Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Declaraciones del PresidenteTras Promulgar la ley de Implementación del Tratado de Libre Comercio con la República Dominicana y Centro América


President George W. Bush
OEA
Washington, DC
2 de agosto de 2005

The East Room

11:15 A.M. EDT

EL PRESIDENTE: Gracias por la cálida bienvenida. Bienvenidos a la Casa Blanca. La semana pasada, el Congreso aprobó el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y la República Dominicana. Quiero darles las gracias a los Repúblicanos y demócratas que se unieron para respaldar este importante acuerdo. La ley que estoy por promulgar es buena para los Estados Unidos. Me complace que el Congreso haya dado el paso de eliminar las barreras a los productos y cultivos de los Estados Unidos para 44 millones de clientes.

APresidente Bush en la implementación de CAFTAcojo la oportunidad de hacer que nuestro país esté más protegido al reforzar nuestros vínculos con democracias que comparten nuestra forma de pensar sobre los mercados libres y el libre gobierno. Aprecio la visión y el liderazgo de Bob Zoellick y Rob Portman y los muchos otros que trabajaron arduamente para lograr la aprobación de este acuerdo. Quiero agradecerle a la secretaria de Estado, Condi Rice, por la sobresaliente labor que está realizando en nombre del pueblo estadounidense. Quiero darle las gracias al secretario Mike Johanns del Departamento de Agricultura por acompañarnos. Y, Stephanie, gracias por estar aquí. Le agradezco al secretario Carlos Gutiérrez del Departamento de Comercio por su buena labor.

Es un honor para nosotros que nos acompañe el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Dick Lugar. Aprecio que haya venido, Senador. Es un honor para mí que esté aquí. El senador Norm Coleman, que es el presidente del subcomité del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores. Aprecio al congresista Clay Shaw, presidente del Subcomité de Medios de Comercio de la Cámara de Representantes. Es un honor para mí que estos tres miembros del Congreso estén con nosotros hoy.

Aprecio a los embajadores de los países centroamericanos: el embajador Dueñas, el embajador Stadthagen, el embajador Espinal, el embajador Castillo de Guatemala. Por cierto, Espinal es de la República Dominicana; el embajador Stadthagen es de Nicaragua; Dueñas es de Costa Rica. Le agradezco al embajador León de El Salvador, que está con nosotros. Quiero darle las gracias al enviado especial García de Honduras. Le agradezco a Ana Escobar, que es vicepresidenta de El Salvador, por acompañarnos. Bienvenidos. Y deseo darle las gracias a José Insulza, secretario general de la Organización de Estados Americanos, por acompañarnos. Bienvenidos.

Todos nosotros en esta sala comprendemos que para hacer que nuestra economía siga creciendo y para generar empleo, es necesario que abramos mercados a los productos estadounidenses en el extranjero. Todos nosotros comprendemos que reforzar nuestros vínculos económicos con nuestros vecinos demócratas es vital para los intereses de seguridad económica y nacional. Y todos nosotros comprendemos que al reforzar los vínculos con las democracias en nuestro hemisferio, promovemos la estabilidad que se deriva de la libertad.

Presidente Bush en la implementación de CAFTAAhora mismo, los productos centroamericanos prácticamente no enfrentan aranceles algunos cuando ingresan a los Estados Unidos. En contraste, las exportaciones de los Estados Unidos a Centroamérica aún enfrentan altos aranceles allá. CAFTA pondrá fin a estos aranceles no equitativos a los productos estadounidenses y ayudará a garantizar que el libre comercio sea comercio equitativo.

Al hacer que las condiciones sean equitativas para nuestros productos, CAFTA ayudará a crear puestos de trabajo y oportunidades para nuestros ciudadanos. En la medida que CAFTA ayude a crear empleos y oportunidades en los Estados Unidos, ayudará a las democracias de Centroamérica y la República Dominicana a ofrecerles una mejor vida a sus ciudadanos. Al abrir más sus mercados, CAFTA ayudará a aquellas democracias a atraer el comercio y la inversión necesaria para el crecimiento económico.

Este crecimiento económico aumentará la demanda de productos de los Estados Unidos y reducirá la pobreza, y contribuirá al ascenso de una clase media dinámica. Este crecimiento económico elevará las normas laborales y les dará esperanza y oportunidad a las personas que han optado por la libertad. Mientras más oportunidad tengan los centroamericanos en sus países para velar por sus necesidades y las de sus familias, menores las probabilidades de que alguien que busca trabajo trate de venir a este país ilegalmente.

Al afianzar las democracias de la región, CAFTA reforzará la seguridad de nuestra nación. Hace dos décadas, muchos de los países de CAFTA luchaban contra la pobreza y la dictadura y la lucha civil. Ahora, son democracias que funcionan y no debemos dar por sentados dichos logros. Estas naciones aún enfrentan fuerzas que se oponen a la democracia, procuran limitar la libertad económica y quieren crear problemas entre Estados Unidos y el resto de América. Las pequeñas naciones de CAFTA hacen grandes y valientes compromisos, y CAFTA es una señal de que Estados Unidos los respaldará y apoyará. Al ayudar a las naciones de CAFTA a forjar sociedades libres, las ayudaremos a eliminar el desorden y la inestabilidad en la que subsisten los terroristas y los criminales y narcotraficantes. Y esto hará que nuestro país esté más seguro.

CAFTA es más que una ley sobre el intercambio comercial; es un compromiso entre las naciones amantes de la libertad a promover la paz y prosperidad en toda la región. Como la democracia más antigua del Hemisferio Occidental, Estados Unidos tiene una obligación moral y un interés vital de seguridad nacional de ayudar a las democracias en nuestra región a tener éxito, y CAFTA promueve este objetivo.

Y para garantizar que el siglo XXI sea uno de prosperidad y libertad y seguridad, mi gobierno continuará esforzándose para afianzar la democracia y abrir mercados para las exportaciones estadounidenses en todo el mundo.

Y ahora es un honor para mí invitar a los miembros del Congreso a que me acompañen al promulgar la ley que implementará el Tratado de Libre Comercio con Centroamérica y la República Dominicana. (Aplausos.)

(Se promulgó la ley.) (Aplausos.)

END 11:21 A.M. EDT

[Fin]


Dado a conocer el 3 de agosto de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia