Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Comunicados aprobados por los Países Miembros de la Cumbre de las Américas



Cuarta Cumbre de las Américas
Mar del Plata, Argentina
5 de noviembre de 2005

ÍNDICE

COMUNICADO SOBRE LA SITUACIÓN EN HAITÍ.....................................................1

COMUNICADO SOBRE NICARAGUA...........................................................................2

COMUNICADO SOBRE COLOMBIA .............................................................................3

COMUNICADO SOBRE BOLIVIA ..................................................................................4

COMUNICADO SOBRE LA RONDA DE DESARROLLO DE DOHA..........................5

COMUNICADO SOBRE LA SITUACIÓN EN HAITÍ

NOSOTROS, LOS JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE LOS PAÍSES DEMOCRÁTICOS DE LAS AMÉRICAS, reunidos los días 4 y 5 de noviembre de 2005 en la ciudad de Mar del Plata, Argentina, con ocasión de la Cuarta Cumbre de la Américas, declaramos nuestro firme apoyo al satisfactorio cumplimiento de un proceso electoral libre y justo y a l elección de un gobierno estable y constitucional en Haití, que asumirá sus funciones el 7 de febrero de 2006. Llamamos a todas las partes a redoblar sus esfuerzos en un espíritu de apertura y conciliación;

RECONOCEMOS los desafíos a la seguridad pública y al desarrollo democrático, político, económico y social de Haití, y seguiremos apoyando los esfuerzos hechos por el gobierno de transición de Haití, con la asistencia de la comunidad internacional, para la celebración de elecciones transparentes y lograr la transición política. Del mismo modo elogiamos y respaldamos plenamente los esfuerzos realizados por la Organización de los Estados Americanos (OEA), las Naciones Unidas y los países de la región para asistir a Haití a superar sus crisis recurrentes. En particular, aplaudimos el activo compromiso de los países de la región en Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) y su papel decisivo en la restauración de la estabilidad y el establecimiento de la gobernabilidad democrática pacífica en Haití;

TENIENDO EN CUENTA las prioridades establecidas por el gobierno de transición haitiano, ofrecemos nuestra continua asistencia en áreas decisivas, como la reforma al sector de la seguridad – incluyendo la reconstrucción de la Policía Nacional Haitiana – la reconstrucción económica y social y la reconciliación y reinicio de procesos democráticos, así como la total restauración del sistema judicial. El respeto del estado de derecho y los derechos humanos es esencial para alcanzar esos objetivos;

VEMOS CON BENEPLÁCITO el apoyo de la comunidad internacional donante, y reconocemos la cooperación financiera comprometida en la Conferencia Internacional de Donantes, auspiciada por el Banco Mundial, la Unión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo y las Naciones Unidas en julio de 2004. Resaltamos la necesidad de que se desembolse oportunamente la contribución comprometida de US$1.000 millones para que tenga un impacto mensurable en la vida de los haitianos y en la capacidad del nuevo gobierno para atender las necesidades inmediatas y a largo plazo del pueblo haitiano;

OFRECEMOS nuestro continuo apoyo al Marco Interino de Cooperación, preparado conjuntamente por el gobierno haitiano y la sociedad civil, con la colaboración de la comunidad internacional y al plan bienal de reconstrucción de julio de 2004 a septiembre de 2006, que lo acompaña. Nos comprometemos a trabajar con el nuevo gobierno constitucional para diseñar e implementar una estrategia de largo plazo para el desarrollo de Haití, y

SUBRAYAMOS la importancia de los procesos políticos en curso que conducen al establecimiento de un gobierno democrático y estable en Haití, basado en el respeto del estado de derecho, el crecimiento de instituciones democráticas vigorosas y el restablecimiento de una paz y estabilidad duraderas, elementos clave para la consecución de la prosperidad.

COMUNICADO SOBRE NICARAGUA

NOSOTROS, LOS JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE LOS PAÍSES DEMOCRÁTICOS DE LAS AMÉRICAS, reunidos los días 4 y 5 de noviembre de 2005 en la ciudad de Mar del Plata, Argentina, con ocasión de la Cuarta Cumbre de la Américas,

CONOCIENDO los acontecimientos políticos que han venido desarrollándose en Nicaragua y valorando los recientes acuerdos políticos alcanzados que reafirman la necesidad de la vigencia del estado de derecho y la separación e independencia de los poderes del Estado, elementos esenciales de la democracia representativa;

RECONOCIENDO el papel de primer orden y el compromiso activo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y de su Secretario General, José Miguel Insulza, al dedicar especial atención a la situación de ese país, a fin de garantizar el pleno respeto al ejercicio del régimen democrático;

LLAMAMOS a los poderes públicos y a los actores políticos a dedicar sus mejores esfuerzos y energías en la búsqueda de soluciones a los principales problemas nacionales, por la vía de un diálogo amplio y abierto, e

INSTAMOS a la Secretaría General de la OEA a continuar dando su respaldo en el proceso de diálogo y al desarrollo de comicios electorales libres y justos en Nicaragua.

COMUNICADO SOBRE COLOMBIA

NOSOTROS, LOS JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE LOS PAÍSES DEMOCRÁTICOS DE LAS AMÉRICAS, reunidos los días 4 y 5 de noviembre de 2005, en la ciudad de Mar del Plata, Argentina, con ocasión de la Cuarta Cumbre de la Américas, expresamos nuestro reconocimiento y apoyo a los esfuerzos que se realizan en Colombia para el establecimiento de la paz;

INSTAMOS a los miembros de los grupos armados ilegales a que cumplan a cabalidad con los términos acordados para la desmovilización, desarme y reinserción, tanto colectiva como individual, que se adelantan actualmente en ese país, y

RESALTAMOS el aporte de la Organización de los Estados Americanos (OEA) mediante la Misión de Acompañamiento al Proceso de Paz (MAPP - OEA), y reconocemos el esfuerzo realizado por el Secretario General de este organismo, José Miguel Insulza.

COMUNICADO SOBRE BOLIVIA

NOSOTROS, LOS JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE LOS PAÍSES DEMOCRÁTICOS DE LAS AMÉRICAS, reunidos los días 4 y 5 de noviembre de 2005, en la ciudad de Mar del Plata, Argentina, con ocasión de la Cuarta Cumbre de la Américas, confiamos en la capacidad de la sociedad y la dirigencia política bolivianas para encontrar los mecanismos institucionales dirigidos a encaminar las soluciones políticas adecuadas, respetando el estado de derecho y la legitimidad democrática. Instamos a los actores sociales y políticos a continuar en la búsqueda de los consensos necesarios para consolidar la democracia con pleno respeto a sus instituciones y a los derechos humanos;

ACOMPAÑAMOS las acciones llevadas a cabo por las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos (OEA), así como las Declaraciones oportunamente emitidas por el Grupo de Río, la Cumbre Iberoamericana, la Comunidad Andina y el Grupo de Apoyo a Bolivia, y

COMPROMETEMOS el pleno apoyo de los países de la región a los esfuerzos del Gobierno del Presidente Eduardo Rodríguez Veltzé para celebrar elecciones libres, soberanas y transparentes en diciembre de 2005 con total apego a los términos constitucionales vigentes.

COMUNICADO SOBRE LA RONDA DE DESARROLLO DE DOHA

NOSOTROS, LOS JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO DE LOS PAÍSES DEMOCRÁTICOS DE LAS AMÉRICAS, reunidos los días 4 y 5 de noviembre de 2005 en la ciudad de Mar del Plata, Argentina, aprovechamos esta oportunidad para reconocer la importancia de la fructífera conclusión de la Ronda de Desarrollo de Doha de la Organización Mundial del Comercio. Esta conclusión exitosa constituye un paso importante hacia nuestro objetivo más amplio, que es brindar a nuestros ciudadanos un mayor acceso a la economía mundial, creando prosperidad y elevando los niveles de vida;

RECONOCEMOS que los principales obstáculos al logro de estos objetivos son los subsidios, aranceles y otras barreras que limitan nuestras posibilidades para el crecimiento y el desarrollo;

SABEMOS que una exitosa y ambiciosa Ronda de Doha reducirá o eliminará los aranceles y otras barreras, pondrá fin a los injustos subsidios agrícolas y abrirá los mercados mundiales para los servicios;

RECONOCEMOS el potencial para aliviar la carga de la pobreza, generar trabajo decente y promover la prosperidad y las oportunidades para todos nuestros ciudadanos; trabajaremos para eliminar los subsidios agrícolas que distorsionan el comercio y ponen freno al desarrollo, y para eliminar los aranceles y otros obstáculos para abrir mercados a los agricultores de todo el mundo, y

RECONOCEMOS que el mayor comercio difunde esperanzas y oportunidades para todas nuestras naciones, y estamos decididos a colaborar para llevar a una exitosa conclusión de la Ronda de Desarrollo de Doha de la Organización Mundial del Comercio.

CONFIAMOS que los demás participantes de la Ronda se sumarán a nosotros para asegurar la exitosa conclusión de las negociaciones de la misma.


Dado a conocer el 5 de noviembre de 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia