos aprender en todo el mundo. Y en la medida que la gente observe esos principios, Estados Unidos de América dice, la gente importa. Por otro lado, si consideramos que la gente está interrumpiendo el curso normal de la democracia, las instituciones que se desarrollan como la prensa libre, sin permitirle a la gente que rinda culto libremente, nos pronunciaremos. Nos pronunciaremos y esperamos que otros también lo hagan.

Como digo, existe una universalidad que es importante y aquéllos de nosotros que somos lo suficientemente afortunados de vivir en sociedades libres y democráticas debemos esforzarnos para animar a otros a que se aseguren de aferrarse a dichas instituciones. Sólo existen algunas instituciones que son esenciales para una sociedad libre y abierta y transparente, por el bien de la gente, y por el bien de la gente.

Oigan, gracias por asistir. Espero ansiosamente el viaje.

FIN 1:48 P.M. EST

[Fin]


Dado a conocer el 17 de noviembre de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia