Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Declaraciones del Presidente al Promulgar la Ley de Asignaciones del Departamento de Seguridad Nacional Para el 2006



Traducido po la Casa Blanca
Washington, DC
18 de octubre de 2005

The East Room

1:33 P.M. EDT

EL PRESIDENTE: Gracias a todos. Sírvanse tomar asiento. Gracias por asistir. Bienvenidos a la Casa Blanca.

 El deber más solemne del Presidente y el Congreso es proteger al pueblo estadounidense. Para ayudar a cumplir con esta responsabilidad creamos el Departamento de Seguridad Nacional. Este departamento unió a 22 dependencias federales bajo un solo mando con una misión clara: proteger el territorio nacional de los Estados Unidos.

Para proteger nuestro territorio derrumbamos obstáculos legales y burocráticos que separaban a nuestros agentes de inteligencia de nuestros agentes de la ley. Interrumpimos la planificación y el financiamiento de los terroristas como resultado de las reformas. Hemos utilizado la Patriot Act para desbaratar células terroristas y encausar a agentes y partidarios terroristas. A la vez, el Departamento de Seguridad Nacional, en colaboración con el Congreso de los Estados Unidos, ha aumentado el número de personas que resguardan nuestras fronteras, reforzado la seguridad en nuestros aeropuertos y puertos y puentes y túneles e instalaciones de tratamiento de agua y plantas nucleares. Hemos ayudado a darles a aquéllos con más probabilidades de enfrentarse a los terroristas, nuestros asociados de los gobiernos locales y estatales, las herramientas que necesitan para cumplir con su labor.

Declaraciones del Presidente al Promulgar la Ley de Asignaciones del Departamento de Seguridad Nacional Para el 2006 El proyecto de ley que estoy promulgando hoy apoya nuestros esfuerzos en curso para proteger nuestro territorio con $30,800 millones en fondos discrecionales para el año fiscal 2006, $1,800 millones por encima del nivel de 2005. Este proyecto de ley nos ayudará a identificar a los terroristas que quieren ingresar a nuestro país, proteger nuestras ciudades de las armas de destrucción masiva y preparar mejor al gobierno federal para responder a un ataque catastrófico.

El proyecto de ley también incluye fondos vitales por $7,500 millones para abordar el serio problema de la inmigración ilegal. Vamos a lograr el control de nuestras fronteras. Haremos a este país más seguro para todos nuestros ciudadanos. (Aplausos.)

Quiero darle las gracias al secretario Mike Chertoff por la labor que está realizando. Deseo darle la bienvenida a Josh Bolten, director de la Oficina de Manejo del Presupuesto. Es el hombre encargado del dinero. (Risas.) Le agradezco al embajador John Negroponte por acompañarnos, el director de inteligencia national; el director Porter Goss de la CIA; el vicealmirante Scott Redd, director del Centro Nacional de Contraterrorismo. Quiero darles las gracias a los miembros del Congreso que están acá conmigo: Thad Cochran de Mississippi, presidente del Comité de Asignaciones; el senador Judd Gregg, presidente del Subcomité de Asignaciones para la Seguridad Nacional; el senador John Kyl, presidente del Comité Republicano de Política del Senado.

 Deseo agradecer a los miembros de la Cámara de Representantes que me acompañan aquí: el congresista Hal Rogers, presidente del Subcomité de Asignaciones para Seguridad Nacional; el congresista Pete King; el congresista John Shadegg; el congresista Chet Edwards, que de paso, es mi congresista; el congresista Sanford Bishop; la congresista Sheila Jackson- Lee. Gracias a todos por acompañarnos. Agradezco que tantos miembros de la Cámara de Representantes y el Senado nos acompañen hoy aquí. Gracias por trabajar arduamente en esta propuesta tan buena.

Le agradezco a la subjefe de agentes de patrulla Rebekah Salazar, que está con nosotros en el estrado. Gracias. La subjefe de agentes de patrulla Elizabeth Briones, como también el agente de patrulla en jefe Félix Chávez. Todos ellos trabajan para el servicio de Aduanas y Protección de la Frontera de los Estados Unidos. Gracias por representar a las buenas personas. (Aplausos.) Les doy las gracias a aquellos socorristas que están hoy con nosotros. Gracias por el honor que. (Aplausos.)

Para defender este país, es necesario que hagamos que se respeten nuestras fronteras. Cuando nuestras fronteras no están protegidas, los terroristas y narcotraficantes y delincuentes descubren que es más fácil venir a los Estados Unidos. Este gobierno colaborará con el Congreso para garantizar que cumplamos con nuestra labor, y eso comienza con una estrategia clara. Y he aquí lo que debe ser la estrategia: Debemos reforzar la seguridad a lo largo de nuestras fronteras para evitar que la gente ingrese ilegalmente. En otras palabras, debemos evitar que la gente entre aquí para comenzar. En segundo lugar. (aplausos). en segundo lugar, debemos mejorar nuestra capacidad de encontrar y detener a los inmigrantes ilegales que han logrado cruzar la frontera. Si alguien está aquí ilegalmente, debemos hacer todo lo que podamos para encontrarlo. Y en tercer lugar, debemos esforzarnos para garantizar que aquéllos que sean detenidos sean mandados a sus países de origen lo antes posible. El proyecto de ley que promulgaré hoy aportará recursos críticos para todos estos programas.

Durante los últimos cuatro años, hemos trabajado con el Congreso para implementar la estrategia. Para evitar que los inmigrantes ilegales entren al país, hemos aumentado el personal, hemos mejorado la tecnología y hemos mejorado las barreras físicas a lo largo de nuestra frontera. En otras palabras, hemos trabajado juntos para implementar la estrategia.

Desde que asumí el mando, hemos aumentado en 60 por ciento los fondos para la seguridad fronteriza y hemos contratado a más de 1,900 agentes nuevos de la Patrulla Fronteriza. Hemos utilizado tecnología nueva para ayudar a nuestros agentes a realizar su labor, desde aeronaves no tripuladas a sensores terrestres y cámaras infrarrojas. Hemos utilizado mejor las estructuras físicas para ayudar a nuestros agentes a hacer su trabajo. Hemos tomado medidas para completar un muro de 14 millas a lo largo de la frontera de San Diego de México.

Evitar que las personas crucen nuestras fronteras ilegalmente solamente es parte de la estrategia. La otra parte de nuestra estrategia es aplicar nuestras leyes de inmigración. Desde el 2001, hemos aumentado en 35 por ciento los fondos para la aplicación de las leyes inmigración. Hemos añadido casi 1,000 agentes nuevos e investigadores de delitos para ayudarnos a encontrar y mandar de regreso a los inmigrantes ilegales. Hemos ido tras las pandillas criminales violentas cuyos miembros están aqu ilegalmente.

Con un nuevo programa iniciado en febrero, nuestros agentes de la ley de Inmigración y Aduanas han arrestado a casi 1,400 inmigrantes ilegales que son miembros de pandillas. Y este país tiene una deuda de gratitud con ellos por trabajar tan arduamente para proteger a nuestros ciudadanos. Vamos tras las organizaciones criminales y los coyotes que participan en el contrabando de seres humanos. Estas personas son lo peor que existe. Explotan las vidas inocentes. Se aprovechan de personas que quieren mejorar sus propias vidas.

Y estamos trabajando arduamente. En Arizona, hemos encausado a más de 2,300 por participar en el tráfico de drogas, armas e inmigrantes ilegales a través de nuestras fronteras. Y quiero darles las gracias a los oficiales federales, como también a la gente de Arizona, tanto local como estatal, que han hecho posible este tipo de trabajo.

Como parte de nuestros esfuerzos para aplicar la ley, nos dedicamos a enviar a los inmigrantes ilegales que detenemos de regreso a sus países de origen lo antes posible. Una cosa es detenerlos; el paso siguiente es mandarlos de regreso a sus países. Para alcanzar logros, para hacer que nuestros logros sean más eficaces, trabajamos. continuaremos trabajando con. continuaremos trabajando con gobiernos en el exterior para hacer que sus funcionarios consulares examinen los casos y emitan documentos de tránsito más rápidamente. en otras palabras, que aceleren el regreso.

Estos esfuerzos están obteniendo resultados. Desde el 2001, hemos sacado a varios millones de inmigrantes ilegales de los Estados Unidos, entre ellos, casi 300,000 con antecedentes penales. Nuestros oficiales de la Patrulla Fronteriza e Inmigración están haciendo una buena labor. Sin embargo, actualmente capturamos a más inmigrantes ilegales de los que podemos enviar de regreso, particularmente aquéllos que no son mexicanos. Y una de las mayores razones de ello es que no tenemos suficientes camas en nuestras instalaciones de detención. Cuando no hay suficientes camas disponibles, a los no mexicanos que son detenidos al ingresar a nuestro país ilegalmente se les da un papel que les dice que regresen a comparecer ante un tribunal. Y, ¿adivinen qué.? No regresan.

Y, entonces, este proyecto de ley --y por cierto, como resultado de eso-- este proceso, la falta de camas, la falta de instalaciones de detención, mandamos de regreso a solamente 30,000 de los 160,000 inmigrantes ilegales que no son mexicanos que detenemos mientras ingresan por nuestra frontera del sudoeste. Y el sistema no es justo para aquéllos que trabajan en la frontera. Tienen agentes que trabajan arduamente para cumplir con su labor, la labor que los estadounidenses esperan; 160,000 inmigrantes ilegales no mexicanos fueron detenidos, pero sólo 30,000 de ellos regresaron a sus países.

Y, entonces, el proyecto de ley que promulgaré hoy --y agradezco la labor del Congreso al respecto-- nos ayudará a ampliar nuestro alcance y eficacia de dos maneras importantes. En primer lugar, el proyecto de ley proporciona más de $2,300 millones a la Patrulla Fronteriza para que podamos evitar que más inmigrantes ilegales ingresen a este país. En otras palabras, estamos aumentando el número de agentes de manera sensata y planificada. Este proyecto de ley aporta $139 millones para mejorar nuestros servicios de tecnología e inteligencia, lo que incluye maquinaria portátil de imágenes, y cámaras y sensores y sistemas automáticos de detección dedicados a los viajeros y productos de alto riesgo. En otras palabras, hemos aumentado el número de personas, pero también les hemos dado tecnología nueva para que puedan hacer su trabajo mejor.

El proyecto de ley también incluye $82 millones para mejorar y ampliar las estaciones de la Patrulla Fronteriza, y $70 millones para instalar y mejorar las cercas, el alumbrado, los obstáculos vehiculares y los caminos. Lo que estoy diciendo es que Congreso hizo una buena labor para ayudarnos a crear un sistema más sensato, para que le podamos decir al pueblo estadounidense, estamos cumpliendo con nuestra labor de proteger nuestra frontera.

En segundo lugar, el proyecto de ley otorga $3,700 millones para la aplicación de las leyes de inmigración y aduanas, para que podamos encontrar y mandar de regreso a los inmigrantes ilegales que están aquí. Este proyecto de ley financiará la contratación de 100 nuevos agentes de inmigración y 250 investigadores de delitos.

Como resultado del proyecto de ley que estoy por suscribir, añadiremos casi 2,000 camas nuevas a nuestras instalaciones de detención. Eso llevará el número de camas a casi 20,000. Esto nos permitirá detener a más inmigrantes no mexicanos mientras que los procesemos por medio de un programa que llamamos "traslado expedito". Hacer que más inmigrantes ilegales no mexicanos pasen por el proceso de traslado expedito es crucial para acabar con el problema de capturarlos y soltarlos. Como el secretario Chertoff le dijo al Senado anteriormente esta mañana, nuestro objetivo es claro: mandar de regreso a cada una de las personas que entran ilegalmente, sin excepción alguna. Y este proyecto de ley nos pone en camino a hacerlo.

Para los mexicanos que cruzan a los Estados Unidos ilegalmente, tenemos una estrategia diferente. Ahora la mayoría de los 900,000 inmigrantes ilegales de México que son detenidos anualmente son inmediatamente llevados de regreso a la frontera. El problema es que estos inmigrantes ilegales pueden encontrar a otro coyote o contrabandista de personas, y vuelven a regresar. Una parte de la solución es un programa llamado "repatriación interior", en el que mandamos a los inmigrantes mexicanos ilegales de regreso por avión o autobús a sus pueblos de origen. ¿Ven? Muchas de estas personas están viniendo del interior de México. Y, entonces, mientras más lejos de la frontera los enviemos, más difícil será para ellos volver a cruzar inmediatamente a los Estados Unidos. Al mandar a los mexicanos de vuelta a casa, lejos de los cruces por el desierto, estamos ayudando a salvar vidas. Estos esfuerzos nos ayudarán a hacer respetar nuestras fronteras, y deseo agradecerles por su buena labor.

Al mejorar y aumentar nuestros esfuerzos para proteger nuestras fronteras, también debemos reconocer que el trabajo de. la aplicación de la ley no funciona a no ser que sea parte de un programa mayor e integral de reforma inmigratoria. Si un empleador tiene un trabajo que ningún estadounidense está dispuesto a aceptar, debemos encontrar una manera de satisfacer esa demanda al juntar a los empleadores dispuestos con trabajadores dispuestos de países extranjeros de manera temporal y legal. Lo mejor manera de hacerlo es un programa de trabajadores temporales que d a esos trabajadores que necesitamos una manera legal y honrada de entrar a nuestro país y mandarlos de vuelta a casa. Trabajaré con los miembros del Congreso para crear un programa que puede satisfacer las necesidades laborales de nuestra economía, sin perjudicar a los trabajadores estadounidenses, sin disponer una amnistía y que mejore nuestra capacidad de controlar nuestras fronteras.

¿Ven? Hay personas que están ingresando a escondidas a nuestro país para trabajar. Quieren poder mantener a sus familias. Los valores familiares no se acaban en el río Grande. La gente está viniendo para poner comida en la mesa. Pero debido a que no hay una manera legal de hacerlo, por medio de un programa para trabajadores temporales, están ejerciendo presión en nuestra frontera. Tiene sentido tener un plan sensato que diga, pueden venir y trabajar temporalmente si un empleador no puede encontrar a un estadounidense que cumpla con la labor. Tiene sentido para el empleador, tiene sentido para el trabajador y tiene sentido para las buenas personas que están tratando de velar por nuestra frontera. Mientras menos personas traten de ingresar a escondidas para trabajar, mayores las probabilidades de que capturemos a los narcotraficantes y terroristas y contrabandistas de armas.

Un aspecto crítico de cualquier programa de trabajadores temporales es la aplicación de la ley en el centro de trabajo. Para lidiar con los empleadores que violan nuestra ley de inmigración, este proyecto de ley refuerza nuestra capacidad de aplicación al añadir agentes nuevos y redoblar sus recursos. Es necesario que tomemos medidas duras contra los empleadores que violan nuestras leyes. Y les daremos a los empleadores honrados las herramientas que necesitan para detectar documentos falsos y asegurarse de que sus trabajadores estén respetando nuestras leyes. Estados Unidos es un país de derecho, y vamos a hacer valer nuestras leyes por el bien de los ciudadanos de este país. (Aplausos.)

El proyecto de ley que estoy por promulgar financia muchos programas importantes. Ayuda a la gente a hacer el trabajo que se espera que haga, que es proteger al pueblo estadounidense. Un componente clave de este proyecto de ley es hacer respetar las fronteras de los Estados Unidos de Norteamérica. Y quiero darles las gracias a los autores de esta propuesta, aquéllos que han trabajado arduamente para remitir este proyecto de ley a mi despacho, por presentar un plan sensato, una manera de cumplir con nuestra labor.

Tenemos mucho trabajo por hacer en este país. Aún hay enemigos por allá que quieren hacernos daño. Pero este proyecto de ley es un paso para que todos nosotros --republicanos y demócratas-- podamos decirle al pueblo estadounidense, nos estamos uniendo para hacer el mejor trabajo posible para proteger a este país.

Nuevamente, quiero agradecerles a los miembros por estar aquí. Gracias por su arduo trabajo. Que Dios los bendiga y que Dios continúe bendiciendo a nuestro país. (Aplausos.)

(Se promulga el proyecto de ley.)

END 3:19 P.M. EDT

[Fin]


Dado a conocer el 27 de octubre de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia