Skip Links
U.S. Department of State
PortadaContáctenosEnvíe esta páginaFOIAAnuncio de privacidadArchivoEnglish
U.S. Department of State
Secretario de Estado Colin L. PowellAcerca del Departamento de EstadoApoyo Internacional a los NegociosAsuntos del Hemisferio OccidentalTemas InternacionalesVisasMas Información sobre ViajesEn Otras Noticias
Departamento de Estado de los Estados Unidos
   

13 de febrero de 2003

Lea todo el informe en inglés.

13 de febrero de 2003

Este informe recopilado por el Departamento de Estado para el Congreso de los Estados Unidos proporciona información sobre los objetivos de la política estadounidense en Colombia, incluidos los criterios aplicados para determinar el progreso en nuestra política, la reducción prevista del volumen de cocaína y heroína que entra a los EE.UU. y la misión y los objetivos de las Fuerzas Armadas y del personal de contratistas civiles estadounidenses, como lo requieren los Administradores por parte de la Cámara de Representantes en el Informe 107-593 de la Conferencia. El Departamento de Estado envió el informe al Congreso el 3 de diciembre de 2002.

Sección 1:
La política estadounidense con respecto a Colombia y sus objetivos, costos financieros previstos y cronograma de ejecución. La política de los Estados Unidos consiste en apoyar los esfuerzos del Gobierno de Colombia para fortalecer sus instituciones democráticas, promover el respeto de los derechos humanos y el estado de derecho, fomentar el desarrollo socioeconómico y atender las necesidades humanitarias urgentes, así como eliminar las amenazas que representan el narcotráfico y el terrorismo para la democracia.

Antes de pasar a examinar los objetivos de la política, el informe explica la importancia que tiene Colombia para los Estados Unidos, los desafíos que afronta y su respuesta a los mismos.

El informe describe cómo el Gobierno de Colombia, siguiendo instrucciones del Presidente Uribe, está próximo a finalizar una estrategia general de seguridad nacional, que comprende compromisos para respetar los derechos humanos, asignar más recursos a las Fuerzas Armadas de Colombia, intensificar los esfuerzos de lucha contra el narcotráfico y reformar la ley de servicio militar obligatorio para hacer que el servicio militar sea universal y más equitativo.

Con el fin de ayudar a Colombia a alcanzar estas metas, los objetivos estadounidenses incluirán programas para realizar lo siguiente:
--Continuar la ayuda para combatir el tráfico ilícito de drogas y el terrorismo; defender los derechos humanos; promover iniciativas de desarrollo económico, social y alternativo; reformar y fortalecer la administración de justicia; y ayudar a las personas internamente desplazadas.
--Fomentar el desarrollo institucional, la profesionalización y la expansión de las fuerzas de seguridad colombianas.
--Reducir considerablemente la producción y el tráfico de cocaína y heroína procedentes de Colombia mediante el fortalecimiento de los programas de lucha contra las drogas.
--Mejorar la capacidad en materia de lucha contra el terrorismo, proporcionando asesoramiento, asistencia, adiestramiento y equipo, así como apoyo de inteligencia.
--Promover el crecimiento y el desarrollo mediante el apoyo de políticas de mercado y la aplicación del acuerdo del Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) y la Ley de Preferencias Comerciales Andinas (ATPA), así como la Ley de Promoción Comercial y Erradicación de la Droga en los Andes (ATPDEA).

El informe indica también que, si bien queda todavía mucho por hacer, la ayuda de los Estados Unidos al “Plan Colombia” ha producido un progreso considerable hasta la fecha y ofrece una reseña general de esos logros. Asimismo, subraya que la preocupación por los derechos humanos continúa siendo un elemento fundamental de nuestra política con respecto a Colombia.

Al tratar de los costos financieros previstos, el informe describe los fondos ya autorizados por el Congreso y nuestra solicitud para el ejercicio de 2003. Asimismo, el informe subraya el carácter prolongado y persistente del conflicto y la necesidad del apoyo financiero de los Estados Unidos para ayudar a Colombia a lograr sus objetivos, subrayando que se trata de un compromiso a largo plazo.

Se ofrecen amplios detalles sobre los esfuerzos iniciales del gobierno del Presidente Uribe para aumentar los recursos disponibles, sobre todo, para las fuerzas de seguridad, así como las contribuciones de la comunidad internacional.

Sección 2:
Criterios de referencia específicos para medir el progreso alcanzado. Por lo general, el éxito de nuestros programas se medirá por las mejoras logradas en todas las facetas de la vida colombiana y en la reducción del cultivo de plantas utilizables para la producción de drogas ilícitas y el terrorismo. Entre otros, se ofrecen los siguientes criterios de referencia específicos:
--Reducción considerable del cultivo y de la producción de coca y amapola y reducción correspondiente de los beneficios financieros que esto proporciona a los grupos terroristas.
--Aumentos importantes de los recursos (financieros y humanos) destinados por el Gobierno de Colombia a las fuerzas de seguridad.
--Continuo progreso de las Fuerzas Armadas de Colombia en lo que respecta a proteger los derechos humanos, terminar la colusión militar-paramilitar y reducir el número total de muertes violentas de civiles.
--Expansión de los programas de desarrollo alternativo en zonas del noroeste de Putumayo para aumentar las oportunidades de empleo e ingreso legales.
--Fortalecimiento de la jurisdicción del sistema de justicia penal civil con respecto al personal militar acusado de violaciones de los derechos humanos.
--Importante reducción de los envíos de armas ilegales con destino a Colombia o desde ese país.
--Mayor eficiencia, expedición y cobertura del sistema de justicia penal de Colombia.

Sección 3:
La reducción prevista, en su caso, del volumen de cocaína y heroína que entra a los Estados Unidos. De acuerdo con el informe, si se mantienen los programas actuales, se podrán alcanzar o superar las metas originales del Plan Colombia de reducir el cultivo de coca en Colombia en un 50% para finales del año 2005. El compromiso del Presidente Uribe se ha demostrado por su llamamiento a la erradicación total del cultivo de coca a finales de su mandato en el año 2006. Si bien resulta difícil hacer predicciones, las consecuencias para las importaciones de cocaína y heroína en los Estados Unidos y la reducción de los lucros para organizaciones terroristas designadas podrían ser espectaculares.

Sección 4:
La misión y los objetivos del personal de las Fuerzas Armadas y los contratistas civiles estadounidenses en Colombia y las amenazas contra su seguridad. El personal militar y los contratistas civiles individuales estadounidenses en Colombia han emprendido actividades para ejecutar ciertos aspectos específicos de los programas descritos en el informe. En éste se describen los programas en los que participan y los riesgos que afrontan. El Gobierno de los Estados Unidos y las propias personas comprenden bien los peligros que corren.

El informe indica que hasta la fecha hemos tenido suerte, pero que no podrá descartarse la incidencia de ciertas bajas como consecuencia de nuestra participación en Colombia. Podrían producirse bajas a raíz de un ataque directo perpetrado por organizaciones de narcotraficantes o terroristas o como resultado de actos de violencia no dirigidos específicamente contra el personal estadounidense.

  
FirstGov
Este sitio es administrado por la Dirección de Asuntos Públicos del Departamento de Estado.
Enlaces a otros sitios en el internet no constituye un respaldo a las opiniones contenidas en ellos.
Informacion sobre Derecho de Autor | Advertencia