Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Declaraciones junto con el Primer Ministro de Haití, Gerard Latortue


Secretaria de Estado Condoleezza Rice

Puerto Príncipe, Haití
27 de septiembre de 2005

PRIMER MINISTRO LATORTUE: (por medio de un intérprete) Señora Secretaria, señoras y señores. En nombre del pueblo haitiano y del Gobierno de la República, deseo expresar la gran satisfacción que sentimos al recibir en suelo haitiano a la Dra. Condoleezza Rice, a quien admiramos y queremos. Estamos muy complacidos de que esté aquí, en Puerto Príncipe, para ver en persona los problemas del país.

Tanto el Presidente de la República como yo hemos mantenido conversaciones francas y directas con la Dra. Rice sobre varios temas concretos, en particular las elecciones, el desarrollo económico y social, la seguridad y la justicia. Estos intercambios han sido fructíferos. Hablamos con sinceridad y franqueza, y espero que en esta conferencia de prensa la Secretaria exprese claramente su posición y responda a preguntas si es necesario.

SECRETARIA RICE: Muchas gracias, Primer Ministro. Efectivamente, mantuve conversaciones muy productivas con el Primer Ministro, el Presidente y miembros del Consejo Electoral Provisional, que son los ciudadanos haitianos que están realizando los preparativos para las elecciones en el país.

Estoy aquí porque deseo expresar, en nombre del pueblo estadounidense y del presidente Bush, que respaldamos y apoyamos al pueblo haitiano en este momento tan importante. Me complace sobremanera estar acompañada en este viaje de cinco miembros del Congreso de los Estados Unidos: el senador DeWine, los diputados Watt y Meek, la diputada Ros-Lehtinen y el diputado Shadegg. Les agradezco que hayan venido también con el propósito de expresar el deseo del pueblo estadounidense de que esta sea una experiencia positiva para el pueblo de Haití.

El pueblo haitiano sin duda tiene un largo camino por delante hacia la prosperidad y la democracia, pero las próximas elecciones serán un paso muy importante, vital y crucial en ese camino. En mis conversaciones de hoy, observé que todos los haitianos deben acelerar los preparativos para las elecciones. Recalqué también que las elecciones deben ser abiertas, incluyentes y justas.

Quisiera agradecer a los miembros de la comunidad internacional, que también apoyan al pueblo de Haití, en particular MINUSTAH, misión de la ONU dirigida por Brasil que está aquí para tratar de velar por la seguridad de Haití a medida que avanzan los preparativos para las elecciones. Al Primer Ministro, al Consejo Electoral Provisional, al Presidente y a todos los integrantes del gobierno haitiano, quisiera decir que sabemos que este es un momento que puede representar un nuevo comienzo para Haití, de modo que aguardamos con interés la posibilidad de colaborar con ustedes.

Señor Primer Ministro, si me lo permite, quisiera decir algunas palabras al pueblo haitiano. Sé que muchos de ustedes se han empadronado para votar. Espero que cuando llegue el día emitan ese voto. A aquellos de ustedes que no se han empadronado, háganlo y recuperen el derecho de elegir a un dirigente democrático para Haití.

Señor Primer Ministro, a lo largo de la historia, los pueblos se han batido por el derecho de votar. Algunos han dado la vida por ese derecho. No hay arma más poderosa en manos de los ciudadanos que el voto. Por ello, insto a los ciudadanos de Haití a que usen el arma poderosa del voto en los días venideros.

Gracias.

SR. MCCORMACK: El Primer Ministro y la Secretaria Rice responderán a preguntas de la prensa.

PREGUNTA: En primer lugar, desearía saludar al Primer Ministro y a la Señora Secretaria de Estado. Bienvenida a Haití.

Sé que el Gobierno del presidente Bush ha expresado apoyo al gobierno de transición y a las elecciones, pero quisiera saber si el gobierno de Bush tiene un mensaje claro para el Gobierno de Haití en el período electoral.

SECRETARIA RICE: Gracias. De hecho, el mensaje del Gobierno del presidente Bush y de la comunidad internacional, con la cual hemos venido trabajando en muy estrecha colaboración, es que está por despuntar un nuevo día para el pueblo de Haití. Estas elecciones deben ser justas e incluyentes. La comunidad internacional está dispuesta a ayudar con los preparativos para las elecciones y su realización, a fin de proporcionar la seguridad junto con la policía nacional reformada de Haití. Pero el mensaje más importante está dirigido al pueblo de Haití: estas elecciones podrían representar un momento decisivo, y cada ciudadano haitiano debe considerar que tiene la responsabilidad y la obligación personal, así como el honor personal, de votar. Ese ha sido el mensaje al gobierno y, como ya dije, al pueblo de Haití. Este podría ser un momento crucial y llevar a un cambio radical en la situación de Haití.

PREGUNTA: Señora Secretaria, usted dijo que las autoridades haitianas deben acelerar los preparativos para las elecciones. ¿Podría ser más concreta? ¿Qué deben hacer las autoridades?

SECRETARIA RICE: He conversado con el Consejo Electoral Provisional acerca de algunas de las inquietudes. Estuve en una reunión con lo que llamamos el Grupo Básico para Haití, formado por miembros de la comunidad internacional que están realizando un trabajo especial aquí, en Haití: Brasil, Francia y Jordania, que mantienen fuerzas de MINUSTAH en tierra, la OEA y el representante de las Naciones Unidas. Es motivo de inquietud la necesidad de tomar decisiones sobre la localización de las mesas electorales, por ejemplo, la inscripción de las mesas electorales y los funcionarios electorales para que estén debidamente capacitados. Hay que establecer un calendario electoral definitivo para que la fecha de las elecciones sea previsible.

Todos aquellos con quienes hablé insistieron en que el traspaso del poder debe efectuarse el 7 de febrero a más tardar y todos están convencidos de que eso es necesario para la estabilidad de Haití. Sin embargo, para lograrlo hay que realizar elecciones, y se necesitan elecciones sucesivas. De modo que, desde muchos puntos de vista, George, se trata de cuestiones técnicas que es necesario abordar, como la inscripción de las mesas electorales. Dije a los integrantes del Consejo Electoral, al Primer Ministro y al Presidente que se puede obtener mucha ayuda y apoyo internacionales por medio de las Naciones Unidas, MINUSTAH y la OEA, que cuentan con gente de mucha experiencia en materia de elecciones, y que espero que se aprovechen al máximo. El Primer Ministro me dijo que está trabajando en una estructura más propicia para el Consejo, de modo que todos lo tienen en mente, pero es necesario tomar las decisiones.

PRIMER MINISTRO LATORTUE: Quisiera señalar que estas preocupaciones expresadas por Estados Unidos y la comunidad internacional son las mismas que tiene el Gobierno de Haití. Hay que resolver esos problemas técnicos. Cuando el Presidente regresó de Nueva York, el Consejo de Ministros se reunió especialmente para crear comités de apoyo a este CEP a fin de que se puedan tomar medidas para que el CEP adopte esas decisiones de manera tal que las elecciones se realicen oportunamente y se traspase el poder el 7 de febrero. Así que las preocupaciones de los Estados Unidos son las mismas que tiene el Gobierno de Haití.

PREGUNTA: Sé que varios colaboradores cercanos del ex presidente Aristide han sido encarcelados por narcotráfico y quisiera saber si lo mismo ocurrirá con el Sr. Aristide. ¿Se ha avanzado algo en la investigación para determinar si ha estado involucrado en el narcotráfico o en otros delitos?

SECRETARIA RICE: En cuanto a la situación de aquí, he conversado con el Primer Ministro y con el Presidente sobre la importancia de que el sistema judicial acelere la consideración de los casos de personas prominentes, como el ex Primer Ministro y ahora el padre Jean-Juste porque, como le dije al Primer Ministro, se debe hacer justicia oportunamente y no se debe dejar margen para que alguien interprete que aquí hay algún tipo de motivación política. De modo que es muy importante que estos casos se resuelvan oportunamente y, en verdad, con prontitud.

En cuanto al Sr. Aristide, estoy segura de que, si hay alguna cuestión, la comunidad internacional estará dispuesta a cooperar, pero me parece que el pueblo haitiano ahora está muy concentrado en avanzar hacia su futuro. Entiendo que, en estas elecciones, se están inscribiendo candidatos con perspectivas políticas muy diversas, incluso de Lavalas. Eso es importante. La clave ahora es permitir que participen los que quieran participar en estas elecciones.

PREGUNTA: Esta pregunta está dirigida a ambos. Volviendo al tema de Jean-Bertrand Aristide, se ha informado que hubo protestas aquí y que muchos de los manifestantes están pidiendo el retorno de Jean-Bertrand Aristide a Haití. ¿Qué salvaguardias o garantías ofrecen los Estados Unidos para impedir que Jean-Bertrand Aristide regrese a Haití para cometer algunos de los actos delictivos que cometió en el pasado, trastocar las elecciones y cosas por el estilo e incitar a la violencia?

Además, ¿por qué no se da a los refugiados haitianos el mismo trato que a los refugiados cubanos? Quisiera que ambos respondieran a estas preguntas, por favor.

SECRETARIA RICE: En realidad, la comunidad internacional es unánime en su convicción de que no sería bueno que el Sr. Aristide regresara. Creo que eso es muy claro. El pueblo haitiano sigue adelante. El Sr. Aristide ha sido acogido por los sudafricanos, que tienen muy claro que no apoyarán ninguna actividad de su parte que interfiera de forma alguna en las elecciones de Haití, y creo que están cumpliendo esa responsabilidad muy bien.

En estas elecciones va a haber una representación muy amplia. Como ya dije, creo que a cualquiera que quiera presentarse como candidato se deberá permitirle que lo haga porque, en elecciones libres y abiertas, no hay motivo para temer a ningún candidato. Lo más importante es que las elecciones sean abiertas e incluyentes.

En cuanto a la política estadounidense en materia de inmigración, no ha cambiado. Los Estados Unidos deben ser claros con respecto a su política con respecto a los refugiados, tanto por la seguridad de los refugiados como por la integridad de nuestra política en materia de refugiados. Y eso no ha cambiado.

PRIMER MINISTRO LATORTUE: Estoy totalmente de acuerdo con la respuesta de la Señora Secretaria de Estado, pero quisiera agregar dos cosas. Ante todo, con respecto a la deportación, he planteado este asunto varias veces en la embajada porque hemos descubierto que hay un nexo entre las deportaciones y la seguridad en Puerto Príncipe. Varios casos de secuestros y robo de automóviles fueron perpetrados por individuos que habían sido deportados. Algunos ni siquiera conocían Haití: se habían criado en los Estados Unidos, habían cometido delitos en los Estados Unidos y, después de cumplir su sentencia allí, fueron enviados de vuelta a Haití. Pedí por lo menos una moratoria durante el período electoral, y eso sería una contribución de los Estados Unidos a la seguridad en Haití durante este período. Hemos conversado sobre eso. No hemos llegado a un acuerdo al respecto, pero continuaremos hablando.

Mi segundo comentario se refiere a las elecciones. Todos los partidos políticos pueden participar en las elecciones. Las exclusiones son por razones constitucionales o legales. Prueba de ello es que, de los 54 candidatos que se presentaron, 32 han sido aceptados y quizá haya dos o tres más. Uno no fue aceptado, por ejemplo, porque ya no es ciudadano haitiano. Tenemos pruebas de que, el 12 de febrero de 2005, vino a Haití con pasaporte estadounidense y firmó un formulario en el cual afirma que es ciudadano estadounidense. Cualquiera puede entender que no se le permita participar en las elecciones. Hubo también objeciones legales relacionadas con el hecho de que algunos candidatos posiblemente hayan administrado fondos del gobierno, y en esos casos tienen que obtener una autorización especial después de una auditoría de su gestión en la que se compruebe que no hayan robado fondos públicos.

Quisiera reiterar que a este gobierno no le preocupa en absoluto quién será el próximo presidente. Quienquiera que sea, lo recibiremos o la recibiremos con los brazos abiertos y le cederemos el poder.

SR. MCCORMACK: Gracias.

[Fin]


Dado a conocer el 11 de octubre de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia