Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Programa de país relativo a la lucha contra los narcóticos y la aplicación de la ley: Costa Rica

Dirección de Asuntos Internacionales relativos a Narcóticos y la Aplicación de la Ley
Washington, DC

7 de julio de 2005

Desafíos

La situación de Costa Rica, con litoral a ambos lados del istmo centroamericano, hace del país una zona atractiva para el trasbordo de la cocaína y la heroína producidas en Sudamérica, destinadas principalmente a los Estados Unidos. Su atractivo para los traficantes se deriva de lo siguiente: 1) una costa doble; 2) escasez de patrullaje en la carretera panamericana; 3) la permeabilidad de la frontera sur; 4) ausencia de fuerzas militares; y 5) servicio de guardacostas con pocos recursos. El mejoramiento de la capacidad de interdicción terrestre, que resultó en parte de una importante inversión del Gobierno de los Estados Unidos en el cruce fronterizo de Peñas Blancas, un punto natural de paso obligado en la frontera con Nicaragua, ha llevado a los narcotraficantes a utilizar menos las rutas terrestres y a cambiar el lugar de destino de su carga ilícita hacia puntos más al norte por vía marítima y aérea.

Ahora es más probable que los narcotraficantes transporten sus envíos terrestres a través de Costa Rica, en vehículos más pequeños, y no como antes en camiones de carga pesada. Los narcotraficantes utilizan naves rápidas para transportar drogas por el mar Caribe y el Océano Pacífico. La dificultad de lograr la interdicción marítima en las aguas de Costa Rica se intensifica debido a una jurisdicción marítima total que es más de 11 veces mayor que la masa territorial de dicho país. Estas aguas territoriales se utilizan para el trasbordo de drogas ilícitas en lanchas rápidas pequeñas reabastecidas de combustible por naves más grandes que se hacen pasar por barcos de pesca. Los traficantes que utilizan las rutas marítimas hacia el norte siguen usando las carreteras que atraviesan la Zona Económica Exclusiva del Pacífico, situada en Costa Rica, y luego zarpan hacia el Pacífico Oriental.

Metas de los Estados Unidos en materia de lucha contra las drogas

  • Reducir el tráfico de drogas hacia los mercados estadounidenses, limitando la circulación de drogas ilícitas a través de Costa Rica.
  • Mejorar la eficacia del sistema de justicia penal.
  • Reducir la utilización de Costa Rica como centro de lavado de dinero, con el fomento de controles más estrictos y el fortalecimiento de las medidas de aplicación de la ley.
  • Apoyar las iniciativas para localizar y destruir los cultivos de marihuana.
  • Investigar a las organizaciones de alto nivel que se dedican al tráfico de drogas y que funcionan en Costa Rica.

Programas de los Estados Unidos

El Departamento de Estado siguió prestando ayuda al Gobierno de Costa Rica para la aplicación de la ley, centrando sus esfuerzos en la profesionalización del servicio de guardacostas de Costa Rica y en una mayor cooperación con la Policía de Control de Drogas. Hasta junio de 2005, la ayuda del Gobierno de los Estados Unidos incluía repuestos, y capacitación en mantenimiento para los guardacostas, además de equipo y mantenimiento para las instalaciones de Peñas Blancas. La Embajada costeó viajes de oficiales de la policía y de otras fuerzas para que asistieran a conferencias sobre actividades contra las drogas y contra el lavado de dinero; por otra parte, suministró equipo especializado para la unidad de la Policía Judicial que se ocupa de los delitos cibernéticos. La Embajada financió viajes de funcionarios estadounidenses que impartieron cursos de adiestramiento en la Escuela Judicial y suministró equipo adicional para el grupo interinstitucional móvil de aplicación de la ley, así como para el organismo de inmigración de Costa Rica. Los Estados Unidos también aportaron mayor información sobre los movimientos sospechosos del tráfico marítimo y aéreo cerca de Costa Rica.

La Embajada de los Estados Unidos hizo arreglos para que varios fiscales de Costa Rica asistieran a la capacitación contra el terrorismo impartida por el FBI, y también para que algunos fiscales y jueces participaran en intercambios con los Estados Unidos y con otros países contraparte por medio del Programa de Visitantes Internacionales. Con financiamiento del Departamento de Estado, y en coordinación con el Departamento de Justicia, la Embajada organizó y realizó en su sede una serie de sesiones de adiestramiento destinadas a crear un grupo de trabajo interinstitucional para luchar contra la explotación sexual comercial de menores y otras víctimas de la trata de personas. De estas sesiones, ya han salido más de 150 funcionarios adiestrados conjuntamente, 29 instructores costarricenses y una serie de juicios que tuvieron éxito.


  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia