Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

Declaración de prensa

La Casa Blanca, Oficina del Secretario de Prensa; Washington, DC
20 de junio de 2005


Declaración conjunta de colaboración por los Estados Unidos y la Unión Europea para promover la paz, la prosperidad y el progreso en el Oriente Medio



La Casa Blanca, Oficina del Secretario de Prensa


En nuestra cumbre del año pasado en Dromoland, los Estados Unidos y la Unión Europea prometimos nuestro apoyo a los gobiernos y los pueblos del Oriente Medio que han expresado su determinación de enfrentar los desafíos de la modernización, fomentar el progreso político, social y económico, fortalecer la democracia y respetar y promover los derechos humanos. Ofrecimos este apoyo con espíritu de colaboración, respeto y amistad.


Desde entonces, fortalecimos nuestro diálogo sobre nuestras respectivas gestiones para promover el progreso y la estabilidad en el Gran Oriente Medio y el Mediterráneo.


En la cumbre de junio de 2004, reafirmamos nuestro compromiso para lograr una solución justa, global y duradera del conflicto palestino-israelí y nuestra visión común de la coexistencia de dos estados, Palestina e Israel, mediante la creación de un estado palestino independiente, democrático y viable con contigüidad en la Ribera Occidental, que conviva con Israel y sus vecinos en paz y con seguridad.


Desde entonces, hemos sido testigos de la exitosa elección de un nuevo líder por el pueblo palestino. Nos hallamos actualmente en un momento de oportunidad y, con nuestros aliados en la región, debemos aprovecharlo. Para lograr y mantener una paz duradera, reconocemos la importancia de establecer un clima de confianza y colaboración mutuas entre israelíes y palestinos.


Apoyamos la declaración del Cuarteto del 9 de mayo de 2005. Recalcamos la importancia de un retiro total y pacífico de los israelíes de Gaza y de partes de la Ribera Occidental del norte de una manera que concuerde con la guía general. Instamos a las partes a respetar sus compromisos y a abstenerse de tomar medidas unilaterales que pudieran perjudicar los asuntos relacionados con el estatus final. Prometemos asimismo nuestro pleno apoyo a la misión del Enviado Especial del Cuarteto para la Separación en Gaza James Wolfensohn, y colaboraremos con él y con las partes para promover un desarrollo socioeconómico viable.


Apoyamos la celebración de elecciones legislativas multipartidistas libres, imparciales y transparentes en la Ribera Occidental, Gaza y Jerusalén del Este, bajo el escrutinio de observadores internacionales y con total libertad de movimiento para los candidatos y votantes, como otro paso decisivo hacia adelante en el sendero conducente al establecimiento de una Autoridad Palestina reformada y responsable.


Deseamos que el pueblo israelí y el palestino vivan en un entorno seguro y estable. Afirmamos nuestro apoyo a la misión del General William Ward y continuaremos nuestras respectivas gestiones en estrecha coordinación para ayudar a las fuerzas de seguridad palestinas. Como lo exige la guía general, debe ponerse en marcha una acción eficaz contra el terrorismo, el desmantelamiento de la infraestructura terrorista, la suspensión de todas las actividades de asentamiento y el desmantelamiento de puestos de avanzada.


Los Estados Unidos y la Unión Europea comparten el objetivo de paz, seguridad, democracia y prosperidad en el Gran Oriente Medio y la región mediterránea. Somos los principales donantes de asistencia a la región, con cerca de $3.000 millones anuales en subsidios y préstamos de la UE y aproximadamente $2.200 millones en asistencia y garantías de préstamos de los EE.UU.


Mediante nuestras respectivas gestiones, procuramos promover, en estrecha colaboración con nuestros aliados, los derechos humanos y la democracia, un mayor acceso a las oportunidades educativas y económicas por medio de sociedades modernas y abiertas, y una integración más estrecha dentro de la región y con la economía mundial. Nuestra colaboración actual para promover la paz en toda la región ayudará a nuestros socios a beneficiarse plenamente de sus esfuerzos y nuestro apoyo.


Aplaudimos los logros del Proceso de Barcelona que se examinaron en la 7ª Conferencia Ministerial Euromediterránea en Luxemburgo con anticipación a la 10ª reunión de líderes en noviembre, así como la Iniciativa de Alianza entre los EE.UU. y el Oriente Medio emprendida en 2002. Reafirmamos nuestro apoyo a la Iniciativa del Gran Oriente Medio y África del Norte del Grupo de los Ocho. Aplaudimos en particular el establecimiento del Foro para el Futuro y aguardamos con interés la celebración de su próxima reunión en Bahrein en el otoño del presente año.


Hemos dado instrucciones a nuestros respectivos expertos en la región para que intensifiquen su colaboración con el fin de fortalecer nuestro apoyo a la reforma y al desarrollo democrático.


Aplaudimos las elecciones exitosas que se han celebrado recientemente en Afganistán, los territorios palestinos, Iraq y el Líbano.


Si bien se ha logrado un progreso notable en varios países, se enfrentan aún desafíos importantes. Aplaudimos la enmienda a la Constitución egipcia como señal de progreso hacia un gobierno representativo de más amplio alcance e instamos al Gobierno de Egipto a desempeñar un papel de liderazgo mediante la apertura de sus próximas elecciones a los observadores internacionales. En estas elecciones, como en todas las demás, destacamos la importancia de la libertad de expresión, la libertad sindical y el acceso sin restricciones a los medios de comunicación, para todos los candidatos.


Compartimos el objetivo de un Iraq pacífico, unido y estable y seguiremos nuestro empeño de colaboración con este fin. La confirmación del Gobierno Iraquí de Transición después de las exitosas elecciones de enero representa un hito importante en la reconstrucción política de Iraq. Condenamos los actos terroristas de las fuerzas que procuran perturbar la vida del pueblo iraquí y el proceso de transición política.


En dos días, a solicitud del Gobierno Iraquí de Transición, patrocinaremos conjuntamente una conferencia de naciones para expresar el apoyo internacional a la transformación política, la recuperación económica y la reconstrucción de Iraq, y el fortalecimiento del orden público y del estado de derecho, de conformidad con la Resolución 1546 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2004). Hemos trabajado conjuntamente en estrecha colaboración con el fin de prepararnos para este acontecimiento tan importante y nos mantendremos firmes en este empeño en las actividades de seguimiento de la Conferencia. Al colaborar con las autoridades iraquíes, las Naciones Unidas y otros actores pertinentes, procuraremos contribuir al proceso constitucional y apoyar las elecciones que tendrán lugar basándose en la nueva Constitución.


Reconocemos el retiro del Líbano del personal militar sirio como un primer paso hacia adelante en el cumplimiento por parte de Siria de la Resolución 1559 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Seguimos insistiendo que la Resolución 1559 debe aplicarse en su totalidad, incluido el desarme de todas las milicias, el retiro pleno y total de los agentes de inteligencia sirios, así como el fin a la injerencia en los asuntos internos del Líbano. Reafirmamos nuestro apoyo total al empeño de las Naciones Unidas en lograr estos fines.


Instamos a todas las partes a cooperar plenamente con la comisión internacional independiente de investigación del asesinato del ex Primer Ministro libanés Rafiq Hariri, establecida por la Resolución 1595 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (2005).


Aplaudimos los acontecimientos que han tenido lugar este año en el Líbano en apoyo del proceso democrático, incluidas las elecciones recientes. Reconocemos las dificultades inherentes que enfrenta el nuevo Gobierno y mantenemos nuestro compromiso de trabajar con el pueblo del Líbano con el fin de fortalecer las instituciones democráticas y promover la paz y estabilidad.


Una vez que el Gobierno libanés haya definido su programa de reformas y si éste así lo solicitara, consideraremos la posibilidad de convocar una conferencia internacional con el fin de consolidar el apoyo al pueblo libanés y al nuevo Gobierno.



[Fin]

Dado a conocer el August 11, 2005
  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia